!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Los Hombres del Poder

“Yo me hice el propósito de que no vamos a plantear una agenda de trabajo que simplemente busque cambiar las cosas por encimita, no vamos a plantear una agenda de cambios superficiales como muchos de los que hemos vivido en la experiencia de alternancia que ha conocido el estado de Jalisco”.

Muy fuerte el mensaje del Gobernador Enrique Alfaro en la ceremonia de toma de posesión del Comité Directivo de la Canaco Guadalajara que preside Xavier Orendáin de Obeso al señalar que los anteriores gobiernos de Jalisco simularon combatir al crimen organizado, lo cual se acabó al subrayar su compromiso de recuperar la paz para los ciudadanos.

“Desde aquí les digo, Guadalajara y Jalisco no se van a rendir, no vamos a permitir que el miedo nos gane, vamos a luchar seis años porque no hay solución mágica al problema de la violencia para recuperar la paz y la tranquilidad”.

“Que se escuche bien, en Jalisco se acabó la colusión del gobierno con el crimen organizado, aquí entendemos quién está de cada lado, y hasta donde nos alcance voy a trabajar estos seis años, todos los días desde las siete de la mañana estaremos metidos en la agenda de la seguridad”.

Para Alfaro en los últimos 30 años todos los que le antecedieron (o sea, desde Guillermo Cosío -que duró 3 años al frente del Gobierno, de 1989 a 1992), fueron simuladores y enfrentaron los problemas por encimita.

La parte medular de este discurso aquí lo presentó, dejo de lado las descalificaciones de nuevo que lanzó a “poquitos medios” de comunicación que son promotores del miedo y del terror.

Es un discurso, que según precisó, mucho lo meditó, y que representa una fuerte crítica y descalificación a los gobiernos de Guillermo Cosío, Carlos Rivera, Alberto Cárdenas, Francisco Ramírez Acuña, Emilio González Márquez y Aristóteles Sandoval.

SU VISIÓN CRÍTICA

Analicemos sus palabras que no tienen desperdicio y que servirá de referencia para medir el cumplimiento de su compromiso de rescatar a Jalisco de la crisis que hoy vive.

“Decía Xavier que es la primera vez que vengo como gobernador a este tipo de eventos. Durante muchos años me tocó estar abajo y arriba, y escuchar una historia que me hizo reflexionar de verdad con mucha seriedad sobre lo que tenía que decir el día de hoy ante ustedes”.

“Lo primero que tengo que reconocer que para mi se convirtió en una interrogante de difícil respuesta el entender cómo quienes integran esta Cámara pudieron aguantar tantos años los mismos discursos de las dos partes involucradas en estas agendas, porque todos los años que yo vine aquí y estuve allá y acá, escuché los planteamientos, los reclamos justos, las propuestas, las ideas que hoy siguen presentes en las agendas de pendientes en nuestro estado”.

“Se habló durante todos esos años de la necesidad de reestablecer el Estado de Derecho, se habló de la necesidad de facilitar trámites y tener un gobierno promotor, se habló de la necesidad de recuperar la paz y la justicia, se habló de la necesidad de combatir a fondo la corrupción”.

“Y la pregunta es qué pasó después de todos esos años, la pregunta es cómo fue que como sociedad nos acostumbramos a escuchar de los gobernantes discursos simplones que simplemente buscaban aplausos de coyuntura y salir del paso con respuestas a modo para, cuando menos eso pensaban los gobernantes, serenar los ánimos”.

“Me hacía esta pregunta hoy en la mañana para asumirme frente a ustedes el compromiso de que eso no pasará con un servidor. No vengo aquí a ofrecer respuestas simples a problemas complejos, vengo, sí, a expresar mi compromiso porque en la vida hay un principio en el que yo creo que es la reciprocidad y esta Cámara, particularmente mi amigo Xavier Orendáin haya sido siempre solidario desde el primer día de este gobierno, lo fueron como institución cuando estuve al frente del gobierno de Guadalajara y lo mismo sucedió cuando estuve en Tlajomulco”.

“Por eso te quiero decir Xavier que cuentas con un servidor y con el Gobierno de Jalisco para sumarnos a este Pacto al que la Cámara está convocando, es una iniciativa importante y que nos puede sentar un precedente y que nos permita fortalecer los lazos de cooperación y la agenda de trabajo que hemos ido construyendo juntos”.

“Pero quiero ir más allá de esta iniciativa de inicio, el planteamiento que yo he puesto sobre la mesa desde la campaña electoral y que he ratificado desde el inicio de mi responsabilidad como Gobernador es que para poder cambiar esa lógica del gobernante como que escucha y que le importa, y luego sale de aquí y simplemente no pasa nada, para evitar precisamente, si Dios me da licencia, en 5 años más, vuelvo a estar en este evento para decir el mismo discurso y para que ustedes digan, híjole, como dicen mentiras los gobernantes”.

“Hemos puesto sobre la mesa la agenda de refundación del Estado, la construcción de un nuevo acuerdo social, la construcción de nuevas reglas de convivencia entre ciudadanos y gobernantes, la construcción de un nuevo Pacto Integral que nos permita enfrentar los desafíos que no hemos podido enfrentarlos, hay que aceptarlo, con el diseño institucional y las bases jurídicas que hoy tenemos en Jalisco, así de simple y así de complejo”.

“Tenemos que construir ese Acuerdo juntos, no puede darse por decreto de un gobernante, por eso me da mucho orgullo decir que somos el primer estado, estoy seguro que con el apoyo del Congreso de Jalisco en unos meses más contará con las bases para poder convocar a un Constituyente (…) Y habrá quien siga diciendo porque es parte del debate y en este Estado la tolerancia tiene que ser siempre un principio siempre presente, habrá quien piense, para qué construir una nueva Constitución, cómo el Gobernador habla de construir un nuevo acuerdo social cuando hay temas tan urgentes qué resolver, y lo que perdemos de vista es precisamente esos temas urgentes, esos temas que nos lastiman, como todos los que se mencionaron aquí, no tienen solución si seguimos con un diseño jurídico-institucional que está diseñado para que nada funcione.

“O cambiamos ese diseño o mejor resignémonos a que vamos a oír seis años los mismos discursos de los últimos 30 años, los discursos que fueron sumiendo a eta ciudad y este estado en las condiciones que hoy encontramos en la agenda de temas que hoy tenemos que resolver”.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Seguir leyendo...
1 Comentario

1 Comentario

  1. Avatar

    LFernando Romo G

    1 abril, 2019 at 6:25 pm

    Pobre Gobernador politico goberno la presidencia de Tlajomulco. No se vio que hiciera un buen mandato en Guadalajara le salio la prepotencia y siguio la insegurudad y muchas cosas mas Hoy de Gobernador quiere refundar Jalisco basta de demagogia y mentiras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacada

Los hombres del poder: ¿Tendremos a un Alfaro más conciliador y menos de confrontación?

Avatar

Publicado

el


Por Gabriel Ibarra Bourjac
Un año de gobierno está por cumplir Enrique Alfaro y el escenario con los resultados, de acuerdo a lo que proyectaron después del triunfo contundente en las elecciones del 1 de julio del 2018, es muy distinto a lo que esperaban, cuando han descubierto que el ejercicio de gobierno es muy complejo, con problemas de años y décadas que se han ido acumulando o que se vuelven cada vez más críticos.
El estilo de Alfaro como político de oposición fue siempre ir hacia adelante como el boxeador fajador que echa golpes y que se gana los aplausos del respetable, enfrentándose o creando villanos favoritos, primero Raúl Padilla, después el PRI, que en esa etapa le dio buenos réditos, después enderezó sus baterías contra el doctor Carlos Lomelí, el super delegado, al que no lo soltó hasta lograr que dejara la representación federal. En el arranque de gobierno, con su política de confrontación, Alfaro el Gobernador se enfrentó al poder Presidencial, pero allí encontró roca de granito. No pudo y tuvo que recular. Si no puedes con el enemigo, te lo haces amigo.
DIÁLOGO, CONCENSOS O CONFRONTACIÓN
Al terminar el primer tramo de seis que le corresponde correr al gobernador emecista, es oportunidad para la reflexión serena. La principal característica de Alfaro en estos once meses ha sido el de la confrontación. ¿Hay ánimo y actitud para la serena reflexión? Está por verse.
Pero la realidad, no la que le dicen al oído sus cortesanos, podrían ubicar a Alfaro. Tirios y troyanos -menos sus aduladores- están convencidos que el líder de MC se ha desgastado prematuramente en este primer tramo. ¿Las decisiones del desgaste han valido la pena? ¿Son las que requiere Jalisco para su transformación?
LA IMPOSICIÓN MISÓGINA
La primera fue tratar de imponer a las feministas y activistas su visión para impulsar programas y políticas públicas para enfrentar los problemas que las agobian. Con una actitud misógina, impositiva e intolerante el gobernador descalificó las críticas de las feminisas y hasta las tildó de conservadoras y falsas progresistas. Sus palabras se las tendría que tragar y dar marcha atrás a todo lo que aseveró. La perdió.
Otra decisión polémica tomada fue el arrendamiento financiero que se le otorgó a uno de sus amigos ricos con el contrato multianual “A toda máquina” de 3,600 millones de pesos y que ha sido severamente cuestionado por la opinión pública, en el que se cometieron serias irregularidades a decir de la Contraloría del Estado, golpeando así el discurso alfarista de la honestidad y de lucha contra la corrupción. Lo mismo ha sucedido en la Secretaría de Salud donde las adjudicaciones directas o con muchas dudas, para favorecer a familiares de las jefaturas de estas dependencias o a empresas de los cuates.
LA CONFRONTACIÓN CON LA PRENSA
Producto de ese estilo de confrontación ha sido el estar permanentemente descalificando a los medios de comunicación y al periodismo crítico, a quienes culpa de la percepción negativa que tienen los ciudadanos de la seguridad pública al estar convencido que éstos no reflejan la realidad y mal informan.
LOS PROBLEMAS REALES
Si bien es cierto que Alfaro ha enfrentado los grandes problemas de Jalisco, y algunos otros heredados por los gobiernos anteriores (Villas Panamericanas), los resultados no son los esperados, mientras que otros le han explotado en las manos (seguridad y dengue).
En el tema de la seguridad han sido los delitos de altos impacto lo que lo han avasallado y son los que más golpean mediáticamente a su gobierno. En este primer año los homicidios dolosos podrían llegar a los 2,500, para imponer record histórico.
Y otro problema que lo sorprendió y cuyo manejo ha sido terrible, es el problema del dengue y la crisis epidemiológica que llevan a Jalisco a ser líder en el problema. Se ha demostrado que empezaron a fumigar tardíamente, además de haber utilizado insecticida caduco. El gobernador lo rechaza y más que ver si hay fallas humanas de parte de los titulares de la Secretaría de Salud y la OPD de Salud, prefiere culpar al cambio climático. Y de allí no lo podemos sacar.
Realmente, más allá de la retórica, hay muy poco que presumir de logros en este primer año, todos son planes en papel, como lo es en Educación con el proyecto llamado “Educar para la vida”, que ha iniciado con un plan piloto en 50 escuelas de 14 mil que hay, habrá que ver si los indicadores que se apliquen nos demuestran que la propuesta permite que la educación mejore, cuando Jalisco se encuentra en el lugar 28 en cuanto a calidad educativa en el país.
¿Qué debemos de esperar en este próximo año de Alfaro el gobernador? ¿Un gobernante que privilegie el diálogo, que sume, que genere consensos o un gobernador que utilice la fuerza para imponerse, en constante confrontación? ¿Está Alfaro en el camino de la rectificación, convencido que la pérdida de apoyo ciudadanos no es invento de sus malquerientes o se esperará a que sean las urnas las que le digan lo que no ha querido ver?
Habrá que ver si ese tono conciliador que mostró con la oposición en el Congreso del Estado es el cambio en el ejercicio de gobierno o fue nada más de un día.
Dicen los que saben que genio y figura hasta la sepultura. Pero damos el beneficio de la duda en este caso particular de gobierno. No hay que ser pesimista.

Seguir leyendo...

Gabriel Ibarra Bourjac

Los hombres del poder: El choque AMLO-Ejército

Avatar

Publicado

el

Los hombres del poder:

Gabriel Ibarra Bourjac.
Este fin de semana me llegó un video, lo cual no tendría nada de extraordinario, porque son decenas los que recibimos durante la semana a través de nuestras redes, la mayoría resultan información basura y que poco aportan, por tratarse mucho de ellos de anónimos o simple propaganda. Algunos llaman la atención por lo bien hecho o las ocurrencias que allí se plasman.

Sin embargo, quiero reflexionar y compartir mis puntos de vista es el que elaboró la empresa de comunicación Magenta de Ramón Alberto Garza, agudo y experimentado periodista que se ha distinguido por su profesionalismo y valentía en el buen sentido de la palabra, siempre movido por su inteligencia y razonamientos en sus análisis, lejos de una visión maniquea de otros periodistas y/o medios.

Ramón Alberto Garza, periodista regiomontano, fue director de El Norte de Monterrey y creador además de director general del Diario Reforma. Es un periodista bien informado y bien orientado.

El tema de su análisis es sobre el discurso del general Carlos Gaytán que viene a develar algo que ya había trascendido en comentarios en algunos círculos políticos, periodísticos y empresariales. Que existe una confrontación entre el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Ejército Mexicano, un choque entre el mando civil y el militar, que ya no se puede ocultar. “No es una mera especulación, el hecho está asentado en el discurso ante la plana mayor de las fuerzas armadas en activo y retirado por el general Carlos Gaytán Ochoa” -precisa el video de Magenta, blog de Ramón Alberto Garza- en el que estuvo presente el Secretario de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval. “Nos preocupa el México de hoy” -abre el discurso el general Gaytán-. Nos sentimos agraviados como mexicanos y ofendidos como soldados”. Y después vendrían las definiciones que exhiben sin cortapisas el choque entre las fuerzas armadas y el gobierno de la 4T.

“Vivimos en una sociedad polarizada políticamente porque la ideología dominante que no mayoritaria se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda que acumularon durante años un gran resentimiento”.

“Es una verdad inocultable que los frágiles mecanismos de contrapesos existentes han permitido un fortalecimiento del Ejecutivo que viene propiciando decisiones estratégicas que no han convencido a todos para decirlo con suavidad”.

“Ello nos inquieta, nos ofende eventualmente, pero sobre todo nos preocupa, toda vez que cada uno de los aquí presentes fuimos formado con valores axiológicos sólidos que chocan con las formas como hoy se conduce el país”.

El desencuentro mayor del discurso, se da cuando el general Gaytán cuestiona: “Quien ignora que el alto mando enfrenta desde lo institucional a un grupo de halcones que podrían llevar a México al caos y a un verdadero estado fallido”.

Se recuerda en este mensaje del medio de Ramón Alberto Garza que desde la época del gobierno del Presidente Luis Echeverría, que entró en ruta de colisión con el General Marcelino García Barragán, en México no se vivían días de tanta tensión entre un Presidente y sus fuerzas armadas.

Y luego se señala lo que tiene muy irritado al mando militar por las actitudes que ha asumido este gobierno federal y su Jefe Máximo como es el Presidente. “La política de no confrontar ni a la delincuencia, las ofensas a los militares impedidos para actuar frente a los ataques civiles y la todavía nebulosa frontera entre las responsabilidades del Ejército y la Guardia Nacional son la causa (…) El tropiezo táctico de Culiacán es solo la gota que derrama el vaso”.

LA INTERPRETACIÓN TARDÍA DE AMLO

¿Cómo tomó el mensaje AMLO? Primero, como que pretendió minimizarlo, comentando que es parte del clima de libertad de expresión que se vive en México, pero luego el sábado, cambió el tono y el Presidente también con lenguaje críptico, mandó el mensaje y se fue al otro extremo, dando a entender que podría haber una intentona de golpe de Estado y que escribió en su red del pajarito:

“¡Qué equivocados están los conservadores y sus halcones! Pudieron cometer la felonía de derrocar y asesinar a Madero, porque este hombre bueno, Apóstol de la Democracia, no supo, o las circunstancias no se lo permitieron, apoyarse en una base social que lo protegiera y lo respaldara”.

“Ahora es distinto. Aunque son otras realidades y no debe caerse en la simplicidad de las comparaciones, la transformación que encabezo cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz, que no permitiría otro golpe de Estado”.

Y aún más, escribiría el Presidente López Obrador: “Aquí no hay la más mínima oportunidad para los Huertas, los Franco, los Hitler o los Pinochet. El México de hoy no es tierra fértil para el genocidio ni para los canallas que lo imploren”.

Y como colofón, escribió: “Por cierto, les recomiendo leer la fábula de Esopo “Las ranas pidiendo rey”.

¿Qué tal? El análisis de Ramón Alberto Garza muestra una realidad, el malestar de los mandos militares con la forma de gobernar del Presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya actitud de no enfrentar a los criminales, aun cuando humillen a los soldados, no puede ni debe ser aceptada, porque al final de cuentas se ataca a las instituciones.

Habrá que ver, cómo evoluciona este choque entre mandos civiles y militares, que como advierte Ramón Alberto Garza, no se habían registrado desde los tiempos del Presidente Luis Echeverría.

Seguir leyendo...

Gabriel Ibarra Bourjac

Columna Los hombres del poder; ¡Qué pena presidente!

Avatar

Publicado

el

Por Gabriel Ibarra Bourjac
Qué difícil es gobernar un país tan complejo y tan grande como México, que sufre las consecuencias de su ubicación geográfica al tener más de 3 mil kilómetros de frontera con el principal consumidor de drogas del mundo, cuyo negocio ha enriquecido a mucha gente, ha generado una descomunal corrupción y que ha convertido al país en un gigantesco cementerio.
Son cerca de 300 mil la pérdida de vidas que se ha registrado en el país (entre homicidios y desaparecidos) durante los últimos 13 años y esa espiral violenta no se advierte que puede tener un freno y disminuir a corto o mediano plazo.
Lo que aconteció en Culiacán la tarde del viernes, donde el Estado Mexicano fue arrodillado por el narcotráfico, es consecuencia de ese gran poder que estas organizaciones han logrado y que se han convertido en el otro gran poder, a tal grado que en el juego de vencidas, un tu a tu con el gobierno, éstos salieron ganando.
El propio Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo acepta que aquel operativo realizado en Culiacán fue un desastre que le pega, como nunca antes había sucedido, a México en el exterior:
Afirma Alfonso Durazo: “No hay pactos con criminales, no hay un Estado fallido; lo que hubo fue un operativo fallido”. ¡Qué barbaridad! ¿En manos de quién estamos? Son funcionarios incompetentes que exhiben la incapacidad y torpeza de un gobierno y que deberían de irse, por la crisis que han generado y que vienen a exhibir la falta de estrategia e inteligencia de esta administración para enfrentar a la criminalidad.
La Guardia Nacional es la propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador para poner orden en el país y que en Culiacán fue completamente rebasada y superada por el grupo criminal que impidió la detención del hijo del Chapo Guzmán.
LA VISIÓN DE CIRO GÓMEZ LEYVA
Escribió el periodista Ciro Gómez Leyva: “Hay que reconocer que el Presidente López Obrador tomó una decisión de estadista. Una decisión tremendamente polémica, pero de estadista ante dos premisas tan malas, pelear en desventaja o ceder, se tomó la opción menos mala”.
¿Usted qué opina? ¿Se equivocó el Gabinete de Seguridad en ceder a las amenazas del cártel de Sinaloa? ¿Debió haberlos enfrentado con los costos que ello hubiera significado, pérdida de vidas inocentes, que bien pudieron ser 1, diez, 20, 30 o 100?
Estoy de acuerdo con Ciro Gómez Leyva. Hubo un error de origen, como se planeó el operativo, sin un previo diagnóstico de lo que representaba una operación como el detener a un personaje e hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán que fue detenido, extraditado y procesado por el Gobierno de los Estados Unidos. ¿Minimizaron el poder que tiene este joven porque su padre está preso en el vecino país?
Es cierto, se comete ese error terrible, pero luego haber caído en una confrontación de proporciones de daños inimaginables, creo que fue lo más pertinente. No tenía porque morir gente inocente.
Pero por la ineptitud, el gobierno de López Obrador ha quedado exhibido y al mismo tiempo se evidencia la ingenuidad cuando pretende acabar con este gran poder que rebasa al Gobierno con consejos a los jóvenes que secuestran y asesinan, que va a hablar con sus madrecitas para que les jalen las orejas.
La verdad es que es una vacilada y lo que va a lograr por ese camino es que tengamos un gobierno mucho más pobre y desdibujado de lo que recibió, y que estos grupos tengan mayor poder, ahuyentando a las inversiones, generando desempleo y mayor pobreza.
REPLANTEAR ESTRATEGIA
Lo de Culiacán ha venido a desnudar la improvisación en el Gabinete de Seguridad y corrobora el escepticismo que habían mostrado diversos sectores de la sociedad de que Alfonso Durazo no tenía el perfil adecuado para encabezar el esfuerzo del Estado Mexicano para recuperar la paz y el orden en México. Su experiencia en este campo había sido nulo, cero, pues, pero el Presidente López Obrador decidió que fuera el civil que coordinara al Ejército, Marina, Armada y lo que quedó de la Policía Federal.
Como lo hace todo gobierno, el Presidente tendrá que actuar de acuerdo a la circunstancia que se vive y aceptar que se equivocó con Alfonso Durazo, que además hasta mentiroso resultó, cuando se contradijo al declarar ante la opinión pública que no se trataba de un operativo especial, pero el suceso se le salió de control y la verdad del tamaño de Culiacán, alcanzó el mundo entero.
El Presidente López Obrador, si no hace los ajustes necesarios, México saldrá de Guatemala para entrar a Guatepeor. El problema es muy grande, muy grave, bien puede simular, como lo han hecho otros gobiernos y administrar el tema, pero hacerlo es llevar al país a lo que es un estado fallido que en Culiacán así se exhibió cuando a los ojos de todo mundo se deja en libertad a un delincuente, producto de la torpeza de los hombres del Presidente para poner orden en el país y que han traído más desorden.
¡Qué pena Presidente López Obrador!
¡Tumbe cabezas si quiere salvar a país porque de lo contrario, puede pasar a la historia en sentido contrario!

Seguir leyendo...

Tendencia