Connect with us
Avatar

Publicado

el

Agenda de Seguridad y Defensa

La crisis de la seguridad mexicana estalló en abril de 1984 con la publicación en periódicos de un desplegado firmado por los obispos del sur para denunciar la penetración de narcotraficantes de la marihuana en zonas campesinas. La reacción oficial del presidente De la Madrid, del secretario de Gobernación Manuel Bartlett y de la Federal de Seguridad fue de desdén.
Luego ocurrieron datos que ilustraron la inseguridad:
·      Asesinato del columnista Manuel Buendía, de Excelsior, porque disponía de datos de funcionarios, políticos y policías detrás de los narcos.
·      En febrero de 1985 fue secuestrado, torturado y asesinado el agente de la DEA Enrique Camarena por disputas en el cartel de Guadalajara de Miguel Angel Félix Gallado, Ernesto Fonseca Don Neto y Rifarla Caro Quintero.
·      En 1985 el embajador John Gavin denunció que la Federal de Seguridad protegía a arcos.
·      En 1995 el narco Caro Quinterno fue detenido al tratar de abordar un avión privado, pero fue soltado porque portaba una presencial que lo acreditaba como agenté de la Federal de Seguridad.
·      A finales de 1985 fueron disueltas la Federal de Seguridad e Investigaciones Políticas y Sociales y en su lugar nació la Dirección de Investigación y Seguridad Nacional de Gobernación y luego convertida en Centro.
·      Falta una indagación seria y a fondo sobre la versión que en su momento algunos investigadores del Banco de México registradon como inusual: ventanillas negras (disfrazadas) para que el sistema financiero mexicano absorbiera dólares del narco como una forma de estabilizar el tipo de cambio.
Dos datos ocurrieron en esos años:
·      La creación de una doctrina de Estado sobre seguridad interior, aunque principalmente en el ámbito militar-naval.
·      La creación de la especialidad académica en seguridad pública-interior-nacional.
Pero el problema venía de antes: el narcotráfico como problema de gobierno estalló como crisis de seguridad estratégica del Estado en septiembre de 1969 con la orden del presidente Nixon de cerrar la frontera con México en la entonces llamada operación interceptación para imponer el narcotráfico como un asunto de seguridad nacional de los EE. UU.
En esos 50 años de 1969 a 2019, los gobiernos de México se han negado a darle al narcotráfico y sus derivaciones en otras áreas del crimen organizado el rango de asunto de seguridad nacional, primero porque aquí se tiene miedo a asumir el Estado mexicano como un Estado de seguridad nacional y después porque el narcotráfico sólo ha podido florecer con el apoyo de funcionarios, políticos, sistema judicial y fuerzas de seguridad.
La reconstrucción de la Secretaría de Seguridad (hoy: y de Protección Ciudadana) y la estrategia nacional de seguridad pública sobre los pilares de las tres seguridades (pública-interior-nacional) podría ser la oportunidad para arribar, de una vez por todas, a una doctrina de seguridad nacional que nada tiene que ver con el Estado represivo y que al final está relacionado con la estabilidad social para el crecimiento económico con distribución de la riqueza.
La formación constitucional de la Guardia Nacional y sus leyes relativas tendrían que estar asentadas sobre una estructura de seguridad nacional del Estado. Si se queda en cuerpo coercitivo e inhibitorio, la oportunidad se habrá perdido y la seguridad nacional de México estará en la sombrilla de seguridad nacional de los EE. UU.
Este razonamiento ha sido hecho en círculos de reflexión académica que en el 2005 ayudaron a construir la Ley de Seguridad Nacional, pero que el gobierno de Calderón ni siquiera se preocupó por revisar y tratar de proyectar y por eso sólo se concretó a un blitzkrieg ofensivo en las calles contra organizaciones de narcotráfico, con el saldo que ya se sabe: más de 350 mil homicidios violentos en dos sexenios y decenas de miles de desaparecidos relacionados con el crimen organizado.
El debate sobre la ley orgánica de la Guardia Nacional será la oportunidad para construir un nuevo enfoque del Estado como el organismo de seguridad de la sociedad y definir la seguridad nacional no sólo ante hipotéticas y cada vez más lejanas posibilidades de invasiones extranjeras y sí ante conflictos de ocupación del Estado territorial y del Estado como autoridad superior por parte de organismos del crimen organizado y, desde hace pocos años, del crimen desorganizado al menudeo que es la nueva plaga que daña a la sociedad.
Un Estado de seguridad nacional no es sinónimo de represión, sino que implica la existencia de una doctrina de mantenimiento de la seguridad como garantía para el desarrollo, la distribución de la riqueza y el disfrute de la tranquilidad ciudadana.
Zona Zero
·      Como cada 23 de marzo, algunos especialistas siguen insistiendo en que la línea de investigación del narco en el asesinato del candidato priísta Luis Donaldo Colosio no se ha investigado y lo ligan con el del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo. Lo que sí se sabe es que algunas bandas quisieron infiltrar la campaña con empresarios a su servicio, pero la inteligencia mexicana los descubrió.
·      Si algún dato faltaba para darle la razón a la paranoia de Donald Trump sobre la inseguridad en la frontera, el descubrimiento de un nuevo narcotúnel en la zona fronteriza de Sonora es uno de ellos. Algunos indicios que deben de comprobarse revelan la existencia de decenas de narcotúneles para transportar droga y a veces ilegales.
·      Si comenzaron perforando ductos para robar gasolina y crear un mercado negro de venta al menudeo, los huachicoleros han construido ya organizaciones que merecen la caracterización de crimen organizado por sus ramificaciones, la forma en que se han apoderado de pueblos completos y el control de economías locales. Pero hasta ahora las autoridades carecen de una estrategia integral de combate a ese nuevo flagelo de la seguridad.
(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.
seguridadydefensa@gmail.com
@carlosramirezh
Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Nacido en la ciudad de Oaxaca en 1951, Carlos Ramírez comenzó su vida profesional en el periodismo en 1972. Y desde entonces ha estado ininterrumpidamente en el periodismo mexicano. Además de la práctica periodística, ha sido profesor de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Iberoamericana, además de ser un conferencista cotidiano en universidades de todo el país. Autor de la columna; Indicador Político Twitter: @carlosramirezh Página Web: http://indicadorpolitico.mx

Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

La paz, menester local y global

Avatar

Publicado

el


Salvador Guerrero Chiprés*

En Guerra y Paz, Tolstoi escribe que “hay que creer en la posibilidad de la felicidad para ser feliz”. Podemos recordarlo para sujetar nuestra inclinación, orillada por la pandemia, presionada por la matizada inseguridad y acentuada por la incertidumbre económica, al interés colectivo de la esperanza de recuperación de progreso.

Permitir opciones de futuro y cómo las construimos debería ser la agenda de los partidos en este proceso electoral sordamente iniciado. Hace 39 años la Asamblea General de la ONU instauró el 21 de septiembre como Día Internacional de la Paz en un llamado para que los países estrecharan lazos y reforzaran principios básicos como convivencia, orden y armonía. El mensaje es interno e internacional.

¿Ha tenido este día algún resultado tangible para la sociedad global? Afirmativamente puede demostrarse que la celebración ha sido acompañada de esfuerzos enormes, sin que todos ellos hayan sido exitosos.

En cada entidad —y específicamente en la CDMX—, la sociedad civil junto a líderes de opinión, empresarios y autoridades suman esfuerzos para definir a las ciudades como urbes de soluciones post COVID. Destaca que en la capital nacional se modelen y apliquen políticas públicas sociales e innovación pública en el gobierno de Claudia Sheinbaum: el tema es también la recuperación de la paz.

En estos casi dos años como jefa de Gobierno, Sheinbaum y su equipo han presentado a las políticas sociales, la movilidad, la lucha contra la corrupción la disminución de la impunidad y la operación anticrimen apoyada en inteligencia policial, como parte de la recuperación de la paz.

Pese a las reacciones violentas de algunos grupos delictivos, todos los cuales han sido combatidos en lo que va de este año, con la detención de más de 150 de sus integrantes, la sociedad y las autoridades se mantienen en el énfasis de cultura de la legalidad, en promoción cívica de la lucha contra la impunidad y el arribo a sentencias que formalicen la ejemplaridad en el castigo a culpables de los delitos.

En la CDMX, la preocupación por temas relacionados con la paz y la convivencia social ha llevado a la creación de programas como el de embajadores sociales y deportivos del Consejo Ciudadano. Éste apela por un modelo de convergencia ciudadana, empresarial y deportiva para la prevención del delito, el fomento a la cultura cívica y la resolución de conflictos.

Contribuye a ello el detalle del informe de Sheinbaum, con base en los datos que las propias organizaciones de la sociedad civil conocen, especialmente los relativos a homicidios dolosos, por ejemplo, en los que destaca la disminución de 50 por ciento en los delitos de alto impacto. Falta todavía, y ha empezado un trabajo con resultados medibles, para contener la vulnerabilidad familiar y de género. La paz no debe ser una elección, así como lo es la guerra. La paz es necesidad y conveniencia de todos al permitir una vida productiva y libre.

@guerrerochipres

Continuar Leyendo

Carlos Ramírez

Indicador Político- Muñoz Ledo quiere a Morena como un PRI neolombardista y diazordacista

Avatar

Publicado

el


Carlos Ramírez*

 Aunque a nadie parece preocuparle, el destino de Morena en este cambio de dirigente podría cerrar el círculo abierto en 1986-1989 por la Corriente Democrática pos-neo-cardenista convirtiendo al movimiento lopezobradorista en un nuevo PRI diazordacista-echeverrista-lopezportillista de 1976.

Sólo que ahora con un toque del tipo del Partido Comunista soviético: el plan con maña de Porfirio Muñoz Ledo buscar mover el eje político de la presidencia de la república al partido y presidencializar desde el apparátchikpartidista anulando al líder López Obrador.

Fue lo que quiso hacer Muñoz Ledo en 1975-1976 cuando el presidente Echeverría le negó la candidatura presidencial y le dio el partido como premio de consolación. Desde el PRI, Muñoz Ledo se alió con el caciquesindical Fidel Velázquez para intentar la reconstrucción del movimiento obrero como una organización de masas que le impusiera condiciones al presidente López Portillo. Con astucia, Fidel lo abanicó y Muñoz Ledo se quedó en el gabinete causando estropicios hasta que lo echaron.

Morena podría ser el punto final del movimiento de protesta nacido en el PRI en la segunda mitad de 1986 para intentar meterse en la sucesión presidencial de 1988: la Corriente Democrática formó el Frente Democrático Nacional de la elección presidencial de 1988, el Frente se transformó en PRD en 1989, los caudillismos de Cárdenas, Muñoz Ledo y López Obrador lo destruyeron, agonizó hasta que López Obrador creó su estructura Morena para su candidatura presidencial exitosa en 2018 y no será necesario para el 2024 porque el modelo sucesorio lopezobradorista no considera a un partido como eje dinamizador de la próxima nominación, sino que el candidato tendrá que depender de una coalición de muchos partidos pequeños.

Muñoz Ledo siempre quiso ser el Perón mexicano. Desde la Secretaría del Trabajo 1972-1975 construyó un acuerdo con el movimiento obrero priísta controlado por Fidel Velázquez y aplastó con represión al sindicalismo independiente de entonces, sindicatos industriales pequeños y sobre todo la Tendencia Democrática de Rafael Galván. Sin embargo, Muñoz Ledo ignoró que la lógica del sistema había fortalecido a Fidel para servir a la élite gobernante y no para constituirse en poder autónomo.

La estrategia de movimiento obrero apuntalado por el gobierno y política de bienestar no le alcanzó a Muñoz Ledo para obtener la candidatura presidencial. Muñoz Ledo presume sus lecturas de Duverger como presunto primer teórico de los partidos, pero medio siglo antes del francés fue el alemán Robert Michels el que definió en 1915 a los partidos políticos en la lógica de Muñoz Ledo: oligarquías dirigentes que imponen voluntades personales, lo que llamó “la ley de hierro de la oligarquía”.

De la Secretaría del Trabajo como Ministerio de Bienestar Social peronista, Muñoz Ledo pasó al PRI a operar la campaña de López Portillo y por su cuenta definir al PRI como “el partido de los trabajadores”, aunque su base obrera fuera la controlada, corrupta y lobotomizada de Fidel Velázquez. En su presidencia en el PRD quedó atrapado entre el liderazgo de Cárdenas y el dinamismo de López Obrador y por eso pactó en secreto con Vicente Fox su declinación como candidato presidencial del PARM en el 2000. Y de ahí, una carrera llena de traiciones, expulsiones, corruptelas y acomodos políticos.

Ahora aparece en Morena y se presenta como candidato de unidad, pero ya con una lista estaliniana de expulsados del paraíso partidista. En términos ideológicos, intelectuales, politológicos y de calidad moral, Muñoz Ledo siempre se topó con Manuel Camacho Solís y de ahí su odio político al camachista Marcelo Ebrard. La arrogancia intelectual de Muñoz Ledo está haciendo estragos en Morena y aún sin haber llegado a la presidencia del partido, con la amenaza directa de que meterá en cintura al propio presidente López Obrador y su estrategia política de liderazgo social.

Al final, Muñoz Ledo sigue arrastrando su diazordacismo como la personalidad autoritaria que define.

-0-

Política para dummies: La política es la suma de inteligencia y astucia, diría Machiavelli.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh

Continuar Leyendo

Nacional

A decir verdad- El legítimo, una película “remake” de la izquierda

Avatar

Publicado

el

Por Rubén Iñiguez*

“El legítimo” es una producción de la izquierda mexicana, protagonizada por el Diputado Gerardo Fernández Noroña, del Partido del Trabajo, con pocos obreros, célebre por sus arrebatos, polémico por sus declaraciones, paupérrimo de contenidos, huérfano por ahora de causa, abundante de enemigos por sus agresiones y hoy en desgracia política por ser el hijo desobediente que pretendió ser el líder de la cámara de diputados, sin embargo “el dedo de ya saben quien” dijo que el PRI se quedaría con dicha presidencia.

Esta es una versión revisada o sea un “remake” del “primer legítimo” cinta estrenada en 2006, que en su momento se estrenó a la nación, con Andrés Manuel como estelar, su desplante de autonombrarse el gobernante legítimo, el presidente de verdad, ante la derrota sufrida a manos de Darth Vader Calderón, que en su momento climático le dijo: “Peje yo soy tu padre” una vez que trataba de arrimarlo a las fuerzas oscuras del neoliberalismo. En tanto se retorcía LukePeje Skywalker, que seguiría caminando hasta quitarlo del imperio.

Esta cinta, que tuvo su coronación rodeada de estandartes con el aguilita repúblicana de la era de Porfirio Díaz, no cosechó los aplausos esperados. Básicamente ni los de casa se dirigían a Andrés Manuel, como “Señor presidente legítimo” a no ser que fuera a pedirle un préstamo de las arcas llenas de “aportaciones” del  pueblo bueno y sabio, a su representante que solamente retiraba dinero de Banorte, sin tener que sudar 8 horas, tener que checar tarjeta, y a cambio solamente extendía sus maravillosos discursos, de promesas. “La corrupción voy a barrerla de arriba hacia abajo”.

Lo que en la práctica equivalía a, hay que barrerla desde el pasado, de menos en forma simbólica, conmigo y una escoba dorada, conjurando a las fuerzas conservadoras que persisten en disfrazarse de varias formas. Y a las cuales no hay que hacer enojar, ni con encuestas.

Uno de esos conservadores es hoy Gerardo Fernández Noroña, declarado no grato por el Congreso Soberano del Estado de Nuevo León, No-roña le dijeron, al igual que el equivocado “historiador” Pedro Salmerón, que pese a tener apellido conservador, resultó adulador de los guerrilleros que acribillaron al verdadero prócer indiscutible de Nuevo León, Don Eugenio Garza Sada, padre del Grupo Monterrey, que les dió empleos, empresas, alto nivel de vida, equidad y justicia para gran parte de la población, al contario de los guerrilleros que solamente  proporcionaron peligros, acciones criminales, una ideología extraña a la naturaleza de trabajo y progreso de los neoleoneses y atentaron contra un baluarte del bienestar de Nuevo León.

La primera versión de “El Legítimo” pasó sin pena ni gloria, porque el protagonista desistió del engorro de explicar que él era el bueno, no Darth Vader Calderón. Con sus cuates  tomaron Paseo de la Reforma, que recibían su torta, sus 200 pesos, por ver las telenovelas, en tanto llegaba la pachanga nocturna; vaya reventones y bacanales se hacían en honor del legítimo hace algunos años atrás.

Realmente no vemos a los diputados, cuadrándose ante el recién coronado Fernández No-roña, primero porque no les paga. Segundo, es en la democracia, uno igual a los demás en cuanto a ser representantes del pueblo, vía plurinominal (dedazo) o vía elección popular. Finalmente la Sauri, es más agradable que el cascarrabias amargado de Noroña.

Fernández Noroña esgrimió un argumento de Robin Hood (que lo hará caer más al fondo) “Hay que salvar a la 4T del PRI”, dijo; Pues ha torcido el camino, ya no es pura y excelsa, ya no es la vía del pueblo, ¿ahora está en manos de los conservadores. ¡Hay que salvar a Morena!, dice el del PT.

Esto en cine significa que AMLO se vuelve MALO y Gerardo es bueno. MALO es en realidad un capitalista -si lo es- un títere del imperalismo yanqui- también acertó- ya que hace lo que el presidente Trump le indica.

Claro, AMLO el MALO, alega que es el guardián del depósito del populismo, para empobrecer a todos los mexicanos, y acabar con la empresa privada, el monje con las siete llaves, encarnado en su hablantina persona.

“Gerardo el Bueno”, es célebre por agotar sus capacidades culturales y dialécticas y pretender resolver las diferencias a trompadas, mordidas, araños y mentadas. Tal vez en sus tiempos libres sea ya un experto en artes marciales, ya que no se puede estarle pegando a todos, todo el tiempo.

Lo cierto es que en lo que llega la oportunidad de encontrarse con AMLO cara a cara, y reclamarle que haya dejado a Dulce María Sauri, con más tablas de política, más cultura, más capacidad de concertación, aunque sea príista de cepa, dirá que fue una decisión equivocada no haberlo ungido como presidente de los diputados.

Sin embargo, en el “cara a cara” con MALO, Fernández No-roña podrá pedir una silla plegable para convencer de las verdades revolucionarias al hoy traidor. Pero el diputado persiga es muy razonable, no va a pelear con un “viejito” y no sería justo tratarlo con esa violencia. Entonces podrá conmoverse y llorar y decirle “Tu eres mi Padre”, y como en los episodios de la Biblia que tanto gusta al Legítimo anterior, se postrará llorando, para que su padre mande traerle -luego de un buen baño, porque olerá a corrupción- eso dice la Biblia, lujosas túnicas y le devolverá el anillo de la 4T: “Combatiré de día y de noche el mal con el poder de mi Linterna Guinda”

Entonces los hermanos celosos, que están en el seno de la gloria del presupuesto, del Tren Maya y de la refinería Dos Bocas, (que por cierto se les volvió a inundar), enojados reclamarán a AMLO y este aprovechará para regalarles una parábola sobre la recuperación de la oveja descarriada del PT.

Sin embargo, Noroña, tiene un sin fin de detractores que ha cosechado por su paso en la política, y son ellos los que lo tienen exiliado del partido en el poder.

Gerardo iniciará una lucha depuradora contra la revolución en la revolución. Con su nombramiento de legítimo, buscará por los caminos quién se detenga a escucharlo, pero comprobará que ni su verdadero padre, Darth Vader Calderón NO lo quiere en México Libre, porque le podría ahuyentar la “membresía opaca” que le vetó el INE.

Gerardo tampoco será bien recibido en círculos oficiales del villano gobernador Jaime Rodríguez Calderón, Virrey de la Oscuridad Conservadora y de la CONAGO, que enviará a la fuerza pública a sacarlo de su provincia de Nuevo Léon o de menos le hará saber que es hijo ingrato.

De hecho en el estado de Hidalgo lo recibieron a huevazos y jitomates. Parece que su método de andarse peleando con todo mundo, le comienza a generar serios problemas.

Bueno, si resiste unos 18 años y recibe “aportaciones nada corruptas” del pueblo bueno que quiera ser salvado de AMLO que se volvió MALO, pues perdió el camino de la luz, tal vez llegue a ocupar el puesto en que no necesite ser el legítimo, porque el pueblo y su democracia, lo nombrarán.

Mal le va a ir a Fernández Noroña, creo que el cine debe dejarlo por ahora, su película es un plagio del original, al cual no le auguro audiencia ni en Netflix.

En fin, el diputado Noroña no es más que una copia barata del “primer legítimo”, con quien se molestó por no hacerlo presidente de la cámara de diputados, además, lo reciben a huevazos y jitomates en Hidalgo, y que aparte de todo, anuncia públicamente “en sus montañas del Tíbet que tanto ama”, quitarle su “valiosisimo apoyo” a Mario Delgado para la presidencia nacional de Morena.

A decir verdad, no se si las montañas que visita a menudo sean suficientes para despejar su mente, o más bien le falte una “visitadita” con un especialista en salud mental.

Continuar Leyendo
Advertisement


Tendencia