!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

La infraestructura crítica está constituida por aquellas instalaciones y los sistemas informáticos relacionadas con la provisión de bienes y de prestación de servicios públicos esenciales y cuya afectación pudiera comprometer la Seguridad Nacional en términos de la ley de la materia, como los sistemas informáticos que proveen o alimentan de información en alguna de las etapas de los procesos de producción o comercialización de bienes y servicios de los tres sectores de la economía, así como de los servicios que prestan los tres órdenes de gobierno de los tres poderes de la Unión. Esto también alcanza a los sistemas y subsistemas de la economía nacional que generan riqueza.

Su importancia radica en que por sus procesos es posible que transiten gran parte de información sensible para el país o sus ciudadanos, como transacciones o trasferencias de sumas cuantiosas de dinero, o bien, datos personales de los usuarios de la banca o de los derechohabientes de algún servicio público que proporciona alguna institución gubernamental y, por esta razón, es que son consideradas dentro de los parámetros de la seguridad nacional. 

En dos ocasiones en 2018 la infraestructura crítica del sistema financiero mexicano tuvo un par de crisis, que pusieron en alerta los sistemas de seguridad cibernética, cuando se tuvo conocimiento que los procesos en la infraestructura crítica que regula el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) que opera el Banco de México (Banxico) afectó principalmente las transacciones en ese sistema que utilizan las instituciones Banamex, Banorte y BBVA Bancomer, cuyas últimas dos instituciones afirmaron que se trató de incidencias. Esta falla pudo haberse extendido a todas las instituciones del sector bancario mexicano, sin que haya sido del dominio público.

También el año pasado el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) emitió tarjetas a nombre de 1,495 beneficiarios por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, en los que se depositaron 68.8 millones de pesos, en un fraude que consistió en una repetición en 34, 26, 18, 16 y hasta 14 tarjetas, entre cuyos beneficiarios, hubo quienes ni siquiera recibieron una tarjeta, en la que se evidenció la fragilidad informática de los sistemas financieros del gobierno mexicano. 

Además a inicios de enero de 2018 se supo que la infraestructura crítica del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) también fue vulnerada, aunque hasta ahora sin que se sepa de algún daño patrimonial.

Desde el pasado 10 de noviembre, la infraestructura critica que aloja los programas y procesos en Petróleos Mexicanos fue víctima de piratas cibernéticos, que reclaman un rescate de 4.9 millones de dólares por liberar las computadoras de la paraestatal.

Este es un reflejo que la austeridad no siempre es una medida eficiente, ya que se abren frentes y se vulneran procesos informáticos de los que podría depender el suministro de crudo o productos procesados.

La Organización de Estados Americanos (OEA) genera reportes que señalan que desde 2017, México está entre los primeros 5 países con menos preparación para un ataque cibernético.Aquí la pregunta es, ¿que otros sistemas que prestan un servicio público han sido penetrados o presentan vulnerabilidades que pongan en riesgo la seguridad?.

*Es Maestro en Seguridad Nacional por la Armada de México

Twitter: @racevesj

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Es politólogo por la Universidad de Guadalajara (UdG) y por invitación del Alto Mando es maestro en seguridad nacional por el Centro de Estudios Superiores Navales (CESNAV) de la Secretaria de Marina. Ha sido invitado como expositor en el curso de Mando y Estado Mayor General de la Armada de Mexico, así como en el CESNAV. Actualmente se desempeña como académico de la Universidad del Valle de México y cómo investigador externo del Instituto de Investigaciones Estratégicas de la Armada de México (ININVESTAM). Twitter: @racevesj

Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

Indicador Político- El problema no es AMLO ni Trump, sino cómo aprovechar el TCL 2.0

Avatar

Publicado

el


Carlos Ramírez* 

Mientras casi la totalidad de los analistas y columnistas se ha desgastado en analizar la gira a EE UU sólo en los errores del presidente López Obrador en su relación con Donald Trump, casi nadie ha intentado analizar el tema central de las relaciones estratégicas de México con los EE UU que motivaron la visita: el Tratado de Comercio Libre reformado, sus exigencias políticas, sociales y sobre todo sistémicas y cómo la 4-T quedó rebasada y sinfuncionalidad.

Si el motivo central del viaje presidencial a Washington fue agradecerle al presidente Trump los apoyos para el Tratado, cuando menos tres puntos mostraron que en realidad Palacio Nacional no tiene interés en el TCL 2.0: el colapso de las cadenas productivas mexicanas por el frenón económico que disminuirá más la decreciente participación de productos mexicanos en la exportación, la marginación de los verdaderos empresarios vinculados al Tratado porque no deslumbran con sus apellidos del nuevo bloque de poder y las reformas al sistema político priísta-morenista que tiene que hacer el gobierno mexicano actual para terminar con la estructura productiva como aparato de poder del presidencialismo autoritario.

La parte más importante ha sido el descuido gubernamental en el Tratado. Se desprotegieron cadenas productivas durante la pandemia, nunca se hizo un diagnóstico de las empresas mexicanas clave en el Tratado, la 4-T cometió el mismo error del gobierno de Salinas de Gortari que firmó el Tratado: nunca ha pensado en la presentación de un nuevo modelo de desarrollo industrial, agropecuario, tecnológico, científico y de desburocratización del sector exportador. Por tanto, el escenario de la 4-T será el mismo del ciclo económico salinista: promedio anual de 2%de PIB en los próximos años, ante una necesidad mínima de 4% y reconfiguración de México como denigrante economía maquiladora. Sin petróleo, el componente mexicano en los productos de exportación es de apenas 27%, contra 53% en 1993.

En un análisis de lo que falta por hacer, el especialista Arnulfo R. Gómez señala deficiencias: “no hay una estrategia de competitividad, de fomento, de promoción de las exportaciones, ni de inversión extranjera con programas, proyectos y políticas públicas realistas que incidan favorablemente en el desarrollo económico de México”. ¿La razón? A pesar de que el Tratado reformado con Trump generó muchas declaraciones, “la mayor parte de los funcionarios (mexicanos) encargados de diseñar la estrategia de comercio exterior son improvisados, burócratas habilitados como expertos en comercio exterior”.

En la frialdad de los hechos, el presidente López Obrador espera que en automático la ratificación de las reformas al Tratado –no fue un nuevo Tratado– reactiven la actividad económica y aumenten el PIB a una meta de 4% promedio anual o más. Por ello llevó a su reunión con Trump a empresarios que nada tienen que ver con el Tratado –Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego y Emilio Azcárraga– y haya desdeñado a empresarios que han catapultado exportaciones en tres ramos clave: aguacate, cerveza y refrigeradores.

Sin reconversión industrial, dinamismo agropecuario, seguridad en zonas sensibles a producción para el Tratado, sin una estrategia, programa y plan urgente de competitividad, programas educativos tecnológicos agresivos, sin institutos de investigación para la producción y sin una reorganización total del sector público para la exportación, el TCL 2.0 se le pudrirá a la 4-T.

El TCL 2.0 de Peña Nieto-AMLO no entendió el fracaso del TCL 1.0 de Salinas: potenciar el comercio exterior multiplicándolo por 10, pero logrando en los hechos un tercio de PIB promedio (2% promedio anual), contra el 6% de los años dorados del populismo 1934-1982. El enfoque neoliberal de Salinas llegó al Tratado sólo para la reconfiguración económica internacional del capitalismo y la subordinación de México a las necesidades de los EE UU y Canadá. De haber tenido un enfoque estratégico, en 1993 como ahora, los dos Tratados, debieron haber fijado en el centro de sus negociaciones un nuevo modelo de desarrollo con crecientes grados de competitividad, y no entregar la economía a las grandes potencias.

Al final, el TCL 2.0 es el TCL 1.0… revolcado.

-0-

Política para dummies: Al final, la economía es política pura.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Nacional

Tiempo Nuevo- “Espero que entiendan cuánto los he amado”

Avatar

Publicado

el

Salvador Guerrero Chiprés*

Preferimos la antigua realidad: la lenta e infinita confrontación a rayo de sol de Érase una vez en el Oeste, del año excepcional de 1968, y la prodigiosa serenidad con armónica y pistola de Charles Bronson santificado por la música de Ennio Morricone. Señales claras y consecuencias contundentes de acciones inequívocas.

La realidad que se nos fue.

En 1969, México descubrió dos clásicos a caballo entre la alta cultura y la popular: El bueno, el malo y el feo, de Sergio Leone, es una de las más grandes épicas del cine del siglo pasado, y su banda sonora se ha vuelto inseparable de la estética del spaghetti western.

Medio siglo después —justo 51 años—, su compositor, el italiano humilde y genial, se ha ido. Una frase directa, concisa, inicia su testamento emocional: “Yo, Ennio Morricone, he muerto”, y en esta última voluntad hay un mensaje, sencillo, lleno de humanidad, dedicado a la gente que más amo.

Tan sólo unas pocas semanas atrás fue reconocido, junto a John Williams, con el Premio Princesa de Asturias de las Artes, quizá  el más importante a nivel internacional sólo por debajo del Nobel, y el cual también han ganado cineastas como Francis Ford Coppola, Martin Scorsese y Pedro Almodóvar, o artistas de la talla de Krzysztof Penderecki, Richard Serra y Bob Dylan. Una década antes, Morricone ganó el Premio Polar, el equivalente al Nobel de la música, y en su historial se hallan el Grammy, los Globos de Oro, el BAFTA y el Óscar honorífico, que no son menos importantes.

Junto a Sergio Leone, icono y mito, definió la ya citada estética que enmarca las películas del Oeste hechas en Italia, alejadas de los paradigmas y narrativas convencionales a la John Wayne. Otros trabajos en los que colaboró con Leone, Por un puñado de dólares y Érase una vez en América, por ejemplo, autoafirman como un hito a este gran dúo del cine.

Más figuras míticas lo buscaron: Brian de Palma, Giuseppe Tornatore y Quentin Tarantino, las más famosas; mientras que a nivel musical un buen oído puede notar su huella, ya sea porque lo han dicho públicamente o por su carácter evidente, en el estilo de Nick Cave, Radiohead, Portishead y Angelo Badalamenti, quien tiene con David Lynch una mancuerna al estilo de la de Leone y Morricone; todos íconos de la música popular de las últimas décadas.

La fuerza que envuelve la obra de Morricone se conforma por muchas caras y estados de ánimo: emociones apasionadas, dramáticas, nerviosas y exuberantes, que construyen atmósferas interiores en torno a lo ambiguo y su propio sentido de lo ominoso.

Entre la cúspide creativa y la cúspide material, queda una tercera, humana, franca, y que sería la esperada por un amigo con el que compartimos horas antes de tomar un largo viaje: “No quiero molestar (…).  Espero que entiendan cuánto los he amado (…). A ella renuevo el amor extraordinario

Enfrentar la vida con un espíritu sencillo, cálido, una mirada llena de amor y humanidad hasta el último de nuestros días. El verdadero ecstasy of gold. 

@guerrerochipres

Seguir leyendo...

Coyuntura

A decir verdad- Economía mexicana en tiempo real: Cifras ajenas al presidente

Avatar

Publicado

el

Por Rubén Iñiguez*

Los mexicanos quieren saber en tiempo real como está nuestra economía. Desde antes del Covid-19, por lo que los indicadores demostraron la caída terrible de la actividad económica y la estatización preferencial para PEMEX y CFE.

Para ello, recurriremos a BBVA Reseach, así como a las observaciones de Carlos Urzúa, un economista experimentado que renunció al gabinete de AMLO, en la titularidad de la Secretaría de Hacienda, el primero de julio del año pasado.

*Pérdida de empleo.* Hay una caída del 92.4% de los empleos formales hasta con dos salarios mínimos. Adicionalmente 9.9 mil patrones formales bajaron las cortinas de sus negocios en los meses de abril y mayo de este año. La situación agravada por el Covid-19 muestra que las empresas que se dieron de baja como patrones ante el padrón del IMSS eran principalmente micro empresas.

La tasa de cierre de empresas está en ascenso en el segundo trimestre del año. La situación es tan grave que 600 mil empresas en este momento están paralizadas. Los analistas de BBVA indican que el gobierno de la 4T no está tomando medidas al respecto. Las políticas anti cíclicas, que se deben aplicar en este periodo tan malo, son paliadas con discursos en que los datos se reducen a una tercera parte de la realidad. Ese ocultamiento de información es una forma de engaño por parte del Presidente López Obrador.

Otro dato doloroso es que 11.8 mil personas que desarrollaban trabajo en el sector informal pasaron con el descenso del PIB a la desocupación. (Tianguistas, comerciantes semifijos, prestadores de servicios ambulantes).

*Consumo.* Se observa la caída de dos dígitos en las cifras de consumo, los mexicanos no están comprando como antes. Las compras actuales son de alimentos y de comercio electrónico, en tanto que los servicios, están en serios problemas.

*Condiciones del Gobierno.* La entrevista del catedrático Carlos Urzúa, ex secretario de Hacienda de la 4T, evidenció que la recaudación fiscal de México, está hundida por la disminución de empresas, la incertidumbre que hostiliza a la inversión y las condenas al sector privado.

Raquel Buenrostro, titular del SAT, alardea de que los grandes empresarios como Walmart, están pagando sus cuentas de impuestos sin descuentos. -Aunque no se descarta que se hayan llegado a acuerdos recaudatorios bajo la mesa- pero su recuperación es solo del 14% del gasto público.

Es decir, Don Carlos plantea que se necesita un mínimo de un 20% de recaudación para que el gobierno sea viable. La falta de inversión extranjera – como es el caso de Constellation Brands- así como el ataque en el sector energético, a los generadores de energía limpia siguen pesando.

En resumen, el gobierno no tiene dinero, y está empeñado en rescatar a la insolvente paraestatal PEMEX, al Tren Maya y al Aeropuerto de Santa Lucía. Los déficits de dependencias oficiales, la desaparición de organismos, se basan en la crisis financiera oficial, por ello se mira ahora a las AFORES de los ahorradores mexicanos, para planear su dilapidación, con el objetivo de financiar al gobierno de Andrés Manuel. _BBVA estima que la recuperación económica llegará (si el gobierno de la 4T toma las decisiones correctas guiado por Banxico) será hasta el año 2025._

*Descenso del PIB.* BBVA lo coloca con escenario bajo y adverso de -12% (superior a la estimación del FMI que era de -10.5%). Esto sin medir el impacto que ha provocado el Covid-19, que podría llegar hasta un -16%. Catastrófico sin duda.

Esto supone un viraje total de la manera en que se ha manejado la economía en este sexenio. AMLO lleva dos años en la misma tónica de incertidumbre y error.

López Obrador, habló de cifras aproximadas a los 500 mil casos de desempleo en el país, sin embargo, se estima un porcentaje mayor a un millón quinientos mil casos de desempleos en México. Evidenció que nuevamente busca ofertar optimismo, pero la situación dista de ser tranquilizadora, y parece más confiable la información de las instituciones financieras y bancarias, que las propias cifras oficiales del gobierno federal “pues parecen traer otros datos”.

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia