Connect with us

Publicado

el

Talento y madera en las artes escénicas

La bailarina mexicana actuará a partir de octubre en la emblemática pieza de El Cascanueces” en la ciudad de San Francisco, donde labra su camino hacia una de las mejores compañías estadounidenses

 

Nueva York, EU, a 26  de. Julio de 2019

Staff Afondo.- Cuando Paula Álvarez afirma que “no hay nada mejor que vivir de lo que te apasiona”, remonta sus recuerdos 12 años atrás, cuando fue invitada a participar con el grupo avanzado de la Academia de Ballet donde comenzó sus primeros pasos. Tras probar “aquello mágico” que hay en el escenario, las luces, la música, los vestuarios, los nervios, y luego, los aplausos, “comprendí de inmediato que quería ser bailarina”.

Y a partir de allí, de la mano de sus sueños, de su pasión, de sus maestras y maestros, de sus referentes y, sin duda, de sus padres, inició una travesía donde a través del arte en escena tiene la  posibilidad de compartir con el público lo mejor de sí y transmitirles esa paz sublime que siente cada vez quetermina una actuación.

Hoy, Paula Álvarez se encuentra como muchos mexicanos en el extranjero, en la lucha diaria por conseguir un lugar enlas artes escénicas, que le permita forjarse un nombre al igual que lo han hecho otros bailarines mexicanos como Isaac Hernández y su hermano Esteban, lo mismo que Elisa Carrillo.

Su meta es seguir aprendiendo de gente como Wendy Whelan, “una artista fuera de serie con quien he tenido la oportunidad de hablar; ella es un ser humano ejemplar”, o Tiler Peck, Ashley Bouder, Angélica Generosa y David Hallberg, entre otros.

Nacida en la Ciudad de México hace 25 años, Paula Álvarez inició su formación en la Escuela de Ballet San Ángel Inn,donde descubrió que ser una gran bailarina es la razón de su vida: “Tenía 13 años y en mi escuela de Ballet en México me invitaron a ser parte de la producción con el grupo avanzado. Ese año bailamos ‘Baile de Graduados’ un ballet corto y muy divertido”.

Fue seleccionada con otras dos alumnas de su grado para interpretar a una de las tres niñas pequeñas. “Fue un sueño haber sido invitada a bailar con compañeras a las que yo admiraba en ese entonces. El final del ballet tiene una música un poco triste porque las niñas del internado se despiden de los cadetes que las vinieron a visitar y recuerdo estar en el escenario, durante la última función, con lágrimas en los ojos porque no quería que se acabara. “Ese día supe que era mi pasión”. 

Participó hasta 2013 en la Escuela de Ballet San Ángel Innantes de iniciar su desarrollo profesional en Nueva York, en la Joffrey Ballet School donde, también, ya ha impartidoclases de verano a niños y niñas de entre 3 y 8 años, además de realizar trabajos administrativos para financiar su estancia, a la espera de su visa de artista para continuar su trayectoria en suelo estadounidense.

“Creo que todos tenemos una razón de ser, de existir. A mí lo que me hace más feliz en la vida es ayudar a otras personas a ser feliz. Mediante el arte (en mi caso la danza), tengo la capacidad de transportar al público a un mundo mágico donde la música y el movimiento son uno mismo y puedes, aunque sea por un momento, escapar de tus problemas”.

Dice Paula Álvarez que desde que empezó y hasta la fecha, bailar es su escape del mundo. “Nada me hacía más feliz que estar en un estudio y enfocarme en la mejora personal. Ahora puedo compartir mi pasión por la danza con otras personas y tal vez hacerlas sentir como yo me siento en el estudio: en paz”.

Hoy que vivimos en un mundo donde hay tantos aspectos orientados a lo negativo, expresa la bailarina mexicana, “creo que a través de las artes, del respeto y el trato amable de unos a otros se puede hacer una diferencia. Cuando tengo la oportunidad de dar clases a las generaciones más jóveneseso es lo que les enseño”.

Paula Álvarez inició el año pasado su primera gran oportunidad profesional en el Menlowe Ballet que se presenta en el sur de San Francisco, California, con seis roles entre los primero y segundo actos de la obra “El Cascanueces”, donde representó a la Patinadora, el Muñeco Oso Panda, y fue solista de Copos, de Españolas, Rusos y Flores.

“Como bailarina quiero ser la mejor versión de mi misma, y seguir trabajando para cumplir una meta a la vez; en esta carrera y en la vida nunca se deja de trabajar para ser mejor. Disfruto mucho el reto de corregir mis errores para mejorar”, expresa Paula Álvarez.

Sabe que el esfuerzo es mayúsculo no le temesino a los frenos administrativos y financieros que cierran las puertas que el talento podría abrir de par en par, más confía que la vida pone frente a cada ser humano las condiciones para superar los obstáculos del camino, para llegar a ser, precisamente, la mejor versión de sí mismos.

“Pienso que todos los bailarines son gente de admirar, no puedes convertirte en profesional sin trabajar, sufrimos lesiones físicas y emocionales, pero seguimos luchando. En mi opinión, destacan los que mencioné porque, además de ser increíbles bailarines, también son buenos ejemplos en la vida diaria”.

El apoyo en las horas aciagas y de dolor, también es fundamental en la vida y trayectoria profesional, por lo que no deja de reconocer a sus maestros. “Todas mis maestras mexicanas y en los últimos años, Stacy Caddell han sido degran inspiración y apoyo en mi carrera”.

Paula participará nuevamente en la temporada de “El Cascanueces” que inicia en octubre, en el Menlowe Ballet, donde seguirá superándose para poder dar el salto y trabajar en la compañía de sus sueños, la Pacific Northwest Ballet de Seattle, “estoy subiendo escalones para llegar allí, trabajando y acumulando experiencia”.

La Pacific Northwest Ballet de Seattle es el referente en el Oeste de los Estados Unidos, de la New York City Ballet en el Este. Hoy por hoy, su objetivo es llegar a tener un trabajo ahí y poder continuar su pasión por la danza, “porque no hay nada mejor que vivir de lo que te apasiona”.

@afondoJAL

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arte y Cultura

Ascenso meteórico dancístico, del barrio a escenarios internacionales

Publicado

el

Por: Víctor Galindo “Vigaro”

Con los pies en el piso, pero consolidando sus pasos artísticos en la compleja carrera de las artes escénicas; el joven talento tapatío, Rafael Bejarano Vidal a sus 22 años de edad, se consolida como un baluarte entre las principales figuras de la compañía de Ballet de Washington DC, (The Washington Ballet).

Nacido en el barrio de Mexicaltzingo en Guadalajara, con el respaldo de su familia, de quienes recibió no solamente el gusto por la cultura, las bellas artes e incluso la tauromaquia sino también principios, valores, humildad, tenacidad, carácter y nacionalismo; debió abandonar la capital jalisciense a los 15 años, apenas concluyendo su formación secundaria para dedicarse a la exigente disciplina del ballet clásico artístico.

Entrevistado por este medio, Rafael Bejarano Vidal, recordó aquellas penurias que representaron encontrarse con su propias fobias y filias, miedos y retos en un país ajeno al que lo vio nacer, lejos de su familia, de su gente y sin conocimiento de lo que le esperaba.

“Cuando llegué a Washington DC, hace siete años, yo no hablaba nada de inglés, no conocía a nadie ni tenía amigos o familia en ese lugar, llegué no persiguiendo el sueño americano, como la mayoría de las personas que emigran hacia Estados Unidos, seguí mi propio sueño, el que he tenido desde niño, era yo contra el destino”, explicó.

Emocionado narra las peripecias que le acompañaron, primero para demostrarse a sí mismo que poseía calidad artística y competitividad, después convencer a sus maestros de que este singular mexicano tenía el nivel de los mejores. “el principal temor que se me presentó fue pensar que podría fracasar, a no llegar a donde ese Rafael de 11 años soñó llegar, donde el Rafael que decidió ser bailarín, simplemente no se fuera, ni por comodidad, por pereza, por falta de motivación, el desilusionar a mis padres y a mi México. Porque aunque tomo al ballet muy en serio, muy personal pero también estoy representando a mi gente”.

Aquel joven Bejarano, que hace poco más de siete años recibió una beca por la entonces titular de Cultura en el Estado de Jalisco, Myriam Vachez Plagnol; se ha convertido en un profesional dancístico que ha representado a centenares de personajes en obras como Romeo y Julieta, el Cascanueces, Giselle, la Bella Durmiente y otros clásicos.        

“Para mí lo que representa formar parte de esta compañía The Washington Ballet, la compañía de la nación, es mucho orgullo, imagínate trabajar con estrellas como mi jefa, Julie Kent quien permaneció en American Ballet Theater por muchos años y ser el único mexicano en una compañía artística de primer nivel mundial, conformada por 47 bailarines, la mayoría mujeres pero también habemos varones, que procedemos de muchos países como: Rusia, Estados Unidos, Cuba, Bulgaria, Rumanía, Costa Rica, República Dominicana, Puerto Rico, Sudáfrica, es una compañía muy incluyente”, señaló.   

Lamentó que no existe en México la suficiente infraestructura para desarrollar las expresiones artísticas, ya que se imparte un nivel básico, aun en lo que se considera expresión superior de Bellas Artes, “Somos pocos los mexicanos que participamos en compañías internacionales de Ballet poniendo el nombre de México en alto, y si hubiera más, no se sabe mucho sobre de ellos, Isaac Hernández, de Guadalajara, Elisa Carrillo del Estado de México, Rocío Alemán de Nuevo León, Ivana Bueno de Veracruz, Sofía Healt de Veracruz, Christian García de Puebla, por mencionar algunos y en especial mi hermano menor Enrique a quien ya puedo ver como a igual, es todo un profesional en la compañía europea, The Royal Birmingham”.

Rafael Bejarano Vidal, inició sus estudios dancísticos en la real academia de ballet de Ana Torquemada en Guadalajara, posteriormente y bajo la tutela  de Kee Juan Han de Singapur y después con la cubana Xiomara Reyes en el Washington Ballet, durante lo que resta de este 2021 continuaran sus presentaciones de Chicago, Minnesota, Boston, New York y en el más importante festival dancístico de la unión americana.

Rafael Bejarano Vidal, ha estudiado intensivamente en diversos lugares del mundo, entre otros se pueden contar a Miami Arts Ballet Theatre, en Dinamarca, Alemania y Nueva York, ha participado en programas afiliados a The Royal Academy of Dance. A los 13 años recibió una mención honorífica en el Concurso Nacional de Danza de México y actuó en el Festival Internacional de Danza de Córdoba, Veracruz.

En las semifinales de YAGP en México, recibió a los tres mejores bailarines masculinos de su edad de todo México, recibió una beca para el TWSB Summer Intensive en 2014 y posteriormente recibió una beca completa de tres años para el Programa de Capacitación Profesional de la escuela. (PTP) y programa intensivo de verano. Mientras estuvo en TWSB, interpretó el papel de Prince en The Nutcracker de Septime Webre.

En 2016, recibió el Primer Lugar en la semifinal de YAGP en Pittsburgh como Mejor Bailarín Masculino. También recibió la Beca Louis Vuitton y la Beca Rory Schwartz. Bejarano ha bailado en la producción de TWB de Giselle y ha actuado con PTP en extractos de Raymonda, Paquita, El lago de los cisnes, Le Corsaire, Pas d

e Deux de Tchaikovsky, Harlequinade, Kermess en Brujas y Burnonville.

Al unirse al The Washington Ballet Studio Company, actuó en The Prodigal Son and Serenade de George Balanchine , The Nutcracker, Romeo and Juliet de John Cranko, The Concert, Les Sylphides y Giselle. También ha actuado en Duetos de Merce Cunningham, La Bella Durmiente de Julie Kent y Victor Barbee, y obras de Helga Paris Morales y Mimmo Micolis para el programa Dance For All de TWB.

“El hombre vale por sus hechos y lo que yo haga es lo que soy, mi padre me enseñó la determinación, a ser decidido y hacerlas cosas bien, mi madre me enseñó a poner el corazón en todo lo que hago”, agradeció el talentoso bailarín artístico y aún estudiante de la Universidad de Guadalajara a distancia en la carrera de Gestión Cultural.

Continuar Leyendo

Arte y Cultura

El Premio José Emilio Pacheco amplía su convocatoria

Publicado

el

El galardón, convocado por la Universidad de Guadalajara, mediante el Museo de Ciencias Ambientales del Centro Cultural Universitario, y en colaboración con la FIL Guadalajara, recibirá trabajos hasta el lunes 2 de agosto

La Universidad de Guadalajara, mediante el proyecto del Museo de Ciencias Ambientales del Centro Cultural Universitario, en colaboración con la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) amplió su convocatoria para el Premio Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco, que en su sexta edición estará dedicado al cuento y recibirá propuestas hasta el lunes 2 de agosto. Al galardón, dotado de diez mil dólares estadounidenses, podrán participar cuentistas de cualquier nacionalidad, siempre que su propuesta sea inédita y en lengua española. La colección de cuentos propuesta debe tratar acerca de la naturaleza y la ciudad, y puede incluir la sustentabilidad urbana, la armonía socioecológica y el cuidado ambiental. En esencia, este Premio busca promover una literatura transdisciplinaria que integre los sentimientos y las reflexiones humanas sobre estos temas.

Las instituciones convocantes constituirán un Comité de Honor, que será presidido por la escritora Cristina Pacheco e integrado por miembros de la comunidad literaria, científica y artística, y propondrá a los miembros del jurado calificador (el cual estará integrado por tres escritores y especialistas de reconocido prestigio, cuyos nombres serán dados a conocer en fecha posterior al fallo). Una vez emitida la deliberación del jurado, que será inapelable, el ganador se dará a conocer en septiembre por medio de un comunicado de prensa. La premiación se realizará durante la edición 35 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que se celebrará del 27 de noviembre al 5 de diciembre.

La colección de cuentos, que deberá tener una extensión mínima de 40 cuartillas y una máxima de 60, tendrá que presentarse por triplicado, escrita a máquina o en computadora, con letra Arial a 12 puntos, a doble espacio en papel tamaño carta y por una sola cara. Las páginas irán numeradas y engargoladas. La obra será entregada en físico o enviada por paquetería con la leyenda “Premio Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco” a las oficinas de la FIL Guadalajara: Alemania 1370, colonia Moderna, Guadalajara, Jalisco, CP 44190. El último día para recibir los trabajos será el lunes 2 de agosto, a las 13:00 horas. No se aceptarán trabajos enviados en formato electrónico.

En su primera edición, el Premio Ciudad y Naturaleza estuvo dedicado al género de la poesía, y los escritores mexicanos León Plascencia Ñol y Jorge Gutiérrez Reyna recibieron el galardón ex aequo. La segunda edición del Premio tuvo al cuento como protagonista y fue la argentina Brenda Becette, quien obtuvo el galardón por su obra La parte profunda. El venezolano Santiago Acosta, con su poemario El próximo desierto, fue acreedor al galardón en su tercera edición. En la cuarta edición se premió el trabajo de la narradora mexicana Claudia Cabrera Espinosa, titulado Posibilidad de los mundos. En la quinta edición, el poeta mexicano Marco Antonio Rodríguez Murillo obtuvo el Premio por su obra Tal vez el crecimiento de un jardín sea la única forma en que los muertos pueden hablarnos.

La convocatoria completa en este enlace

Continuar Leyendo

Arte y Cultura

La Organización de Estados Iberoamericanos se suma al Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano de ATEI

Publicado

el

A cuatro meses de cumplir cuatro años al aire, el Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano le da la bienvenida a la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) como nuevo socio de este proyecto que se genera gracias al apoyo de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas (ATEI), con la coordinación de la Universidad de Guadalajara.

Desde Madrid, España; el Secretario general de la OEI, Mariano Jabonero Blanco ha enviado su carta de adhesión donde manifiesta el interés de formar parte de este proyecto de divulgación científica que hoy se difunde en 116 medios de comunicación que ponen a su disposición 221 pantallas que se pueden sintonizar en 19 países de la región Iberoamericana.

La OEI es, hoy por hoy, el mayor organismo de cooperación multilateral entre países iberoamericanos de habla española y portuguesa. De acuerdo con sus objetivos, concibe la educación, la ciencia y la cultura como herramientas para el desarrollo humano y generadoras de oportunidades para construir un futuro mejor para todos.

Actualmente la OEI trabaja con los gobiernos de 23 países, respondiendo a sus prioridades y fortaleciendo sus políticas públicas a través de programas y proyectos que diseñan y ponen en marcha profesionales altamente cualificados y comprometidos con la creación de valor para toda la sociedad.

Los Estados miembros de la OEI son: Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela.

Cuentan con 382 proyectos activos y más de tres millones de personas beneficiarias en las ramas de educación, ciencia, cultura, lenguas y derechos humanos.

Este nuevo acuerdo de colaboración se inscribe dentro de un acuerdo de entendimiento que se celebró hace un par de semanas en Madrid, España; donde la OEI y la ATEI se comprometen a colaborar para llevar la educación, la ciencia y la cultura a los espacios dentro de las televisoras públicas de la región.

Con la entrada de la OEI a la red de socios del Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano, suman 117 televisoras públicas, entidades gubernamentales y educativas que semana a semana difunden este espacio informativo que tiene como objetivo la divulgación de la ciencia, la tecnología y la cultura a través de la cooperación de sus miembros.

Continuar Leyendo
Advertisement
Advertisement





Tendencia