!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

A decir verdad

Por: Rubén Iñiguez

Este fin de semana se llevará a cabo la elección interna del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), para elegir a los coordinadores distritales en el estado que tendrán la oportunidad de escoger tanto al nuevo presidente nacional y estatal de dicho instituto político.

Todos los militantes morenistas que hayan sido afiliados hasta antes del 20 de Noviembre del 2017 podrán votar para escoger a 5 hombres y 5 mujeres por cada distrito electoral, dando un total de 200 coordinadores mismos que tendrán voz y voto en el congreso estatal y nacional respectivamente.

Actualmente existe un padrón de 90 mil militantes de Morena en el estado que podrá participar este sábado 12 de Octubrepara escoger a los representantes que decidirán a su nuevo dirigente en el estado y en el país.

Existen tres grupos visibles al interior de Morena en la entidad. El primero de ellos es el grupo del Dr. Carlos Lomelí, quien había sido delegado federal de los programas sociales en Jalisco, sin embargo por un presunto conflicto de intereses por las empresas farmacéuticas que representa, fue retirado del cargo e inhabilitado de manera temporal para participar en alguna licitación pública o adjudicación directa. Dicho grupo había explorado la posibilidad de postular al regidor Zapopano Hiram Torres como el nuevo dirigente estatal, pero sin duda, los golpes que han recibido de parte de la propia Secretaria de la Función Pública, han mermado de manera considerable su liderazgo.

El segundo grupo lo encabeza Alejandro Peña quien es Senador suplente de Gabriel García, y quien además nombró al nuevo delegado federal Armando Zazueta con la salida de Lomelí. Aglutina liderazgos como el diputado Bruno Blancas y otros liderazgos regionales. La propuesta de ellos es impulsar a la presidencia estatal a Juan Barajas, un liderazgo del distrito 5 con sede en la costa norte del estado. Este grupo ha sido el más ambicioso de los tres, ya que su característica es dar golpes bajos a sus mismos correligionarios para obtener el poder, pues se dice que tuvieron mucho que ver en la salida del Dr. Lomelí con el objetivo de ser ellos quienes controlaran la delegación federal de los programas sociales. Además se rumora que también fueron los que cambiaron la fecha de antigüedad en la afiliación del Dr. Hugo Rodríguez, actual delegado presidente estatal de Morena, para que ni siquiera él pudiera tener voz y voto en este proceso de renovación interna. Su idea en pocas palabras era no dejar votar ni a su propio líder en el estado. Naturalmente ese deseo excesivo de controlar todos los cotos de poder, ha dejado heridos a su paso.

Finalmente está el tercer grupo, representado por el Dr. Hugo Rodríguez, actual dirigente de Morena en el estado, quien ha ido construyendo un equipo que va de menos a más, y que además su intención es reelegirse como presidente de su partido. A pesar de que hace unos días había trascendido en algunos medios locales que no estaba en el padrón estatal de Morena y que además no tenía derecho a voz ni voto, previendo que iban a hacerle ese “madruguete” acudió a la Sala Superior del Tribunal Electoral quien le otorgó una resolución favorable a su persona, dándole la razón de que él estuvo afiliado a Morena desde antes del 20 de Noviembre del 2017 y no como se dijo hace unos días públicamente, que su registro era del 02 de Diciembre de 2017.

Al parecer habrá una alianza entre los Doctores Lomelí y Hugo para hacer un bloque común en contra del Senador Alejandro Peña. Con dicha mancuerna podrían sacar la mayoría de coordinadores y así nombrar al próximo presidente de Morena en el estado que podría recaer en la figura del mismo Hugo Rodríguez.

El equipo político que logre tener 101 coordinadores distritales electos, de los 200 a elegir, tendrá la capacidad de escoger al siguiente dirigente morenista en Jalisco.

Sígueme en Twitter: @rubengdl

 

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacada

De Frente al Poder: ¿Quién salvará a la 4T?

Avatar

Publicado

el

Óscar Ábrego

El Financiero confirmó lo que ya se presentíaMorena cayó drásticamente en las preferencias ciudadanas durante las semanas recientes. 

Según este levantamiento, el partido del presidente  continúa como primera fuerza política en el país; y si bien es cierto que otras fuerzas como el PRI y el PAN se mantienen con muy bajos índices de aceptación, lo cierto es que el desgaste de Andrés Manuel y las señales de conflicto del morenismo, hacen agua en el barco de la Cuarta Transformación.

Al respecto, no está por demás señalar que en gran medida el desplome de Morena se liga con el actuar del líder. Su persistencia de polarizar a los mexicanos entre conservadores y progresistas, la liberación de Ovidio Guzmán, el trato preferencial a la madre del Chapo, su displicencia ante el Coronovirus, la rifa del avión presidencial, y otros asuntos como el avance implacable de la inseguridad, son anclas que amenazan con hundir al partido que lo llevó al poder.

A lo anterior, habrá que agregar que como expresión partidista, Morena necesita replantearse, pues parece que a los ojos del votante no se ha significado por hacer valer los principios de la 4T. 

Para muestra, basta con mirar lo que ocurre aquí en Jalisco. La delegación federal, que trabaja más en lo político que en lo ético, no sólo está en permanente sospecha por evidentes actos delincuenciales, sino que además se ha convertido en un brazo operador del gobierno anaranjado. Para nadie es un secreto que algunos de sus subdelegados tienen la consigna –y convicción- de hacerles la chamba a los alcaldes y legisladores de Movimiento Ciudadano.

Así las cosas, el gran desafío de Morena consiste en legitimar su movimiento con argumentos basados en la congruencia, la honestidad y la lealtad hacia la sociedad, sin radicalismos obsoletos. Consideremos que en tiempos recientes, vimos cómo los panistas y priistas lanzaban vítores a sus funcionarios y dirigentes, cuando éstos se atascaron en fangales de corrupción e impunidad.

Que Morena exija buenos resultados y un comportamiento institucional al mandatario que emanó de sus filas no tiene nada de malo, por el contrario. Sería un acto de coherencia de frente al pueblo mexicano. Vamos, Morena no puede cometer las mismas equivocaciones que combatió.    

La Cuarta Transformación es más grande que cualquier doctrina partidista y está por encima de las coyunturas; se trata de un modelo de desarrollo integral basado en los valores fundamentales del ser humano y el fomento de la justicia social.

De ahí que en algunos círculos comienzan a sonar, cada vez con mayor insistencia, los nombres de quienes entrarían al rescate de la 4T en el ya cercano proceso electoral del año que viene. 

Elías Miguel Moreno Brizuela, Pedro Haces Barba, Alfonso Ramírez Cuellar y Marcelo Ebrard Casaubón, entre otros. Recuérdelos, porque ellos serán tema de otra colaboración.  

Seguir leyendo...

Cartón

Modelo Peña… el cartón de Miguel Parras

Avatar

Publicado

el

Seguir leyendo...

Partidos

A sudar… el cartón de Miguel Parras

Avatar

Publicado

el

Por Miguel Parras.

 

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia