!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Indicador Político:

Las protestas callejeras violentas y las respuestas policiacas también violentas están ofreciendo el indicio de que algo anda mal en las estructuras de la democracia iberoamericana: con todo e irregularidades, los gobiernos confrontados llegaron al poder por la vía de la legitimaciónelectoral.

El contenido de las protestas es de temas coyunturales: alzas de precios, con la excepción de Bolivia donde la crisis estalló por sospechosos conteos electorales que modificaron el saldo oficial final. En ambos casos, sin embargo, se acude a la instancia última de la protesta masiva en las calles, a veces sin transitar por mecanismos intermedios institucionales de la democracia.

Lo que importa destacar aquí no son las razones de las protestas, sino los mecanismos de la movilización. En alzas de precios e irregularidades electorales existen mecanismos e instancias para canalizarlas, dejando como fase final la protesta violenta en las calles. Todos los presidentes confrontados llegaron al poder por la vía de las instituciones democráticas, incluyendo las trampas de Nicolás Maduro en Venezuela.

Por lo tanto, la crisis de gobiernos, de sistemas políticos y de propuestas partidistas se presenta como la prueba más importante de la disfuncionalidad o limitación institucional del sistema de representación política parlamentaria o legislativa o partidista, es decir, los mecanismosde la intermediación política. Y ni qué decir del régimen autoritario de Cuba, donde las estructuras legislativas del “poder popular” están controladas por la existencia sólo del Partido Comunista y el gobierno como el organizador de las elecciones.

La primera conclusión es desafiante: todos los gobernantes, de cualquier signo ideológico, han sido los responsables de dislocar las estructuras generales de la democracia. La mejor herencia del parlamentarismo británico ha sido destruida por el modelo oligárquico de los partidos, cumpliendo la maldición de la “ley de hierro de la oligarquía” de Robert Michaels: no hay tributación sin representación.

Los parlamentos nacieron para contener el abuso antropofágico de los presidencialismos y monarquías en el cobro de los impuestos; pero las crisis en América Latina por alzas en precios, por ejemplo, tienen que ver con el sistema fiscal distorsionado, a favor del capital y sin capacidad para financiar el Estado de bienestar, además del alto grado de corrupción que desvía el dinero de las arcas públicas a los bolsillos de políticos y gobernantes.

El sistema de representación legislativa/parlamentaria fue el gran salto en la configuración de la democracia después de la Revolución Francesa (John Dunn), aunque como herencia de la Revolución Inglesa de 1642 (Thomas Hobbes). Cuando al rey Charles I de Inglaterra exigió en 1649 que le dijeran en nombre de qué autoridad lo juzgaban a él porque su poder monárquico procedía solo de Dios (Robert Filmer), la respuesta fue; “en nombre del pueblo que nos ha elegido”. Ahí quedó determinado el papel de los ejecutivos y los legislativos: ningún hombre sobre la ley –ni reyes ni presidentes ni líderes absolutistas–, todos controlados por el legislativo.

El proceso de perversión de la democracia ha llevado a situaciones absurdas en sistema presidencialistas sin controles legislativos: los presidentes designan a los candidatos a legisladores de su partido y por tanto los legisladores le deben lealtad al jefe y no al pueblo. En consecuencia, las leyes y presupuestos aprobados en el legislativo responden a la subordinación al ejecutivo. Los poderes legislativos y los partidos debieran ser los mejores y más eficaces controles de los ejecutivos y monarcas, pero resultan sus simples empleados.

La crisis del sistema de representación legislativa es producto, a su vez, de la crisis de la organización de los partidos políticos porque la mayoría no representa a la sociedad, sino que funciona en función de los intereses de la oligarquía gobernante (Michaels). El modelo clásico de división de poderes (barón de Montesquieu) deja de funcionar por el absolutismo de reyes y presidentes: el ejecutivo decide, el legislativo ya no vigila al ejecutivo y el judicial tampoco garantiza el Estado de derecho social. En este contexto, la sociedad deja de tener una representación en el poder, los grupos oligárquicos de izquierda o derecha deciden en función de sus propios intereses. Eso se percibe, por ejemplo, en los ajustes de precios en Chile por parte de un sistema democrático formal, pero que no tomó en cuenta los intereses de los ciudadanos.

La crisis de representación social ha puesto en jaque al modelo tradicional funcionalista procedimental de la democracia. La oscilaciónpendular de los grupos con ideologías tradicionales no radicales ya no le inyecta funcionalidad al sistema político/régimen de gobierno/Estado constitucional, sino que potencia los problemas. Al carecer de representantes en el legislativo que frenen los ajustes de los ejecutivos, la gente sale furiosa a las calles a protestar escalando la violencia al enfrentarse a las estructuras autoritarias policiacas y militares al servicio de las oligarquías.

Las izquierdas socialistas que decían representar los intereses populares se convirtieron en nuevas oligarquías de clase dirigente perpetuadas en el poder, sin siquiera ofrecer un modelo económico de mayor equidad. Con el pretexto de repartir la riqueza, al final sólo han podido repartir la pobreza, sin siquiera, como Cuba, tener la posibilidad de la protesta popular. Del alza de precios por acuerdos de estabilidad macroeconómica con el FMI a las tarjetas de racionamientos de alimentos, el ciudadano no tiene más camino que el conformismo –Cuba y Venezuela– o la violencia en las calles.

La ciencia política se ha quedado estancada en la democracia formal y no ha encontrado algún modelo de funcionalidad de la democracia en relación con los pueblos. Lo que queda es reflexionar sobre las formas de participación de la sociedad organizada al margene inclusive contra los partidos. En esas estamos.

indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Nacido en la ciudad de Oaxaca en 1951, Carlos Ramírez comenzó su vida profesional en el periodismo en 1972. Y desde entonces ha estado ininterrumpidamente en el periodismo mexicano. Además de la práctica periodística, ha sido profesor de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Iberoamericana, además de ser un conferencista cotidiano en universidades de todo el país. Autor de la columna; Indicador Político Twitter: @carlosramirezh Página Web: http://indicadorpolitico.mx

Seguir leyendo...
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carlos Ramírez

¿Cárteles y Muñoz Ledo mecen la cuna de caravanas migrantes?

Avatar

Publicado

el

Indicador Político:

Sólo las mentes ingenuas o con intereses creen que las caravanas de migrantes tienen el objetivo de buscar visas humanitarias para entrar a vivir en paz a los EE. UU. Todos los que están usando la violencia para ingresar en masa y sin permiso legal a México en automático serán rechazados en la frontera estadunidense por más fotos sentimentales de niños, mujeres o ancianos.

La política carece de sentimientos. Y la seguridad nacional que incluye la migración como una de sus variables también se mueve por los resortes del realismo brutal del poder.

De ahí que la información vital sobre las caravanas de migrantes centroamericanos no se localiza en los choques provocados contra la Guardia Nacional que protege la soberanía territorial de invasiones extranjeras, sino en las manos que mecen la cuna de las caravanas: quién los organiza, quien los dota de dinero para moverse, quién los instiga a cruzar con violencia la frontera mexicana y quiénes los defienden.

Lo grave de los incidentes de la semana pasada se localiza en posturas radicales como las del diputado priísta-perredista-propanista-parmista-morenista Porfirio Muñoz Ledo reduciendo el problema al ataque de migrantes a efectivos der la Guardia, cuando el problema es de seguridad nacional ante la invasión de extranjeros sinrespetar la soberanía territorial de la república.

El diputado Muñoz Ledo debiera rescatar sus discursos de elogios a Díaz Ordaz por el uso de la fuerza en 1968 contra estudiantes para entender cuándo se trata de represión y cuándo de soberanía del Estado. Toda teoría general del Estado, y Muñoz Ledo ha dado clases del tema, define con claridad los límites de la soberanía nacional.

Los más interesados en romper con la frontera México-EE. UU. son los cárteles del crimen organizado que se dedican a cruzar droga, personas y dinero ilegales. Hay indicios de que parte de los migrantes fueron ofertados a las bandas de narcos mexicanos en los EE. UU. para la venta de droga al menudeo. Para deslindarresponsabilidades se utilizan justamente las reglas de migración de cualquier país: solicitar visa para informar de sus intenciones.

Ahora resulta que el diputado multipartidista Muñoz Ledo aparece como una pieza funcional a los intereses de grupos delictivos y radicales ideológicos que quieren reventar la frontera México-EE. UU. Las autoridades migratorias mexicanas sólo piden que los migrantes soliciten visa, pero los centroamericanos quieren ingresar en bola a México sin registrarse y sin dar datossobre sus condiciones socioeconómicas. Millares de migrantes de caravanas pasadas forman parteya de bandas delictivas mexicanas.

Por ello, el diputado pluripartidista Muñoz Ledo, corifeo del Díaz Ordaz represor del 68, debiera en realidad exigir una investigación sobre las personas o grupos que están organizando las caravanas con las intenciones de provocar conflictos en México y en los EE. UU. Las oficinas de migración e inteligencia de los EE. UU. están investigando a los que están financiando a los migrantes violentos y han tomado nota de la faltade respeto a las instituciones por parte de los migrantes que quieren empleo en los EE. UU.

La cancillería mexicana también está obligada a involucrarse en la crisis de los migrantes porque el canciller Marcelo Ebrard es el responsable presidencial de la estrategia mexicana en Centroamérica hasta ahora reducidaa dinero para programas de desarrollo. En Relaciones Exteriores parecen ignorar que la frontera sur mexicana tiene una triple valoración de seguridad nacional: territorial, estadunidense y criminal.

Asimismo, se necesita de una indagación de seguridad nacional de los organismos de derechos humanos que acompañan a las caravanas porque estarían encargadas de la seguridad y fincamiento directo de las necesidades de los migrantes. Notodas las oficinas de derechos humanos responden a criterios humanísticos, pues cuando menos en los cárteles del norte mexicano existen grupos de derechos humanos financiados por cárteles para acotar las funciones de seguridad del Estado.

La función legal de la Guardia Nacional para proteger las fronteras territoriales de la república es el menor de los problemas. La clavede la crisis provocada por las caravanas se localiza en el interés der cárteles por reventar la política migratoria de los EE. UU. y evitar el cierre de caminos para el tráfico de personas, droga y mercancías que controlan los principales cártelesque ya dominan la venta al menudeo de droga en tres mil ciudades estadunidenses.

Port ello conviene preguntar si el diputado pluripartidista Muñoz Ledo perdió su olfato estratégico o forma parte del juego estratégico se los cárteles.

-0-

Política para dummies: La política es el arte de hacer una cosa distinta a lo que dice.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

Indicador Político: Ni migrantes ni la Guardia, sino la seguridad nacional de EE. UU

Avatar

Publicado

el

Carlos Ramírez

El endurecimiento de la Guardia Nacional en la zona fronteriza Guatemala-Chiapas no responde a un espíritu represor que bien conoce Porfirio Muñoz Ledo cuando avaló la represión diazordacista a estudiantes en el 68, sino que se deriva del acuerdo secreto del canciller Marcelo Ebrard Casaubón con el gobierno de Trump para correr el muro fronterizo estadunidense hasta el Suchiate.

Y aunque en ese acuerdo hubo cesiones de soberanía, en el fondo la crisis migratoria del año pasado y del actual significa una crisis de seguridad nacional estadunidense y mexicana y mixta. Ninguna persona puede cruzar de manera violenta la frontera de México e ir a solicitar asilo a los EE. UU. Los que están esperando cita en la frontera mexicana y los que quieren cruzar Chiapas sin legalidad no tienen la más mínima posibilidad de obtener asilo estadunidense.

Eso sí, las alarmas de seguridad nacional se prendieron en México y los EE. UU. por el grado de violencia migrante para ingresar a México atacando a la Guardia Nacional. El pánico gubernamental en los EE. UU. por el terrorismo yihadista aumentó después del ataque estadunidense contra el general iraní Qasem Soleimani y loa misiles de Irán e Irak contra posiciones militares estadunidenses en esas naciones.

La solidaridad mexicana con los migrantes debiera también incluir la variable del plan mexicano de apoyo al desarrollo en Centroamérica con más de 50 millones de dólares para promover el empleo y bajar la migración. Pero esas inversiones requieren de tiempo y paciencia para comenzar a impactar en la población migrante. Además, no se tienen indicios que los presidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras estén interesados en atender sus crisis de migrantes, porque no sólo se trata de puestos de trabajo y atención a la pobreza, sino de la creciente ola de delincuencia, criminalidad y narcotráfico que está capturando los Estados centroamericanos.

En este contexto, los propios migrantes están siendo engañados por grupos sociales, políticos y delictivos vendiendo la esperanza de un asilo en los EE. UU. que nunca se otorgará en las condiciones de invasión. Y falta por saber de dónde han sacado los migrantes pobres el promedio individual de alrededor de 20 mil dólares –alrededor de 400 mil pesos mexicanos– para comprar su viaje y su visa.

La crisis migración-aranceles estallada por Trump en el primer semestre de 2018 exigió un enfoque de seguridad nacional de México respecto de los EE. UU., pero el canciller Ebrard sigue sin entender la lógica de la geopolítica bilateral. Existe la percepción de que Ebrard es un estratega geopolítico, pero en el Colegio de México se interesó sólo por la democracia mexicana en el siglo XIX. En realidad, Ebrard es un político pragmático con mayor capacidad para inventar problemas que para resolver las crisis.

La nueva oleada de migrantes centroamericanos de estas semanas ha sido azuzada por organismos activistas de derechos humanos sin explicarle a los solicitantes de asilo que todo país tiene reglas de acceso migratorio y que lo peor   es dar muestras de violencia intolerante contra las instituciones de seguridad. Los solicitantes que cruzaron la frontera atacando a la policía migratoria estadunidense en automático verán negada cualquier visa, sin importar el tamaño de la inseguridad en sus países.

La estridencia del diputado multipartidista Muñoz Ledo en la Cámara careció de una reflexión estratégica para proponer una salida diplomática y se concretó a acusar a la Guardia Nacional, sin entender que este organismo de también tiene funciones de defender la seguridad nacional ante la invasión fronteriza de civiles violentando la soberanía de la república.

Y lo paradójico de la caravana centroamericana actual es que sus integrantes pudieron haber ingresado sin problemas por la puerta migratoria y obtener una visa que les exigirá la migra estadunidense, pero los lanzaron a la violencia de la que ya tomó nota la seguridad fronteriza de los EE. UU. para negarles ingreso.

 

-0-

 

Crisis en El País. De acuerdo con el sitio http://.okdiario.com, el fondo buitre Melqart Asset Managment sigue comparando acciones de Prisa-editora del periódico español El País, ante su crisis financiera, y ya tiene el 3.58%. Los fondos buitre carecen de espíritu empresarial y sólo quieren quebrar empresas para ganare dinero. Por ello al interior de Prisa-El País crece la incertidumbre… y el fantasma de la quiebra.

Curso: el Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad que dirige el columnista Carlos Ramírez inicia cursos de actualización y capacitación especialidad presenciales y online presenciales. Cinco temas están abiertos: Periodismo en seguridad.  Análisis de inteligencia política, Columna Política, Ensayo político. Ciencia política para periodistas, con acreditaciones oficiales. Información para configuración de grupos y fechas en http://indicadorpolitico.mx y WhatsApp: 55-1058-6460 Ana Karina Sánchez López.

Política para dummies: La política es el camino fácil de los problemas.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

El TCL 2.0, igual: carece de nuevo modelo de desarrollo; IP indolente

Avatar

Publicado

el

Indicador Político:

De todo lo ocurrido en el 2019, la parte más importante para el proyecto sexenal del presidente López Obrador fue la firma del Tratado de Comercio Libre 2.0 porque implicó la posibilidad de construir una nueva plataforma de internacionalización de la economía. Sin embargo, la indolencia del sector privado perdió la oportunidad de la modernización.

En este sentido, las expectativas de agentes económicos sobre el PIB previsible para 2020 y 2021 –1% y 1.5%, respectivamente– sólo confirman que la negociación del Tratado se hizo sin tener ninguna propuesta de reforma productiva o de redefinición del nuevo modelo de desarrollo y sólo asegura que la planta industrial mexicana seguirá cediendo espacio a la extranjera.

Cuatro datos del economista Arnulfo R. Gómez, de la Universidad Anáhuac y experto en el análisis del TCL, seguirán deteriorándose:

1.- El porcentaje de productos mexicanos en la exportación total pasó de 45% en 2001 a 37%en 2018 y ello indica que México ha desaprovechado casi 20 años de mercado externo. Y el porcentaje fue más del 55% en 1993, antes de la firma del Tratado.

2.- La ubicación de México como país exportador sin reexportación de valor agregado nacional bajó del lugar 18 al lugar 30, una caída de 12 posiciones.

3.- El total de las empresas exportadorastambién disminuyó de 37 mil 745 a 35 mil 277 (cifras de 2012, las últimas), una baja de 6.5%.

4.- Y si bien la inversión extranjera aumentó de 29.9 mil millones de dólares en 2001 a 31.6 mil millones de dólares, la falta de presencia productiva nacional revela que se trata de inversión sin beneficios nacionales.

El Tratado se concibió en 1991-1993 como un detonador del desarrollo nacional y como un estimulo a la modernización de la planta productiva aprovechando la presencia de empresas extranjeras. Pero en 26 años de Tratado, la planta productiva nacional se ha ido achicando.

El principal desafío del Tratado fue la modernización de la planta industrial. Sin embargo, el modelo del negociador Jaime Serra Puche fue sólo abrir la frontera industrial y lanzar a la planta productiva nacional a una competencia perdida. En los primeros cinco años del Tratado se dio una fase intensa de desindustrialización y de entrega de sectores productivos a empresarios extranjeros que llegaron con procesos de fabricación más competitivos.

En la negociación del Tratado 2.0 el en 2018 y 2019, tampoco hubo iniciativas mexicanas para modernizar su planta productiva. Lo más grave que la pasividad del empresariado mexicano con posibilidades de participación en el mercado norteamericano. El dato de menor agregado nacional a los productos exportados dentro del Tratado esconde el volumen de empresas que cerraron o se salieron de la oportunidad.

La palabra clave en la modernización industrial es competitividad. Los datos del profesor Gómez también revelan una falta de sentido común y de enfoque estratégico: el nivel de México en la competitividad mundial se desplomódel lugar 34 en 1999 al lugar 46 en el 2018, en tanto que los EE. UU. están en el lugar 3 y Canadá ocupa el sitio 12. En cambio, otras naciones en desarrollo como Australia, Malasia y Singapur están en mejores lugares de competitividad que México.

El esfuerzo de México en materia de competitividad requería una tarea hercúlea en calidad de las instituciones, confianza en los políticos, trámites y regulaciones, infraestructura, educación y tecnología e innovación. En las cifras de competitividad México, por ejemplo, ocupa el lugar 127 en confianza en las instituciones, el lugar 56 en innovación, 105 en eficiencia de mercado laboral, y 71 en desarrollo tecnológico y 123 en calidad de sus instituciones.

Estos datos ilustran lo que tuvo que haber hecho México, en el escenario del TCL de 1993 y del TCL 2.0 de 2019 para sacar provecho real a la integración del mercado norteamericano. Pero al carecer de alguna iniciativa en la relación nuevo modelo de desarrollo-competitividad, México sólo permitió la continuación del deterioro de la obsoleta planta industrial y agropecuaria.

El TCL de 1993 multiplicó el comercio exterior por 10, pero el PIB general fue de 2.2%. Al carecer de un nuevo modelo de desarrollo, el PIB del TCL no será mayor a 2%.

-0-

Curso: el Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad que dirige el columnista Carlos Ramírez inicia cursos de actualización y capacitación especialidad presenciales y online presenciales. Cinco temas están abiertos: Periodismo en seguridad.  Análisis de inteligencia política, Columna Política, Ensayo político. Ciencia política para periodistas, con acreditaciones oficiales. Información para configuración de grupos y fechas en http://indicadorpolitico.mx y WhatsApp:55-1058-6460 Ana Karina Sánchez López.

Política para dummies: La política es realismo a veces brutal.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia