!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Por Rubén Iñiguez
No es un cuerpo militar, pero tampoco es un cuerpo policiaco; tiene un mando militar, pero los soldados y marinos agregados han conservado sus nombramientos en la SEDENA y SEMAR, es un cuerpo militarizado convertido a policía, pero se le encargan misiones alejadas de las zonas de control del narcotráfico y no se vigilan los dominios del hampa.
Vigilan el Metro de la Ciudad de México, y los Hospitales destinados al COVID-19, algo que perfectamente podría hacer la policía municipal en muchas ciudades. Su tarea ya no integra la confrontación con los delincuentes organizados, con las comunidades de narco-cultura. Su función parece la de una Guardia Civil, como la Española, pero su formación es diferente.
La Guardia Civil de España nace para ser policía, que se hace operar con disciplina militar, pero es básicamente policía. En México se improvisa que los militares hagan las veces de policías, y ahora les amplían el campo a averiguar delitos del orden común. Incluso operaciones encubiertas, que pueden ser debatidas en su procedencia al consignar un sujeto.
Se ha creado un organismo que se ubica en forma caprichosa en el país. Aparece en Cancún, pero poco se ve en otras ciudades. Y particularmente se les aleja de las zonas calientes.
El cambio de orientación de este gobierno fue paralizar la guerra contra el narco, y de hecho han disminuido las confrontaciones y en ocasiones de encuentros, la Guardia Nacional se retira.
Se ha creado un gran órgano militar-policiaco, pero su justificación no se comprende. De hecho, su funcionamiento es irregular en lo administrativo. Se supone que un elemento de la Guardia Nacional gana 19 mil pesos mensuales, con un presupuesto de 3.8 mil millones de pesos. Pero si actualmente tienen 72 mil elementos, sumando su mes de aguinaldo, las cuentas no resultan ya que el presupuesto se consume tan sólo en salarios. Les quedan mil millones de pesos para comprar camionetas y uniformes diferentes.
Los Soldados y Marinos, reciben un sobresueldo que los nivela a lo que reciben sus compañeros que forman parte de las fuerzas armadas y de las cuales fueron comisionados a la GN.
Se supone que la Guardia Nacional no es un organismo militar, ya que de serlo crea problemas jurisdiccionales. Pero si lograra obtener un funcionamiento aceptable para la sociedad, su crecimiento en números de reclutamiento, sería sobre la disminución de los órganos de seguridad de los estados o de los municipios. Su carencia de instalaciones, su creación más política que formal y real, no ha considerado que la improvisación no es adecuada en un cuerpo de seguridad.
Como ente policiaco, es demasiado pensar en la Guardia Nacional para enfrentar a un ladronzuelo, pero es demasiado poco si se trata de detener el control de los convoyes armados de los carteles poderosos. Básicamente todo es un engaño, como acostumbra la 4T.
Los soldados y marinos, trabajaban en asuntos de la seguridad local, estatal y nacional. Les cambiaron el uniforme, para seguir haciendo lo mismo. Ciertamente hay estados como Hidalgo, Oaxaca, Guerrero o Ecatepec, Estado de México; en qué los ciudadanos son capaces de incendiar un hospital por creer que esparce o fomenta el COVID-19.
De hecho una simple sanitización, considerada por sus criterios supersticiosos- masivos, se convierte en una amenaza que moviliza a una población dada a los linchamientos. Indudablemente ahí se hace necesaria una presencia disuasiva que muchos municipios no tienen.
Pudieron hacerla con militares en el Plan DNIII, pero se trata de darle gusto al presidente Andrés Manuel López Obrador. Tal vez la guerra de Calderón y la continuación de Peña Nieto, no eran tan eficaces y si de alto riesgo, pero la cantidad de detenidos, de muertos de las fuerzas delictivas por resistencia armada, o agresión a los militares atrajo reacciones de exterminio y de uso de fuerza letal, porque un Ejército es lo que porta, conserva y desarrolla.
Con la Guardia Nacional, dudo en llamarlos policías, pero tampoco son exactamente soldados. Su vulnerabilidad ante el COVID-19 evidenció improvisación, falta de equipos adecuados, entrenamiento ante esta emergencia, y finalmente un olímpico desconocimiento del riesgo de contagio.
El arsenal de la Guardia Nacional guardó pertrechos y coronavirus, sin que los mandos tuvieran una idea del riesgo de su personal, que hasta contagiarse, como sucedió en Puerto Vallarta, pusieron la señal de alerta; tarde, como se hace a la mexicana…
No han tenido logros, en más de un año de existencia. Podrá ser el cuerpo favorito del presidente, que muestra así su fobia a los mandos tradicionales del instituto armado. Además Alfonso Durazo, se ha visto cada día más disminuido en su efectividad. La vergüenza del fallido operativo contra Ovidio Guzmán, cobró a Durazo, un papel más discreto y secundario.
El presidente los hace madrugar para informarle antes de cada mañanera, y reúne a su gabinete de seguridad. Pero los casi 40 mil muertos del gobierno de la 4T demuestran que no hay una actividad o una iniciativa combativa al delito, función que se supone de un cuerpo grande como es la Guardia Nacional.
Los operativos se acabaron, y las cifras de incautación de drogas son reducidas, nada de que jactarse. Los detenidos por huachicol, que se supone exterminado hasta un 94% no se ven por ninguna parte. De hecho, este renglón golpea a Pemex duramente, porque en la medida en que se encarece el combustible por los impuestos, se vuelve más atractivo el adquirirlo en el mercado negro del huachicol.
En resumen, los homicidios siguen sin que se adopten estrategias de seguridad del gabinete especializado. Las cifras de muertos se siguen desbordando, incluso más que la propia letalidad del COVID-19. A pesar de ello, no se ha visto una planificación exitosa, el rescate de comunidades sometidas al dominio y cobro de plaza y control del narco, y la delincuencia común sigue escalando, los robos a mano armada, para despojo de vehículos, son habituales. Son temas del café de la mañana, “Ya vieron lo que le pasó a fulanito cuando salía de su casa, ya lo estaban esperando… o los motoratones armados”
¿De qué sirve que el Secretario de la Defensa y el mando de la Guardia Nacional se levanten en la madrugada, si de sus reflexiones nada sucede? Si el país parece perder la gobernabilidad por el vacío de autoridad.
Los transportistas de carga, repetidamente denuncian la inseguridad, presentan cifras de miedo, pero ninguna autoridad resuelve el cambio. Lo caminos han vuelto a ser zonas de robo, violación de pasajeros en los autobuses, y de crímenes a los trabajadores del transporte de carga.
Ciertamente la desaparición de la Policía Federal, por la sospecha de corrupción podría haber dado lugar a una depuración estricta y de confianza, pero este organismo se enfrentaba más en diversas instancias a los delincuentes. Por lo tanto, la Guardia Nacional, no ha podido siquiera llenar el hueco de esta corporación desaparecida.
Nadie quiere que falle la estrategia de seguridad, pero hasta hoy no hay un solo resultado positivo y contundente. Se culpará a los neoliberales, a los críticos que instigan el fracaso de la 4T. En realidad, están fracasando solos, porque no tienen rumbo, ni una estrategia adecuada que nos permita establecer éxitos, aciertos, desde el punto de vista de ganancia de seguridad.
Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coyuntura

A decir verdad- Economía mexicana en tiempo real: Cifras ajenas al presidente

Avatar

Publicado

el

Por Rubén Iñiguez*

Los mexicanos quieren saber en tiempo real como está nuestra economía. Desde antes del Covid-19, por lo que los indicadores demostraron la caída terrible de la actividad económica y la estatización preferencial para PEMEX y CFE.

Para ello, recurriremos a BBVA Reseach, así como a las observaciones de Carlos Urzúa, un economista experimentado que renunció al gabinete de AMLO, en la titularidad de la Secretaría de Hacienda, el primero de julio del año pasado.

*Pérdida de empleo.* Hay una caída del 92.4% de los empleos formales hasta con dos salarios mínimos. Adicionalmente 9.9 mil patrones formales bajaron las cortinas de sus negocios en los meses de abril y mayo de este año. La situación agravada por el Covid-19 muestra que las empresas que se dieron de baja como patrones ante el padrón del IMSS eran principalmente micro empresas.

La tasa de cierre de empresas está en ascenso en el segundo trimestre del año. La situación es tan grave que 600 mil empresas en este momento están paralizadas. Los analistas de BBVA indican que el gobierno de la 4T no está tomando medidas al respecto. Las políticas anti cíclicas, que se deben aplicar en este periodo tan malo, son paliadas con discursos en que los datos se reducen a una tercera parte de la realidad. Ese ocultamiento de información es una forma de engaño por parte del Presidente López Obrador.

Otro dato doloroso es que 11.8 mil personas que desarrollaban trabajo en el sector informal pasaron con el descenso del PIB a la desocupación. (Tianguistas, comerciantes semifijos, prestadores de servicios ambulantes).

*Consumo.* Se observa la caída de dos dígitos en las cifras de consumo, los mexicanos no están comprando como antes. Las compras actuales son de alimentos y de comercio electrónico, en tanto que los servicios, están en serios problemas.

*Condiciones del Gobierno.* La entrevista del catedrático Carlos Urzúa, ex secretario de Hacienda de la 4T, evidenció que la recaudación fiscal de México, está hundida por la disminución de empresas, la incertidumbre que hostiliza a la inversión y las condenas al sector privado.

Raquel Buenrostro, titular del SAT, alardea de que los grandes empresarios como Walmart, están pagando sus cuentas de impuestos sin descuentos. -Aunque no se descarta que se hayan llegado a acuerdos recaudatorios bajo la mesa- pero su recuperación es solo del 14% del gasto público.

Es decir, Don Carlos plantea que se necesita un mínimo de un 20% de recaudación para que el gobierno sea viable. La falta de inversión extranjera – como es el caso de Constellation Brands- así como el ataque en el sector energético, a los generadores de energía limpia siguen pesando.

En resumen, el gobierno no tiene dinero, y está empeñado en rescatar a la insolvente paraestatal PEMEX, al Tren Maya y al Aeropuerto de Santa Lucía. Los déficits de dependencias oficiales, la desaparición de organismos, se basan en la crisis financiera oficial, por ello se mira ahora a las AFORES de los ahorradores mexicanos, para planear su dilapidación, con el objetivo de financiar al gobierno de Andrés Manuel. _BBVA estima que la recuperación económica llegará (si el gobierno de la 4T toma las decisiones correctas guiado por Banxico) será hasta el año 2025._

*Descenso del PIB.* BBVA lo coloca con escenario bajo y adverso de -12% (superior a la estimación del FMI que era de -10.5%). Esto sin medir el impacto que ha provocado el Covid-19, que podría llegar hasta un -16%. Catastrófico sin duda.

Esto supone un viraje total de la manera en que se ha manejado la economía en este sexenio. AMLO lleva dos años en la misma tónica de incertidumbre y error.

López Obrador, habló de cifras aproximadas a los 500 mil casos de desempleo en el país, sin embargo, se estima un porcentaje mayor a un millón quinientos mil casos de desempleos en México. Evidenció que nuevamente busca ofertar optimismo, pero la situación dista de ser tranquilizadora, y parece más confiable la información de las instituciones financieras y bancarias, que las propias cifras oficiales del gobierno federal “pues parecen traer otros datos”.

Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

Indicador Político- CJNG: droga o narco-Estado como las FARC; El Mencho sólo es un matón

Avatar

Publicado

el


Carlos Ramírez*

Las amenazas del presidente Donald Trump de caracterizar cárteles mexicanos del crimen organizado como terroristas ha tenido detrás un expediente de inteligencia contra el Cártel Jalisco Nueva Generación y contra el Cártel de El Chapo. Estas organizaciones criminales transnacionales mexicanas que operan de manera masiva dentro de los EE UU estarían llegando a ser grupos con propósitos políticos como la narcoguerrilla de las FARC colombianas.

La Operación Python de la DEA en marzo arrestó a más de 600 efectivos del CJNG, pero esa ofensiva antinarcóticos ya cruzó la frontera sur y está en México. Algunos expertos en análisis de seguridad señalan que en los EE UU tienen la impresión de que la estrategia mexicana de seguridad publica –que ya no busca desmantelar y descabezarlos principales cárteles— ha permitido la expansión del narco hacia territorio estadunidense.

Los expedientes sobre el CJNG y su líder Nemesio Oseguera Cervantes están acotados y se carece de información de inteligencia sobre su evolución y reforzamiento directivo. La versión de que El Mencho está enfermo, retirado o muerto no ha sido corroborada, tampoco se tienen datos de la reorganización de la élite dirigente del grupo, salvo algunos nombres más o menos conocidos.

La versión no oficial es que hay nuevas cabezas dirigentes en el cártel y con mayor capacidad de análisis político.

A pesar de esa presunta debilidad del CJNG por la falta de atención de tiempo completo por parte de El Mencho, el cártel no ha detenido su fase de expansión violenta en toda la república y en los EE UU. Pero lo que más ha llamado la atención ha sido el uso de algunas técnicas de violencia que se salen del marco de referencia de una banda delictiva que lucha por control de plazas territoriales. No es lo mismo atentar contra un jefe policiaco local que se niega a colaborar en un espacio territorial menor, que intentar asesinar al secretario de Seguridad de la capital de la república gobernada por una de las preferidas políticas del presiente López Obrador o amenazar el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, sólo por “no estar jalando”, como si el poder de fuerza del CJNG necesitara de tan altos funcionarios en zonas donde los nervios del grupo en realidad operan sin freno y extendiéndose. Es decir, no necesitan de un pacto con esas altas autoridades. Por tanto, amenazas y agresiones tienen otro objetivo.

Las tácticas del atentado contra el jefe Omar García Harfuch o las amenazas contra el gobernador Alfaro y varios miembros del gabinete son propias de organizaciones políticas, no criminales. El cumplimiento de las amenazas contra esos dos altos funcionarios hubiera conducido a una operación gubernamental de exterminio contra el grupo criminal. Y si bien la capacidad de fuego del CJNG es superior a las policías locales, la Guardia Nacional con el apoyo de las fuerzas armadas podría casi aplastarlo como respuesta.

El atentado contra el jefe policiaco del gobierno de CDMX alertó más a las organizaciones estadunidenses de inteligencia y seguridad nacional, porque en los EE UU hay una recompensa de 10 millones de dólares por El Mencho. En la comunidad de inteligencia de Washington no les preocupa Harfuch porque no es un cuadro que hayan entrenado ni que participe en los enlaces bilaterales, sino que llamó su atención que el CJNG haya pasado a técnicas de guerra que también pudiera aplicar dentro del territorio estadunidense donde el cártel de El Mencho está siendo acotado por la policía.

La presión estadunidense sobre el gobierno mexicano por el CJNG El Mencho va a seguir creciendo porque esa organización criminal pudiera llevar su guerraa las calles de los EE UU. En la lógica analítica estadunidense están procesando la información del CJNG con elementos de un reacomodo en la dirección operativa del grupo criminal a partir de sus operaciones: pasar de lucha contra cárteles menores locales a provocaciones contra el Estado amenazando a secretarios del gabinete presidencial y atentando contra el jefe de la policía de la capital de la república. La dimensión de esos operativos contra figuras del Estado en su primer nivel rebasa la capacidad de El Mencho y conduce a decisiones de disputas por el poder con el Estado que requerirían de reflexiones más de guerrilla anti Estado que de criminales.

-0-

Política para dummies: La política en esencia es actividad de pensamiento estratégico y enfoques de inteligencia.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

Indicador Político- El gobiernista El País viene otra vez a México a vender espejitos

Avatar

Publicado

el


Carlos Ramírez

Luego de haber fracasado como modelo de negocios asociado a connotados miembros del grupo mexiquense de Enrique Peña Nieto, ahora el periódico español El País anuncia una segunda incursión en México para vender otra vez espejitos de periodismo.

El periodismo de El País nació del centro del falangismo franquista español con el empresario Jesús Polanco, pero ha derivado en una empresa comunicacional servicio del gobierno en turno, sea de izquierda o derecha, porque las finanzas del imperio Prisa han dependido de los fondos públicos: en la presidencia del conservador Mariano Rajoy fue la vicepresidenta del gobierno Soraya Sáenz de Santamaría el poder dentro de El País y hoy es el asesor del gobierno socialdemócrata de Pedro Sánchez, Iván Redondo, el que toma las decisiones.

En este sentido, el periódico El País no es la catedral del periodismo en castellano, sino apenas una capilla del poder político de España. Por la crisis económica el accionista principal es el fondo buitre Amber Capital. Y para que no haya duda de los poderes reales detrás de El País, el presidente no ejecutivo de Prisa (un cargo más bien simbólico, que refleja la crisis de propiedad y de poderes dentro del consorcio) es Javier Monzón, quien a la vez es consejero del Banco Santander, propiedad de Ana Botín, lo que implica que el dominio accionista de El Paísrevela poderosos intereses financieros españoles.

El reciente cambio de la directora Soledad Gallego Díaz por Javier Moreno, que ya fue director, ha sido calificado por el periódico El Español como indicio de una crisis laboral en el diario por el desplome de circulación y publicidad, pero también por el reacomodo de grupos de poder. El sitio El Confidencial ha contado la historia de como el asesor Redondo, operador del presidente Sánchez, quiere el total control del periódico El País.

Todo el tinglado alrededor de El País tiene que ver con el hecho de que el consorcio Prisa fue construido por el falangista Jesús Polanco para entregarlo de manera simbólica a los gobiernos de la transición como un periódico progresista, Sean del Partido Popular o del PSOE, los operadores de El País usan el periódico como diario oficialdel gobierno en turno,

En este contexto, El País tuvo una edición en México en alianza con el empresario mexiquense Roberto Alcántara, operador del presidente Peña Nieto. La victoria de López Obrador obligó a El País a cerrar su edición impresa y quedarse en digital. Hoy El País amplía su redacción en América y vuelve a poner su edición local, El País México, sólo que ahora digital por el alto costo de la impresa. Para ello ha armado una redacción numerosa y ha comenzado a contratar columnistas y articulistas mexicanos.

La estrategia de El País ha comenzado con la contratación de colaboradores del sector crítico al gobierno de López Obrador, pero también está jalando a algunos aliados, como el periodista Jorge Zepeda Paterson en una función simbólica de consejero del Príncipe desde sus artículos. Por ahora, la presencia de El País ha estado ocupando los espacios de información, análisis y reportajes que antes tenían los medios mexicanos, pero ahora en situación crítica por el desplome de la publicad gubernamental y dependiendo sólo de articulistas y columnistas críticos.

El periódico El Pañis ha explotado mucho su vertiente de diario de la transición democrática española, aunque nació un par de años antes de la muerte de Franco. La aparición de El Pañis fue avalada por el propio Franco y por su ministro de Gobernación, el conservador Manuel Fraga Iribarne. Por posición ideológica, El País ocupó con recursos el espacio abierto con sacrificios, represiones y cárcel por otros periodistas críticos al franquismo. En enfoque político, El País ha quedado en el espacio de centro, inclusive en el lado derecho de la socialdemocracia europea y el lado izquierdo del conservadurismo. Sin embargo, su oficialismo ha sido evidente en los periodos del largo reinado del PSOE de Felipe González, aunque con buenas relaciones con el PP de Rajoy y el control político del diario por la vicepresidenta Sáenz de Santamaría.

Más que una propuesta de periodismo político progresista, El País en México ha sido un mecanismo de venta de espejitos. En España El País es el diario oficial del gobierno en turno, sea de derecha o de izquierda.

-0-

Política para dummies: La política es el arte de vender espejitos en avances históricos de conquista.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia