!Síguenos!
Avatar

Publicado

el


Por Gabriel Torres Espinoza

El 22 de mayo, el Congreso aprobó la iniciativa de decreto por la que se autoriza al Titular del Poder Ejecutivo del Estado un plan de inversión pública productiva integral para la reactivación económica y fomento del empleo en el estado, durante los ejercicios fiscales 2020 y 2021.

El plan para la contratación de deuda pública por seis mil 200 millones de pesos, únicamente detalla asignaciones presupuestales por un monto de tres mil 600 millones de pesos a proyectos específicos en tres rubros [infraestructura económicainfraestructura social’ infraestructura de reactivación económica], pero no especifica el destino de los dos mil 600 millones de pesos restantes. Lo paradójico del caso es que la totalidad de estas obras que sí se encuentran especificadas en el decreto para la contratación de deuda pública, mismas que ascienden a un monto total de tres mil 600 millones de pesos, ya se encontraban contempladas en el gasto originalmente asignado en la ejecución de obras de infraestructura contenidas en el Programa Operativo Anual de Inversión Pública, las cuales son exactamente las mismas que en su momento fueron eliminadas en la iniciativa de reforma al Presupuesto de Egresos 2020. Es decir, ¡son las obras públicas que el Ejecutivo Estatal CANCELÓ en la iniciativa de reforma del Presupuesto de Egresos 2020 por un monto de tres mil 520 millones de pesos, pero que resucita’ con la contratación de deuda pública! 

Así las cosas¿cuáausteridad” en el gasto público 2020, si las reducciones presupuestales por tres mil 520 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos 2020, se reactivan con la contratación de deuda pública? Se eliminó obra pública contemplada en el Presupuesto de Egresos 2020, para posteriormente financiar exactamente la misma obra pública cancelada a través de endeudamiento público, lo que le saldrá mucho más caro a los jaliscienses en razón de los intereses derivados de ella. 

De forma que es insostenible que esta obra pública aprobada en el Presupuesto de Egresos 2020pensadas para un contexto social y económico en Jalisco SIN PANDEMIA, resultan ser exactamente las más oportunas para la contención de la pandemia por el virus del Covid-19 (¿cómo, por qué?). Lo que realmente ocurrió, es que aprovecharon la circunstancia del Covid-19, para endeudar más a Jalisco con el objetivo de obtener dinero y aplicarlo discrecionalmente, de cara a las elecciones de 2021. Esa es la verdad, esa sí… mezquina.

Un endeudamiento por la pandemia, debió contemplar una importante inversión en camas de hospital, camas de terapia intensiva, ventiladores y la ampliación o creación de nuevos hospitales. Sin embargo, eso no se propuso. Por el contrario, de los seis mil 200 millones de pesos contratados de deuda pública, únicamente se destinarán 144 millones 400 mil pesos para infraestructura para prestación de servicios de atención médicaen diversas municipalidades del estado. Esto es, ¡apenas el 2.32% del monto total del endeudamiento solicitado!Pero esto, a los diputados de Jalisco, no les importa en absoluto. Lo suyo ahora es la práctica antidemocrática de aprobar exactamente lo que les indique el Poder Ejecutivo.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Maestro en Filosofía por la UNIVA. Actualmente es Director General de Canal 44 y Canal 31.2 de la Universidad de Guadalajara (UdeG); Institución en donde además ha ocupado los siguientes cargos: Vicerrector General Ejecutivo, Rector del Centro Universitario de la Ciénaga, Director General de Medios UdeG y fundador de la Licenciatura en Periodismo. Es Presidente del Consejo Consultivo de Notimex y Vocal Propietario ante la Junta de Gobierno de la agencia de noticias del Estado mexicano. Y recientemente fue nombrado director de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas, ATEI. Twitter: Gabriel_TorresE

Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carlos Ramírez

Indicador Político- Y de repente, México como Colombia por narcoviolencia

Avatar

Publicado

el

Por Carlos Ramírez*

Las diferentes plataformas de televisión en México se han llenado en los últimos años de series referidas a las bandas de narcotraficantes. Y en la pantalla estalla la violencia, los atentados, los balazos. Pero, bueno… es ficción, aunque sea basada en hechos reales.

Lo malo se percibe cuando la realidad rebasa a la ficción. El viernes 26 a las 6.38 de la mañana hora local en la elegante calle de Paseo de la Reforma estallaron miles de balazos en un atentado contra el jefe de la policía de Ciudad de México, capital de la república. Se usaron armas de altocalibre. Y dicen las referencias posteriores que la idea era romper el cristal de la camioneta con blindaje 5 para tirar una bomba incendiaria contra el jefe policiaco, por cierto,nieto del secretario de la Defensa Nacional en el sexenio 1964-1970 e hijo del prestigiado político y experto en seguridad Javier García Paniagua, precandidato a la presidencia de la república en 1981.

El escenario estratégico involucró un contexto complejo: el encuentro en los próximos días del presidente López Obrador con el presidente Trump en la Casa Blanca, la aprobación de Trump de la Operación Python contra el Cartel Jalisco Nueva Generación –señalado como autor del atentado contra el jefe policiaco–, el arresto y luego liberación de los padres del capo conocido como El Marro, jefe del Cártel Santa Rosa de Lima que se dedica al millonario negocio de extracción clandestina de gasolinas de los ductos oficiales, la orden de extradición ya firmada para capturar y enviar a los EEUU a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, ya preso de por vida en una prisión estadunidense y la orden presidencial para enviar de nueva cuenta a las fuerzas armadas a combatir a los cárteles.

Hasta ahora, la violencia del crimen organizado estaba localizada en unas diez ciudades del interior de la república, lejos de los estados de ánimo de los capitalinos. Pero el viernes 26 la violencia del tableteo de las ametralladoras Barret despertaron a una ciudad ajena a esa violencia. En julio del año pasado hubo un asesinato artero en un restaurante lujoso en el también lujoso centro comercial Artz del sur de la ciudad.

Las cifras oficiales han registrado aumento en la violencia criminal. El año de 2019 contabilizó 32,582 homicidios dolosos o violentos, una media de 90 diarios en todo el país. Para 2020 se prevé que la cifra sea mayor. Y en una revisión de cifras de diciembre de 2006 –año en que el presidente Calderón autorizó la participación de las fuerzas armadas en labres de apoyo a la seguridad– a finales de 2019 se han contabilizado más de 322,000 homicidiosviolentos en México, una media de 23 mil al año.

De diciembre de 2006 a noviembre de 2018, la estrategia fue perseguir delincuentes, confrontar cárteles y liquidar jefes criminales de las principales organizaciones. El saldo fue aceptable: el 85% de los capos fueron muertos, arrestados o extraditados, pero las estructuras siguieron vigentes. El presidente López Obrador cambió la estrategia: no perseguir capos y crear condiciones para recuperar la paz, incluyendo el cambio de giro de algunos delincuentes. Suestrategia se denominó “construcción de la paz”, reducida a su propia frase de “abrazos, no balazos”.

El atentado contra el jefe de policía de la capital de la república modificó el escenario simbólico: presuntamente el cártel número 1, el Jalisco Nueva Generación, habría atentado contra el funcionario. El asunto grave es que una semana después del incidente no hay una versión oficial que incrimine al CJNG y todo se reduce a un tuit del propio jefe agredido, minutos después del ataque, dijo que el Jalisco Nueva Generación era el responsable. Por cierto, ese mismo cártel se acreditó el asesinato de dos judíos en la Plaza Artz a mediados del año pasado.

Los datos están dispersos, la información oficial es cuantitativa, las valoraciones oficiales son muy optimistas y el ambiente de temor sube ante la escalada de violencia. Las sociedades en las zonas de conflicto aumentan miedos, muchas zonas territoriales del país siguen controladas por cárteles, la fuerza del Estado siempre mayor a la de los criminales ha sido acotada por la estrategia de no perseguircapos. Las agresiones de cárteles contra partidas federales de seguridad son crecientes y la respuesta sólo es de autodefensa. La capacidad económica del Estado es menor a los requerimientos para ofrecerles alternativas productivas a los delincuentes.

El atentado contra el jefe de la policía de Ciudad de México fue un punto de inflexión en el activismo criminal. La audacia de llenar el ambiente matutino con el tableteo de las metralletas Barret fue el aviso ruidoso de que los cártelesestán escalando la violencia en la capital de la república, dejando un cuádruple mensaje: es la sede del presidente de la república, las armas son superiores a las de los policías, la jefa de gobierno local es una de las preferidas del presidenteLópez Obrador para sucederlo en el cargo en 2024 y ningún ciudadano estará tranquilo si el jefe de la policía es enviado al hospital con varias balas en el cuerpo.

Las tres agendas de la crisis del gobierno actual siguen escalando negativos: la salud del coronavirus seguirá hasta octubre y se unirá a la crisis de influenza hasta marzo del año próximo, la economía decrecerá -14% en este año y tardará en reactivarse y ahora la inseguridad llegó hasta la capital de la república y tocó nada menos que al jefe de la policía.

México ha entrado en una zona de tensión, incertidumbre y decrecimiento económico que estaráagitando los tiempos políticos; elecciones de cámara de diputados en julio del 2021 y votación por revocación del mandato presidencial en marzo de 2022. Y en 2024 se votará presidente para el sexenio 2024-2030.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Coyuntura

Colosal fracaso del Gobierno de Jalisco; Mural le prueba que abrió economía y Covid-19 dañó más

Avatar

Publicado

el

Lo advirtió el equipo médico y de científicos de la Universidad de Guadalajara, que tanto ensalzó al principio de la crisis de Covid-19 el gobernador Enrique Alfaro; lo dibujaron periódicos como Mural y como El Informador; lo escribieron numerosos periodistas y lo publicó A Fondo: esta reapertura económica necesaria en la entidad, se hizo sin la mínima información, recomendaciones, etc. Al no tener pies ni cabeza, nos llevarán al matadero: lo hicieron.

Después vendrán los ajustes de cuentas al equipo del gobernador pero hoy 3 de julio en su portada, el diario Mural desglosa los estragos que ha causado el Covid-19 desde que se aplicó la “responsabilidad individual”, eufemismo de Enrique Alfaro para advertir: ¡sálvese si pueden! Porque “vamos a abrir negocios y paseos”.

La nota dice: “La reactivación económica acelerada y el rompimiento del aislamiento fortalecieron al coronavirus. En junio se dispararon tanto el número de contagios como las muertes.

“De acuerdo con datos proporcionados por la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), de los 762 fallecidos reportados hasta ayer, 75.4 por ciento murió entre el 1 y 30 de junio.

“Además, 78 de cada 100 contagios en la entidad fueron notificados por la SSJ durante el mes pasado. El 23 de junio se reportaron 598 casos positivos, siendo la cifra récord para el Estado en lo que va de la pandemia.

“Uno de los semáforos que determinan qué negocios pueden reabrir es el de casos activos, el cual ya está en rojo. Al cierre de junio se contabilizaban mil 661 personas que habían contraído la enfermedad en los últimos 14 días.

“Tras el regreso gradual de las actividades económicas y sociales -a partir del 18 de mayo-, el virus SARS-CoV-2 atacó con más fuerza en junio y empezó a cobrar la vida de personas sanas y niños.

“Según cifras de la dependencia estatal, del 14 de marzo al 31 de mayo, de las 179 personas fallecidas, sólo 20 no presentaban comorbilidades como hipertensión, obesidad, diabetes o tabaquismo. En junio, 83 de las 575 víctimas no tenían otras enfermedades”.

Ya no uso más de esa nota por hoy, pero usted se puede dar cuenta de la gravedad de este recuento: ya tienen un gran panteón por Covid-19 pero lo siguen negando y siguen lanzando bolas de humo.

Que con su pan se lo coman.

Seguir leyendo...

Coyuntura

Aparece la realidad tras el pleito Enrique Alfaro y Raúl Padilla; usan método Paco Ramírez Acuña

Avatar

Publicado

el

Ya estamos bien entendidos de lo que pasa en el conflicto entre Casa Jalisco y Casa Raúl Padilla. Los alfaroboes siguieron la ruta marcada por Francisco Ramírez Acuña: aislaron al Gobierno de Jalisco y a la Universidad de Guadalajara del problema. En esos temas aparecen juntos el gobernador Enrique Alfaro y el presunto rector Ricardo Villanueva López, al que le manejan su cuenta de twitter, donde se muestra indignado, pero se agacha y calla cuando está ante Alfaro. Y con el ex rector Raúl Padilla los Alfaroboes no negocian ni hablan nada. Ni lo ven, ni lo oyen.

Eso se vio en el caso de la selección de Consejeros de la Judicatura y en el caso del Covid-19 y mesa de salud que se ha instalado. En el Congreso de Jalisco no respetan al Grupo UdeG su cuota ante el Poder Judicial, pero en el Poder Ejecutivo sí “respetan” su asiento en la Mesa de Salud a la casa de estudios.

Hoy miércoles primero de julio, vemos dos ópticas: la de Milenio en su columna de trascendidos La tremenda Corte donde le compran todo al gobernador y NTR donde muestran cómo el equipo de Enrique Alfaro cada día resta más presencia a la UdeG al dialogar directamente con el exrector de la UNAM y ex secretario de Salud José Narro y con el ex secretario Salomón Certorivsji.

Veamos Milenio: “Hay quienes están convencidos de que los más interesados en generar la percepción de que existe un conflicto entre el rector y el gobernador, están dentro de la Universidad de Guadalajara. En contraparte, otros aseguran que en realidad la comunicación entre el rector general de la casa de estudios, Ricardo Villanueva, y el gobernador, Enrique Alfaro, siempre ha fluido sin problemas. Lo cierto es que la UdeG y el rector han estado siempre sentados en las mesas donde se toman decisiones y desmarcándose del conflicto. El lunes, por ejemplo, el rector estuvo ayer en la mesa de Educación; ayer estuvo en la mesa de Salud; y salvo algún cambio de última hora hoy estará en la mesa ampliada de Reactivación Económica y Salud. Por eso sigue habiendo convencidos de que es dentro de la misma UdeG que alguien, o algunos, buscan crear la imagen de conflicto”.

Pero NTR no compra ese discurso propagandístico de Alfaro: “La Universidad de Guadalajara (UdeG) salió más regañona, y sin gritar, que el regañón mayor. Eso quedó evidenciado ayer con el anuncio del gobernador Enrique Alfaro Ramírez, quien torció las manitas tras el posicionamiento del rector general, Ricardo Villanueva, sobre la reapertura de cines y teatros en la entidad. 

“Eso sí, no le dejará toda (sic) la decisión a la casa de estudios jalisciense, pues el gobernador ya tiene su equipo (sic) de especialistas que no radican en Jalisco, pero que sí darán la pauta de cómo convivir con la pandemia del Covid-19. Se trata de José Narro y Salomón Chertorivski, dos ex secretarios de Salud federal. ¿Qué opinión tendrá más peso para el gobernador? ¿Apostamos? Hoy lo sabremos”. 

Ahí está. El grupo UdeG está cada vez más aislado. Solo usarán a la UdeG y cuando su opinión sea contraria a los deseos del gobernador, solo llamarán a aliados de la UdeG que digan lo contrario y así el gobierno ganará.

Falta saber si del método Ramírez Acuña de solo dialogar con el rector, y no con Raúl Padilla, Alfaro pasa el método de desestabilización de Emilio González y van por Raúl. Villanueva no se raja para eso.

@ivangarme

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia