A Fondo Jalisco
Image default
Deportes El Mundo En la Mira Manuel Gutiérrez García Opinión

Los parientes pobres de la F-1

Por Manuel Gutiérrez

A la luz de los cambios económicos del deporte mundial, la F-1 vive con intensidad esa transformación, afectando a los equipos que son filiales de otros principales, o son independientes buscando un sitio para hacer su marca, y de paso conseguir el éxito deportivo.

Veamos a dos de esos parientes pobres, relativamente. Uno de ellos es Alpine, y el otro es Hass.

Ambos tiene símiles posiciones y en cierta forma los mismos problemas. El primero de ellos en Alpine, fue el cambio de director Otmar Snafnauer,  que de alguna manera se colocó en la posición de sacrificio por dos cosas. Primero eligió pilotos franceses en el afán de que Renault, marca si bien japonesa, tiene mucha identidad francesa y en eso están buscando recuperarla del todo, identificaría a los ases con el producto y subiría el orgullo francés.

Es decir, la intención real de Renault, es lanzar Alpine, un ligero compacto deportivo que a un costo de 60 mil dólares, pretende colocarse en el nicho de los Porsche más contenidos de precio, así como ofertar un auto ágil, con personalidad que tuvo éxito en el pasado, por lo que replica en su rostro la imagen del Alpine del pasado, que fue muy apreciado en México, hecho por DINA con partes de Renault.

Un carro en serio, para manejarse a fondo, con prestaciones deportivas y un temperamento francés así como elegante. Pero para eso necesitan demostrar que Alpine en la F-1 es exitoso, dado que no basta que sus pilotos vayan a exhibirlos y los manejen en Montecarlo, por poner un ejemplo.

Este equipo necesita mantenerse entre los 5 grandes, pero está en lucha directa con McLaren que vende sus supercarros de la marca inglesa, a la par. Pero en esa posición están todos los demás llámense Alfa, o Hass.

Los pilotos franceses dieron pauta a la salida de Otmar, cuando se confrontaron en la pista, se deñaron en dos ocasiones y terminaron sin puntos. Esteban Ocon y Pierre Gasly, sobre todo este último ha tenido mejor resultados comparativos, pero de los dos, no se hace un equipo que pese en la F-1.

Renault sufrió pues la caída de su director en plena temporada, en Bélgica, porque Bruno Famin, que apareció en serie como directivo, dejó sus ambiciones y supo aprovechar el momento de debilidad máximo de Otmar. Famin viene de Peugueot, y ha trabajado para la FIA no es improvisado, pero fue caníbal.

Todo se busco corregir con la presentación del A524, incluso un Hypercar que puede correr en grandes pruebas de fondo, el A424, que incluso pudiera ser vendido a coleccionistas que puedan darse el gusto de tener su super carro y usarlo eventualmente.

Alpine es una empresa franco-británica, y implica el deseo de vender coches. Pero recibió una ayuda inesperada RyanReynolds, el acto de Hollywood, invirtió en el equipo directamente con inversión entre los 200 millones de dólares, que se solicitaron para adueñarse del equipo que está en la cuarta posición del campeonato mundial pasado.

Otro socio es RedBird Capital, que tiene entre sus haberes, el AC Milán, y que junto con Reynolds, vieron que de entrada duplicaron ya lo invertido. El equipo subió de valor llegando ahora a 900 millones de dólares, y puede haber interesados inmediatos en adquirirlo.

La idea de desarrollo de Alpine es el proyecto Mountain Climber, que pretende ponerlos a la vanguardia en instalaciones y equipos de competencia. El exmarido de Scarlett Johnason, tal vez vió que era más barata la F-1 que la afamada estrella.

La presión de Alpine es en dos sentidos: Posicionarse delante de Aston Martin, y no más lejos del tercer lugar, en espera de asaltar por el primero.  Y no menos importante, que el mundo compre coches Alpine, incrementando su demanda mundial, pero a la par tienen que crecer para abastecer nuevos puntos de venta.

HASS EL MEJOR DESASTRE DE LA FORMULA UNO.

Podría pensarse que para estar en la F-1, no se puede estar siendo un desastre en todo. Pero Hass ha demostrado que es posible. El italiano también fue botado de la dirección del equipo, pero es muy dado a manejar críticas por abajo del agua. Gene Hass, dueño de una empresa estadounidense de máquinas y herramientas industriales, estaba aparentemente harto.

Pero lo curioso en la F-1 es que tienes que ser muy bueno en esta era…para quebrar. Y Hass aunque se ha esforzado no puede morir. La causa, es el financiamiento que da ahora la categoría a todos los equipos, que sumados a sus recursos y beneficios de publicidad son capaces de mantenerte en la F-1 aunque sea causando penas.

Gene usa motores Ferrari, pero va presionar al máximo. No parece una filial del cavallino rampante, parece un pariente pobre, poco conocido.

Necesitan un carro rápido y confiable. Hass pensó y se ahorró los honorarios de Steiner, poniendo de responsable al ingeniero a cargo, Ayao Komatsu. Los pilotos de Hass, probablemente han carecido de confianza y fuerza mental, ya que los errores de Nico Hulkenberg, y de Kevin Magnussen, más parecían de aspirantes al suicidio que otra cosa.

De hecho probablemente deban pensar algunos jóvenes ambiciosos y hambrientos, más que con sus veteranos que han entrado en en un círculo deprimente. Ayao tendrá que decidirse y están los contratos, que se deben cumplir. Hass se equipo y buscó un nuevo sistema de efecto suelo, diverso al empleado por Red Bull, pero en la práctica, el sistema de Red Bull apabulló, en tanto que el de Hass los llevó a la desesperación.

“Descontentos, cuesta abajo, malas relaciones” son los conceptos más frecuentes en entrevistas sobre el tema con Steiner, que daba por hecho que los americanos no se cansarían. Los cambios de la carrocería tardaron demasiado y los neumáticos no enfriaban lo suficiente.

Esto se sumó por la desesperación de los pilotos a tomar riesgos adicionales con resultados de impactos que los eliminaron. La tensa situación apenas parece haber mejorado a regañadientes entre los ases franceses que tiene en Gaslyuna mejor actuación comparativa con Ocon.

Pero Steiner ya no está en Hass y expuso todo. Que prácticamente amenazaron con cerrar el equipo en el 2020, por lo que el contrato con Dallara, extinguió el desarrollo del chassis del equipo, volviendo a comenzar de cero.

Luego muchos se fueron, las oficinas cerraron. Fue “una patada en los huevos” Steiner dixit. Gene Hass parecía que aventaría el arpa, pero vinieron los grandes premios de Estados Unidos, y el magnate decidió seguir en el escaparate, más con las ayudas que la categoría.

Pero despidió a Steiner que explicó sobre su caída: “Uno no se vuelve estúpido en una temporada, hubo muchos factores que pesaron en nuestra falta de resultados. Todo está hecho para producirlos, y si no tienen resultados, nada de lo diga será suficiente.

“Hay que tener en cuenta que hubo muchos factores. Hassprefería comprar piezas a Ferrari, en lugar de diseñarlas o conseguirlas de otros proveedores esto pintaba bien al inicio para nosotros, pero vino una clausula en 2020 que impuso que los equipos compradores de motores, no podrían acceder a los motores del equipo oficial. (Prácticamente estaban corriendo con motores de segunda, de temporada pasada). Y el diseño fallo, pero tardamos 5 meses más que otras escuderías en reconocerlo. Mercedes cambió y Ferrari, pero nosotros seguimos buscando salvar el desarrollo que era un fracaso”.

Steiner está afectado de la cláusula no oficial de competitividad, es decir un director de equipo no puede acomodarse de inmediato en otro equipo de F-1, por considerarse riesgosamente ético que se transfunda información y desarrollos confidenciales. Hasta que no pase de menos una temporada completa y nada este en cuestionamiento en el campeonato.

Así Steiner espera que llegue con el tiempo un llamado de confianza para seguir en el gran automovilismo.

Pero Hass es una incógnita, sujeta a no moverse del límite presupuestal que ha provocado la hegemonía de Red Bull, que acertó en un afecto suelo y una suspensión exitosa que hacen que su carro sea el mejor, y dentro del gasto permitido. Gene Hass ha tomado la batuta.

El nuevo director nipón en tanto espera que en esta temporada surja un milagro. ¿Qué se les puede augurar a los Hass?  Esa es buena pregunta.

Temas relacionados

Noruega adelanta y entrega los aviones F-16 a Ucrania

Manuel Gutiérrez García

+Más de 10 mil millones de dólares para el deporte

Manuel Gutiérrez García

La guerra es teatro, Irán teme una confrontación

Manuel Gutiérrez García

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies