!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Análisis

Gabriel Torres Espinoza
Existen cinco delitos que aumentaron. Primero, el secuestro. En el primer semestre de 2018 se registraron seis secuestros. En 2019, en el mismo periodo, ocho. Un incremento del 33%. Segundo, el homicidio doloso. En el primer semestre de 2018 se registraron mil 38 homicidios dolosos. En 2019, en el mismo período, mil 252.
Un aumento del 20.6%. Tercero, extorsión. En el primer semestre de 2018 se registraron 536 extorsiones. En 2019, durante el mismo periodo, 479. Crecimiento del 12%. Cuarto, fraude. En el primer semestre de 2018 se registraron 4 mil 439 fraudes. En 2019, durante el mismo periodo, 4 mil 613. Un incremento del 6%. Quinto, robo de auto partes. En el primer semestre de 2018 se registraron mil 445 robos de autopartes. En 2019, durante el mismo periodo, mil 484. Un aumento del 3% con relación al semestre anterior.
Es cierto que aumentaron los delitos de alto impacto [homicidio doloso, secuestro y extorsión], como también es cierto que de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en todo el territorio nacional se registra un repunte sostenido de los delitos de alto impacto. No se justifica… pero se explica: El aumento de los delitos de alto impacto no es particularidad de una entidad federativa, sino generalizados en el país, debido a un problema nacional con las organizaciones criminales regionales o nacionales. Es así, debido a que el narcotráfico muestra un arsenal y adiestramiento paramilitar, al que sólo puede hacer frente hoy las Fuerzas Armadas (y a veces ni ellos, como ocurrió con el helicóptero derribado a la Marina en el Sur de Jalisco). Justo por ello, la creación de la Guardia Nacional –y su argumentación para aprobarla- es el ejemplo más elocuente de ello. También debe considerarse el alcance transterritorial del narcotráfico y los cárteles de la droga, que no se circunscriben a la divisiones político-administrativas de una entidad y sus respectivas jurisdicciones.
No obstante, los gobiernos estatales sí pueden y deben reducir un delito que afecta a la sociedad, según reporta la ENVIPE 2018 de INEGI: el robo en todas sus modalidades, que se sitúa hoy como el ‘rey de los delitos’. Pues bien, aquí Jalisco presenta mejores resultados. Veamos. Según los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, si comparamos el primer semestre de 2019, correspondiente a la gestión de Enrique Alfaro, en oposición al primer semestre de 2018, correspondiente al gobierno de Aristóteles Sandoval, efectivamente existe una reducción en el robo a transportista (68% menos); en el robo a institución bancaria, (30% menos); en el robo a casa habitación (12%menos); en el robo a negocio (7% menos); en el robo a vehículo automotor (reducción del 6%); y en el robo a transeúnte (reducción del 5%). Dato importante, el feminicidio, en los períodos comparados, se redujo también un 9%. Así las cosas, estos delitos, que son responsabilidad exclusiva del gobierno de Jalisco, sí han disminuido. Pero el alto impacto de los delitos [homicidio doloso, secuestro y extorsión] producen hoy un oprobio y percepción, de la que con justa razón, se queja la sociedad.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Maestro en Filosofía por la UNIVA. Actualmente es Director General de Canal 44 y Canal 31.2 de la Universidad de Guadalajara (UdeG); Institución en donde además ha ocupado los siguientes cargos: Vicerrector General Ejecutivo, Rector del Centro Universitario de la Ciénaga, Director General de Medios UdeG y fundador de la Licenciatura en Periodismo. Es Presidente del Consejo Consultivo de Notimex y Vocal Propietario ante la Junta de Gobierno de la agencia de noticias del Estado mexicano. Y recientemente fue nombrado director de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas, ATEI. Twitter: Gabriel_TorresE

Seguir leyendo...
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Torres Espinoza

El grupo ITESO

Avatar

Publicado

el

Análisis-

Grazna, vuela y tiene plumas. Es pato. El grupo Iteso opera, cabildea, recomienda, avala y desautoriza para ocupar cargos públicos o lugares en los organismos constitucionalmente autónomos. Este singular grupo de interés (es eso), tiene agenda en diversos temas e instituciones. El Sistema Estatal Anticorrupción de Jalisco (SEAJ) es una. Aunque es absolutamente legal y legítima la participación en los asuntos públicos, de forma individual o colectiva, este grupo niega su propia existencia. Así pretende afianzar un discurso basado en una supuesta superioridad moral, que en los hechos no acredita. Recomienda cuates, y reclama cuotas, con o sin la anuencia de la autoridad formal. Léase, el grupo no es la institución, ni su rector. Pero los interesados provocan sus veladas, muy discretas, y adoptan ‘conversos’, cual cofradía medieval. Orientan recomendaciones, evaluaciones a entes públicos y ONGs, y así inciden en el ámbito público, hay que decirlo, muchas veces con agenda interesante.
Recientemente, el grupo Iteso emprendió colocar al académico Carlos Moreno en el Comité de Participación Social del SEAJ. Lo asumían como un derecho. Varios de los integrantes del grupo Iteso hicieron llamadas, intentaron sacar compromisos, pero el resultado fue adverso: la Comisión de Selección designó por cuatro votos a David Gómez Álvarez, respecto de los tres que obtuvo Gilberto Tinajero. Después se anunció elección por unanimidad, formalmente. Subestimaron la capacidad de David Gómez para promoverse. Es bien sabido que Gómez Álvarez impulsa a David, y le va a David.
Carlos Moreno, recomendado del Grupo Iteso (el único propuesto por escrito por el Rector de esa institución), no obtuvo ni un voto, ni estuvo considerado por la Comisión de Selección como finalista para el lugar vacante en el CPS. Lo aventajaron en formación, trayectoria y entrevistas. Tuvo de frente a dos perfiles más robustos. Así que la gota que derramó el vaso -para algunos- fue que en lugar de elegir a Carlos Moreno (el recomendado), el asiento en el CPS lo obtuviese alguien que en antaño participó activamente en el grupo Iteso: David Gómez Álvarez. El hijo pródigo del Iteso, promovido ampliamente en antaño para varios cargos de su trayectoria pública, se convirtió en ‘la pluma de vomitar’ de este grupo. Paradójicamente, con igual o mejores cartas credenciales que antes. La razón: hoy es profesor SNI del CUCEA, en la U de G. De forma que algunos ‘indignados’ (derrotados en su cometido), descalifican ahora todo el sistema anticorrupción, ese mismo que hace apenas semanas defendían. Llegó David Gómez al CPS y decretan ‘capturado’ el SEAJ, de la noche a la mañana.
Para justificar su repentino cambio, que mejor que culpar a otro grupo… el de la Universidad Pública. Tendrán más atención en la rabieta si aluden nombres de tres ex rectores de la Universidad de Guadalajara, y al que esto escribe, mediante una elucubración plagada de lugares comunes y datos errados, para llegar a conclusiones delirantes. El denuesto a terceros, para explicar la mala apuesta y la cólera que les suscita que el ex profesor y ex académico del Iteso, David Gómez, obtenga hoy un lugar, que ellos… reclamaban suyo.

Seguir leyendo...

Gabriel Torres Espinoza

Mototaxis ¿el fracaso del modelo de transporte?

Avatar

Publicado

el

Análisis:

Ayer se dio a conocer que el Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), “trabaja en la elaboración de un mapa de cuencas de servicio”. Mario Silva reconoce que se estudia la posibilidad de los ‘mototaxis. Incluso, el ex secretario en el gobierno de Emilio González Márquez, Diego Monraz, ahora titular de la Secretaría de Transporte, afirma que serán los mototaxis los que presten el servicio. Ayer mismo, la Coordinadora del Observatorio Ciudadano de Movilidad, Ana Belén Vázquez,  advirtió de los graves riesgos para los usuarios por el uso de la moto como servicio de transporte.Básicamente señaló una verdad de Perogrullo (algo evidente u obvio): ‘que los Mototaxis no reúnen las características de la norma técnica establecida.

Debe advertirse que el mototaxi surge como un medio de transporte que es recurrido por personas de escasos recursosque se encuentran en la necesidad de recorrer distancias cortas, donde no existen rutas establecidas de transporte público (producto de una omisión de la ciudad). En el corto plazo suele resultar un modo de transporte económico, de baja inversión para quien lo adquiere, de poco consumo de combustible, pero que expone a muchos más riesgos a quienes viajan en ellos. El mototaxi, según la Real Academia Española, es básicamente una motocicleta de tres ruedascon techo, que tiene pocos o nulos elementos que garanticen la seguridad al pasajero. El mototaxismo, provoca toda una actividad económica, basada en la ausencia de normas de seguridad para el pasajero, la falta de regulación en sus rutas y trayectos, y el caos vehicular donde circulan. Su aparición es, primordialmenteun fenómeno que denota una derrota a la innovación y la modernidad en materia de transporte.

Surge como consecuencia de las falta de oportunidades para una parte de la población. También, es el testimonio del fracaso en el modelo de transporte público de una ciudad. Significa la claudicaciónde las autoridades a los mínimos de calidad, seguridad y equilibrio en el transporte. Tal vez rebasados por la realidad. Lo que ayer anunciaron con tanta ligereza Mario Silva y Diego Monraz, resulta de la mayor importancia, porque en ello va el modelo de transporte que Jalisco desea darse, supuestamente capital de la Innovación. Una vez que acepten el ‘mototaxismo’ para Jalisco, no habrá vuelta atrás, y se tendrán que afrontar las consecuencias del crecimiento exponencial de semejante decisión. 

Cierto es que el mototaxismo ya existe en los barrios y zonas marginadas, precisamente por la falta de opciones detransporte público. En las ciudades donde se ha legalizado, a pesar de los riesgos que implica para los usuarios, creció tanto que el gobierno no pudo frenarlo, ni regularlo. Básicamente porque el ‘mototaxismo es un fenómeno que está íntimamente relacionado a la corrupción en el transporte público (no hay rutas, donde no hay ganancia), a la caída del salario, los precios bajos de las motos esencialmente las de bajo cilindraje- y a las facilidades de financiación. Además de la claudicación del gobierno a cuidar las condiciones mínimas de seguridad de las personas, durante su transporte.

 

 

Seguir leyendo...

Gabriel Torres Espinoza

Evo, ¿dictador o salvador?

Avatar

Publicado

el

Análisis

Gabriel Torres Espinoza
La discusión sobre la renuncia (golpe de Estado, dicen) de Evo Morales, es un buen ejemplo de eso que se llama la‘posverdad’; donde “los hechos objetivos son menos determinantes que la apelación a la emoción o las creencias personales”. Las opiniones versan hoy sobre lo que se desea que hubiese ocurrido en Bolivia -en razón de las filias y fobias-, no sobre lo que ocurrió. Se pretende explicar lo acontecido, bajo la dosis personal de simpatía o animadversión. Los ‘análisis’ -con algunas excepciones-, son basados en determinismos: de blancos y negros; del dictador, al salvador. Una discusión ideológica (bienvenida), con escasa indagación. Es la realidad de una América polarizada, desde Estados Unidos hasta Argentina.
Por la vía constitucional, existen tres mecanismos para destituir al titular del Poder Ejecutivo en un sistema presidencial: 1) el juicio político; 2) el desafuero; y 3) la declaratoria de incapacidad [física y/o mental]. Todos iniciados y consumados en el Poder Legislativo. Ahora bien, las Constituciones prevén la ‘renuncia’ por parte del Ejecutivo. Es una ‘salida constitucional’ para habilitar lavacante imprevista del Jefe de Estado. La última de todas ellas, es la sustitución o suplencia del Presidente de la República ante la falta absoluta de éste [magnicidio o fallecimiento]. El Golpe de Estado [que deviene del francés ‘coup d’État’, acuñado en 1639] es la única forma anticonstitucional e inconstitucional no sólo para deponer, sino más importante aún, para sustituir a un mandatario de manera inmediata -de hecho, no de derecho-, lo que suponeel quiebre del orden constitucional. El Golpe de Estadosiempre se origina en las altas esferas gubernativas, con el empleo de la violencia física y la participación militar y/o policíaca. La renuncia de Evo Morales no encuadra en un Golpe de Estado. Las circunstancias de conflicto, provocadas en su mayoría por sus propias decisiones, lo llevan a dejar el poder, renunciando él mismo al cargo.
Pero si insistimos, estaríamos hablando de un ‘Golpe de Estado’ sui géneris. La larga data del concepto y la complejidad de las relaciones fenomenológicas del poder en democracias constitucionales, acuñó otros términos para referirse a la renuncia o deposición del Presidente provocadapor factores reales de poder. 1) El ‘Golpe de Estado Suave o Blando’, que tiene como principal característica la ausencia de violencia y se origina desde ‘abajo’ (grupos organizados de la población), aunque promovido por intereses desde ‘arriba’ (los factores de poder). 2) El ‘Golpe de Estado Constitucional’, a través de mecanismos democráticos se anulan los frenos y contrapesos que deben existir entre órganos y poderes (hacerse de holgadas mayorías y altísimosniveles de popularidad), para ser cooptados por el Ejecutivo.3) Los ‘Golpes de Mercado’: desestabilización producida por el capital y derrumbe del capital financiero en un país, que provoca dimisión.
Resulta equívoco sostener que Evo es demócrata o dictador. En todo caso, un peculiar líder de contrastes y claroscuros. Con indicadores económicos encomiables en el gobierno, de gran arraigo popular y muy escasa convicción democrática.

Seguir leyendo...

Tendencia