!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Óscar Ábrego
Hay que reconocer la pericia que ha tenido Pablo Lemus para colarse entre los nombres que se perfilan como protagonistas no sólo del 2021, sino del 2024. Tan es así, que algunos opinantes profesionales de la cancha nacional, ya incluyen su nombre en la alineación que jugará en los siguientes procesos electorales.
Así pues, para bien o para mal, el alcalde de Zapopan atrajo la atención de propios y extraños, y con ello –quizás sin pretenderlo- comenzó a desmarcarse de su tutor y patrón, Enrique Alfaro.
Ahora bien, si vamos a hablar de él, creo que vale la pena hacerlo desde una perspectiva más objetiva y menos pretenciosa. Es cierto, Lemus Navarro es uno de los cuadros naranja más importantes; basta con recordar que de todos los presidentes municipales del área metropolitana, fue quien impuso récord de votación el año pasado. Incluso hoy en día, es el único que mantiene un aceptable nivel de aprobación en las encuestas, a pesar de que en los meses recientes, el mandatario estatal ha sido factor de deterioro en la imagen de los gobiernos emanados de Movimiento Ciudadano.
Pero lo que llama poderosamente la atención, es que en el llamado círculo rojo, hay quien afirma que ya tiene un pie dentro de Morena y que incluso sustituirá a Carlos Lomelí en la contienda por la alcaldía de Guadalajara. Y más aún, en la divertida práctica especulativa de los divulgadores de la neta, no son pocos los que aseguran que será el gallo de López Obrador para suceder al ingeniero Enrique.
Sobre el particular, deben tomarse en cuenta algunas variables que pueden ser útiles para develar el misterioso futuro político de Pablo. En primer lugar, es falso que esté cerca de integrarse al partido de Andrés Manuel, por una simple y sencilla razón, porque para ello antes tendría que dar un salto suicida en términos políticos; imaginemos que se anima y en su afán de romper lanzas con el alfarismo, renuncia a su militancia actual. ¿Cómo haría frente a los leales regidores anaranjados? ¿De qué forma sacaría adelante los proyectos que le interesan a él, a sus socios y aliados?
Por otra parte, tengamos presente que un eventual distanciamiento con el rencoroso grupo que le sirvió la mesa para saciar su apetito de poder, no le perdonaría una traición de tal magnitud y vengaría la afrenta mediante un arma muy poderosa: las cuentas públicas.
Hay algo más. Los rasgos de la personalidad de Pablo Lemus no conectan con el perfil de los morenistas en el Estado. Bajo ninguna circunstancia los seguidores de AMLO entregarían su corazón a un personaje que no comparte sus expectativas ni creencias. En todo caso, si lo que quiere es migrar, lo más conveniente para él y sus cercanos, sería tomar la vía independiente o irse al Partido Acción Nacional.
Para finalizar, me parece que también es pertinente considerar la opción de que Pablo Lemus terminará por admitir que darle la espalda a Enrique Alfaro implica costos muy altos y por tanto podría resignarse a continuar sometido al férreo control que ejerce sobre su persona, porque la realidad es que en Morena nadie lo espera con los brazos abiertos o con una enorme sonrisa.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gobierno

Se suman en Jalisco cuatro casos nuevos de COVID-19

Avatar

Publicado

el

En las últimas 96 horas no se ha confirmado ningún deceso por esta infección.
-Se descartaron totalmente 78 pruebas. Se estudian casos en 69 municipios del Estado.

La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) informa el registro de cuatro nuevos casos de COVID-19 que resultaron positivos a la prueba del Laboratorio Estatal de Salud Pública, por lo que se acumulan en el estado 94 personas enfermas y cuatro portadores asintomáticos. Asimismo, se descartaron totalmente 78 casos más al resultar negativas las pruebas.

Por cuarto día consecutivo no se ha confirmado ningún deceso nuevo por la infección del nuevo coronavirus (SAR-CoV2); de tal manera que se mantiene en tres el número de defunciones por COVID-19 en el Estado, acontecidas en los municipios de Guadalajara, Zapopan y Tomatlán.

Al día de hoy, la SSJ ha estudiado casos sospechosos en 69 municipios de Jalisco, confirmándose contagios en sólo ocho de ellos: Zapopan, Guadalajara, Cuautla, Tomatlán, Tecolotlán. Tlajomulco de Zúñiga, Puerto Vallarta y Ameca. Los casos descartados suman 626 y hay registro de 377 casos sospechosos.

De acuerdo con los datos epidemiológicos de la SSJ, de las 98 personas positivas a COVID-19 (enfermos y asintomáticos) 89 por ciento han sido ambulatorios al presentar síntomas leves, por lo cual están bajo cuidado en sus domicilios. En tanto que once personas han requerido hospitalización, de las cuales cuatro personas fueron dadas de alta por mejoría, tres por defunción y cuatro permanecen internadas –dos en hospitales privados y dos en hospitales del Seguro Social-, en estado estable (1), delicado (2) y muy grave (1).

En cuanto a género, la mayor proporción de contagios de COVID-19 se presenta en el sexo masculino (59 por ciento); mientras que el grupo de edad más afectado por la infección viral es el de 50-54 años con una proporción de 14 por ciento.

El Sistema Estatal de Vigilancia Epidemiológica continúa la búsqueda activa de casos sospechosos y contactos, dando seguimiento diario. La SSJ refrenda el llamado a la población a sumarse a la estrategia Quédate en Casa para reducir la velocidad de contagios y el impacto de la pandemia.

Para dudas y reportes sobre casos sospechosos favor de comunicarse a la línea 33 3823 3220.

Seguir leyendo...

Coyuntura

Infraestructura sanitaria y seguridad nacional

Avatar

Publicado

el

La Segunda Guerra Mundial trajo consigo un ‘golpe de timón’ de especial relevancia con relación a la inversión en ciencia y tecnología: ésta adquirió un enfoque de seguridad nacional con la invención de la bomba atómica. Durante décadas, la Guerra Fría forjó este principio entre las superpotencias. Después del Covid-19 se suscitará un cambio de paradigmas de igual magnitud en el Orbe. Habrá una intrínseca y sustantiva relación entre la inversión en infraestructura sanitaria y personal médico, con la seguridad nacional [ante pandemias] y la estabilidad macroeconómica de un país. JP Morgan predice que, en México, la economía podría decrecer en un 7% por los efectos del coronavirus [Moody’s predice un desplome de 3.7%]. 

Los países han emprendido estrategias que han permitido mitigar el impacto de esta pandemia: test masivos y corresponsabilidad social [Alemania y Corea del Sur], distanciamiento social y cuarentenas [China], protocolos culturales personales de higiene y uso masivo de cubrebocas sin recurrir al confinamiento obligatorio [Japón, p. ej.] y cortar la cadena de contagio aislando a las personas contagiadas y sospechosas –conocidos como ‘grupos de brote’– con el uso de tecnología de rastreo [Singapur, v.gr.], entre las que más destacan. Si el número de contagios se vuelve crítico para el sistema de salud, ante el repunte dramático de los contagios, habrá un indicador que definirála tasa de letalidad del virus: la tasa por cada mil habitantes de camas hospitalarias para atender los casos graves.

La OMS recomienda un mínimo de ocho camas hospitalarias por cada mil habitantes. El promedio que registran los 36 países que integran la OCDE es de 4.7. No obstante, nuestro país la tasa más baja: un total de 1.5. Actualmente, los países del Primer Mundo con mayor número de muertes ante el coronavirus son aquellos que tienen una tasa por debajo de la media de la OCDE al 29 de marzo: Italia, con una tasa de 3.2 camas hospitalarias y 10,779 muertos; España con una tasa de 3.0 y 6,733 decesos; y Estados Unidos con una tasa de 2.8 y 2,191 defunciones. 

De acuerdo a datos oficiales, a nivel estatal, la Ciudad de México lidera la tabla, con una tasa de 3.7 camas hospitalarias por cada mil habitantes [son contabilizadas las del sector público (federal y estatal) y privado]. En un segundo sitio se encuentra Campeche, con una tasa de 2.3. Le sigue Sonora, con 2.2; Coahuila y Durango, con 2.1; Nuevo León 2.0; y Jalisco con 1.8 [encima de la media que es de 1.5]. Sin embargo, en los tres últimos lugares, se encuentran Oaxaca y Guerrero con una tasa de 1.1, y finalmente Chiapas con una tasa de 0.8. 

En virtud del carácter que han tenido las últimas dos pandemias (H1N1 y Covid-19), que complican el sistema respiratorio, empieza a surgir un nuevo indicador: el número de camas de cuidados intensivos por cada 100 mil habitantes. Estados Unidos lidera la tabla con 34.7, le sigue Alemania con 29.2. Corea del Sur tiene 10.6. Japón tiene un total de 7.3 y China de 3.6. En México se desconoce este dato. Mientras tanto, ayer se instaló en el Central Park de Nueva York un hospital de campaña, para hacer frente a la demandas de camas para el COVID-19.

 

Seguir leyendo...

Coyuntura

Si no pueden controlar ni el muérdago ¡menos el coronavirus!

Avatar

Publicado

el

Por Horacio Villaseñor Manzanedo*

Desde hace décadas existe, en la metrópoli, la pérdida masiva de árboles en los limitados espacios verdes existentes a causa de una planta parásita, denominada muérdago, que vive sobre los troncos y ramas y que, a pesar de que a simpe vista, es fácilmente detectable, los ayuntamientos no han podido resolver. El problema no es el muérdago, el problema es, la ineptitud, la falta de capacidad de los directivos públicos que no saben qué hacer para controlarlo, argumentando tener pocos recursos disponiblesque en mi opinión tampoco el problema es de dinero, sino de falta de inteligencia institucional. Los problemas públicos de un Ayuntamiento son del Ayuntamiento, no de los directores públicos de las dependencias, entendido el Ayuntamiento como el espacio colegiado de regidores, equipo directivo, que debería ser un espacio institucional con suficiente capacidad para decidir, reestructurar y reorganizar la administración toda, incluyendo las finanzas, obvio, sin olvidar que el dinero no suple a la inteligencia. La realidad es que típicamente, ni los regidores ni sus equipos, son gente preparada para la función pública ni tienen la mejor experiencia en lo que hacen. Hace muchos años, más de treinta y tres, cuando inició mi interés por observar y estudiar las administraciones públicas municipales, erróneamente creía que los ayuntamientos no funcionaban porque, “la tropa”, los servidores públicos de base, eran gente floja, irresponsable y mañosa, pero con el tiempo me di cuenta y entendí que la mayoría de los trabajadores son personas de  gran calidad, valor ético y técnico, que si no dan el resultado deseado, es porque sufren la desgracia de tener, periodo a periodo, jefes, directivos públicos, amigos de alguien, improvisados que no saben ni entienden bien la función pública y mucho menos dirigen a la gente bajo su encargo, adecuadamente. El drama es que, “la tropa”, termina haciendo, periodo a periodo, lo que siempre ha hecho, con el mismo sueldo, sin la posibilidad de ocupar los cargos directivos y aguantando a sus superiores que en el mejor de los casos son gente buena, pero ignorante, que no les puede enseñar nada nuevo de la gestión pública. Pues con esos típicos equipos directivos, chafa, ahora hay que atender y tratar de ayudar paracontrolar, en los espacios públicos municipales,bajo su responsabilidadlos contagios de una epidemia. ¿Cuántas cuadrillas tendrán para ello? ¿Cuántas veces al día sanitizarán los mercados,panteones, rastros, edificios públicos, parques y jardines, calles, avenidas y calzadas de la ciudad? Si no pueden controlar ni el muérdago ¡menos el coronavirus!   

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia