Connect with us
Avatar

Publicado

el

Iván García Medina
La mano que mece la cuna para intentar dividir al sector empresarial tiene nombre y apellido: es Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco, quien comanda desde Casa Jalisco intentona vulgar por resucitar al CESJAL. No podrá. La IP fuerte, ya dio por muerto al organismo y solo se apresta a enterrarlo.
Hoy martes 9 de mayo la columna la Tremenda Corte del diario Milenio cataloga a este escándalo como novela. Leamos todos los calificativos de Michel y Aristóteles a la IP: Sigue la “Cesjalnovela”
“A la yugular se le fue Jaime Enrique Michel Velasco, titular del Consejo Económico y Social del Estado de Jalisco (Cesjal), contra varios presidentes de organismos que salieron del grupo. Por ejemplo, a Miguel Ángel Landeros, del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce Occidente), lo señala de haber tenido interés de ser el próximo presidente del Cesjal, pero que “para su mala suerte nunca gozó de las simpatías de la mayoría de los consejeros”, zas. A Jacobo Cabrera Palos, del Consejo Agropecuario de Jalisco (CAJ), lo ventiló sobre la situación financiera que enfrenta el organismo y hasta su retraso en el pago de rentas en el edificio MIND y el pago a sus empleados. Mientras que al presidente del Centro Empresarial de Jalisco (Coparmex), Mauro Garza Marín, le dice que “no solo carece de toda ética empresarial al no haberlo expuesto de frente al pleno del Consejo, sino que atenta contra la institución que representa y las demás que constituyen al Cesjal. Su afirmación demuestra su ignorancia respecto de los trabajos de la institución y su falta de espíritu colaborativo”. Seguirá la novela…”

Bueno, el CESJAL ya es un zombie, solamente Enrique Michel Velasco y el gobernador no se dan por enterados.
Michel pensó que tenía controladas a las Cámaras y en su emoción por aparecer en las boletas del 2018, sin decir agua va, usó al CESJAL para iniciar campaña dentro de Morena. Por supuesto que el mundo se le vino encima. Si en Casa Jalisco creen que dividirán al empresariado asesorados por quién sabe qué torpe, están equivocados.
El CESJAL, fue. Se llamaba. Solo faltan días para el sepelio.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Torres Espinoza

México Libre: divide y vencerás

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza*

México Libre, una organización creada por el ex presidente de México, Felipe Calderón (2006-2012) y Margarita Zavala, no obtuvo el registro como partido político por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) debido a que “el 8.2% de sus ingresos no tenía claro el origen”. El Consejo General del INE le negó́ a la organización el registro como partido político con una votación final fue de 7 consejeros a favor y 4 consejeros en contra, de acuerdo con los datos que compartió́ el INE a través de su Twitter oficial. “En virtud de que hay un 8.2% del ingreso en el que el INE no tiene claro su origen, decidí́ votar en contra del registro de la organización México Libre como partido político nacional”, escribió́ el Lorenzo Córdova.

La negativa de su registro aún no es definitiva: la decisión puede impugnarse ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, una medida que estará́ llevando a cabo México Libre, según ha anunciado Margarita Zavala. Le legalidad de la decisión del INE será revisada por un órgano jurisdiccional especializado. No obstante, todo esto retrata de cuerpo entero la escasa convicción democrática de los actores políticos principales en este episodio: cuando las decisiones de un órgano constitucional autónomo como el INE, les benefician, representan el paradigma de una institución democrática, autónoma, independiente y profesional; pero cuando las decisiones de esta misma Institución los perjudican, “al diablo con las instituciones”. El INE es el mismo que le reconoció́ a López Obrador su triunfo electoral de 2018 y el que convalidó el triunfo electoral de 2006 de Felipe Calderón. No obstante, tanto López Obrador como Felipe Calderón, cuando no se han visto favorecidos con las resoluciones de este organismo, lo desacreditan. En democracia es fundamental tanto la aceptabilidad de la derrota, como el acato de los fallos de la autoridad electoral, administrativa (INE) o jurisdiccional (TEPJF).

Por otro lado, mucho se ha dicho que esta decisión representa una malísima noticia para la Oposición. Pero tal vez sería todo lo contrario. La función de la oposición política no se encuentra reducida o circunscrita a un partido político: Kumamoto, como diputado independiente, tuvo un papel muy destacado, que llegó a sacudir al sistema de partidos a nivel estatal con su iniciativa #SinVotoNoHayDinero; y López Obrador, sin ser funcionario, fue el líder de Oposición más importante en el país por 12 años. El interés de Felipe Calderón de constituir un partido político es, antes bien, de hacerse de las prerrogativas que tiene un partido político [financiamiento, impunidad (de facto: quizá́ en el corto y mediano plazo nunca veremos a un dirigente nacional de un partido político procesado por actos de corrupción) y candidaturas] y asegurarle una mejor plataforma a Margarita Zavala para que sea candidata a la presidenta de la República. Un asunto más de interés familiar, que de incidencia en la vida política democrática. Pero no debe perderse de vista que, si México Libre logra el registro en tribunales, habrá una opción más para dividir el voto de la oposición al gobierno. Un factor que juega a favor de Morena: divide y vencerás.

Continuar Leyendo

Gobierno

De Frente al Poder- Hagamos y Futuro, la nueva ecuación partidista

Avatar

Publicado

el

Óscar Ábrego*

La incursión de las agrupaciones Hagamos y Futuro a la ecuación partidista de Jalisco, luego de recibir el viernes el aval del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) para su conformación como institutos políticos de manera oficial, obliga a replantear los escenarios posibles de frente a las elecciones del próximo año.

En lo personal creo que el reto principal de ambos consistirá en trascender el 2021, asunto del que también estoy seguro que lo lograrán. Si por un lado se encuentra el poder financiero y de movilización de la Universidad de Guadalajara, por el otro está la marca Pedro Kumamoto; así pues, todo apunta a que pasarán la prueba sin ningún problema.

De cualquier forma, es inevitable preguntarnos sobre otras repercusiones que tiene la llegada de dichos grupos. Una cuestión obligada es la que tiene que ver con los partidos tradicionales; ¿lograrán sortear con éxito la jornada del 6 de junio ante la llegada de Hagamos y Futuro?

La incógnita mayor se centra en el Partido Revolucionario Institucional. Como es sabido, las desbandadas se convirtieron en la nota común del otrora partidazo. En todas las encuestas, incluso en las realizadas por empresas de dudosa reputación, aparece como la expresión más rechazada. Sin liderazgos emergentes ni condiciones reales de competencia, el PRI enfrentará uno de sus más grandes desafíos, que es conservar su registro en la entidad.

En cuanto al Partido Acción Nacional las cosas no pintan mejor. Y aunque a nivel nacional hay evidencia de que comienza a repuntar en las simpatías de la población, la realidad es que todavía está muy lejos de su glorioso esplendor. Si bien la alianza incondicional que sostiene con Movimiento Ciudadano le ha generado buenos negocios e interesantes espacios en el quehacer público, también es innegable que está pagando las consecuencias de haber pactado con la pedante aristocracia naranja. Al respecto, habrá que estar atentos sobre el modo en que actuarán los puristas del PAN en el marco de lo que será una de las elecciones más cerradas de la historia.

En la otra esquina se ubican el PRD y el PT, dos partidos sin prerrogativas en lo local y cuya aspiración se basa justo en la conquista de ello. Sobre el primero hay que decir que terminó siendo un instrumento (ya desechable en virtud de la llegada de Hagamos) para satisfacer las necesidades del grupo que controla los destinos de la Benemérita. Y del segundo, su situación es en extremo interesante, debido a que en el plano nacional se impulsa una coalición con Morena, tema que aquí disgusta a quienes consideran que es preferible enfrentar la tormenta en una balsa que subirse a un trasatlántico.    

Faltan poco más de ocho meses para nuestro encuentro con las urnas. El tiempo corre veloz y las estructuras comienzan a moverse. La aparición en escena de Hagamos y Futuro amplían el número de actores que serán protagonistas en el siempre impredecible e implacable mundo de la política.

Reconocimiento

Si alguien ha sido crítico del senador en funciones Alejandro Peña soy yo; sin embargo, mi lado periodístico impone la aspiración de encontrarme con la objetividad. Por eso hoy, desde este espacio, debo reconocer su labor como enviado especial por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, para velar por el funcionamiento eficiente del sistema federal de salud en nuestro Estado. El que se brinden los servicios y no falten los recursos económicos para atender la pandemia del Covid-19 en Nayarit y Jalisco, se debe a su gestión eficaz y oportuna. Enhorabuena.      

Continuar Leyendo

Coyuntura

Las intenciones de Pablo Lemus

Avatar

Publicado

el

Rubén Iñiguez*
Ya arrancó el proceso electoral y con ello, las fichas del ajedrez se comienzan a mover en torno al próximo proceso electoral del año 2021. Los deseos, intenciones y las suspiraciones de todos los que buscan algún cargo de elección popular, cada vez son más evidentes.

En el caso del alcalde de Zapopan, anda muy de “manita sudada” con el ex diputado local del distrito 10 en Zapopan, Pedro Kumamoto, a quien pretende convencer y apoyar para que pueda convertirse en el próximo alcalde de Guadalajara a través del nuevo partido llamado “Futuro”. (si es que les dan el registro).

Mientras tanto, Lemus construye un posible acuerdo con el gobernador Enrique Alfaro, que pudiera ser a través de una diputación plurinominal local, además de la coordinación de la bancada naranja.

Esto le permitiría tener más libertad de poder recorrer todo el estado, pues su deseo es ser el próximo gobernador de Jalisco, sin importarle el color, ideología o partido político que lo quiera impulsar.

Su estrategia versa en poner a un candidato afín a su grupo político empresarial para el municipio de Zapopan, (es parte también del acuerdo que está construyendo con el que manda en Casa Jalisco), además de impulsar a Kumamoto para Guadalajara y quitarse del camino a Ismael del Toro, su rival más complicado. Además, podría controlar a su vez, la bancada, probablemente más fuerte en el congreso local.

Para el año 2024, le pedirá a Kumamoto que se reelija como presidente de la perla tapatía, también le pedirá lo mismo a su alfil en Zapopan, que también busque repetir como alcalde de la ex villa maicera, y así, poder ser el candidato natural rumbo a la gubernatura del año 2024.

Aparentemente estaría compitiendo con dos grandes aliados (los dos alcaldes con mayor número de electores en el estado).

Este escenario planteado es el ideal para Pablo Lemus, sin embargo, dicen que en política no hay nada seguro, y que “del plato a la boca se cae la sopa”.

Hay un primer inconveniente para Pablo Lemus, y es que el detalle es que Enrique Alfaro ya no confía en él, y su posible acuerdo es para quitarlo del camino e impulsar a su amigo y aliado Ismael del Toro, para que éste, sea el candidato natural del actual gobernador.

Por otro lado, si Kumamoto gana Guadalajara, tendría más exposición mediática que el mismo Lemus, además el muchacho haría un esfuerzo importante por hacer un papel decoroso como alcalde, y en un “canto de sirenas”, podría romper el acuerdo con él y se postularía también por la gubernatura estatal. Pues ya vimos que el chamaco es ambicioso y su deseo por volver a probar las mieles del poder, son más que evidentes.

Por último, el alfil que impulse para Zapopan, (que todo apunta para que sea Mauro Garza o Mario Gutiérrez Treviño). Podrían dejar de rendirle cuentas, como sucedió en el pasado con el Héctor Vielma, quien se empecinó por poner a su amigo Héctor Robles como su sucesor de la presidencia Zapopana, mismo que a los meses rompió todo tipo de relación con el empresario en telecomunicaciones.

Sin duda, Lemus deberá construir un acuerdo muy sólido, tanto con Kumamoto como con el que vaya a ser el candidato a Zapopan, para que no lo vayan a dejar “chiflando en la loma” o “como el perro con las dos tortas”

Mi correo electrónico: ruben_iniguez@hotmail.com

Continuar Leyendo
Advertisement


Tendencia