Connect with us

Publicado

el

Horacio Villaseñor Manzanedo

Creer que MC ganó porque es el mejor, es idiota. Guadalajara está peor que nunca, aun así, ganó MC, no porque haya gobernado bien en el área metropolitana, mucho menos porque la gente le haya dado una segunda oportunidad, ganó porque los candidatos de MORENA fueron muy mal elegidos y eran peores que los de MC. La gente votó por MC porque más vale malo por conocido que “malísimo” por comprobar. En el Área Metropolitana de Guadalajara, los “gobiernos” no gobiernan, la “función pública” no funciona y los “servidores públicos” no sirven, no tienen la capacidad directiva que se requiere para lograr ayuntamientos confiables. Antes se decía que tres años era poco tiempo para que un Ayuntamiento solucionara los problemas de un municipio, esa creencia fue un gravísimo error que llevó a que legisladores que no saben ni entienden la lógica de una administración gubernamental, aprobaran tontamente la reelección de los alcaldes, que solo ha servido para comprobar que cuando no pueden, cuando están “limitaditos”, ni seis años son suficientes y seguramente, ni doce ni veinticuatro lo serán porque quien no soluciona los problemas relevantes, durante el primer año, nunca podrá. Los gobiernos y las administraciones públicas municipales deben reconstruirse, entendiendo que no funcionan, no solucionan nada importante, porque su problema nada tiene que ver con la falta de dinero, ni con la falta de transparencia, ni con la falta de rendición de cuentas, ni con la falta de gobernanza, mucho menos con la falta de un sistema anticorrupción. Lo que falta es inteligencia, capacidad institucional que solo se obtiene con directivos públicos que saben qué es y pueden generar valor público. Equipos directivos con la preparación suficiente para enfrentar el gran reto que es gobernar, reto que inicia con la capacidad para gobernar al gobierno. En un gobierno sin jefes que controlen, dirijan, orienten, supervisen y sancionen las fallas de sus subordinados, son gobiernos donde todos son jefes, hasta el que te recoge la basura, en consecuencia, todos hacen lo que se les antoja, desean, creen que es lo mejor para ellos y sienten deben hacer, de allí que son gobiernos que no gobiernan, ni funcionan, ni sirven a la sociedad. Hablar de estrategias o acciones estratégicas en un gobierno donde nadie hace caso, es una vacilada, una ridiculez, sin embargo, nadie hará caso si su jefe no sabe derecho administrativo ni tiene experiencia en dirección de equipos gubernamentales, jefes que no saben cómo operar viablemente para lograr lo único que deben lograr, solucionar los viejos problemas con los que la sociedad lidia día a día, como la inseguridad, la falta de agua potable y drenaje suficiente, la inmovilidad urbana, la insalubridad, etc., tampoco saben qué hacer para resolver esos problemas públicos en un contexto de pluralidad, cómo se negocian, cómo se definen, cómo se actúa sobre ellos y cómo se solucionan, cómo crear las condiciones para que el aparato administrativo y los que toman decisiones y crean políticas públicas sean capaces de aprender, actuar, resolver y rendir cuentas, en el entendido de que lo importante es solucionar los problemas de hoy, hoy o mañana, y hacer lo que se debe hacer prospectivamente para evitar, en lo posible, surjan nuevos y graves problemas que no puedan resolverse rápidamente. Si en los ayuntamientos, todos hacen lo que se les antoja ¿por qué en la ciudad, en la metrópoli, la gente y la delincuencia no harían también lo que desee? ¡A sufrir, por lo menos, otros tres años! Ni hablar.      

 

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Torres Espinoza

¿Regresar a clases?

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza

En México no hay una ‘tercera ola’ [en Europa, sí: una ‘ola’ representa gráficamente a una ‘campana’: tendencia de ascenso, punto límite y descenso], lo que existe en nuestro país es apenas una ‘segunda ola’. Efectivamente, las condiciones epidemiológicas de la ‘primera ola’ con respecto a la ‘segunda ola’, son muy diferentes, básicamente por lo siguiente. En la ‘primera ola’: i) no había vacuna disponible; ii) la incidencia de contagios crecía de manera directamente proporcional a la incidencia de hospitalizaciones y número de muertes; y iii) muy poco se conocía de la enfermedad y los posibles tratamientos paliativos. A más de un año de la pandemia en México, durante esta ‘segunda ola’: i) ya existen vacunas disponibles y se puede hablar de ‘inmunización’ por sector etario [el 99.46% de las personas hospitalizados durante esta ‘segunda ola’, de acuerdo con datos proporcionados por el Rector general de la U de G, derivados de los datos obtenidos en los Hospitales Civiles, NO contaban con un esquema de vacunación completo]; ii) no existe una correlación proporcional entre número de contagiados respecto del número de hospitalizaciones y muertes; y iii) finalmente, el número de tan sólo el 9.9% del numero de casos confirmados y hospitalizados corresponde a niños de 3 a 15 años [el problema se encuentra en los jóvenes que cursan la educación media superior y superior, que comprende el sector etario de entre 16 y 30 años]. La región que acredita mayor número de días sin clases presenciales en educación básica es, América Latina (más que África), y el país con mayor número de días sin clases presenciales dentro de esta región, es México [desde el inicio de la pandemia, no se han ‘abierto’ un solo día las escuelas públicas para tomar clases presenciales]. Desde luego, sigue siendo un sinsentido que todas las actividades prácticamente se realicen bajos esquemas de la vieja normalidad [aunque el Gobierno de Jalisco diga que hay aforos controlados] y los niños sigan sin ir a clases. Esto resulta un sinsentido. De acuerdo con lo anterior, el Gobierno de Jalisco ha comunicado lo siguiente: la asistencia o inasistencia a clases presenciales es voluntaria. Jalisco debe comenzar a ensayar un regreso a clases presenciales bajo un cuidado escrupuloso de todos los protocolos de sanidad y una evaluación periódica, constante y permanente de esta estrategia, a efectos de afinar o enmendar según sea el caso. Hoy resulta una gran contradicción que antros, bares, restaurantes y plazas comerciales luzcan abarrotadas, y que además todas las actividades productivas estén en funciones, sin ningún tipo de control y se mantenga a los niños confinados al encierro, sin educación. Además, las escuelas particulares, todas, en todos sus niveles, desde hace más de 10 meses ya tienen clases presenciales. No hacerlo en las escuelas públicas, sólo profundiza la desigualdad social, educativa; y los problemas psicológicos derivados de un encierro que hoy no parece justificarse a la luz de la reapertura de todos los sectores. Eso sí, habrá que sostener la sensibilidad y la responsabilidad social para enmendar una estrategia que pudiera resultar fallida, fatal o eventualmente catastrófica. 

Continuar Leyendo

Gabriel Ibarra Bourjac

Mujeres y Hombres del Poder- Reformas a pensiones: Cirugía mayor o patear el bote

Publicado

el

Con bombo y platillo tanto el Gobernador Enrique Alfaro, como el Director General de Ipejal han anunciado una reforma a la Ley de Pensiones y han dicho que el objetivo fundamental es darle viabilidad al Sistema de Pensiones de Jalisco, toda vez que de no hacerse estos “cambios”, la viabilidad del Instituto alcanzaría sólo hasta 2029, conforme a los estudios actuariales que el mismo Instituto hizo públicos.

Pero habrá que ver hasta dónde llega Alfaro, si realmente está dispuesto a hacer cirugía mayor al sistema de pensiones de Jalisco o simplemente va a patear el bote y jugar para la tribuna, cuando han centrado su estrategia mediática en las llamadas “pensiones doradas”, que beneficia a cerca de un centenar de personajes que han formado, como estos dos políticos, de la estructura del poder en Jalisco.

Porque la reforma que plantea Alfaro y que será analizada, discutida y seguramente aprobada por el Congreso del Estado, como se advirtió en Conciencia Pública se queda corta, ya que el ahorro que le significa al mes el acotar las pensiones hasta 106 mil pesos, sería del orden de los 3 millones de pesos mensuales y que multiplicados por 12 meses, al año serían poco más de 36 millones de pesos, cuando el problema son de miles o decenas de miles de millones de pesos.

La propuesta del Ejecutivo contempla que la máxima pensión sea de 25 salarios mínimos, de tal suerte que la mayor pensión sería de 106 mil 275 pesos. Hoy hay 65 servidores públicos que fueron pensionados y que perciben más de 106 mil 275 pesos, el más alto es el ex magistrado Eleuterio Valencia Carranza que recibe una pensión mensual de 207 mil pesos, menos impuestos.

Por supuesto que la iniciativa de Alfaro significa un avance, pero no resuelve el problema y hay quienes la ven tímida.

Por ejemplo, el diputado Enrique Velázquez, quien conoce muy bien el tema, pues fue dirigente sindical en la UdeG, institución a la que deberían consultar, resolvieron su problema con acciones de fondo. El legislador Velázquez desde hace casi tres años presentó su iniciativa de topar las pensiones a un máximo de 80 mil pesos mensuales, que representan 19 veces el salario mínimo, 26 mil pesos debajo de lo que propone el Gobernador Alfaro.

Sin embargo, los operadores políticos del gobernador andaban muy ocupados en la fallida refundación de Jalisco y a esta iniciativa no le dieron importancia, han pasado ya cerca de tres años, pero al Ejecutivo se le ocurre presentar la suya y en tres semanas tendrá el visto bueno.

Si la iniciativa de referencia no es acompañada por otras acciones de fondo, como ampliar la base de trabajadores, que ya fue planteado por el propio Héctor Pizano, pues difícilmente se logrará que tenga la institución seguridad financiera.

LAS INVERSIONES

Otra observación para ser analizada con frialdad es la que hace el diputado Velázquez respecto a las inversiones que tanta polémica han generado. En efecto, en algunas se ha perdido, pero hay un número alto en las que se ha ganado, por lo que se debe investigar más. “Todo mundo se habla de que se invirtió en algo y no se ganó, como Abengoa, pero hay otras como la del Hotel Four Season, que fue redituable (…) El dinero de Pensiones no puede estar guardado, debe estarse trabajando, ya que no sólo de las aportaciones se puede vivir. Las inversiones de riesgo son las que más utilidad dejan y canalizar inversiones no necesariamente significa perder”, apunta.

LA EXPERIENCIA DE LA UDEG

La Universidad de Guadalajara estuvo muy cerca del colapso financiero en su sistema de pensiones hace 19 años, pero resolvió el problema tomando decisiones duras y firmes, como el hecho de que nadie se podía jubilar, desempeñando puestos directivos. El caso de Pensiones del Estado es muy diferente, las pensiones doradas corresponden precisamente a personas que fueron Secretarios de Estado, diputados, regidores, senadores y se jubilaron con el sueldo de los últimos años y no el promedio de lo que cotizaron durante su vida.

Enrique Velázquez da en el clavo cuando señala: “el tema es grave, el problema no son las pensiones altas, porque al final no son legales, el tema grave es que una persona que cotizó toda su vida con una plaza de 8 mil pesos se jubile con 50 mil pesos, lo que se debe revisar es cuántos casos así hay, cuántos casos hay de personas que cotizaron con sueldos bajos y repentinamente, un año antes de pensionarse su sueldo se fue a las nubes”.

La verdad es que no se ha investigado, nadie lo ha hecho, el meterse a fondo a revisar cuántas personas el último año de su trabajo le prestaron una plaza diferente, una plaza más alta y al no corresponder tu aportación de toda la vida con sólo el último año, es un desfalco, pues toda su vida laboral recibieron 10 mil pesos de sueldo y el último año lo subieron a 40 mil o 50 mil”.

Enrique Velázquez considera que se deberían promediar los últimos diez años, pero el Gobernador Alfaro dice que tres para sacar el promedio con el que te jubilas”.

En fin, interesantes los planteamientos de Enrique Velázquez que en esta Torre de Babel que por momentos se convierte el tema de Pensiones del Estado, por la politización existente, las opiniones sensatas no son precisamente las que más abundan.

Habrá que ver finalmente qué se logra en esa nueva reforma al Sistema de Pensiones del Estado, si se perfecciona la iniciativa del Gobernador Alfaro y se decide entrar a fondo con cirugía mayor o simplemente se patea el bote.

Continuar Leyendo

Gobierno

Decir “no están solos”, es una tontería más

Publicado

el


Horacio Villaseñor Manzanedo

A propósito de las familias que sufren por el desbordamiento de un canal pluvial, veamos a quién le toca evitar este tipo de desgracias. Si la constitución nacional, declara que el Municipio debe ser gobernado por un Ayuntamiento, primero entendamos qué es gobernar y después quién o qué es el Ayuntamiento. Gobernar es arreglar, componer, pero solo en los casos no previsibles, por ejemplo, un gran terremoto o un maremoto, sin no lo puedes prever, haz lo que sea necesario para regresar, rápido y bien a la normalidad. Para lo prevenible es diferente, gobernar, dirigir o regir una colectividad municipal es la acción para evitar, molestias, daños o desgracias. Por otra parte, un Ayuntamiento, es el colectivo de regidores, lo que significa que la responsabilidad de prevenir lo previsible es de todos los regidores de todos los partidos políticos que integran el colectivo llamado Ayuntamiento, no solo del Presidente Municipal que en realidad es solo un integrante más, sí con atribuciones distintas a los demás, pero por ley, no el que gobierna ni único responsable de lo que se decide o no en el Ayuntamiento para garantizar la felicidad de los pobladores. ¿Saben los regidores que llueve y cuánto llueve en el Municipio? Deberían saberlo. ¿Saben que hay canales pluviales municipales? Deberían saberlo. ¿Saben los regidores que existen colonias que por falta o insuficiencia de infraestructura o de su adecuado mantenimiento, están en peligro cada vez que llueve? Deberían saberlo. ¿Qué hicieron “los regidores” para garantizar la seguridad de las personas y sus bienes en esas colonias? Obvio, nada formal. Encargarle a gente sin preparación ni experiencia en la función pública, cuidar y garantizar la prestación de servicios necesarios para la seguridad y felicidad ininterrumpida de los habitantes, es un error, pero a veces no hay de otra, sí, ¡no hay, no hay!, recordando al cómico mexicano Héctor Suárez. La ley también prevé castigos, juicio político, para los regidores que, por omisión, falta de cuidado y esmero ocasionan que la sociedad sufra. Los “regidores” de ahora, no rigen nada, porque ni siquiera saben lo que les toca hacer, solo hacen lo que indebidamente les ordena su padrino o fracción política. Los congresos locales, que son los encargados de castigar los errores y descuidos de los regidores también hacen lo mismo, nada en beneficio de la gente, solo conservar privilegios y mantenerse en el poder público para poder beneficiarse ellos, sus conocidos y cómplices. Si lo que hay es ignorancia, ambición e hipocresía, no hay inteligencia. Si no hay inteligencia institucional, la gente está sola, abandonada a su suerte. Si no hay un servicio efectivo de recolección de basura, la gente tiene que sacarla de su casa y dejarla o tirarla donde pueda. Si no hay un servicio suficiente de drenaje ni de conservación y mantenimiento de los canales pluviales, la gente tiene que construir diques domésticos para tratar de que el agua de lluvia y servida no entre a sus casas. Si no hay un servicio eficaz de protección o seguridad civil, la gente está abandonada, está sola, de allí que decir, después del daño, “no están solos”, es idiota, una tontería institucional más. Ni hablar.

(Foto El Informador)

Continuar Leyendo
Advertisement
Advertisement





Tendencia