A Fondo Jalisco
Image default
Gabriel Ibarra Bourjac Gobierno Parlamento

Mujeres y Hombres del Poder- La LXIII Legislatura: El desafío de escuchar a la sociedad civil

Por Gabriel Ibarra Bourjac

La narrativa que ha construido Movimiento Ciudadano es que se trata de un partido de mujeres y hombres libres, que pone a las personas en el centro de sus causas para construir el futuro que el país merece.

En esa lógica entenderíamos que MC se distingue por hacer política de avanzada, muy distinto a la que llegó a practicar el PRI y ahora lo hace Morena en San Lázaro donde se impone la fuerza de la mayoría, sin mediar el debate de las ideas.

En esta primera parte del gobierno que encabeza Enrique Alfaro en Jalisco, la LXII Legislatura no fue diferente al tipo de parlamento que Clemente Castañeda cuestiona a nivel federal. Hay una regresión en el manejo de las instituciones, cuando la voluntad del poder ejecutivo se impone y el legislativo se convierte en una dependencia de trámites del mismo.

Y luego vienen los premios a la disciplina al acomodar en las burocracia a esos legisladores que mostraron su servilismo a su líder político, aprobándole lo que éste les ordenaba. ¿Cuál es la diferencia entre los diputados federales de Morena en San Lázaro y los legisladores locales de MC en Jalisco?

El maestro y politólogo Alberto Bayardo en un artículo publicado la pasada semana en NTR Diario hacía referencia al reto que tiene enfrente la LXIII Legislatura, preguntando qué es lo que podemos esperar de ella a la luz del desempeño de la anterior que pasará a la historia como un retorno al pasado.

¿Qué disposición hay de parte de estos legisladores, principalmente emecistas y panistas a enaltecer la política y elevar el nivel de debate?

La primera señala que mandaron fue la aprobación en la Junta de Coordinación Política limitar la tribuna en asuntos varios a los diputados, como medida preventiva de la epidemia de Covid-19. El punto de asuntos varios en la agenda de sesiones del Congreso del Estado es el espacio de excelencia para que se ejerza la libertad de expresión en el órgano legislativo.

Ese es el primer mensaje que envían las fuerzas mayoritarias en esta LXIII Legislatura. Habría que ver si esta decisión se mantiene, que es ponerle bozal a los legisladores.

DIÁLOGO CON LA SOCIEDAD CIVIL

La LXII Legislatura nos mostró la inconsistencia de un discurso de modernidad y vanguardismo político, contrario a lo que significa el avance democrático. Como bien lo advierte el maestro Alberto Bayardo, las instancias de participación ciudadana se redujeron a consultas intrascendentes, cuando no hay manera de que cambien el sentido de las decisiones previamente tomadas.

“Para mejorar su desempeño, el Congreso necesita apertura a la disidencia, a la crítica constructiva y a la participación ciudadana efectiva, lo que implica avanzar por la senda del parlamento abierto”.

Y una propuesta presenta el maestro Bayardo, que sería una señal muy positiva que enviaría esta LXIII Legislatura, como es el invitar a integrantes de la sociedad civil y de la academia a participar de manera sustantiva en la glosa del III Informe de Gobierno de Enrique Alfaro, para que formulen preguntas y cuestionamientos a quienes integran el gabinete, en un verdadero ejercicio de rendición de cuentas.

Cabe recordar que este ejercicio de parlamento abierto se hizo durante varios informes del malogrado gobernador Aristóteles Sandoval, esquema que armó David Gómez Álvarez donde participaron personajes que hoy forman parte de este gobierno y que en ese tiempo militaban en la sociedad civil, como es el hoy Director de Imeplan, Mario Silva, quien bien les podría armar el esquema, empezando con el diálogo del Gobernador Enrique Alfaro con la sociedad civil.

Un diálogo abierto con los familiares de las víctimas y los académicos que permitan contrastar cifras del III Informe. Tenemos el caso de los desaparecidos, los feminicidios, las tumbas clandestinas descubiertas, rubros en los que Jalisco es lamentablemente líder nacional, nuestra gran tragedia ante el terrible dolor que sufren miles de familias ante este infierno que les toca vivir.

EL DESAFÍO

La LXIII Legislatura está en su primer mes de actividades y tiene la oportunidad de iniciar con el pie derecho.

Se entiende que los legisladores emanados de un partido político y que forman parte de un gobierno tienen la responsabilidad de apoyar con su trabajo a un proyecto de políticas de Estado, así es en todo el mundo, el asunto es si se utilizan los mecanismos de la democracia.

Está el caso del impuesto sobre nóminas que pretenden aplicar el gobierno de Jalisco y aumente el 2% y 3% que permitirá crear un fideicomiso que captará 800 millones de pesos y al cual el gobierno del estado aportará 400 millones más para canalizarlo a mejorar la infraestructura de las escuelas.

Sería muy positivo que este tema, a propósito de la consulta del Pacto Fiscal, se solicite la opinión de las 130 mil empresas que les tocará aportar esos 800 millones de pesos.

La LXIII Legislatura tiene la oportunidad de demostrar si será un parlamento libre, que privilegie el debate y la confrontación de ideas, o sea una legislatura abyecta e irracional al servicio del ejecutivo, expresión de la política bizarra y del gatopardismo.

Temas relacionados

Mujeres y Hombres del Poder•Citlalli vuelve a superar a Maldonado

Gabriel Ibarra Bourjac

Con Pies de Plomo• Paradoja de Legislatura

Gabriel Torres Espinoza

Mujeres y Hombres del Poder• Santiago Nieto: Fuera del Olimpo

Gabriel Ibarra Bourjac

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies