!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Por Carlos Ramírez

Un poco por la presión estadunidense, pero mucho por la lógica fuera de control de la seguridad, el gabinete de seguridad parece haber llegado a la conclusión de que es inevitable la persecución de capos para ir desmantelando cárteles del crimen organizado y bandas del crimen desorganizado. Pero, eso sí, no será un regreso a la guerra tipo Calderón o Peña Nieto.
Los cárteles y bandas están organizados para delinquir; y sus miembros no fueron reclutados por pobreza sino por ambiciones. La posibilidad de pactar una paz es lejana en tanto que no existen opciones de empleo legal. Y aquí hay que entrarle a la psicología del crimen: ¿se delinque por pobreza o por decisión propia?
El crecimiento y fortalecimiento de cárteles y bandas se debió, también, a la complicidad de las estructuras de seguridad y justicia. El poder del crimen organizado corrompió al poder público, comenzando por los policías. Y ahí se construyó una estructura extensa de crimen y delincuencia.
Hasta ahora no se cuentan con estudios o encuestas sobre el comportamiento delictivo de partes de la sociedad; la corrupción es consecuencia de la falta de instituciones y leyes para hacer funcionar al Estado y el camino de la compra de favores es el más corto para llegar a objetivos.
Tampoco se tienen datos claros sobre el número de personas que forman parte del crimen organizado. Pero si se revisan las cifras de delincuentes detenidos. Algunos datos oficiales, sin precisar metodología, hablan de 125 mil delincuentes arrestados en sexenio de Peña Nieto y quizá unos 100 mil en el de Calderón. Por tanto, estaríamos hablando de 225 mil delincuentes detenidos. ¿Qué porcentaje del total delincuentes existentes son los arrestados? Ahí se daría una clave para ver qué modelo de pacificación podría aplicarse para obtener resultados.
El modelo de construcción de la paz se basa sólo en la exhortación y en la oferta de ciertas condiciones de empleos y prestaciones sociales. Pero los delincuentes optaron por la criminalidad en la medida en que no encontraron opciones en el mundo civil de la legalidad.
Y al final existe otro problema de la pacificación: la mentalidad del delincuente se construyó en la violación de la ley para obtener beneficios económicos, en tanto que la legalidad está llena de obstáculos y condiciones salariales bajas. Un halconcito que gana 8 mil pesos mensuales sólo tiene la opción legal de 2 mil pesos.
El camino de la pacificación es largo, sinuoso y pesimista.

Ley de la Omertá
El ejército y el poder. Impacto e influencia política en el México moderno, de Javier Ibarrola, Editorial Océano, México, 2003. De los pocos libros que tratan de indagar investigaciones sobre el papel del ejército en la vida pública mexicana, el de Ibarrola destaca porque se trata de una indagación no académica, que parte del conocimiento interno del funcionamiento de la fuerza armada y que pudo posicionar el papel de los militares en la crisis de seguridad.


Fallecido en 2012, Ibarrola fue el único periodista que logró asentar en medios el seguimiento cotidiano de las labores del ejército fuera de sus cuarteles. De ahí salió el libro, armado con parte de sus columnas e investigaciones propias que partieron de la decisión del presidente Cárdenas de crear el sector militar como el cuarto sector del Partido de la Revolución Mexicana y del presidente Avila Camacho para quitarle es condición de partido y regresarlo como un cuerpo al servicio de la sociedad.
El libro termina en el tiempo político del arranque del gobierno de Fox como la primera presidencia de alternancia de partido y sus efectos en el reacomodo de las instituciones de seguridad. Siempre se temió que el ejército fuera sólo del PRI y que sería un obstáculo para la alternancia democrática, pero el 2000 fue terso y nunca hubo en la realidad ninguna maniobra militar para entorpecer al gobierno panista, Ibarrola narra, inclusive, la forma en que el gobierno de Fox comenzó a darle noción civil a las instituciones legislativas que tenían que ver con la regulación de las fuerzas armadas. Pero con institucionalidad, los jefes militares y marinos se ajustaron sin problemas a la nueva civilidad de la transición de instituciones políticas.
Aunque poco duró el gusto. La crisis en la seguridad pública y sus perfiles de seguridad interior –la primera de tipo policiaco y la segunda por jerarquía de las instituciones del Estado– comenzaron en 1982 con el relevo de la élite política gobernante por tecnócratas economistas y se convirtieron en colapso de estabilidad de 1997 en adelante. En el 2006 –el libro de Ibarrola termina en el 2002– el gobierno panista del presidente Calderón convocó a las fuerzas armadas, invocando seguridad interior establecida en la Constitución, a construir un bloque de fuerzas de seguridad contra los cárteles.
El libro de Ibarrola ayuda a entender lo ocurrido de 2006 a 2019.

Zona Zero
·      Aunque se habla del interés de los EE. UU. por el Cártel Jalisco Nueva Generación, en la reunión del secretario de Justicia del gobierno de Trump en México se volvió al tema de Ovidio Guzmán López, el hijo de El Chapo que fue capturado el 17 de octubre pasado y dejado en libertad por amenazas contra militares. Ya existe orden de extradición, pero falta que el gobierno mexicano emita la orden de aprehensión.
·      La ley de amnistía podría enredarse en el Congreso porque cumple con objetivos sociales, pero deja muchas puertas abiertas en materia de control de reos liberados. El sistema penal carece de capacitación para la rehabilitación y muchos reos no criminales son entrenados por bandas dentro de las prisiones. En los hechos, la única manera de mantener cierto control sobre cárceles es entregarles a los delincuentes el autogobierno, pero no es cosa que convertir las prisiones en centros de adiestramiento delictivo.

El autor es director del Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

‪seguridadydefensa@gmail.com‬
www.seguridadydefensa.mx
@carlosramirezh

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Nacido en la ciudad de Oaxaca en 1951, Carlos Ramírez comenzó su vida profesional en el periodismo en 1972. Y desde entonces ha estado ininterrumpidamente en el periodismo mexicano. Además de la práctica periodística, ha sido profesor de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Iberoamericana, además de ser un conferencista cotidiano en universidades de todo el país. Autor de la columna; Indicador Político Twitter: @carlosramirezh Página Web: http://indicadorpolitico.mx

Seguir leyendo...
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carlos Ramírez

¿Cárteles y Muñoz Ledo mecen la cuna de caravanas migrantes?

Avatar

Publicado

el

Indicador Político:

Sólo las mentes ingenuas o con intereses creen que las caravanas de migrantes tienen el objetivo de buscar visas humanitarias para entrar a vivir en paz a los EE. UU. Todos los que están usando la violencia para ingresar en masa y sin permiso legal a México en automático serán rechazados en la frontera estadunidense por más fotos sentimentales de niños, mujeres o ancianos.

La política carece de sentimientos. Y la seguridad nacional que incluye la migración como una de sus variables también se mueve por los resortes del realismo brutal del poder.

De ahí que la información vital sobre las caravanas de migrantes centroamericanos no se localiza en los choques provocados contra la Guardia Nacional que protege la soberanía territorial de invasiones extranjeras, sino en las manos que mecen la cuna de las caravanas: quién los organiza, quien los dota de dinero para moverse, quién los instiga a cruzar con violencia la frontera mexicana y quiénes los defienden.

Lo grave de los incidentes de la semana pasada se localiza en posturas radicales como las del diputado priísta-perredista-propanista-parmista-morenista Porfirio Muñoz Ledo reduciendo el problema al ataque de migrantes a efectivos der la Guardia, cuando el problema es de seguridad nacional ante la invasión de extranjeros sinrespetar la soberanía territorial de la república.

El diputado Muñoz Ledo debiera rescatar sus discursos de elogios a Díaz Ordaz por el uso de la fuerza en 1968 contra estudiantes para entender cuándo se trata de represión y cuándo de soberanía del Estado. Toda teoría general del Estado, y Muñoz Ledo ha dado clases del tema, define con claridad los límites de la soberanía nacional.

Los más interesados en romper con la frontera México-EE. UU. son los cárteles del crimen organizado que se dedican a cruzar droga, personas y dinero ilegales. Hay indicios de que parte de los migrantes fueron ofertados a las bandas de narcos mexicanos en los EE. UU. para la venta de droga al menudeo. Para deslindarresponsabilidades se utilizan justamente las reglas de migración de cualquier país: solicitar visa para informar de sus intenciones.

Ahora resulta que el diputado multipartidista Muñoz Ledo aparece como una pieza funcional a los intereses de grupos delictivos y radicales ideológicos que quieren reventar la frontera México-EE. UU. Las autoridades migratorias mexicanas sólo piden que los migrantes soliciten visa, pero los centroamericanos quieren ingresar en bola a México sin registrarse y sin dar datossobre sus condiciones socioeconómicas. Millares de migrantes de caravanas pasadas forman parteya de bandas delictivas mexicanas.

Por ello, el diputado pluripartidista Muñoz Ledo, corifeo del Díaz Ordaz represor del 68, debiera en realidad exigir una investigación sobre las personas o grupos que están organizando las caravanas con las intenciones de provocar conflictos en México y en los EE. UU. Las oficinas de migración e inteligencia de los EE. UU. están investigando a los que están financiando a los migrantes violentos y han tomado nota de la faltade respeto a las instituciones por parte de los migrantes que quieren empleo en los EE. UU.

La cancillería mexicana también está obligada a involucrarse en la crisis de los migrantes porque el canciller Marcelo Ebrard es el responsable presidencial de la estrategia mexicana en Centroamérica hasta ahora reducidaa dinero para programas de desarrollo. En Relaciones Exteriores parecen ignorar que la frontera sur mexicana tiene una triple valoración de seguridad nacional: territorial, estadunidense y criminal.

Asimismo, se necesita de una indagación de seguridad nacional de los organismos de derechos humanos que acompañan a las caravanas porque estarían encargadas de la seguridad y fincamiento directo de las necesidades de los migrantes. Notodas las oficinas de derechos humanos responden a criterios humanísticos, pues cuando menos en los cárteles del norte mexicano existen grupos de derechos humanos financiados por cárteles para acotar las funciones de seguridad del Estado.

La función legal de la Guardia Nacional para proteger las fronteras territoriales de la república es el menor de los problemas. La clavede la crisis provocada por las caravanas se localiza en el interés der cárteles por reventar la política migratoria de los EE. UU. y evitar el cierre de caminos para el tráfico de personas, droga y mercancías que controlan los principales cártelesque ya dominan la venta al menudeo de droga en tres mil ciudades estadunidenses.

Port ello conviene preguntar si el diputado pluripartidista Muñoz Ledo perdió su olfato estratégico o forma parte del juego estratégico se los cárteles.

-0-

Política para dummies: La política es el arte de hacer una cosa distinta a lo que dice.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Nacional

Columna A decir verdad: Triste papel de la política exterior de México

Avatar

Publicado

el

Por Rubén Iñiguez

Durante muchos años, se han puesto al descubierto distintos “personajes de la patria”, quienes han actuado con un completo servilismo y complacencia ante EUA. Varias páginas negras de nuestra historia se han dedicado para contar de estos hechos.
Es triste la represión, y más cuando esta, se hace al servicio del imperialismo Yanqui. México la pone en práctica contra los migrantes centroamericanos, a los que al parecer las ayudas presupuestales (100 millones de dólares), no les han bastado, y siguen viniendo en la oleada que pretende aprovechar la masificación para poder burlar los controles fronterizos.
A decir verdad, la Guardia Nacional se ha convertido en un instrumento de la política anti-migración de Donald Trump, añadiendo otra violación más a la tradición diplomática de México en materia de hospitalidad y asilo.
Por su parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, se vale de un eufemismo para justificar la “contención represiva”, por el término “rescate”. Pues para él, la Guardia Nacional está salvando vidas, rescatando a los migrantes de su propósito irracional de huir en busca de una mejor calidad de vida, desde Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala, sumados a los sudamericanos, principalmente venezolanos que se agregan a la intención de alcanzar libertad, prosperidad y condiciones de vida que garantizan los derechos humanos universales.
Mientras tanto, Danielle Bachelet expresidenta de Chile, ahora a cargo de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, pese a su relación personal con el presidente mexicano, no ha dudado en señalar que, ante la humanidad, nuestro gobierno mexicano se hace responsable del trato que prodigue a los migrantes centroamericanos.
Resalta la postura de un personaje que antes era un férreo defensor de los migrantes, y hoy parece más una tapadera del actual gobierno federal, me refiero al clérigo y activista, Alejandro Solalinde, quien acusa a los líderes de los centroamericanos planear poner a las mujeres y niños al frente para enfrentarlos con la Guardia Nacional.
Esta solidaridad es incómoda, y revela el verdadero talante del anterior defensor de las caravanas migrantes, a quien parece ser, le ganó más el interés por estar bien con AMLO, que defender sus ideales, si es que alguna vez los tuvo…
La política exterior de México, pretende estar alineada al Pacto Socialista de Sao Paulo, pero a la vez, le rinde exageradas consideraciones al gobierno norteamericano. “Parece que hoy no solo le tememos a los gringos, sino también a Cuba y Venezuela”
La triste labor sucia de atacar, hostigar y expulsar a los migrantes, no es de ninguna manera un rescate, es una represión. El mismo Porfirio Muñoz Ledo dijo: “Nuestro gobierno tiene la obligación de permitir el paso de los migrantes por el territorio nacional; así lo marca el Artículo 11 de la Constitución y el Acuerdo Migratorio de Marrakech del cual México fue activo promotor y que establece la migración “ordenada, segura y regular”. Estas mismas palabras quiso pronunciarlas ante el pleno de la cámara de diputados, sin embargo, su misma bancada de legisladores lo censuró. Hecho que lo hizo sentirse aún más desilusionado. “Nada le puedes quitar o dar a un hombre que está más cerca de la muerte que de ver como se pierde en la mentira y en el autoritarismo el sueño de una transformación en México. Hoy puedo decir que hemos dado un salto hacia atrás de 30 o 40 años, y lo puedo decir porque yo lo viví. Yo no me voy de morena, morena se sale de mi corazón.”
Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

Indicador Político: Ni migrantes ni la Guardia, sino la seguridad nacional de EE. UU

Avatar

Publicado

el

Carlos Ramírez

El endurecimiento de la Guardia Nacional en la zona fronteriza Guatemala-Chiapas no responde a un espíritu represor que bien conoce Porfirio Muñoz Ledo cuando avaló la represión diazordacista a estudiantes en el 68, sino que se deriva del acuerdo secreto del canciller Marcelo Ebrard Casaubón con el gobierno de Trump para correr el muro fronterizo estadunidense hasta el Suchiate.

Y aunque en ese acuerdo hubo cesiones de soberanía, en el fondo la crisis migratoria del año pasado y del actual significa una crisis de seguridad nacional estadunidense y mexicana y mixta. Ninguna persona puede cruzar de manera violenta la frontera de México e ir a solicitar asilo a los EE. UU. Los que están esperando cita en la frontera mexicana y los que quieren cruzar Chiapas sin legalidad no tienen la más mínima posibilidad de obtener asilo estadunidense.

Eso sí, las alarmas de seguridad nacional se prendieron en México y los EE. UU. por el grado de violencia migrante para ingresar a México atacando a la Guardia Nacional. El pánico gubernamental en los EE. UU. por el terrorismo yihadista aumentó después del ataque estadunidense contra el general iraní Qasem Soleimani y loa misiles de Irán e Irak contra posiciones militares estadunidenses en esas naciones.

La solidaridad mexicana con los migrantes debiera también incluir la variable del plan mexicano de apoyo al desarrollo en Centroamérica con más de 50 millones de dólares para promover el empleo y bajar la migración. Pero esas inversiones requieren de tiempo y paciencia para comenzar a impactar en la población migrante. Además, no se tienen indicios que los presidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras estén interesados en atender sus crisis de migrantes, porque no sólo se trata de puestos de trabajo y atención a la pobreza, sino de la creciente ola de delincuencia, criminalidad y narcotráfico que está capturando los Estados centroamericanos.

En este contexto, los propios migrantes están siendo engañados por grupos sociales, políticos y delictivos vendiendo la esperanza de un asilo en los EE. UU. que nunca se otorgará en las condiciones de invasión. Y falta por saber de dónde han sacado los migrantes pobres el promedio individual de alrededor de 20 mil dólares –alrededor de 400 mil pesos mexicanos– para comprar su viaje y su visa.

La crisis migración-aranceles estallada por Trump en el primer semestre de 2018 exigió un enfoque de seguridad nacional de México respecto de los EE. UU., pero el canciller Ebrard sigue sin entender la lógica de la geopolítica bilateral. Existe la percepción de que Ebrard es un estratega geopolítico, pero en el Colegio de México se interesó sólo por la democracia mexicana en el siglo XIX. En realidad, Ebrard es un político pragmático con mayor capacidad para inventar problemas que para resolver las crisis.

La nueva oleada de migrantes centroamericanos de estas semanas ha sido azuzada por organismos activistas de derechos humanos sin explicarle a los solicitantes de asilo que todo país tiene reglas de acceso migratorio y que lo peor   es dar muestras de violencia intolerante contra las instituciones de seguridad. Los solicitantes que cruzaron la frontera atacando a la policía migratoria estadunidense en automático verán negada cualquier visa, sin importar el tamaño de la inseguridad en sus países.

La estridencia del diputado multipartidista Muñoz Ledo en la Cámara careció de una reflexión estratégica para proponer una salida diplomática y se concretó a acusar a la Guardia Nacional, sin entender que este organismo de también tiene funciones de defender la seguridad nacional ante la invasión fronteriza de civiles violentando la soberanía de la república.

Y lo paradójico de la caravana centroamericana actual es que sus integrantes pudieron haber ingresado sin problemas por la puerta migratoria y obtener una visa que les exigirá la migra estadunidense, pero los lanzaron a la violencia de la que ya tomó nota la seguridad fronteriza de los EE. UU. para negarles ingreso.

 

-0-

 

Crisis en El País. De acuerdo con el sitio http://.okdiario.com, el fondo buitre Melqart Asset Managment sigue comparando acciones de Prisa-editora del periódico español El País, ante su crisis financiera, y ya tiene el 3.58%. Los fondos buitre carecen de espíritu empresarial y sólo quieren quebrar empresas para ganare dinero. Por ello al interior de Prisa-El País crece la incertidumbre… y el fantasma de la quiebra.

Curso: el Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad que dirige el columnista Carlos Ramírez inicia cursos de actualización y capacitación especialidad presenciales y online presenciales. Cinco temas están abiertos: Periodismo en seguridad.  Análisis de inteligencia política, Columna Política, Ensayo político. Ciencia política para periodistas, con acreditaciones oficiales. Información para configuración de grupos y fechas en http://indicadorpolitico.mx y WhatsApp: 55-1058-6460 Ana Karina Sánchez López.

Política para dummies: La política es el camino fácil de los problemas.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia