A Fondo Jalisco
Image default
Destacada Gabriel Ibarra Bourjac

Mujeres y Hombres del Poder-AMLO, el salvador de Alfaro


Por Gabriel Ibarra Bourjac

Las paradojas de la vida: quien diría hace algunas semanas que el Presidente López Obrador rescataría al gobierno de Enrique Alfaro, lo cobijaría, le daría calor y le levantaría su raiting.

Y señalo paradojas, recordando los aceleres del político jalisciense, sus desplantes retadores, como expresión de esos machos de Jalisco pendencieros de los que aparecen en las canciones del charro mexicano Jorge Negrete.

Claro, una cosa era lo que decía Alfaro a espaldas del Presidente y otra cuando lo tiene enfrente, como sucedió este fin de semana en Cañadas de Obregón, cuando el político jalisciense le hizo un reconocimiento al tabasqueño por haber encontrado un camino de entendimiento en el caso del conflicto de la presa El Zapotillo.

El Presidente rescata al Gobernador de Jalisco con la salida que le dio al problema de indefinición al destino de la presa El Zapotillo, cuya construcción se inició en el sexenio de Emilio González Márquez y que no se pudo avanzar en el sexenio que encabezó Aristóteles Sandoval cuando el tema se politizó, en el que Alfaro se convirtió en un actor perturbador.

LOS ENREDOS DE ALFARO

El Presidente salva a Alfaro el gobernador de este enredo que él mismo tejió cuando era político opositor y se pronunció en contra de El Zapotillo, buscando rentabilidad política sin importar el daño que estaría generando al obstaculizar una solución que se planteaba a un problema estructural.

Claro está que también López Obrador, como político opositor, acudió en varias ocasiones a estas poblaciones, comprometiéndose a que sus comunidades no desaparecerían, si le tocaba tomar la decisión. Finalmente les cumplió, eso hay que reconocerle a AMLO.

Después Alfaro sería gobernador y vería que no existe otra solución al problema de abastecimiento de agua a la ZMG, diferente a la que se planteaba, aprovechando las aguas del Río Verde, pero como el señor no acepta que se equivoca, porque la humildad y la autocrítica son inexistentes en su mundo de poder, no pudo avanzar para resolver este problema en el que él se metió por decisión propia.

En vez de hacer política y cabildear se dedicó a jugar vencidas con el Presidente y el Gobierno Federal y así se perdieron casi tres años más.

Y es que cuando no era gobernador hizo causa común con los habitantes de estos tres pueblos que serían afectados por la presa lo cual no tiene nada de extraño, pero después les dio la espalda y se dedicó a negociar la distribución de aguas con su homólogo de Guanajuato, Diego Sinhue.

Los habitantes de Acasico, Palmarejo y Temacapulín le pedían diálogo, el cual no se los concedió, con todo y que dice gustarle “hablar de frente y directo”.

El gobernador de MC de pronto se quedó atrapado en su narrativa del pasado que en el presente no podía dar cumplimiento, por seguir el camino del populismo.

REACCIONES

La solución que le da el Presidente López Obrador a El Zapotillo en la que aparentemente salva la permanencia de estos tres comunidades, al dejar fuera de la repartición de agua a la ciudad de León, aún no es un capítulo cerrado, con todo y que el tabasqueño les da la seguridad a estos pobladores de que no serán afectados.

Para Los altos y ZMG se destinarán 3.5 metros cúbicos de agua, de los 10 o 12 M3 por segundo que se habían proyectado para resolver el problema de abastecimiento durante los futuros 30 o 40 años de la Metrópoli. Se sale al paso del problema, pero no será aprovechado el caudal que el Río Verde genera. Se trata de una solución para salir del paso.

Ahora se procederá a la realización de una consulta entre los pobladores, para ver si están de acuerdo con la solución que propone el Presidente y al mismo tiempo el Gobierno de Jalisco tendrá que dialogar con los pobladores o sea, también tendrá que hacer su parte.

¿Y QUE PASARÁ CON GUANAJUATO?

El gran perdedor sin duda es la ciudad de León y el Gobernador Diego Sinhue al que le ganó la partida su amigo Alfaro. Ahora con Conagua se tendrá que buscar otra salida al problema de agua para el desarrollo de León, Guanajuato y ese gran corredor de industria automotriz que se proyectó en los próximos años, como parte del Tratado de Libre Comercio con EEUU y Canadá.

La solución que ha dado el Presidente es una salida política, contraria a la que han planteado los técnicos y que suelen tomar los estadistas: el bien mayor se impone sobre el mal menor. No fue así.

Los políticos de hoy son políticamente correctos, suelen administrar los problemas, sin ir a las soluciones de fondo.

Temas relacionados

De Frente al Poder • La incongruencia insoportable

Óscar Ábrego

Indicador Político • Biden y México: comercio o dominación geopolítica

Carlos Ramírez

VIDEO- ‘Pende guillotina’ sobre Hugo Luna y Ana Bárbara Casillas

Staff A Fondo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies