!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Análisis

Esa es la pregunta. Construiremos una presa, incluso, ¿sin agua suficiente para llenarla? Alfonso Íñiguez Pérez, invita a los burócratas promotores de la presa a conocer la realidad del afluente del río que llenaría una presa que, tentativamente, aportaría agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), Los Altos y León, Guanajuato. El hombre de la tercera edad describe una verdad del tamaño de la presa que se piensa concluir: “En tiempo de Semana Santa aquí pasamos el río caminando, totalmente se corta el caudal del río, entonces nosotros, los habitantes de Temaca, nos reímos del proyecto que trae la Comisión Nacional del Agua (Conagua)”. “Quieren repartir el agua que no tienen, eso es lo que yo saco a conclusión, están repartiendo lo que no tienen. (…). Ya sabemos, ellos promueven un proyecto grande para que bajen recursos”.
Según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la disponibilidad media anual de las aguas superficiales de la cuenca hidrológica donde se ubica la presa, bajó 97.8 por ciento en 22 años. Pasó de 901.5 millones de metros cúbicos (m3) en 1994, a 19.2 millones en 2016. Cabe mencionar que para diseñar El Zapotillo la Conagua se basó en cálculos de 1994, cuando había 28.5 m3 por segundo de agua, y las cifras de 2016 son las últimas vigentes que ha difundido. De forma que actualmente, esa cuenca sólo podría aportar 0.6 metro cúbicos por segundo. Para alimentar la presa con una cortina de 105 metros, como se propone ahora, se requieren 8.6 metro cúbicos por segundo. Para una cortina de 80 metros, como ya está ahora, necesitan 5.6 metros cúbicos por segundo.
Por otro lado, de acuerdo a CONAGUA, las presas de mayor altura a nivel nacional y estatal [Jalisco], en la última década, sólo registran un porcentaje de almacenamiento de agua promedio de 70% con relación a la altura de su cortina. Lo anterior permite advertir que aunque todavía fluyera el caudal óptimo de agua (sobre estimado en 1994) que prevé El Zapotillo [8.6 m3/s; cuando actualmente, en realidad, sólo fluyen 0.6 m3/s], debido a la escasez de agua, las presas más altas a nivel nacional y estatal, en la última década, registran un almacenamiento promedio de apenas el 70% de su capacidad. Construir la presa, aún sin agua suficiente para llenarla, debe tener como motivación la fuerte influencia del ‘Cártel del Agua’, que se distingue por hacer negocios ‘al estilo Jalisco’, utilizando el vital líquido como pretexto. El argumento principal, respecto de la altura de la cortina, se derrumba ante el devastador dato de la verdadera afluencia del río. Entonces, ¿para qué construir una presa a 105 metros y no a 80?
Finalmente, la construcción de presas no dejan de ser un invento anticuado propio de inicios de siglo XX, y para abastecimiento agrícola [como sucede en México: casi el 90% de la totalidad de las presas en nuestro país tienen un uso agrícola o de generación de energía; apenas un 10% para abastecimiento urbano]. Las políticas del siglo XXI demandan una gestión inteligente del agua que aproveche la captación pluvial, la recarga de los mantos freáticos (por eso es importante El Bajío) y en redes más eficientes de distribución.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Maestro en Filosofía por la UNIVA. Actualmente es Director General de Canal 44 y Canal 31.2 de la Universidad de Guadalajara (UdeG); Institución en donde además ha ocupado los siguientes cargos: Vicerrector General Ejecutivo, Rector del Centro Universitario de la Ciénaga, Director General de Medios UdeG y fundador de la Licenciatura en Periodismo. Es Presidente del Consejo Consultivo de Notimex y Vocal Propietario ante la Junta de Gobierno de la agencia de noticias del Estado mexicano. Y recientemente fue nombrado director de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas, ATEI. Twitter: Gabriel_TorresE

Seguir leyendo...
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Torres Espinoza

¿Por qué no se ha emitido alerta epidemiológica?

Avatar

Publicado

el

Análisis:

Gabriel Torres Espinoza
Hoy se actualiza la semana epidemiológica número 40. La pregunta reiterada es, ¿por qué no se ha emitido alerta epidemiológica? Nacional y en Jalisco. Resulta oportuno recordar que, el 24 de abril de 2009, el presidente Felipe Calderón emitió una alerta epidemiológica nacional para que autoridades médicas de todo el país y hospitales, tomaran las precauciones necesarias para cuidar a los ciudadanos, principalmente a aquellos que presentaban el virus de influenza H1N1. Es relevante señalar que, cuando se dio el brote de influenza H1N1 en 2009, este padecimiento no contaba con vacuna. En el caso del dengue grave y no grave, hasta la fecha [octubre de 2019], tampoco existe vacuna .
Al comparar las cifras de defunciones por influenza H1N1, en 2009, al momento de la alerta epidemiológica nacional [24 de abril de 2009, con 20 casos] con el número de defunciones registradas por dengue hasta la Semana Epidemiológica 39 de 2019 [28 de septiembre, con 72 casos], éstas últimas, ya superan en un 260% (52 casos) el número de decesos registrados por influenza que dieron lugar en 2009 a la declaratoria de alerta epidemiológica nacional. De acuerdo con datos de Mural, los confirmados por influenza hasta la fecha de la emisión de la alerta epidemiológica nacional, en 2009, alcanzaron los 358 casos. Este año, los confirmados de dengue a la Semana Epidemiológica 39 suman un total de ¡20 mil 914 casos a nivel nacional!.
Ahora bien, ¿son muchos? En México, en 2016, se registraron 10 mil 622 casos; en 2017, 7 mil 538; en 2018, 5 mil 585; y en 2019, los casos confirmados de dengue hasta la Semana Epidemiológica 39, son ¡20 mil 914!. De forma que pasamos de 5 mil 885 casos en 2018, a ¡20 mil 914 en 2019!; es decir, 15 mil 029 casos de dengue más que el año anterior. En el número de defunciones confirmadas por dengue en Jalisco, en 2019, comparados hasta la Semana Epidemiológica 39, ya superan en mil 200 por ciento las defunciones confirmadas por dengue sucedidas en 2018 (de una en 2018, a 13 en 2019).
Que la Secretaría de Salud federal o estatal emitan la alerta epidemiológica, aceptarían indirectamente la responsabilidad en el incremento alarmante de casos de dengue, producto de que los insecticidas se adquirieron de manera extemporánea,debido al “combate a la corrupción”, tal y como sucedió en otros insumos que han presentado desabasto en lo que va del gobierno de la ‘4t’: gasolina, medicamentos [para pacientes con cáncer o VIH] y vacunas. Otra causa para no emitir la alerta epidemiológica (nacional y local), son las consecuencias que ésta trae para la actividad económica de Jalisco, principalmente en actividades turísticas y comerciales, tales como la cancelación o suspensión de vuelos; baja en la afluencia hotelera; poca concurrencia a espacios públicos y caída en la derrama económica; yposible cierre de escuelas y negocios. Afecta, pues, a los dueños del dinero. En descargo, Jalisco es la única entidad que ha emitido ‘aviso’ epidemiológico (no alerta) a la fecha. El estado de Veracruz no tiene ningún ‘aviso’ o ‘alerta’epidemiológica, a pesar de ser el estado líder con mayor número de casos confirmados de dengue.

Seguir leyendo...

Gabriel Torres Espinoza

Del efecto, al defecto

Avatar

Publicado

el

Análisis

La habilidad para transmitir mensajes políticos fue una de sus fortalezas. A misteriosos secretos y peculiares personajes se les atribuyó buena parte de ese ‘efecto’ comunicacional. Enrique Alfaro ha sido uno de los políticos mejor alentados en la opinión publicada. La marca Alfaro se construyó, en buena medida, en entrevistas radiofónicas, televisivas e impresas. En miles de piezas periodísticas publicadas sobre su discurso, la mayoría de las veces, políticamente correcto. Más ‘aire’ que ‘calle’, colocaron a Alfaro en la mira de la sucesión del gobierno de Jalisco. Arrancó con poco dinero, pero con mucha disposición, trabajo y talento. El otrora presidente municipal de Tlajomulco inauguró un método disruptivo de comunicar. Situó el acento en las plataformas digitales, mientras simultáneamente atendía la construcción de opinión, con horas diarias de cabildeo a comunicadores. Alfaro siempre estuvo dispuesto a abundar en detalles, a ofrecer su versión de las cosas. Pero sobre todo, a generar empatía con la prensa tradicional. Su primer círculo entendió la ruta y actuó en consecuencia: Dividió el trabajo. 

Enrique Alfaro se construyó en los medios. Esa marca que fue un paraguas para el triunfo (por arrastre) de diversos candidatos de Movimiento Ciudadano, surgió -también- con el apoyo de los medios. Como resultado de acuerdos con directores, pero en la mayor parte de las ocasiones como consecuencia del trato afable, dispuesto y abierto de un político que ofreció una forma diferente de asumir el poder público. Ese político de oposición vendió una idea, y para ser francos, buena parte de los comunicadores más encumbrados de Jalisco la compraron. Su discurso políticamente correcto, articulado y fluido, hacía difícil ignorarlo durante los debates públicos. Su postura estuvo, fundamentalmente, del lado de los reclamos más sentidos de la población. Cuidadoso de los tiempos, atento a los movimientos y organizaciones sociales y siempre de frente al poder público, del cuál se planteó ser un retador consuetudinario. Una oposición abierta y ágil, que muchas veces dejó constancia de saber ceder algo, para no perderlo todo.

En la propia medida que el movimiento alfarista incrementó sus activos políticos, alojados en el partido Movimiento Ciudadano, la metamorfosis inició. El mal carácter resultó más visible. Las decisiones apresuradas, alentadas desde un triunfalismo pendenciero, también. El trabajo eficaz de Enrique Alfaro borró a sus adversarios de la arena política en Jalisco. Sumó y pactó con todos. Como consecuencia, los medios poco a poco dejaron de ser objeto de su atención y comprensión, resultándole ahora… incómodos. Los mensajes del personaje central de la construcción de la ‘nueva historia’ naranja se apartaron paulatinamente de lo políticamente correcto. La buena relación con los medios de comunicación erosionó con desatenciones, reclamos airados, respuestas y reacciones grotescas. Ya no era necesaria la fuerza de la opinión pública, cuando había tejido alianzas suficientes para competir con una oposición testimonial, de un gobierno que terminó con la medida tomada. Se empoderó… y así el efecto, se convirtió en defecto.

Seguir leyendo...

Gabriel Torres Espinoza

Los ‘coyotes’ impunes de Ipejal

Avatar

Publicado

el

Análisis

Manuel “N”, Humberto “N” y Julio César “N”, son acusados por los delitos de desvío y aprovechamiento indebido de atribuciones y facultades, y fraude genérico. La Fiscalía del Estado vinculó a proceso a estos tres ex funcionarios del Instituto de Pensiones (Ipejal) por su presunta responsabilidad en el otorgamiento de un préstamo realizado de forma indebida al manipular documentos del instituto. Los tres señalados, son acusados de los delitos de desvío y aprovechamiento indebido de atribuciones y facultades, y fraude genérico, al haber otorgado facilidades mediante la manipulación documental y alteraciones al sistema del Ipejal a un préstamo a mediano plazo. El juez de control consideró que el agente del Ministerio Público presentó pruebas suficientes para decretar la vinculación a proceso.
Adicionalmente, ordenó medidas cautelares personales y fijó cinco meses para que se lleve a cabo la investigación complementaria del caso. Por su parte, el Juez de Control y Oralidad del Estado de Jalisco ordenó medidas cautelares, pero la dependencia no reveló cuales. En agosto de este año, también se logró la vinculación a proceso –por parte de agentes de Ministerio Público de esta Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (FECC)–, de tres exfuncionarios del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (IPEJAL), por el delito de uso ilícito de atribuciones y facultades, contemplado en el artículo 152 fracción IV del Código Penal del Estado de Jalisco. Se trata de Francisco Javier “N”, ex Director de Promoción y Vivienda e Inmobiliaria; Salvador “N”, ex Director de Promoción y Vivienda e Inmobiliaria, y Fidel Armando “N”, quien se desempeñaba como Director General del Instituto durante el gobierno de Aristóteles. Se les acusa de condonar un adeudo por 3.1 millones de pesos a una empresa que arrendaba un edificio propiedad del Ipejal, ubicado en la Plaza Tapatía, en el Centro Histórico de Guadalajara.
Debe observarse, en estricto sentido, que hasta ahora no ha ‘rodado una sola cabeza’: los seis ex funcionarios de IPEJAL que han sido vinculados a proceso por la Fiscalía no han recibido una sentencia que acredite la comisión de los delitos que se les imputa. Ahora bien, todo parece indicar que los seis funcionarios de IPEJAL vinculados a proceso o son de ‘medio pelo’ o son imputados por actos de corrupción insignificantes frente a los grandes fraudes cometidos en Pensiones del Estado. De esta manera, conviene preguntase, ¿hasta cuándo se investigarán y con cuántos años se va a castigar a los directivos que autorizaron las inversiones fallidas en Chalacatepec [89 millones de dólares], a los que permitieron la sustracción ilegal de cientos de millones para las Villas Panamericanas y al coyote ‘asesor financiero’ que recomendó ‘invertir’ en Abengoa 344 millones? Justo con una empresa que en España se declaraba en quiebra. Los delincuentes de ‘cuello blanco’ –impunes– del Ipejal han causado un daño patrimonial por al menos 2 mil 280 millones de pesos. Eso sin contar con los 10 mil 400 millones de pesos de las aportaciones de los trabajadores distribuidos en cuentas que se localizan en Suiza, Estados Unidos y México…

Seguir leyendo...

Tendencia