!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Seguridad y Defensa:

Lo único sensato al analizar el incidente en Culiacán el 17 y 18 de octubre, con los elementos que se tienen a la vista, es concluir que se trató de un error estratégico. En ninguno de los ángulos de enfoque existió alguna utilidad política y de seguridad con el arresto y extradición de uno de los jefes interinos del Cártel de El Chapo.
En toda decisión estratégica de seguridad el tema central alrededor del cual se deben evaluar decisiones es el de los beneficios. Ovidio Guzmán López no es el eje del cartel de su padre, el arresto de El Chapo convirtió a esa organización en una pieza de caza para otros cárteles y en todo caso se esperaba una batalla criminal entre Sinaloa y el Cartel Jalisco Nueva Generación en expansión.
Por lo tanto, la decisión de arrestar a uno de los hijos de El Chapo no tenía mas explicación racional que darle un escobazo al panal de las avispas.
Y así fue.
Si de algo sirvió el operativo fallido de Culiacán en su concepción, fines y resultados fue para percibir el grado de resistencia violenta de un cártel del crimen organizado: se han preparado para la lucha, no van a rendirse y por tato el modelo de pax narca o pacificación acordada nunca será viable.
La respuesta en las calles de Culiacán del Cártel de El Chapo mostró un grado mayor de fortalecimiento que la que hubo en el tercer arresto de El Chapo y su inmediata extradición. Y eso que ahora no se trataba de un gran jefe del Cártel, pues Ovidio Guzmán López es solo el hijo del jefe, con funciones operativas, pero sin ser el nuevo capo. Hasta ahora, la jefatura del Cártel de El Chapo la tiene su compadre y albacea Ismael El Mayo Zambada, un jefe con capacidad de negociación, elusivo a los choques violentos, administrador de bienes y acuerdos dentro del cartel que quedó medio al garete con la condena de prisión perpetua de su jefe.
No se tiene claro si el gabinete de seguridad que aprobó el operativo había entendido el precario equilibrio entre carteles: afectar a uno de manera automática beneficia a otro, un modelo de economía cero. Y era más que obvio que el debilitamiento del Cártel de El Chapo llevaría al fortalecimiento del Cártel Jalisco Nueva Generación, sin duda la organización criminal con mayor capacidad operativa y entrenamiento tipo militar.
El avance estratégico del CJNG en varios estados convierte a este grupo en el principal riesgo de seguridad del Estado. En términos de equilibrio estratégico, al Estado le convenía más bien dejar que se fortaleciera el Cartel de El Chapopara evitar el dominio del CJNG que ayudarlo debilitando al de El Chapo. Estas son algunas de las decisiones estratégicas negativas que todo Estado debe asumir, en tanto se fortalece su capacidad de resistencia operativa con nuevos cuadros de seguridad.
La estrategia de seguridad del gobierno lopezobradorista se seguirá basando en acuerdos informales de paz con los grupos del crimen organizado para disminuir la violencia criminal, aunado a inversiones sociales para aumentar la presencia del Estado en zonas dominadas por los cárteles.
Sólo que con la crisis en Culiacán esa estrategia tendrá que arrancar desde el principio porque ahí se rompieron las confianzas

Ley de la Omertá
En su libro La era de la criminalidad (FCE) que reúne tres textos sobre el tema de seguridad, el escritor Federico Campbell fue muy insistente en señalar que la seguridad en una funciona toral del Estado y que cada fracaso, tropiezo o triunfo impactará en menor o mayor autoridad del Estado y sobre todo tendrá efecto en la estabilidad que requiere el desarrollo.
Así pues, la crisis de seguridad en Culiacán habrá que analizarla en función de la fuerza y autoridad del Estado. Pero al mismo tiempo, Campbell fue insistente en señalar que el Estado no es una entidad autónoma, sino que responde a la correlación de fuerzas sociales, políticas y económicas y que por lo tanto su responsabilidad es, por así decirlo, colegiada.
En su seguimiento de la línea creativa del ambiente criminal en el ramo judicial de Leonardo Sciascia y cruzando la información con el seguimiento de la lucha del Estado italiano contra la mafia y la camorra, Campbell estableció la línea de énfasis en que sin un Estado fuerte y blindado no habría posibilidad legal de luchar y combatir al crimen organizado. Corrupción de jueces, policías, abogados, carceleros y, por qué no, medios de comunicación, impiden una sólida estrategia de seguridad.
Los grupos delictivos sólo pueden operar en el escenario de un Estado capturado por los grupos delictivos y con la complicidad de la sociedad. Inclusive en zonas donde la incidencia delictiva es baja se perciben acuerdos sociales con algún grupo criminal para contenerte a los otros. Al final de cuenta los gobernantes no son el Estado sino los responsables de algunas decisiones del Estado. En rigor, el Estado es una comunidad de funcionarios afectados o beneficiados por la realidad.

Zona Zero
·      El gran derrotado dentro del Cártel de El Chapo fue su compadre y albacea Ismael El Mayo Zambada y las réplicas se sentirán hasta el sureste yucateco. El Mayo habría sido el operador de acuerdos informales para salirse de la violencia y dedicarse sólo a trasiego de droga. Al final, el operativo en Culiacán mostró la ingenuidad de El Mayo en sus negociaciones. Y tras de él viene, sin piedad, el Cártel Jalisco Nueva Generación de Nemesio Oseguera El Mencho.
·      El gabinete de seguridad que se reúne todos los días en Palacio Nacional ‪de 6 a 7 de la mañana‬demostró su ineficacia práctica. Al parecer, le falta un método de análisis estratégico de la realidad de la violencia. No todo es reunirse para intercambiar novedades. Y los únicos que tienen enfoques estratégicos de seguridad son los militares, pero no los utilizan y los subordinan a las interpretaciones de los civiles.

El autor es directore del Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

‪seguridadydefensa@gmail.com‬
www.seguridadydefensa.mx
@carlosramirezh

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Nacido en la ciudad de Oaxaca en 1951, Carlos Ramírez comenzó su vida profesional en el periodismo en 1972. Y desde entonces ha estado ininterrumpidamente en el periodismo mexicano. Además de la práctica periodística, ha sido profesor de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Iberoamericana, además de ser un conferencista cotidiano en universidades de todo el país. Autor de la columna; Indicador Político Twitter: @carlosramirezh Página Web: http://indicadorpolitico.mx

Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gobierno

Análisis- AMLO y Trump: fallaron los pronósticos

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza*

El presidente de la República, López Obrador, cerró la reunión bilateral con una frase que, en buena medida podría sintetizar la reunión bilateral sostenida el día de ayer: “fallaron los pronósticos, no nos peleamos, somos amigos, y vamos a seguir siendo amigos”. En efecto, la ‘comentocracia’ vaticinaba un cataclismo diplomático de mayúsculas proporciones con la realización de esta visita oficial. Irónicamente, los defensores de su majestad ‘el mercado’, exigían al presidente un aislacionismo nacionalista, además de un desdén injustificado para con ‘La Meca’ del capitalismo (¿Entonces?).

Argumentos tan contradictorios como infundados para una reunión que tenía por objeto –al menos oficialmente– la entrada en vigor del T-MEC. Advertían que este encuentro en la Casa Blanca representaba la celada perfecta para que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, denigrara al jefe del Estado Mexicano, a efecto de relanzar una endeble candidatura –que hoy se encuentra, en promedio, 9.5% por debajo de Biden– y con ello asegurar el ‘voto duro’ de sus simpatizantes apuntalando el discurso racista, nacionalista y anti inmigrante que anteriormente le otorgó el triunfo en la contienda electoral del país vecino del norte. Pero nada de esto ocurrió. Por el contrario, no es descabellado pensar que en el corto plazo este encuentro beneficie más a López Obrador, que a Donald Trump, en popularidad.

López Obrador no asistió a esta reunión bilateral por convicción, sino por imposición u obligación –ya sea constitucional (al estar facultado para dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales) o netamente circunstancial–. Es bien sabido que el presidente norteamericano es impredecible, y que gusta de impulsos y arrebatos. Pero las consecuencias de negarse a acudir a una visita oficial con la principal potencia económica, política, militar y diplomática del Mundo, representaba un lujo, que ni China, Rusia o Corea del Norte pueden concederse hoy.

Resulta ingenuo concluir que, en una reunión bilateral entre Jefes de Estado, lo que se negocian son posturas ideológicas y no intereses. Si el beneficio principal que Trump busca es electoral; el esencial interés de Obrador es comercial. El año pasado, por primera vez en la historia reciente, México se convirtió en el principal socio comercial de la Unión Americana, incluso por encima de su antiguamente socio comercial más importante: China. El intercambio comercial entre ambas naciones ascendió, en 2019, a 614 mil 500 millones de dólares. Más aún, la balanza comercial reveló un superávit de 101 mil 751 millones de dólares a favor de México.

Los agravios verbales de Trump respecto de los mexicanos son más que indignantes. Pero es verdad que, Barack Obama, conocido por la comunidad latina como el ‘Deportador en Jefe’ [Deporter in Chief], fue el más grande ‘deportador’ de latinos: mientras que Obama deportó a 1.18 millones de inmigrantes durante sus primeros tres años en el cargo, Donald Trump ha deportado a menos de 800 mil personas. Por el discurso, Trump, es justificadamente despreciado; pero ante los hechos, Obama es admirado. Lo cierto es que, hasta ayer, en la visita del presidente AMLO a Estados Unidos, afortunadamente, ¡fallaron los pronósticos!

Seguir leyendo...

Gobierno

Descontones

Avatar

Publicado

el

CARAMBOLA EN PALACIO; CULPAN Y CORREN A TAMEZ

La salida de Macedonio Tamez Guajardo como titular de la Coordinación General Estratégica de Seguridad del Gobierno de Jalisco es un acto vergonzoso para el médico, ahora ex funcionario, y es vergonzoso para el equipo gobernante porque admiten hasta ahora que la seguridad nada más no resulta; y es vergonzoso para el pueblo porque con ese cese lo liberan de culpas de la ruptura del Estado de Derecho que nos debe regir, por las protestas generadas en la ZMG los días 4, 5, 6 y 7 de junio tras conocerse el caso de Giovanni López asesinado por la policía en Ixtlahuacán de los Membrillos por no traer cubrebocas.

Hoy los diarios locales informan el cese del funcionario pero nos vamos a Cúpula de Mural que habla de una carambola en la que gana el Fiscal Gerardo Octavio Solís, supergana el líder de la bancada de MC en el Congreso del Estado Salvador Caro y pierde -no lo dice el diario- el lacayo del gobernador, su capataz que patea a los funcionarios y hace todas las movidas, Hugo Luna Vázquez, jefe del gabinete que debe dar resultados no solo de ingresos.

Leamos: “LA SALIDA de Macedonio Tamez como coordinador general estratégico de Seguridad podría marcar un viraje en el manejo del área en Jalisco.

“DE ENTRADA, fortalece a Juan Bosco Agustín Pacheco Medrano, actual secretario de Seguridad, a quien muchos ubican muuuy cerca del diputado Salvador Caro, y consolida al fiscal estatal, Gerardo Octavio Solís, quien, aunque diga lo contrario, nunca tuvo una real coordinación con Tamez.

“Y DE CONFIRMARSE la eventual incorporación de Ricardo Sánchez Beruben como nuevo coordinador, no se descarta que la intención del gobernador sea bajarle el perfil a dicha dependencia, pues quien quedaría al frente carece de experiencia en el área”.

http://www.mural.com/cupula-s-cabanas-2020-07-08/op183539


IRRITAN A IP MAÑAS DE ISMAEL DEL TORO; ESCANDALIZAN COMPRAS

Bravos amanecieron en Cúpula de Mural y hoy también dan cuentas de las atrocidades que se cometen, a chaleco, en el ayuntamiento de Guadalajara, S.A. de C.V. cuyo gerente general en turno es Ismael del Toro Castro quien busca reelegirse en esa empresototota de capital variable pero dinero del pobre pueblo engañado.

Mural destaca esto: “NADA CONTENTOS andan representantes de las cámaras empresariales de Jalisco, y proveedores y regidores de oposición en el ayuntamiento de Guadalajara.

“RESULTA QUE en el Comité de Adquisiciones tapatío hay inconformidad por el proceso para la compra de chalecos antibalas para los policías.

“EL MUNICIPIO consideró que ninguno de los ofertantes reunía las especificaciones técnicas requeridas, por lo que canceló la licitación.

“ESTO NO GUSTÓ nada a un proveedor que consideraba que estaba presentando la mejor propuesta técnica y económica.

“POR TANTO, no se descarta que de este proceso se presenten denuncias ante la presunción de irregularidades”.

Y lo mismo ocurre en otros laditos, de los cuales ya hay escándalos iguales o mayores y pronto estallarán.

OOOOTRO VIDEO-REGAÑO-AMAGO DEL CAPATAZ ALFARO A ‘LA PLEBE’

Ya ni llorar es bueno. Ayer el gobernador lanzó oooooootro video-regaño-amenaza a los jaliscienses. Los volvió a culpar de todo lo que pasamos por Covid-19 -a él y a su gabinete no se les enferma nadie pero ya van más de 500 muertos en Jalisco y hay miles de familias angustiadas porque tienen uno o más contagiados.

Bueno, sin reforzar medidas preventivas, sin abrir una campaña de comunicación, solamente advirtió más o menos: si crece el Covid-19 en Jalisco cerraremos todo y la culpa es de ustedes.

La nota de El Informador a 8 columnas es esta. ‘Disfrute’ el anuncio-amago-regaño de esta reencarnación de Idi Amín o de el Fuhrer: “La pandemia del nuevo coronavirus continúa su avance y hay jaliscienses que han dejado de tomarle importancia.

“Por eso, la Mesa de Salud determinó aplicar un confinamiento total por 14 días si la ocupación hospitalaria y los contagios en la Entidad aumentan.

“Esa condición será determinada por un “botón de emergencia” que anunció ayer el gobernador. De activarse, las actividades industriales, de comercio y servicios deberán parar en seco. El mandatario advirtió que depende de los ciudadanos que eso no ocurra”.

https://www.informador.mx/jalisco/Jalisco-alista-paro-total-si-virus-crece-20200708-0016.html

Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

Indicador Político- AMLO-EU: del nacionalismo defensivo al pragmatismo sin agenda estratégica

Avatar

Publicado

el


Por Carlos Ramírez*

El error en el análisis sobre la reunión del presidente López Obrador con el presidente Donald Trump no radica en lo obvio: el uso que le dará el anfitrión dentro de su campaña electoral. Lo más importante radica en el hecho de que por primera vez México carece de una agenda estratégica con los EE UU.

La falta de esa agenda estratégica y la laguna de enfoque geopolítico en la diplomacia tribal del canciller Marcelo Ebrard Casaubón llevaron al error de pedir el apoyo de Trump en la pandemia –ventiladores–, cuando la agendaestratégica exigía una sana distancia del imperios ante la agenda real: migración, la Guardia Nacional resguardando los intereses de Washington en las fronteras mexicanas, la falta de iniciativas en las correcciones del Tratado de Comercio, el intervencionismo de las agencias de inteligencia y seguridad nacional en el narco en México y las presiones para mantener negocios dentro del Tratado.

En los más de doscientos años de relaciones bilaterales –primero como posición española y luego como república–, México definió sus relaciones con la Casa Blanca con tres principios: el conflicto histórico por la perdida de la mitad del territorio en la invasión de 1847, la vecindad imperial basada en la frontera estadunidense con el sur latinoamericano en el Suchiate y no en el Bravo y la desconfianza.

México pasó del nacionalismo activo hasta principios del Siglo XX al nacionalismo defensivo –concepto de Lorenzo Meyer– y de ahí saltó el entreguismo totalizador que exigió el Tratado de Comercio libre firmado por el presidente Carlos Salinas de Gortari en 1993 y ratificado en sus términos formales –comercio– y en sus términos estratégicos —geopolítica del imperialismo estadunidense– por los presidentes Enrique Peña Nieto y López Obrador.

El Tratado en sus dos versiones –el firmado por Bush-Clinton y el revisado por Peña-López Obrador– se basó en el Memorándum (Proceso 758) del embajador estadunidenses en México en 1991 John Dimitri Negroponte –el más poderoso jefe de los servicios de inteligencia y seguridad nacional de la Casa Blanca–, en el que se fijó el parámetro estratégico del comercio como eje de la dominación imperial:

Desde una perspectiva de política exterior, un TCL institucionalizaría la aceptación de una orientación norteamericana en las relaciones exteriores de México”.

Y así fue. El sometimiento de la histórica política exterior mexicana con principios estratégicos de seguridad nacional en función de los intereses mexicanos se enterró a finales de 1989, iniciadas ya las negociaciones del Tratado, con el apoyo de México a la invasión de los EE UU de Panamá para arrestar al jefe del ejército panameño –paradójicamente agente de la CIA durante el año en que George Bush Sr. dirigió la agencia–, violando la soberanía panameña.

El Tratado que rige la totalidad de las relaciones bilaterales –en lo económico y en seguridad nacional– se firmó en función de las propuestas de la Comisión Binacional México-EE UU que concluyó en 1987 que México debería cambiar sus enfoques históricos y educativos sobre los EE UU desde la educación. Los gobiernos de De la Madrid y Salinas cumplieron con esa recomendación.

Y ha querido la realidad exhibir el desdén estadunidense a los enfoques de vecindad del Tratado con una política migratoria militarizada, agresiva y racista que México, hasta ahora, no se ha atrevido a condenar. En plena revisión del Tratado Trump se dedicó a insultar, criminalizar y deportar a mexicanos sólo por consideraciones sociales, sin que los gobiernos de Peña Nieto y López Obrador pudieran o quisieran impedirlo o cuando menos disminuir su agresividad.

El Tratado salinista anuló la agenda estratégica de la política exterior mexicana y el gobierno de Trump ha definido la suya con criterios racistas, de explotación de recursos y de desdén.

El nuevo gobierno del presidente López Obrador y del canciller Ebrard debió de haberle dado prioridad a la definición de su agenda estratégica con los EE UU, inclusive sin agresividad ni confrontación, pero sí con la ratificación de los principios históricos reales de la diplomacia de colaboración-resistencia-defensiva.

Esta semana, sin esa agenda estratégica mexicana, se dará la reunión de López Obrador con Trump.

-0-

Política para dummies: La política es la estrategia de defensa ante las agresiones de adversarios y conquistadores.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

 

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia