A Fondo Jalisco
Image default
Horacio Villaseñor Manzanedo La Aldea

¡A sufrir, por lo menos, otros tres años!

Horacio Villaseñor Manzanedo

Creer que MC ganó porque es el mejor, es idiota. Guadalajara está peor que nunca, aun así, ganó MC, no porque haya gobernado bien en el área metropolitana, mucho menos porque la gente le haya dado una segunda oportunidad, ganó porque los candidatos de MORENA fueron muy mal elegidos y eran peores que los de MC. La gente votó por MC porque más vale malo por conocido que “malísimo” por comprobar. En el Área Metropolitana de Guadalajara, los “gobiernos” no gobiernan, la “función pública” no funciona y los “servidores públicos” no sirven, no tienen la capacidad directiva que se requiere para lograr ayuntamientos confiables. Antes se decía que tres años era poco tiempo para que un Ayuntamiento solucionara los problemas de un municipio, esa creencia fue un gravísimo error que llevó a que legisladores que no saben ni entienden la lógica de una administración gubernamental, aprobaran tontamente la reelección de los alcaldes, que solo ha servido para comprobar que cuando no pueden, cuando están “limitaditos”, ni seis años son suficientes y seguramente, ni doce ni veinticuatro lo serán porque quien no soluciona los problemas relevantes, durante el primer año, nunca podrá. Los gobiernos y las administraciones públicas municipales deben reconstruirse, entendiendo que no funcionan, no solucionan nada importante, porque su problema nada tiene que ver con la falta de dinero, ni con la falta de transparencia, ni con la falta de rendición de cuentas, ni con la falta de gobernanza, mucho menos con la falta de un sistema anticorrupción. Lo que falta es inteligencia, capacidad institucional que solo se obtiene con directivos públicos que saben qué es y pueden generar valor público. Equipos directivos con la preparación suficiente para enfrentar el gran reto que es gobernar, reto que inicia con la capacidad para gobernar al gobierno. En un gobierno sin jefes que controlen, dirijan, orienten, supervisen y sancionen las fallas de sus subordinados, son gobiernos donde todos son jefes, hasta el que te recoge la basura, en consecuencia, todos hacen lo que se les antoja, desean, creen que es lo mejor para ellos y sienten deben hacer, de allí que son gobiernos que no gobiernan, ni funcionan, ni sirven a la sociedad. Hablar de estrategias o acciones estratégicas en un gobierno donde nadie hace caso, es una vacilada, una ridiculez, sin embargo, nadie hará caso si su jefe no sabe derecho administrativo ni tiene experiencia en dirección de equipos gubernamentales, jefes que no saben cómo operar viablemente para lograr lo único que deben lograr, solucionar los viejos problemas con los que la sociedad lidia día a día, como la inseguridad, la falta de agua potable y drenaje suficiente, la inmovilidad urbana, la insalubridad, etc., tampoco saben qué hacer para resolver esos problemas públicos en un contexto de pluralidad, cómo se negocian, cómo se definen, cómo se actúa sobre ellos y cómo se solucionan, cómo crear las condiciones para que el aparato administrativo y los que toman decisiones y crean políticas públicas sean capaces de aprender, actuar, resolver y rendir cuentas, en el entendido de que lo importante es solucionar los problemas de hoy, hoy o mañana, y hacer lo que se debe hacer prospectivamente para evitar, en lo posible, surjan nuevos y graves problemas que no puedan resolverse rápidamente. Si en los ayuntamientos, todos hacen lo que se les antoja ¿por qué en la ciudad, en la metrópoli, la gente y la delincuencia no harían también lo que desee? ¡A sufrir, por lo menos, otros tres años! Ni hablar.      

 

Temas relacionados

Con tanto tonto, jamás habrá valor público

Horacio Villaseñor

Colapsa Ahualulco de Mercado demográfica y ecológicamente por monocultivos

Staff A Fondo

Opinión•Guadalajara en 2022, no mejorará nada

Horacio Villaseñor

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies