!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

El PRI en Jalisco está viviendo el peor momento en su historia.
Anótele: Su candidato presidencial José Antonio Meade no es priista -los priistas tienen pésima fama- y ante la desgracia tricolor local excluyó al tercer estado más poblado de su gira inicial por 9 estados. No viene a Jalisco hasta… hasta que no haya qué hacer.
El priista mejor posicionado en Jalisco, Arturo Zamora no quiso competir para no terminar su carrera política en la derrota; quien solo quería ser candidato en Guadalajara.
Miguel Castro, buen peso mediano que fue obligado a dejar un efímero liderazgo en la bancada priista en el Congreso del Estado y no ha sido diputado federal, senador, etcétera, fue puesto a pelear contra un peso completo en la gubernatura, Enrique Alfaro y no halla la puerta.
El presidente estatal del PRI Héctor Pizano -no se ría, aún es él pero ya se va- no solo no sumó actores a su partido sino que llegó a dividir, y lo más dramático, nadie quiere aceptar regidurías plurinominales ni en la Zona Metropolitana de Guadalajara como dice hoy jueves 29 de marzo Mural en su columna Cúpula.
Lo que publica hoy Mural es lamentable: “UNA CASCADA de dimes y diretes se desató por el supuesto relevo de Héctor Pizano como presidente estatal del PRI.
“DE ACUERDO CON esa versión, Pizano sería sustituido sólo durante las campañas electorales, pues fungirá como candidato a diputado local plurinominal.
“Y QUIEN SUENA como relevo es el ex Alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández, quien renunció ayer a la Coordinación de la Delegación federal de la Sagarpa.
“PARA ALGUNOS PRIISTAS, Ramiro daría equilibrio a las decisiones que se han tomado en el tricolor en el proceso electoral en curso -muchas de las cuales tienen el sello del Gobernador Aristóteles Sandoval-, e incluiría a los liderazgos priistas que no han sido tomados en cuenta hasta ahora”.
Y enseguida, Cúpula exhibe el ánimo de quienes conocen de política y de procesos electorales: “¡CÓMO CAMBIAN los tiempos!.
“LOS POLÍTICOS de antes entraban a la política con la idea de dar un servicio público, y en elecciones trabajaban por su partido y su candidato. Si los invitaban a trabajar en el gobierno, era el premio a su participación.
“HOY ES MUUUY diferente y un caso es el del dirigente del PRI (sic) en Zapopan, Óscar Santos Rizo, quien rechazó la posición 7 en la planilla de regidores.
“SU ARGUMENTO ES que como presidente partidista, merecía la posición número 3 (sic), que le asegura (sic) la regiduría aunque el tricolor pierda la elección.
“SANTOS RIZO FUE fue el encargado de la estructura territorial en la elección de 2015, cuando Salvador Rizo perdió la Alcaldía.
“CON ESAS POSES, queda claro por qué el tricolor anda de capa caída”.

Bien, fuera del sitio 3 en las planillas a regidores, todo es un espejismo. Pobres de los que engatusaron. Malo para los engatusadores. Y pésimo para los de mala leche. Hace 3 años encampanaron a Benjamín Galindo y a la gimnasta Brenda Magaña, entre muchos otros.
El PRI ya se hundió y no, no era submarino. Era un barco.
Al tiempo. Falta menos.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carlos Ramírez

Indicador Político: COVID-19: gobierno desaira a sociedad civil; prevalece aislacionismo público

Avatar

Publicado

el

Por Carlos Ramírez.-
A lo largo de estos tres meses de crisis sanitaria por el coronavirus, el gobierno federal se ha encerrado en sí mismo y ha desdeñado aportaciones muy importantes de organizaciones de la sociedad civil que agrupan a personalidades de reconocido nombre y sobre todo con profesiones de alta calificación.

Las negociaciones dentro del Consejo de Salubridad General y del gabinete presidencial han distorsionado las medidas a adoptar sobre todo en materia de confinamiento humano. Y destaca el aislamiento gubernamental y del Consejo a propuestas muy concretas y sensatas de organizaciones de la sociedad civil.

Hasta ahora habría cuando menos cuatro propuestas (incluidos en el Cuaderno para el Debate “Coronavirus: aportaciones de la sociedad civil” en: http://www.indicadorpolitico.mx/?p=104990

1.- El 27 de marzo, un grupo plural de ciudadanos de áreas de salud, derecho, sociales, económicas, administrativas, de investigación y de altas funciones en el sector público circuló un desplegado titulado “Por la salud de todos”, con nueve puntos de reflexión sobre la pandemia y con llamados de atención a la lentitud de los organismos oficiales para esos menesteres. El punto central fue el señalamiento de “la ausencia de liderazgo de las autoridades sanitaras de carácter federal” y el desorden regional, además de señalar la “pobre capacidad de planeación y anticipación” del secretario de Salud y sus colaboradores.

Las seis recomendaciones fueron concretas: decisiones a partir de conocimiento y explicación de las mismas, cuidar la salud del personal de emergencia con equipo y protocolos, establecer “un plan estratégico para el exceso de la demandad de los servicios de salud, informar a la población sobre la enfermedad y sus efectos”, que en el Consejo de Salubridad “se escuchen y atiendan planteamientos de especialistas fuera de ese grupo” y colaborar con autoridades. Entre los firmantes están ex secretarios de Salud, un exministro de la Corte y exrectores de la UNAM, además de especialistas calificados.

2.- El 28 de marzo el Grupo Nuevo Curso del Desarrollo, de la UNAM, enlistó análisis y propuestas desde el punto de vista de la crisis económica por la pandemia y detalló cuatro prioridades: proteger el empleo y el ingreso, sobre todo de los grupos más vulnerables; salvaguardar la planta productiva, con énfasis en las pequeñas y medianas empresas; mantener la continuidad de los servicios estratégicos, sean públicos, concesionados o privados y apoyar más proyectos de inversión pública privada y mixta para la recuperación y el apuntalamiento del crecimiento potencial.

En suma, esta propuesta se basa en “una intervención estatal de gran magnitud” para enfrentar la pandemia y mitigar la crisis económica, a partir del abandono de “la idea de que el Estado no debe contratar más deuda”. Entre los firmantes están Cuauhtémoc Cárdenas, Rolando Cordera, Julio Carabias, Mauricio de Maria y Campos, Jorge Eduardo Navarrete, José Andrés de Oteyza, Enrique Provencio, Norma Samaniego, Carlos Tello y Enrique del Val.

3.- A finales de marzo un grupo de científicos de alta calificación publicaron un documento pidiendo “acciones de contención urgentes para proteger a la población de México” sobre la pandemia y ofrecieron su colaboración. El sentido del documento fue ofrecer la colaboración de especialistas –entre ellos premios nacionales, maestros eméritos y directores de organismos de salud– para la conformación de “equipos gubernamentales con la participación de científicos de diversas disciplinas, junto con representantes del sector privado y de la sociedad”, para multiplicar la capacidad de respuesta.

4.- Y el 30 de marzo el grupo Nosotrxs (con equis) por la Democracia envió una carta al presidente López Obrador con ocho señalamientos: sesión permanente del CSG, emitir lineamientos, programas de acción y patas de conducta para enfrentar al COVID-19, restricción de actividades para disminuir contagios, estándares mínimos de protección civil, responder al derecho a la información de la sociedad, un programa amplio de detección de personas infectadas, reconocer que se trata de una emergencia sanitaria y también económica por sus efectos en el bienestar y planes de acción económica. Entre los firmantes están Cuauhtémoc Cárdenas, Clara Judisman, José Ramón Cossío, Luis Raúl González Pérez y Silvia Molina, además de Mauricio Merino y otros miembros de Nosotrxs.

A lo largo de los tres meses de crisis sanitaria por el COVID-19, el sector gubernamental se ha cerrado, ha rechazado a la sociedad civil, se ha sometido a los lineamientos presidenciales y no ha aceptado la ayuda y colaboración de especialistas no gubernamentales.

-0-

Política para dummies: La política es un ejercicio plural, no burocrático.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Carlos Ramírez

Indicador Político: Urge gabinete de salvación, alianza emergencia, concertación o guerra

Avatar

Publicado

el


Por Carlos Ramírez.-

Luego de que las autoridades de salud se equivocaron y dejaron a la población suelta en el periodo de primeros contagios externos, ahora que comienza la fase de dispersión local del virus la estrategia gubernamental debiera de salirse del cerco de las mañanas en Palacio Nacional y construir un equipo plural de especialistas que tomen el control de las acciones bajo la coordinación ejecutiva del presidente de la república.

 La sociedad vive el desconcierto de un presidente que anda suelto por todo el país y órdenes de salud de confinamiento casi total en las casas. Y no puede dar imagen de liderazgo un funcionario de segundo nivel –el subsecretario Hugo López-Gatell– que no es capaz de someter al presidente de la república a los dictámenes que imponen a toda la población.

La explicación de la movilidad presidencial es clara: dar la imagen de menos estridencia y mostrar a un presidente trabajando. Pero la pandemia apenas ha comenzado a causar estragos en la población. España se tardó en imponer decisiones y el presidente Sánchez se la pasó justificando la tardanza y hoy ese país está en segundo lugar de infectados. México puede seguir ese camino: impuso el confinamiento después de un largo periodo de permisibilidad en circulación, lo que ha provocado contagios que hoy están estallando en enfermos y fallecidos.

El escenario previsible tiene dos pistas: las cosas siguen igual y se aguanta por fuerza personal presidencial de miles de infectados y varios cientos de fallecidos o el presidente retoma el control de la pandemia con un gobierno de guerra contra el virus. El actual gabinete es inexistente, el gabinete de salud lo controla un subsecretario que se la pasa explicando lo que el presidente está haciendo. El rostro de angustia de López-Gatell repitiendo tres veces, subiendo la voz en cada un quédense en casa contrasta con el presidente de la república en giras con temas menores.

Viene una crisis de salud, una crisis infecciosa, una afectación de millones de personas enfermas y una recesión que podría llevar al PIB a un sótano de -7% a -10% y la necesidad de una reconstrucción económica total para los próximos diez años, a una situación que sencillamente destruyó el modelo previsto en la campaña y en la toma de posesión.

Lo ideal sería un gobierno de emergencia nacional; pero bastaría con un nuevo gabinete de salud con las figuras experimentadas que están emitiendo llamados de cordura y explicando los efectos de la pandemia, con el presidente de la república coordinando las acciones en Palacio Nacional, sin salir y mostrando que los expertos no sometidos al poder tienen la facultad de encarar la emergencia.

La crisis nacional por la pandemia apenas está llegando, pero nadie y nada garantiza que nos vayamos a salvar. Y vienen tres tiempos previsibles: el efecto destructivo de la crisis de salud, el desplome de la economía productiva y la incertidumbre si el gobierno no lee el colapso de la estructura nacional. El presidente batalla contra molinos de viento, que no son, por cierto, las hojas de los ventiladores creadores de energías, sino los analistas que disfrutan la crítica aprovechando las imágenes presidenciales.

Ahora más que nunca se requiere de un gobierno de unidad nacional al frente de la crisis, con cuando menos tres programas de emergencia: de salud, de recesión y de cohesión nacional. El presidente de la república cuenta con un sólido liderazgo por sus luchas en el pasado, pero no le alcanza para la dimensión de la crisis que está estallando en salud y espacios sociales y la económica inevitable.

El inicio de las cifras de infectados y fallecidos es el momento clave para una propuesta de liderazgo y una recomposición de las tareas ejecutivas del Estado –no sólo del gobierno–. La crisis no se puede encarar un invisible secretario de Salud al frente del Consejo de Salubridad General y subordinado al ejecutivo. Lo que está en riesgo con la actual crisis y que no estuvo con los terremotos y la del H1N1 no es Morena ni el grupo gobernante, sino, como en las crisis de 1981-1982 y de 1994-991, la existencia de México como nación viable.

-0-

Temores infundados. El presidente López Obrador dice que no se va a aislar porque entonces los conservadores tomarían el control del país. El asunto es más simple: el presidente y su partido controlan la Suprema Corte, las dos Cámaras, tienen mayoría en diez de quince gubernaturas del año próximo, la tendencia de votos de Morena es mayoritaria, el gabinete es absolutamente lopezobradorista, las dos armas son leales a las instituciones y desde cualquier confinamiento puede tener el control del país. Así que los conservadores están en minoría y no podrían tomar el poder.

Política para dummies: La política es sinónimo de liderazgo; así de sencillo.

 

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Coyuntura

Confirman en Jalisco 7 casos nuevos de COVID-19

Avatar

Publicado

el

En las últimas 72 horas no se ha confirmado ningún deceso por esta infección.
-Hoy reportan su primer contagio tres municipios más.
La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) reportó siete nuevos casos de COVID-19 que resultaron positivos a la prueba del Laboratorio Estatal de Salud Pública, por lo que en la entidad jalisciense se suman a la fecha noventa personas enfermas de COVID-19 y cuatro portadores asintomáticos.
En las últimas 72 horas, no se ha confirmado ningún deceso nuevo por esta infección; de tal manera que se mantiene en tres el número de defunciones por COVID-19 en el Estado, ocurridos en los municipios de Guadalajara, Zapopan y Tomatlán.

Hasta la fecha, la SSJ ha estudiado casos sospechosos en 64 municipios de Jalisco, confirmándose contagios en sólo ocho de ellos. Además de Zapopan, Guadalajara, Cuautla, Tomatlán y Tecolotlán; hoy reportan su primer caso confirmado los municipios de Tlajomulco de Zúñiga, Puerto Vallarta y Ameca, respectivamente.

La autoridad sanitaria ha descartado totalmente 550 casos (69 recientes) y se acumulan 275 casos sospechosos.

De las 94 personas positivas a COVID-19 (enfermos y asintomáticos) 88 por ciento presentaron síntomas leves, por lo que siguen un manejo y cuidado de la infección en sus domicilios. A la fecha once personas han requerido hospitalización, de las cuales cuatro personas fueron dadas de alta por mejoría, tres por defunción y cuatro se encuentran internadas –dos en hospitales privados y dos en hospitales del Seguro Social-, en estado estable (1), delicado (2) y muy grave (1).

De acuerdo con los datos epidemiológicos la mayor proporción de contagios de COVID-19 se presenta en el sexo masculino (57 por ciento); mientras que el grupo de edad más afectado es el de 50-54 años con una proporción de 14 por ciento.

El Sistema Estatal de Vigilancia Epidemiológica continúa la búsqueda activa de casos sospechosos y contactos, dando seguimiento diario. La SSJ refrenda el llamado a la población a sumarse a la estrategia Quédate en Casa para reducir la velocidad de contagios y el impacto de la pandemia.

Para dudas y reportes sobre casos sospechosos favor de comunicarse a la línea 3338233220.

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia