!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Rodolfo Aceves Jiménez*
En matemáticas existe un procedimiento llamado curva de aprendizaje, que describe el grado de éxito obtenido en el transcurso del tiempo. Este ejemplo puede llevarse a la función pública.

Se trae a colación la curva de aprendizaje en materia de seguridad pública por varios factores. Desde que el hoy presidente López Obrador estuvo en campaña hace un año, tuvo a su disposición diagnósticos de diversos actores políticos y sociales que arrojaban la gravedad del tema de seguridad pública.

Pero parece que esta administración subestima y desestima el contenido de esos diagnósticos, sumados a los análisis que le ofrecieron las dependencias de seguridad del país. El resultado fue trágico, ya que sigue sin poder reducirse la violencia en el país.

Así está sucediendo con el manejo económico del país, derivado de la crisis sanitaria por el COVID19.

El presidente López Obrador se niega a hacer uso del recurso de deuda, para impulsar a las pequeñas y microempresas, bajo el argumento que es posible que sea mal utilizado en pagar deuda contraída con anterioridad.

El argumento ideológico que esgrime es, que se trata de un instrumento del neoliberalismo para mantener sometiendo a las economías del mundo.

Si bien es cierto que este fue el esquema en que las deudas de las empresas fueron rescatadas con dinero público en la década de los 90´s, la actual configuración política del país impediría un mal uso de los probables apoyos a empresas.

Mientras tanto, esta decisión ha traído consigo el descontento de la clase empresarial, aunque no de toda, ya que Grupo Azteca del empresario Ricardo Salinas continúa recibiendo dinero público por algunas vías, por ejemplo, por medio de Banco Azteca mediante la colocación y dispersión de los apoyos de los programas públicos y aterrizarlos a sus beneficiarios, lo que le aporta liquidez necesaria.

A cambio de ello, el Ejecutivo Federal ha decidido recortar la mayoría de los fideicomisos públicos y programas presupuestales, pero manteniendo aquellos que tienen que ver con los programas sociales, de salud, así como de seguridad y defensa.

También ha pedido a los servidores públicos de primer nivel, que renuncien al derecho de recibir el aguinaldo, así como al 25% de su sueldo, para destinarlo a la bolsa de recursos para enfrentar la pandemia.

Pero mientras que llegan aviones procedentes de China con insumos médicos y algunas donaciones internacionales, las protestas de médicos por falta de esos insumos, parece que llegan a donde deben utilizarse.

Más que un argumento ideológico o una política pública, pareciera que la decisión del presidente López Obrador se acerca más a una animadversión personal, ya que el Consejo Coordinador Empresarial logró que el Banco Interamericano de Desarrollo aportara créditos para las micro y pequeñas empresas, cuyos modos no fueron del agrado del presidente.

La división social y del trabajo de los teóricos de la izquierda en el mundo ha sido superada por sistemas y subsistemas políticos, que no necesariamente tienen qué ver con la misma izquierda o con la derecha, sino con los fenómenos de la economía y sus variables.

Cuando persiste la obcecación e insistencia, la curva de aprendizaje es inútil.

*Es Maestro en Seguridad Nacional por la Armada de México

Twitter: @racevesj

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Es politólogo por la Universidad de Guadalajara (UdG) y por invitación del Alto Mando es maestro en seguridad nacional por el Centro de Estudios Superiores Navales (CESNAV) de la Secretaria de Marina. Ha sido invitado como expositor en el curso de Mando y Estado Mayor General de la Armada de Mexico, así como en el CESNAV. Actualmente se desempeña como académico de la Universidad del Valle de México y cómo investigador externo del Instituto de Investigaciones Estratégicas de la Armada de México (ININVESTAM). Twitter: @racevesj

Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

Cumplió Jalisco con la entrega de Pensiones para el Bienestar

Avatar

Publicado

el

*Se entregaron más de 8 mil Tandas Para el Bienestar
*Construyen 6 sucursales del Banco del Bienestar, de un total de 120 en Jalisco
Staff Afondo.- En respuesta a lo dispuesto por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, de llevar a cabo la dispersión de los recursos de la Pensión Para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y de las Personas con Discapacidad, en la que se adelantaron los bimestres de marzo-abril y mayo-junio, con el fin de fortalecer la economía popular ante la emergencia sanitaria por el Covid-19, Jalisco, a través de la Delegación Estatal de Programas Para el Desarrollo, llevó a cabo este operativo especial y cumplió con éxito.
Fue así como 505,082 adultos mayores recibieron su pensión de 5 mil 240 pesos, cada uno, por los dos bimestres, con una inversión de 2,646,629,680 pesos. A través de pago con tarjeta bancaria fueron 399 mil 550 adultos mayores quienes recibieron el pago de su pensión, mientras que, en pago en efectivo, fueron 105 mil 532 los beneficiarios.
En el caso de la Pensión Para el Bienestar de las Personas con Discapacidad fueron 28 mil 304 los beneficiados, de los que 8,494 cobraron con tarjeta bancaria y 19,810 lo hicieron en efectivo. Se les entregaron también dos bimestres, marzo-abril y mayo-junio. Les fueron entregados 5,317 pesos a cada beneficiario, con una inversión de 150,492,368 pesos.
Para llevar a cabo este operativo especial se contó con el apoyo de la Guardia Nacional, así como de las Policías Estatales y Municipales, con lo que se garantizó que el recurso llegara a los beneficiarios y se salvaguardó su seguridad.
Estas acciones se llevaron a cabo con el fin de cuidar a estos sectores vulnerables que requieren este apoyo para alimentos, medicinas, entre otras necesidades básicas; además de reforzar su economía popular ante una situación difícil como la que enfrenta el país frente a una contingencia de salud por Covid-19, sin descuidar la salud de la población.
*PROGRAMA APOYOS PARA NIÑAS Y NIÑOS*
Dentro del Programa Para Bienestar de Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras, se entregaron 5,210 tarjetas bancarias con el saldo correspondiente a dos bimestres, marzo-abril y mayo-junio, con 3,200 pesos, cada tarjeta. El total dispersado en este programa fue de 16 millones 672 mil pesos.
*TANDAS PARA EL BIENESTAR*
Se entregaron 8,023 apoyos en Tandas Para el Bienestar de 6 mil pesos cada una, con un total de 48 millones 138 mil pesos. El recurso se dispersó en dos etapas y especialmente fue para micro empresas familiares.
Estas tandas son de consolidación y primeros apoyos, es decir, el beneficiario que recibe en la primera entrega seis mil pesos, tiene diez meses para pagar, sin que se le cobren intereses, con tres meses de gracia.
Una vez que haya cumplido sin problemas ni retardos, que haya pagado en diez mensualidades, después podrá recibir un segundo apoyo por 10 mil pesos, teniendo igual un año para pagar con el mismo procedimiento; y alcanzaría un tercer apoyo por 15 mil pesos y hasta una cuarta entrega, esta, por 20 mil pesos, para cubrir sus pagos de la misma manera que las anteriores.
*TANDAS COVID-19*
Estos apoyos se programaron de manera extraordinaria, ante la contingencia del Covid-19, de igual manera para micro negocios familiares e independientes.
El procedimiento para pagos es igual al de Tandas para el Bienestar y el monto es de 26 millones 118 mil pesos, para entregar 6 mil pesos a cada uno de los 4,353 beneficiarios.
*CRÉDITO A LA PALABRA*
En este programa se colocaron en total 40,031 apoyos en Crédito a la Palabra, con un total de 1,000,775,000 pesos, de los que se entregaron 25 mil pesos a cada beneficiario, para pagar en un plazo de tres años con un importe mensual de 850 pesos, con tasa de interés del 6.5 anual. También cuentan con tres meses de gracia.
*CONSTRUCCIÓN DE BANCOS DEL BIENESTAR*
Ya se encuentran en construcción 6 sucursales del Banco del Bienestar y se estima que en lo que resta del año, se terminarán de construir las 120 sucursales contempladas en Jalisco.
Además, junto a las instalaciones de estas sucursales del Banco del Bienestar habrá Centros Integradores de Desarrollo, así como ventanillas para gestorías.
*BECAS BENITO JUÁREZ*
En apoyo a la Educación Básica, Media Superior (EMS) y Superior, se entregó el apoyo correspondiente al bimestre de marzo y abril del presente año. Se dispersó en total la cantidad de 668 millones 630 mil 400 pesos. Se entregaron 153,625 becas para educación Básica, 241,961 para Educación Media Superior y 7,436 para educación Superior. Los montos fueron distribuidos de la siguiente manera: mil 600 pesos para cada beca en Educación Básica; mil 600 pesos para cada beneficiario en Educación Media Superior y 4 mil 800 pesos para cada beca en Educación Superior. En breve se entregará el apoyo correspondiente al bimestre mayo-junio.
*LA ESCUELA ES NUESTRA*
En el programa de La Escuela es Nuestra (LEEN), un total de 631 escuelas se han visto beneficiadas, en dos etapas, con un monto de 166 millones 950 mil pesos. Conforme al número de alumnos se les entregan desde 150 mil, 200 mil o 500 mil pesos.
*PRODUCCIÓN PARA EL BIENESTAR*
Dentro del programa Producción Para el Bienestar se dispersó un monto de 115 millones 339 mil 710 pesos entre 17,895 beneficiarios para este ciclo Primavera Verano 2020, en que se cultivan la caña y café, siendo la mayoría principalmente para productores de caña.
Este apoyo se entrega dos veces por año (primavera-verano y otoño-invierno), y es acorde a la cantidad de hectáreas que posee cada beneficiario.
*APOYO A PESCADORES*
Para el programa de apoyo a pescadores, se censó a un total de 3 mil 400 beneficiarios, en que también se le dio atención a acuicultores. El monto a dispersar será de 24 millones 480 mil pesos, en que se entregarán 7,200.00 a cada uno, apoyo que será para los meses de veda.
En total se han dispersado apoyos para los programas para el Bienestar en Jalisco, por un monto de 4 mil 864 millones 225 mil 158 pesos, en lo que va del presente año 2020.
Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

Indicador Político- Felicidad, engaño de Venezuela; Padilla: distribución del ingreso

Avatar

Publicado

el


Por Carlos Ramírez*
El populismo región 4 de Venezuela con Hugo Chávez y Nicolás Maduro ha sido una venta de expectativas demagógicas; en octubre del 2013 Maduro anunció la creación de un Viceministerio para la Suprema Felicidad del Pueblo, pero al final esa oficina quedó en una instancia burocrática sólo para atender solicitudes ciudadanas de ayudas.

De las seis funciones de ese Viceministerio, dos son de ventanilla de informes: “atender, gestionar y solucionar los casos que sean remitidos al viceministro” y “atender y orientar a los ciudadanos y ciudadanas que acuden al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento a la Gestión del Gobierno en busca de ayuda en áreas como salud, discapacidad, asesoría legal, asignación de becas, ayudas por abandono, desalojo o cualquier otro ámbito de sus competencias”.

Otra función es la de desahogar expedientes sin resolver. También tiene la función de “procurar solucionar (sin asegurarlo del todo) los problemas planteados al presidente de la república o al Ministerio”, pero apegadas esas gestiones “a los principios de legalidad, igualdad imparcialidad y celeridad”. Y: “coordinar los operativos de carácter social”. Además, llevar registro de casos.

En este sentido, el Viceministerio venezolano para la Suprema Felicidad del Pueblo es una oficina burocrática sólo de gestiones de gestiones y para mantener bajo su dominio veintiséis oficinas de fundaciones y organismos que tienen que ver con la cultura, todos ellos bajo la consigna oficial en su página web de “aquí amamos a Chávez”. En este sentido, el papel de Viceministerio con labores de organización política de estructuras de movilización social para el chavismo con recursos públicos busca promover “sedes socio-políticas”, así como el “seguimiento a actores nacionales e internacionales de interés para la gestión del gobierno”.

La felicidad, por lo tanto, no es una condición de clase social ni de nivel de bienestar. El diccionario de la Real Academia Española señala tres acepciones a felicidad:

  • Estado de grata satisfacción espiritual y física.

  • Persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz. Mi familia es mi felicidad.

  • Ausencia de inconvenientes o tropiezos. Viajar con felicidad.

Las sociedades de los países subdesarrollados o con niveles de pobreza y marginación mayoritaria en realidad no son infelices, sino que padecen desigualdad en la distribución de la riqueza producida. El mito del milagro económico del desarrollo estabilizador 1958-1970 logró tasas de PIB de 6%, pero la distribución de la riqueza fue concentradora en los sectores sociales altos: de 1958 a 1970 el ingreso del 10% de las familias más pobres bajó de 2.2% a 1.3%, en tanto que el 10% más rico bajó de 49.3% a 41.9%, lo que reveló acción redistribuidora del Estado a favor de las clases medias.

Pero aún así, en términos oficiales, en 2018 el 80% de las familias pobres a desarrollo medio se repartían el 50% del ingreso, en tanto que el otro 50% se quedaba en el 20% de las familias ricas.

En este sentido, el populismo y el neoliberalismo no modificaron la estructura desigual de la concentración de la riqueza y del ingreso.

En 1981 el economista Enrique Padilla Aragón publicó su libro México: hacia el crecimiento con distribución del ingreso (Siglo XXI Editores) y ahí dejó claro que los años del “milagro económico mexicano” sólo profundizaron la desigualdad y beneficiaron la riqueza, Pero afirmó que sí era posible el crecimiento con distribución del ingreso y delineó cinco sugerencias que deben estar en el centro de cualquier nueva política económica para la justicia social:

  • Dominio del gobierno en la economía.

  • No utilizar el ingreso como medida de crecimiento, sino hacer estimaciones físicas de los insumos necesarios para alcanzar niveles mínimos de nutrición, salubridad, vivienda, educación y otros que son esenciales indicadores de necesidades básicas.

  • Elevar la productividad y terminar con la pobreza.

  • Atender la función del bienestar.

  • Abandonar el modelo del tipo de mayor intensidad de capital seguido por México y Brasil por el de mayor intensidad de trabajo.

Para Padilla Aragón el nuevo modelo daría resultados en diez años.

En este sentido, el debate debe ser sobre la redistribución de la riqueza y no la felicidad.

-0-

Política para dummies: La política marca la diferencia entre demagogia y realidad.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

Indicador Político- La felicidad sólo es producto de la redistribución de la riqueza

Avatar

Publicado

el


Por Carlos Ramírez*
La fórmula de la felicidad del pueblo sería la siguiente:

Felicidad= PIB+impuestos+gasto social-corrupción

80% población

El problema de la desigualdad social no tiene que ver con su medición, sobre todo si en México hay datos certeros sobre la concentración de la riqueza, el ingreso, el bienestar en el 20% de las personas más ricas.

En diferentes ensayos sobre la distribución del ingreso se tienen registro de la distribución del ingreso en 10 grupos de familias conocidos como deciles. Esta distribución del ingreso ha sido retomada por la Encuesta Ingreso-Gasto que realiza el INEGI con bastante precisión.

La cifra oficial de concentración del ingreso en la encuesta de 2018 es muy explícita: el 20% de las familias más ricas tiene el 49.4% del ingreso, en tanto que el 80% restante se reparte el 50.6% restante del ingreso. Como dato comparativo: en 1958, hace 60 años, el 10% de las familias más ricas acaparaba el 49.3% del ingreso nacional, contra 50.3% del 80% de la población.

Los mecanismos de distribución de la riqueza fueron de 1934 a 2018, populistas, aún en el largo ciclo del neoliberalismo 1083-2018; el decir, el Estado y su política fiscal asumieron la tarea de dotar a las personas de bienestar asistencialista. Pero la disminución de ingresos fiscales, la burocratización y la corrupción fueron disminuyendo la disponibilidad de recursos para las políticas sociales.

En economía se cuantifica el bienestar o la situación de necesidades satisfechas aún de manera mínima en cinco indicadores básicos: vivienda, salud, educación, alimentación y salarios. Pero el gobierno castigaba salarios en aras de bajar presiones inflacionarias y convertía subsidios básicos en salario no-monetario atado a los intereses de los funcionarios sexenales del Estado que buscaban la dependencia social.

La clave del bienestar está en control inflacionario, salarios remuneradores sin subsidios y posibilidades de ascenso social. Las políticas asistencialistas cubren necesidades muy-muy indispensables, otorgan como subsidios algunos beneficios también mínimos y no garantizan el escalafón social.

La felicidad es un estado de ánimo no cuantificable, porque hay pobres muy felices y ricos muy infelices. Y las condiciones de felicidad no tienen más que una forma de resumirse: políticas de bienestar del Estado financiadas con impuestos. El Estado acota la riqueza acumulada y aumenta el bienestar en los pobres.

Más que infeliz, México es un país con polarización social: 80% de mexicanos viviendo con una a cinco carencias sociales y 12 personas con una riqueza de más del 12% del PIB. Esta concentración de la riqueza ha sido aprobada y estimulada por el Estado con una política fiscal que no graba la riqueza.

El país más feliz del mundo es Finlandia. Una nota del sitio web El Confidencial revela que los finlandeses más ricos llegan a pagar el 53% de impuestos sobre su riqueza, lo que permite que el Estado tenga los servicios sociales más amplios del mundo. La fórmula es sencilla: el Estado es la única instancia que puede equilibrar el bienestar y requiere de tres condiciones: impuestos cobrados a los ricos y a los productores, infraestructura social integral e ingresos fiscales suficientes, todo ello garantizada por la tasa mas baja de corrupción. La carga fiscal en Finlandia es de 42.3% en tanto que en México es de 17%; y Finlandia tiene apenas 5.5 millones de habitantes y México se acerca a 130 millones.

El estado económico de la felicidad –en caso de existir– sería producto del modelo Pareto: 80% de personas sin restricciones sociales y 20% de marginados; hoy México está el revés. El modelo de PIF –Producto Interno de Felicidad– dependerá de los mecanismos de distribución de la riqueza para evitar la concentración de la riqueza en el 20% de las familias y para modular la riqueza excesiva vía políticas fiscales.

-0-

Minería. Con acuerdos firmes de atención a la emergencia sanitaria, la minería regresa a la producción, luego de un acuerdo del subsecretario federal de Minería con las principales agrupaciones de trabajadores mineros. La minería proporciona casi tres millones de empleos directos e indirectos, representa casi el 4% del PIB nacional y el 8% del PIB industrial. Los lideres sindicales Ismael Leija, Javier Villarreal y Carlos Pavón pivotearon el compromiso y la urgencia de regresar a la producción con normas estrictas de seguridad sanitaria.

Política para dummies: La política es el lenguaje que dice una cosa y quiere decir otra.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia