!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Salvador Guerrero Chiprés:

No habría jóvenes “mártires” si, en primera, no hubiera riesgo prematuro de quitarse la vida. No habría un grupo de personas frágiles en cuanto a su salud mental, si no existiera una presión social constante e inquisitoria de cumplir ciertos estándares en diferentes espacios: en el trabajo, con la familia, en la escuela.
La decisión de los estudiantes itamitas de realizar un paro de labores para exigir mayor salud mental en su comunidad educativa responde a una realidad preocupante e innegable. Aún cuando una parte de la población, que habla desde el conservadurismo y la falta de empatía, trate de minimizarlo.
En nuestro país, las tasas más altas de suicidio se concentran en la población joven. En los varones de 20 a 24 años hay 16.1 suicidios por cada 100 mil habitantes, en el caso de mujeres, la cifra es de 3 decesos por cada 100 mil habitantes. Mientras que en el grupo etario de 24 a 29 años, hay 14 suicidios consumados por cada 100 mil habitantes realizados por hombres, y 2.7 que son de mujeres.
Entre las causas que se presentan en este grupo están problemas familiares, amorosos, depresión, ansiedad, abuso de alcohol y uso drogas. Pero también lo son las presiones laborales y escolares.
La Organización Mundial de la Salud define a la salud mental como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, trabajar de forma productiva y fructífera, y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.
La misma organización revela que, en el mundo, una persona se suicida cada cuarenta segundos. En lo que leíste este fragmento de texto, alguien ya perdió la vida al sentirse derrotado por la misma.
El 11 de diciembre, una estudiante de la carrera de Derecho y Relaciones Internacionales del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) se suicidó. La noticia se dio a conocer junto a las declaraciones de compañeros que atribuyeron el suicidio a la presión académica del Instituto.
Yo he tenido el honor de ser profesor en dos universidades, el Tec de Monterrey y la Universidad Iberoamericana. Al estar frente a un grupo, uno descubre sus virtudes pero también sus vicios y errores: exigir igual sin comprender que existen distintos tipos de estudiantes es uno de los más comunes. Lo digo por experiencia.
Los suicidólogos lo tienen muy claro: todos aquellos que se encuentran en situación vulnerable ante este riesgo dan señales de alerta. Todos. El problema es que no siempre quienes se encuentran en su círculo cercano las detectan a tiempo.
No, el suicidio no es un problema de ITAM. Pero el caso de Fernanda nos confronta de golpe con este riesgo silencioso. Lo que pasa en el ITAM puede estar latente en cualquier universidad, en cualquier hogar, en cualquier ciudad.
Proteger la vida de toda persona, mediante la prevención, la atención y la escucha activa, debería ser una preocupación principal, antes que el motivo de por qué alguien llega a tan drástica decisión.
@guerrerochipres

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Seguir leyendo...
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coyuntura

Regresa la urna electrónica

Avatar

Publicado

el

La credencial para votar ha tenido banda magnética, incluso antes de que contara con la fotografía del ciudadano. La información contenida en la banda magnética se previó por la futura utilización del voto electrónico. Casi 29 años después. El Instituto Nacional Electoral –INE- anuncia que esta semana inician los trabajos para el posible uso de la urna electrónica en los estados de Hidalgo y Coahuila. Finalmente, el Consejo General del INE aprobó un “modelo de operación de casilla con urna electrónica”, con ocho votos a favor y tres en contra. Es importante destacar que el INEaún no especifica los pormenores de la operación muestra de la casilla con urna electrónica en las elecciones de Hidalgo y Coahuila

A pesar de este importante avance, debe advertirse sobre la confusión entre voto electrónico y un modelo de casilla con urna electrónica. Las últimas únicamente almacenan información y hacen conteos automatizadospero no transmiten información vía internet, tal como un modelo de voto electrónico debiera operar. Pero los esfuerzos por llegar apenas a la urna electrónica se remontan al año 2000, cuando el Instituto Electoral del Distrito Federal incursionó formalmente en el “análisis de las nuevas implementaciones tecnológicas para realizar procesos modernos y eficientes

Un año después (2001), se registraría la primera reforma en una entidad federativa destinada a facilitar las condiciones para una urna electrónica. En Coahuila se legisló que “la votación podrá recogerse por medio de instrumentos electrónicos y/o máquinas, cuyo modelo sea aprobado por el Consejo General, siempre que se garantice la efectividad y el secreto del sufragio”. Para 2003, esta entidad había desarrollado un modelo de urna electrónica, mismo que probó durante los comicios electorales de 2005.Posteriormente, Jalisco incursionó en la urna electrónica, mediante una reforma que abrió las posibilidades a un sistema electrónico de recepción del voto, probado con éxito en elecciones locales. Se trató de un modelo híbrido  el voto tradicional en boleta de papel y urna, y el voto digital en un móduloEl modelo de urna electrónica jalisciense permitióque el sufragio emitido por el elector manera digital, fueseacompañado de un comprobante en papel –un testigo físico– que de manera automatizada se depositó en la urna, tanto para certeza del votante, como para un archivo en forma de urna tradicional que puede ser auditado

Sin mayor explicación Jalisco decidió abandonar la exitosa experiencia. Ahora el INE la recoge. En palabras del consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, lo de la tecnología ya nos alcanzó, y creo que esta autoridad hoy tiene que ir dando pasos, cierto, graduales, sólidos, consistentes hacia el futuro”.  El consejero electoral Enrique Andrade señaló que los antecedentes de urnas electrónicas en el país han sido experiencias exitosas, con prácticamente ningún problema poselectoral”. A su vez, el consejero electoral Marco Baños, señaló que “la reforma del 2013-2014 fue una reforma regresiva en materia de voto electrónico, porque no quiso reconocer las experiencias positivas que se pudieron recabar”. En Jalisco, tampoco.

 

Seguir leyendo...

Gobierno

Avatar

Publicado

el

Carlos Ramírez

Aunque no fue el primer caso, el pasado 10 de enero un adolescente de 11 años se vistió con ropas copiadas de la masacre de Columbine de 1999 en los EE. UU., llegó con dos pistolas a su escuela, pidió ir al baño y al salir disparó a dos profesores y a sus compañeros, mató a su maestra y se suicidó.

El caso impactó a la sociedad mexicana, pero ocurrió en el contexto de una lucha de 34 años del Estado contra las bandas del crimen organizado. De 1997 al 2018 se han registrado en México 363 mil homicidios dolosos acreditados a actos delictivos. Pero más que el número de asesinados, lo que llama la atención es el hecho de que los cárteles del crimen organizado tienen presencia en toda la república, controlan más del 10% de los municipios y han capturado a partes importantes del Estado.

México se encuentra en una zona de violencia que el Estado no puede controlar. La crisis de los cárteles comenzó en mayo de 1984 cuando fue asesinado el prestigiado y combatiente columnista Manuel Buendía cuando se disponía a publicar nombres de funcionarios, políticos y policías que estaban articulados a los primeros cárteles de la marihuana. De entonces a la fecha, las bandas se han fortalecido, decenas de grandes capos están muertos, encarcelados o extraditados a los EE. UU., pero la estructura de la violencia criminal sigue acumulando homicidas dolosos.

El gobierno acusó del asesinato de Buendía nada menos que al director de la Policía Federal de Seguridad, la policía política del Estado que estaba en el Ministerio del Interior (Secretaría de Gobernación). El funcionario fue encarcelado y sentenciado a 25 años de prisión y la oficina fue disuelta y convertida ya en una oficina de seguridad nacional. Pero desde 1984 las actividades del crimen organizado han crecido y no pasa mes sin que haya un ataque espectacular contra la sociedad.

La información sobre seguridad sigue dominando las expectativas de la sociedad. A finales del año pasado el capo Joaquín El ChapoGuzmán fue sentenciado a cadena perpetua en los EE. UU. y poco después fue arrestado en los EE. UU. el ministro de Seguridad Pública del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa (del PAN, partido de derecha) acusado de proteger el tráfico de drogas a los EE. UU. Lo significativo de este caso fue que el funcionario había sido condecorado y entrenado por las principales oficinas de seguridad de los EE. UU. y, de acuerdo con la acusación, se dedicaba a ayudar a El Chapo a contrabandear cocaína. En 1997 el czar antidrogas de México con rango de general fue también arrestado por coludirse con un cártel.

El caso del niño columbine ha revelado un momento complejo de la sociedad mexicana. Ya no fue un suceso de ataque criminal, sino una evidencia de que la violencia se ha metido en las entrañas de la sociedad. A pesar de que la crisis de seguridad está asentada en México desde 1984, no ha habido programas educativos o sociales que alejen a los niños del clima de violencia de los estados cotidianos de ánimo. En muchas escuelas los niños son sometidos a revisiones con perros policías como si fueran sospechosos o a simulacros de balaceras, en lugar de programas de conocimiento de la realidad, de cultura de la paz o de educación contra la violencia.

A México le falta un programa integral de reorganización del aparato de seguridad. Cada nuevo gobierno inventa soluciones y organismos policiacos que duran seis años. La violencia, la extorsión, el cobro de cuotas criminales, los asesinatos en las calles, los asaltos diarios han agotado a la sociedad. El Estado carece de personal, los cuadros judiciales son cómplices en muchos casos de los delincuentes, la sociedad no encuentra protección por parte del Estado. Los asaltos ocurren en las calles, los restaurantes, los transportes públicos.

En el 2006, ante el fracaso de las policías, el presidente Calderón utilizó a las fuerzas armadas para apoyar acciones de seguridad basados en la doctrina de seguridad interior que viene desde la Constitución de Cádiz, entonces acreditada como “orden interno”. El saldo no ha sido malo: unos cincuenta capos de primer nivel han sido sacados de funcionamiento, pero sus estructuras criminales siguen operando. El caso de El Chapo es revelador: como jefe del cártel No. 1 de México, El Chapo está hundido de por vida en una cárcel de los EE. UU., pero su socio y dos hijos se quedaron con el control del cártel y han aumentado el tráfico de drogas sintéticas a los EE. UU.

Del problema que se le viene encima a México es la presión de la Casa Blanca al caracterizar a los cárteles mexicanos como organismos criminales transnacionales y existe la amenaza de señalarlos como terroristas. Al decretar la transnacionalidad, Washington quiere meterse en México a controlar la lucha contra esos grupos. La razón aparece en reportes de la DEA: nueve cárteles mexicanos controlan la venta al menudeo de droga en tres mil ciudades estadunidenses y comienzan ya a luchar con violencia por los mercados de consumo.

Detrás del caso del niño columbine existe un problema de seguridad en México: el crecimiento de los cárteles como grupo armado que tiene control de ciudades y rutas. Todos los días de 6 a 7 de la mañana el presidente López Obrador encabeza una reunión de seguridad con su gabinete de seguridad, incluyendo a los ministros de Marina, Defensa y Seguridad…, pero las cifras no bajan.

La violencia y la inseguridad en México existirán mientras sigan latentes las estructuras del crimen organizado.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Seguir leyendo...

Arte y Cultura

Presentará José María Muriá ‘De no ser por México’ en Haret, de Tonalá

Avatar

Publicado

el


Tras haber registrado una exitosa inauguración, la Cafetería y restaurante literario y cultural Haret, situada en las orillas de la Barranca de Oblatos en la colonia Nueva Israel del municipio de Tonalá, sigue avanzando en el propósito de impulsar la literatura y las artes en esa zona que tiene una gran historia del municipio que lleva por lema; “Lugar por donde sale el Sol”.
Y dentro de esas actividades tiene programada la presentación del libro titulado; “DE NO SER POR MÉXICO” del reconocido autor e historiador jalisciense Dr. José M. Muriá y con el prólogo del destacado jurista Sergio García Ramírez.
El evento tendrá verificativo el próximo sábado 25 de enero a las 11 de la mañana y la entrada será libre.
Cabe mencionar que al finalizar el evento, el autor firmará libros.
Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia