Connect with us
Avatar

Publicado

el

“Los libros, y en general la letra impresa, se alimentan de la libertad y, a la vez, la amplían. Defendamos este valor fundamental”, dijo Raúl Padilla López, presidente de la FIL, al recibir de manera remota el Premio Princesa de Asturias

“El poder de la palabra escrita, la influencia que los libros, la literatura en la formación cultural y el necesario apoyo que los escritores de todo el mundo encuentran gracias a la FIL, son sólo algunas de sus virtudes”, declaró Felipe VI, rey de España, durante la entrega de los Premios Princesa de Asturias, que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y el Hay Festival of Literature & Arts recibieron en conjunto en la categoría de Comunicación y Humanidades. “Ambos acontecimientos son expresión de la trascendencia que tiene el intercambio cultural, el diálogo entre culturas, el de distintas formas de expresión artística y el fomento y la protección de la literatura”, reconoció Felipe VI, durante la emotiva ceremonia de entrega realizada en el hotel de La Reconquista, en la ciudad de Oviedo, España.

Por su parte, Raúl Padilla López, presidente de la FIL Guadalajara, dirigió un breve discurso, vía remota. “Estamos honrados y felices de recibir este Premio otorgado por la Fundación Princesa de Asturias”, institución a la que agradeció por “reconocer empeños excepcionales en los ámbitos científico, técnico, cultural, social o sencillamente humano. Los libros, y en general la letra impresa, se alimentan de la libertad y, a la vez, la amplían. Defendamos este valor fundamental”, comentó Padilla López. La ceremonia de entrega de los Premios, que este año llegó a su edición 40, fue presidida por los reyes de España, Felipe VI y Letizia, así como la princesa de Asturias, Leonor de Borbón y Ortiz, además de algunos galardonados como Emmanuel Candés (Investigación Científica y Técnica); Andrea Morricone, en representación de Ennio Morricone (Artes) o el colectivo de sanitarios españoles que lucha contra la Covid-19 (Concordia).

La FIL Guadalajara y el Hay Festival ahora son parte de la lista de las importantes figuras e instituciones que han obtenido el galardón en Comunicación y Humanidades, como el Museo del Prado, la Royal Society, la periodista Alma Guillermoprieto, los filósofos Alain Touraine y Zygmunt Bauman, la fotógrafa Annie Leibovitz o la Universidad Nacional Autónoma de México. “La Feria del Libro de Guadalajara es un proyecto sostenido por numerosas personas e instituciones. Gracias a todas ellas y, sobre todo, a quienes han fungido como sus directoras durante todos estos años”, comentó Raúl Padilla, quien también reconoció el apoyo de Ricardo Villanueva Lomelí, rector general de la Universidad de Guadalajara.

La FIL Guadalajara es considerada el mayor encuentro en su tipo en habla hispana. Cada año, más de 800 mil visitantes que acuden a un gran festival literario y del conocimiento en el que, durante nueve días, participan más de 750 escritores, representantes de 29 lenguas distintas, y 2,400 sellos editoriales provenientes de 48 países, con la presencia cultura de una región o país Invitado de Honor. Es, también, la cita anual para más de 20 mil profesionales del libro. Este 2020, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19, la edición 34 de la FIL se realizará del 28 de noviembre al 6 de diciembre en formato virtual, sin presencia de expositores ni público. Todas las actividades se podrán seguir en www.fil.com.mx y las redes sociales de la Feria.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arte y Cultura

Arte y método científico con Adriana Corach, combinación resiliente en tiempos de pandemia

Avatar

Publicado

el

La artista busca a través de su estilo de arte industrial hacer conciencia sobre la necesidad de poderle dar una segunda oportunidad a las cosas y evitar la cultura de los desechables

Ciudad de México a 21 de diciembre de 2020

Staff Afondo- Inspirada en la revolución industrial y guiada por el método científico, Adriana Corach busca proyectar un mensaje diferenciador a través del arte: un llamado a reflexionar sobre la era del uso de los productos desechables para crear arte a través de una tecnología determinada.

“El arte industrial se utiliza poco en México y a mí me encanta porque nos remonta al pasado a través de los inventos, la durabilidad de los objetos, la funcionalidad, la materia prima. Fue la revolución industrial un fenómeno histórico de transformación económica, ambiental y social que han marcado las bases para como hoy vivimos”, afirma.

Bióloga de profesión por la Universidad Nacional Autónoma de México, Corach conoce el origen de los materiales con los que trabaja, los matices de un lienzo orgánico y los efectos con elementos naturales, dando como resultado su primera colección de 42 piezas entre cuadros y objetos.

“La exposición tiene objetos también, no me quise solo limitar a las obras de arte sino también a sentir, a poder tocar a través de piezas, pero como tal, una exposición de arte específico. Me encanta utilizar los elementos del estilo industrial, manejar metal, acero, madera, fuego”, señaló la artista durante la presentación de su exposición.

La artista busca a través de su estilo de arte industrial hacer conciencia sobre la necesidad de poderle dar una segunda oportunidad a las cosas y evitar la cultura de los desechables.

La pintora – científica, como ella misma se define, contempla realizar más colecciones de investigación pues gracias al confinamiento generado por la pandemia de Covid-19, encontró en su arte la resiliencia para enfrentar dicha situación.

“El proceso lo disfruté muchísimo porque la situación en la que estamos viviendo, muchas historias de amigos, conocidos, me motivaron a atreverme a hacer cosas que por mucho tiempo había pospuesto. Si tenemos ese llamado hay que hacerlo porque mañana no hay certeza. Gracias a estar en casa aprendí a ver, a tocar y a impregnar mi ser de lo que me da paz. La reflexión del estilo industrial a través de inspirarse en la Revolución Industrial es que no desaprovechemos esta oportunidad de resiliencia para salir adelante”, indicó.

Añade que en su proceso de creación está implícito el método científico porque hay una comprobación y experimentación. “Me pregunto primero si lo que estoy recibiendo de información es cierto, de dónde viene y cómo puedo experimentar y confirmarlos. Hago mis propias hipótesis y esto también, lo que estamos viviendo en este momento, la experimentación es parte de mi ser como científica.

Corach platica que la decisión de abandonar el camino de la ciencia y optar por aplicar sus conocimientos al arte, surge desde la niñez.

“De niña me encantaba pintar todo, ya lo traía, es algo que guardé y eso me causó mucha frustración. Yo soy bióloga, pero me dediqué varios años, casi 15 años a organizar eventos masivos y a partir del temblor del 2017 fue para mí como un despertar y decir ya no quiero regresar a mi vida normal, quiero que sea algo extraordinario y es por eso que ahora soy pintora”.

Finalmente, la artista reafirma que con su arte pretende dejar al mundo el legado de la conciencia del reciclaje y el cuidado del medio ambiente.

La obra de Adriana Corach se encuentra en el Chapulcafé, ubicado en avenida Chapultepec 435, colonia Juárez, donde podrán ver desde una pintura de Nicolás Tesla y otra de Marlon Brando, pasando por una escafandra, una hélice de avión y otros arte-objeto, entre los que se encuentra también una silla de oficina o tres bancas de cine antiguo.

@afondoJAL

Continuar Leyendo

Arte y Cultura

La FIL llegó a 21 millones de personas en 84 países

Avatar

Publicado

el

La edición especial en línea 2020 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara llegó este año a 21 millones 57,924 personas que, desde 84 países, siguieron las actividades y contenidos de la FIL en su página web, canal de YouTube y redes sociales, así como en transmisiones cruzadas con otras instituciones, editoriales y medios públicos de México, América Latina y Europa. En total, las 406 actividades de esta edición, que se realizó del 28 de noviembre al 6 de diciembre con la participación de 811 ponentes de 46 países, lograron cinco millones 580 mil 601 reproducciones en las diversas plataformas donde fueron compartidas.

Además de las magníficas presencias de dos premios Nobel de Química, Aaron Ciechanover y Venki Ramakrishnan, y uno de la Paz, Mohamed ElBaradei, se sumaron grandes figuras de la literatura, la academia, la divulgación científica y el pensamiento contemporáneo, como Lídia Jorge, a quien este año se le concedió el Premio FIL de Literatura; Leonardo Padura, a quien se entregó, en compañía de Silvia Lemus, la Medalla Carlos Fuentes; la conversación entre Salman Rushdie y Javier Cercas; la poeta libanesa Joumana Haddad o la argentina Camila Sosa Villada, quien obtuvo el Premio de Sor Juana Inés de la Cruz; además de Camilla Läckberg, Victoria Aveyard, Etgar Keret, María Negroni, Guillermo Arriaga, Kevin Barry, Pablo Simonetti, Ángeles Mastretta, Juan Villoro, Laura Restrepo, Juan José Millás, Abdelá Taia o Mariana Enríquez, entre otros 310 autores de 38 países.

La conversación entre dos de los más grandes representantes del pensamiento contemporáneo, Yuval Noah Harari y Michael Sandel; la presencia de Jacques Attali, Luigi Ferrajoli, Donatella della Porta, John Keane, Laura Thomson o María Luisa Femenías, así como el diálogo entre el escritor nicaragüense Sergio Ramírez y Carlos Alvarado, también escritor y presidente de Costa Rica, serán momentos cumbre que quedarán en el imaginario de la Feria, pues las actividades permanecerán en línea en el canal de YouTube de la FIL y en la página fil.com.mx en su apartado Somos Grandes Momentos.

En el programa ¡La FIL también es Ciencia! se contó con la participación, además de los dos premios Nobel de Química, de importantes figuras como Antonio Lazcano, Julieta Fierro, Rosa Montero, Manuel Peimbert y Clara Grima, entre otros científicos, autores y divulgadores de ciencia. En FIL Niños, el espacio dedicado a los nuevos lectores, se ofrecieron 56 sesiones de talleres en línea y nueve cápsulas creativas para fomentar la lectura, la creatividad y la resiliencia en casa, además de una muestra de cortometrajes para el público infantil. Con los talleres en línea de FIL Niños en Casa, 600 niñas y niños del área metropolitana de Guadalajara recibieron, en sus hogares, cajas con materiales para trabajar con los talleristas. Las capsulas de FIL niños tuvieron un total de alcance de 79,400 espectadores.

Las nueve noches de espectáculos, gracias al Conjunto Santander de Artes Escénicas y Cultura UDG, llegaron a las pantallas de cientos de miles de familias. La ópera Madama Butterfly, producida con talento de Guadalajara; la obra Novecento, de Alessandro Baricco, con Benny Ibarra; el gran concierto de Lila Downs desde Oaxaca, y el cierre de este domingo 6 de diciembre, con la banda venezolana Los Amigos Invisibles, dejarán huella en los amantes de la música y las artes.

De las cinco millones 580 mil 601 reproducciones de contenidos, un millón 75 mil 871 fueron vistas en el canal de YouTube y la fan page de la FIL Guadalajara en Facebook y otras instituciones que replicaron o sumaron actividades a la Feria; dos millones 542 mil 230 en las 130 transmisiones que, en sus dos señales, hizo el Canal 44 de la Universidad de Guadalajara; 712,500 en las nueve emisoras de Red Radio UDG, y un millón 250 mil que se sumaron gracias a la colaboración y las transmisiones en Canal 22, que sumó al programa de actividades de la Feria a Chamuco TV, La Dichosa Palabra y Me Canso Ganso.

En el Catálogo y el Mercado de Libros, iniciativas con las que se buscó apoyar a los editores que habitualmente participan en la FIL, se contó con 1,045 editoriales y librerías de 140 ciudades en 24 países, con una oferta de más de nueve millones de títulos. El Mercado del Libro en la página web de la FIL recibió alrededor de 50 mil visitas. En cuanto a la parte profesional de la Feria, se ofrecieron 31 actividades como parte de los Diálogos de la Industria, con 79 participantes de diez países. Este año se registraron 5,788 profesionales, de 53 países, y se realizaron 2,470 citas virtuales como parte de los Encuentros de Negocios.

El rector general de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí aseguró que esta edición de la FIL tuvo características especiales que “han permitido descubrir y aprender nuevas formas de continuar con la fiesta de los libros y la cultura. En el caso de la Universidad de Guadalajara, ha implicado la reinvención de las actividades que forman parte de las funciones sustantivas de enseñanza, investigación y difusión, como en este caso de la FIL”. También, reconoció que “llegar a los asiduos lectores que edición tras edición esperan esta cita con las letras, además, ha hecho posible el acercamiento a nuevos públicos y a lectores que, desde su lugar de origen, pudieron ser parte de este festival cultural.”

En conferencia de prensa, Raúl Padilla López, presidente de la FIL Guadalajara, puso en contexto las cifras de la 34 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, edición especial en línea 2020, al recordar que “en Expo Guadalajara contamos en 2019 con la visita de 828 mil personas, de las cuales 110 mil ingresaron a las actividades en los salones. De esa manera, en la FIL virtual contamos con 21 millones 57,924 personas que ‘visitaron’ la Feria y cinco millones 580,601 que acudieron directamente a nuestras actividades”.

En su edición especial en línea 2020, la FIL contó con 42 patrocinadores y auspiciantes, así como 55 instituciones y editoriales de 17 países que contribuyeron a sus contenidos. “Fue, la que concluimos hoy por la noche, una edición especial en línea de una FIL que es de todos: lectores, autores, editores y todas y todos los integrantes de la cadena del libro. Volveremos en 2021, con fuerzas renovadas, para celebrar los 35 años de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, con una edición presencial que contará con la enorme presencia de Perú como país Invitado de Honor”, concluyó Raúl Padilla López.

Perú, país Invitado de Honor de la FIL en 2021

 

Perú será el país Invitado de Honor de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en 2021, “un año en el que todos depositamos grandes esperanzas, y en el que celebraremos nuestro 35 aniversario”, declaró Marisol Schulz Manaut, directora general de la FIL Guadalajara, durante la conferencia de prensa en la que se presentó el balance de la Feria. También recordó que después de quince años Perú regresará a Guadalajara, pero ahora “tendremos la oportunidad de conocer nuevas voces, nuevas firmas, nuevos rostros y nuevas generaciones de escritores que miran con derecho propio su capacidad de sumarse al quehacer universal por la cultura”.

Por medio de un video pregrabado, el ministro de Cultura de Perú, Alejandro Neyra Sánchez, agradeció y confirmó nuevamente la participación de la cultura peruana en 2021 en la FIL Guadalajara como parte de la celebración del Bicentenario de su país. “Será una oportunidad única para acercarnos más entre peruanos y mexicanos, pero entre Perú, y especialmente entre las nacionales hispanoamericanas que participan en la Feria, y en general con todo el mundo editorial que es convocado por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, sin duda una de las más importantes del mundo”.

Continuar Leyendo

Arte y Cultura

Comienza edición virtual de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Avatar

Publicado

el

Inició la edición 34 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) con el objetivo de que sus actividades virtuales no sólo alcancen a un mayor público, sino que represente el inicio de una nueva era en la apropiación tecnológica de las ferias literarias y un espacio para honrar a las víctimas del COVID-19.

La mañana de este sábado, desde el auditorio del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), autoridades universitarias y de gobierno inauguraron el encuentro literario, que se transmitió por Canal 44 y redes sociales.

El Presidente de la FIL, licenciado Raúl Padilla López, se dijo alegre de llevarla a cabo, pero al ser un año tan fatídico, debido a la pandemia, nacen sentimientos encontrados.

Dedicamos esta FIL a la memoria de todos los fallecidos. El puente que nos une con ellos –como sugirió Thornton Wilder en su novela El puente de San Luis Rey– es indestructible porque está hecho de amor, un material más perdurable que la memoria”, manifestó.

Ante la crisis que también alcanzó a la industria editorial, dijo que la FIL continúa con la labor de acercar a los agentes involucrados.

“Hemos creado FIL Negocios, plataforma que albergará actividades de más de 5 mil profesionales del libro, quienes sostendrán más de 2 mil 400 reuniones desde sus 53 países de origen. A través de Diálogos de la Industria, agentes de las cadenas del libro debatirán sobre temas de actualidad”, informó Padilla López.

Refirió que este encuentro, en un ambiente virtual, ha requerido mucho trabajo y aprendizaje, que derivó en un programa diverso y de gran calidad que hará disfrutar la feria.

“Se van a sorprender de todo lo que hemos preparado para esta ocasión. A través de  nuestro sitio web se abrirán eventos en directo, catálogos y un mercado de libros con posibilidad de seguirlos en las redes, Canal 44, Radio UdeG, Canal 22 y otros canales públicos nacionales y latinoamericanos”, subrayó.

Destacó la presencia de grandes personalidades, las secciones de FIL Pensamiento, La FIL También es Ciencia, FIL Jóvenes y FIL Niños; los encuentros internacionales de Cuentistas, de Periodistas y de Lenguas Indígenas de América, homenajes, los espectáculos escénicos y más.

“La FIL que inauguramos es, en esencia, nuestro evento de cada año, pero ahora enriquecido con las tecnologías digitales. Esta edición es un ensayo del futuro, pues nos prepara para un mundo que, en buena medida, ya funciona más virtual, digital y comunicado; es la feria en evolución”, recalcó.

Padilla López dijo que “La FIL se ha consolidado, a pesar de muchas cosas, pero nunca en contra de personas o instituciones”, pese a la incredulidad de quienes dudaron de su éxito y de quienes imponen cuáles discursos importan y cuáles no.

Los libros son, en esencia, vehículos de la libertad y enemigo de cualquier tipo de fundamentalismo”, reiteró.

El Rector General de la Universidad de Guadalajara, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, externó que “esta feria nos permite entregar los honores al personal de salud” que durante esta pandemia han trabajado incansablemente por la salud de la sociedad.

Honores especiales a todos los universitarios que han sido parte de uno de los despliegues de extensión y vinculación universitaria más importantes en la historia de nuestra Casa de Estudio”, indicó.

Recordó que, desde el 13 de marzo, hace 260 días, se inició un proceso acelerado para cambiar las dinámicas y llevarlas a lo virtual, por lo que “esta FIL es histórica; es la primera que viviremos en un formato híbrido marcado por la tecnología”.

“En esta nueva era mostraremos un espíritu resiliente –añadió Villanueva Lomelí–, aspiremos a no ser igual que antes, sí los mismos, pero diferentes. Qué gran oportunidad de recuperar ser cercanos, abiertos, sensibles, empáticos; qué gran oportunidad para ser mejores”.

Villanueva Lomelí dijo que en 2019 hubo 830 mil asistentes a la feria, por lo que este año se puede llegar a ese mismo número de forma virtual.

“El reto es que para el próximo año puedan venir y podamos ir, y entonces duplicamos para que tengamos una feria de un millón 600 mil asistentes, porque la FIL no tiene que volver a ser igual, si recuperamos la presencialidad y mantenemos la virtualidad, la FIL será más amplia, asombrosa, profunda, sorprendente y más conectada”, refirió.

El Presidente de la Cámara Nacional de Industria Editorial Mexicana (CANIEM), ingeniero Juan Luis Arzos Arbide, compartió que corresponde a todos los amantes de los libros “hacer de esta edición una feria inolvidable, pues se podrán conectar a cientos de actividades”.

Quien dio inicio a las actividades de la FIL 34 fue el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, quien destacó que es obligatorio cuidar a la industria editorial y el ecosistema que se desarrolla alrededor del libro.

“El libro es un hogar, nos hace sentir, vibrar y reflexionar, y nos recuerda que no somos poseedores de verdades irrefutables; por eso nos sentimos orgullosos de ser sede de este encuentro internacional”, expresó.


Galardón de las lenguas romances, para la transfigurada Lídia Jorge


El retrato de los seres humanos que se enfrentan a grandes acontecimientos y hacen por sobreponerse a éstos lo hace la escritora portuguesa 
Lídia Jorge mediante sus letras.

Durante la ceremonia inaugural de la feria más importante de habla hispana se le homenajeó a la originaria de Boliqueime, por ser la merecedora del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2020.

“La literatura es una carta que enviamos a la lejanía: lejos en el tiempo, lejos en el espacio. A veces, la literatura llega a su destino; a veces, recibimos noticias de regreso”, declaró.

“Cuando en Europa se aproximaba el final del verano, la dirección de la FIL acostumbra anunciar en cuál de las ocho lenguas romances encontró un imaginario literario digno de ser premiado. Este año, por cuarta ocasión en 30 años, se eligió a la lengua portuguesa. Y en el destinatario de esta carta, estaba escrito mi nombre”, contó Lídia Jorge.

Mediante un video, la escritora portuguesa dio a conocer su agradecimiento por el reconocimiento que le otorgaron y contó sobre cómo de niña ella conoció al gran Homero, que en el pueblo donde ella nació él era mujer mayor y se llama María Encarnación.

“Cantaba con una voz débil, con un vibrato muy fino y prolongado. A pesar de nunca haber tenido un libro, ella cantaba romances antiquísimos aprendidos de memoria en su infancia”.

“Tiempo después logré identificar en su narrativa, sin intervalos ni pausas, algunos romances tradicionales como el de La nau CatrinetaLa bella infanta o La visita de la Novia Difunta. Y nosotros, los niños, quedábamos cautivados por aquellas historias cantadas que hablaban de amor, de combates armados, de aventuras prodigiosas acerca de marineros sobre las olas”, relató Jorge.

“Cuando nos cansábamos de su canción interminable, íbamos a correr por el campo, volando unos centímetros por encima del suelo. Sin saber por qué, luego de esos encuentros nos sentíamos más ligeros. Aquella mujer nos salvaba de la soledad de los campos”.

Esa mujer, dijo, era una Homero involuntaria, cuya muerte fracturó una cadena de siglos de historias. “María Encarnación fue un ser atravesado por el fulgor poético, aunque no tuvo la felicidad de conocer la maravilla que son los libros”, confesó.

“Tengo la certeza de que esa experiencia me enseñó lo esencial sobre la capacidad de transfiguración que rige a la especie humana. Y pienso en ella, y en el misterio del tiempo que determina la vida de cada uno, y en la manera en que nos sujeta a las circunstancias del transcurso de las fechas y de la Historia”, aseguró Lídia Jorge.

Anna Caballé, Secretaria del Premio FIL, dio a conocer el acta de resultados donde el jurado expresó que la escritora posee la altura literaria, ya que su obra novelística es además poética, ensayística y teatral.

“Ella consiguió el respeto unánime de la crítica con su estremecedora novela La costa de los murmullos, de 1988, escrita a raíz de su estancia en Angola y Mozambique en pleno proceso de descolonización”, leyó la resolución.

Destacó que en Estuario, de 2018, Lídia Jorge aborda la ruina de una familia lisboeta adinerada, “en la que refleja la permanente inquietud por el estado del mundo y la extrema vulnerabilidad de la especie humana, razones que ha fundamentado al jurado otorgar el 30º Premio FIL de Literatura en Lengua Romances”.

Continuar Leyendo
Advertisement
Advertisement





Tendencia