!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Por Carlos Ramírez (*)

Los incidentes de agresión de personas vinculadas a bandas criminales contra las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad representan una nueva fase de la crisis del Estado. Y, además, implican una grave contradicción: ¿para qué desplazar fuerzas de seguridad en zonas del crimen organizado si no tienen ordenes de responder a las agresiones?

Lo que está en disputa en esas agresiones no es sólo el honor y respeto que se de debe a la autoridad, sino el hecho de que se trata de una lucha por el control territorial que le corresponde, por ley y por seguridad nacional, a la soberanía territorial del Estado.

El país se enfrenta a una fase desviada de la aplicación de la ley: el cese al fuego de manera unilateral; el Estado tiene la capacidad de fuego, la ley y las regulaciones, pero no las aplica para no exacerbar los ánimos sociales. La argumentación se entiende por la claridad de los hechos, pero no por ello se debe de permitir porque se trata del abandono de la autoridad del Estado en zonas de la soberanía de la república.

Los incidentes que han indignado a las redes sociales son cada vez más: fuerzas de seguridad zarandeadas por personas que pertenecen, de hecho o por circunstancias, a los grupos criminales.

El fondo es aún peor: no se trata de que el Estado tenga la tolerancia de no responder con la fuerza porque provocaría una masacre, sino que implica la realidad de que el Estado se niega a ejercer el control constitucional de zonas territoriales. Detrás de los grupos exacerbados contra las fuerzas de seguridad se encuentra una parte de la sociedad que no aprueba la exclusión de la autoridad y que no quiere vivir bajo un gobierno controlado por criminales.

Al gobierno del presidente López Obrador le costó mucho trabajo procesar en el legislativo la Guardia Nacional, su organización civil con entrenamiento militar, la ley de uso de la fuerza y la estrategia general de seguridad pública como para achicarla o de plano no usarla en situaciones de crisis de seguridad. Si permea a nivel nacional que se le puede faltar el respeto a la autoridad armada, entonces las policías y fuerzas de seguridad en otras partes estarán bajo ataques de los delincuentes.

Lo que menos se quiere es una masacre, pero las fuerzas de seguridad tienen capacidad, entrenamiento y controles institucionales para aplicar la ley por la fuerza y sin responder a la violencia. Si no se hace, entonces no deberían desplazarse partidas de la Guardia Nacional a zonas calientes donde encontrarán violencia y falta de respeto a la ley.

Lo que está en juego y disputa no es defender a las fuerzas de seguridad, sino ver que el Estado usa su fuerza para imponer la ley en zonas gobernadas por la criminalidad.

Ley de la Omertá

En 2007 comenzó la gran movilización militar contra los cárteles del crimen organizado, pero la crisis de seguridad venía desde muy atrás. Y el debate también. En esta sección iremos desahogando la revisión de libros sobre la inseguridad que se han venido publicando.

Y comenzaremos con La era de la criminalidad (Fondo de Cultura Económica), un libro que conjunta tres libros del escritor Federico Campbell, sin duda el pionero en el enfoque del intelectual sobre la crisis de seguridad. Campbell, fallecido apenas en 2014, escribió una columna singular: Máscara Negra, para revisar semanalmente libros, ensayos, autores e interpretaciones desde la cultura de la inseguridad.

En sus primeros textos Campbell acertó en el enfoque general: no asunto de policías y ladrones, sino un tema del carácter del Estado. Con buen tino, el autor hizo siempre una vinculación no lineal con cuando menos dos organizaciones criminales con tipología especial: la mafia italiana y su extensión en La Camorra y la delincuencia del poder del dinero en los EE. UU. con el prototipo del gangsterAlphonse Capone.

Pero hubo otra articulación novedosa. A través del escritor Leonardo Sciascia –a quien conoció en Italia–, Campbell logró ir tejiendo semejanzas del crimen organizado mexicano y su protección institucional con lo ocurrido con la mafia italiana en los setenta. Campbell tiene otro libro, La memoria de Sciascia (FCE) en donde desmenuza esas relaciones entre política-poder-crimen.

El agobio cotidiano de las cifras, las fotografías y las denuncias por la crecente actividad del crimen organizadlo a veces impide que en los medios se haga reflexión política de la inseguridad y se elude el tema central: la dialéctica entre Estado-criminales en la lógica de la economía cero: lo que gana una de las partes la pierda la otra. Es decir, donde el Estado se repliegue existe una respuesta automática con el avance no solo criminal sino de poder político y económico de los delincuentes.

En su sección La invención del poder –primer apartado de La era de la criminalidad–, Campbell resume el conflicto entre el Estado y la delincuencia: el ejercicio del poder. En efecto, la tensión dinámica Estado-delincuentes es un asunto de ejercicio, control y hegemonía del poder de uno sobre el otro. Los delincuentes quieren controlar plazas para imponer su poder por encima del poder institucional del Estado. Así de simple.

Zona Zero

·      La lectura estratégica del presupuesto para 2019 no fue una buena noticia para la seguridad. El PIB de 2019 y 2020 será menor al 2% prometido y ya se sabe que a menor crecimiento le corresponde mayor inseguridad.

·      La reunión del canciller mexicano Marcelo Ebrard con el vicepresidente estadunidense Mike Pence se dio de antemano con la derrota mexicana en materia de autonomía en el tema de migración y la pérdida de espacio propio en seguridad nacional.

·      Las cifras de delincuencia del mes de agosto serán más altas, estiman analistas, porque el gobierno sigue en una especie de cese al fuego unilateraly ese vacío está potenciando la guerra entre cárteles por el control de las plazas.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Nacido en la ciudad de Oaxaca en 1951, Carlos Ramírez comenzó su vida profesional en el periodismo en 1972. Y desde entonces ha estado ininterrumpidamente en el periodismo mexicano. Además de la práctica periodística, ha sido profesor de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Iberoamericana, además de ser un conferencista cotidiano en universidades de todo el país. Autor de la columna; Indicador Político Twitter: @carlosramirezh Página Web: http://indicadorpolitico.mx

Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coyuntura

Enrique Alfaro no entiende que no entiende; pedirá dinero a López Obrador pero este viene a ¡seguridad!

Avatar

Publicado

el

Si viéramos el esquema del presidente Andrés Manuel López Obrador para tratar a uno más poderoso que él, a Donald Trump, por ejemplo, veríamos que, aunque se pase de dócil elude muy bien la confrontación y ha obtenido más dividendos que si se le hubiera opuesto. Enrique Alfaro el gobernador de Jalisco no es así, no piensa así, y es contestatario ante el Ejecutivo Federal no se sabe por qué. Ayer dijo que le pedirá dinero para el agro, cuando López Obrador ¡viene a temas de seguridad!

Su gira será por Colima, Guanajuato y Jalisco, por lo tanto el gobernador debiera hablarle de crimen organizado, de capacitación y no estirar la mano: en primer sitio porque se ve mal, y en segundo lugar porque es inútil. Las 8 columnas hoy de el periódico El Universal hablan de cómo ha reducido la 4T 18 mil millones de pesos a las entidades federativas en participaciones este año.

Además, Proceso ya demostró que cada vez que quiere que le avalen un crédito fácilmente el gobernador Alfaro habla y despotrica, pero cuando está ante el presidente como que le escurre al bulto.

Hoy Milenio Jalisco dice a 8 columnas que Alfaro pedirá apoyos para el agro a fin de que Jalisco sea vanguardia económica. Leamos: “En la visita del próximo jueves del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a Jalisco, el gobernador Enrique Alfaro planteará un acuerdo (sic) para la reactivación económica en el que el estado será motor (sic) para el desarrollo del país, especialmente el sector agropecuario. Así lo informó durante la toma de protesta del Consejo de Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial de Jalisco A.C.

“Hay un enorme peso, una enorme responsabilidad sobre Jalisco para verdaderamente convertirnos en el motor de la reactivación económica (sic), yo creo que lo vamos a lograr. Es uno de los temas que yo le quiero plantar con respeto, pero de manera clara, al Presidente en su visita el próximo jueves. Tenemos que convocar a un acuerdo para la reactivación, pero no un acuerdo basado, como desafortunadamente así ha sido, lo tengo que decir en un ánimo constructivo (sic) en ejercicios políticos para la foto”, mencionó el mandatario”.

Bueno, a ningún presidente le interesó o le interesa Jalisco, y eso que somos el tercer estado con más electores. Nos toman como el gallinero más grande de la República y solo les preocupan los industriales de CDMX, de Nuevo León y Edomex. La moda este sexenio es el sureste. Pero si Alfaro cree que estirando la mano logrará sueños guajiros no es el camino. Obrador jugará con él, le meterá el dedo en la boca, lo “defenderá” ante eventual rechifla y le dirá que va bien, pero lo va a derrotar en el 2021-2024 porque el gobernador no entiende que no entiende.

Seguir leyendo...

Coyuntura

Sacude Mural a Fela Pelayo -así se llama-; prueba que usurpó funciones y se espera despido

Avatar

Publicado

el

Fela Pelayo -así se llama, no tengo la culpa- es una secretaria del gabinete de Enrique Alfaro -igualdad sustantiva- que ejemplifica fielmente la arrogancia y la amargura que los alfaroboes se cargan. Mural exhibe hoy no solo que ha usurpado funciones al firmar como licenciada sin serlo, como ella misma reconoce, sino que dice que ella sabe más que una profesionista universitaria.

Como quien dice: en la Univa forman mal a sus profesionistas, y la población de Jalisco se la festeja.

La nota dice: “Fela Patricia Pelayo López dirige la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres en Jalisco sin tener el grado universitario que por ley se necesita (sic) para el cargo; además, se ha ostentado (sic) como licenciada sin serlo.

“La ex diputada local de Movimiento Ciudadano que desde febrero de 2019 asumió el cargo de Secretaria, estudió Licenciatura en Mercadotecnia en el ITESO, pero no se ha titulado debido a que no concluyó (sic) la carrera, reconoció (sic) en entrevista con MURAL.

“…Al no tener grado universitario, Pelayo López, quien percibe como sueldo 137 mil 143 pesos brutos al mes, estaría impedida (sic) para asumirse como Secretaria…
“…Pelayo López calificó como irrelevante (sic) el no contar con título profesional y haber firmado documentos como si fuera (sic) licenciada; afirmó que su experiencia (sic) le permite ostentar la Secretaría, pese a no tener estudios universitarios concluidos”.

Sus expresiones la retratan fielmente, Fela Pelayo -no es albur, así se llama- es muy arrogante, está protegida por el poderosísimo Jefe de Gabinete del Gobierno de Jalisco, Hugo Luna Vázquez. Piensa como él, “discrimina” a todos, como él; usa las patadas, como él, y lo que unos poquitos piensen le vale sombrilla, como al tal Hugo Luna Vázquez. 

Seguir leyendo...

Coyuntura

Continúa chiquero de Ismael del Toro en Guadalajara; amañan licitaciones burdamente

Avatar

Publicado

el

Aunque el presidente municipal de Guadalajara Ismael del Toro Castro, no se dé por enterado (sin duda lo está) de las irregularidades de la licitación para la compra de chalecos antibalas que canceló el también presidente del Comité de Adquisiciones del municipio David Mendoza Martínez el ayuntamiento tapatío es a todas luces un verdadero chiquero.

El jueves 8 de julio de 2020, A fondo publicó las declaraciones que en entrevista nos dio la regidora de Morena Claudia Delgadillo en la que reveló que lejos de transparentar este tipo de compras, está claro que se pretende favorecer a empresas que incluso no reúnan los requisitos y dijo: “Quedó expuesta a todas luces una simulación de licitación y la pretensión de corrupción y malversación del dinero de todos los tapatíos, sin dejar del lado lo más importante que es, jugar con la seguridad de los elementos de policía de Guadalajara”.

Bien, pues ahora luego de escuchar el audio de la sesión del pasado martes 7 de julio del presente año, queda muy claro que esa licitación para la adquisición de 510 chalecos con un techo presupuestal de 9.5 millones de pesos está inmersa en irregularidades y se pretende favorecer a determinada empresa con ese jugoso contrato.

Como lo señalaron los miembros del Comité en donde incluso el propio ingeniero Camberos -quien se desempeña como testigo social de ese órgano- dijo que las pruebas con las que echaron abajo la licitación manipulada no están completas y por lo tanto aseguró no había razón para cancelarla. Es la mayoría de miembros quienes ven incongruencia y coinciden en que existen irregularidades en la forma que pretenden volver a celebrarla con miras a favorecer a una empresa a modo.

Mientras tanto la también presidente de la Comisión de Transparencia del Ayuntamiento de Guadalajara, regidora Claudia Delgadillo, llevará ese asunto a los ediles para levantar la voz, misma que le negaron en dicha sesión en la que pretendía salir de muchas dudas del irregular proceso.

Por lo visto, el alcalde tapatío, Ismael del Toro y su jefe de gabinete Erick Tapia, tienen mucho interés en favorecer a alguien en ese contrato. La gente sabe que el ayuntamiento tapatío es un chiquero hace muchos años.

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia