Connect with us

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza

El 31 de marzo de 2021, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados  publicó el estudio “Obligaciones Financieras de los Municipios de México”. El documento contiene las “Obligaciones Financieras de los Municipios de México al Cuarto Trimestre de 2020”. El objetivo del estudio es “ofrecer un análisis del comportamiento de la deuda municipal durante el cuarto trimestre de 2020, así como un análisis histórico de largo plazo considerando los últimos diez años”. Destaca que el 0.9 por ciento de los municipios (6), presentan obligaciones financieras superiores a los ¡mil millones de pesos! Dos de ellos de Jalisco: Guadalajara y Zapopan.

En el estudio de marras se consigna que son seis los gobiernos municipales más endeudados del país, mismos que concentran ¡una cuarta parte del total de la deuda! en todo el territorio nacional, con el 24.8% del total de la deuda en sólo seis municipios, de los 2 mil 447 que existen en México. De acuerdo con los montos publicados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el sitio Web oficial, los seis municipios más endeudados son Tijuana, Baja California (2 mil 597.6 mdp); Monterrey, Nuevo León (un mil 961.7 mdp); Hermosillo, Sonora (un mil 764.4 mdp); Guadalajara, Jalisco (un mil 695.6 mdp); León, Guanajuato (un mil 056.9 mdp) y Zapopan, Jalisco con un mil 008.3 mdp. Para situarlo en perspectiva, estos seis municipios representan el 0.9 por ciento del total de los municipios que cuentan con deuda registrada ante la SHCP, pero concentran el 24.8% de la deuda total de este orden de gobierno.

Ahora que estamos en época de escuchar las propuestas de quienes desean gobernar los principales y más endeudados municipios de la Zona Metropolitana, resulta oportuno preguntarles: ¿Cuál es la postura respecto del tremendo nivel de endeudamiento alcanzado por Guadalajara y Zapopan en los últimos 10 años? Guadalajara se ostenta hoy como el 4to municipio más endeudado de México (1,695.6 millones de pesos); y Zapopan, como el 6to más endeudado del país, con una deuda de 1,008.3 millones de pesos. Señoras y señores candidatos, ¿cómo se tradujo esa deuda pública en mejoras sustanciales de la infraestructura, de los servicios o de la seguridad pública?

Cierto, ciudades con mejores indicadores de desarrollo acusan un mayor nivel de endeudamiento que Guadalajara y Zapopan. La deuda pública, manejada con transparencia y sobre objetivos determinados, puede ser una herramienta para auspiciar desarrollo y crecimiento económico, al financiarlo. Pero ¡cuidado!, no todas las ciudades más endeudadas, son precisamente las ciudades más desarrolladas. La deuda pública contraída, que no se aplica correctamente, ha servido para financiar la corrupción, para comprometer a futuras generaciones con proyectos deliberadamente herrados, innecesarios, improvisados, truncos o cómplices. Hasta ahora resulta difícil explicar que la enorme deuda pública que adquirieron los gobiernos municipales de Guadalajara y Zapopan, se ha traducido en mayores indicadores de desarrollo, bienestar o seguridad pública.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Maestro en Filosofía por la UNIVA. Actualmente es Director General de Canal 44 y Canal 31.2 de la Universidad de Guadalajara (UdeG); Institución en donde además ha ocupado los siguientes cargos: Vicerrector General Ejecutivo, Rector del Centro Universitario de la Ciénaga, Director General de Medios UdeG y fundador de la Licenciatura en Periodismo. Es Presidente del Consejo Consultivo de Notimex y Vocal Propietario ante la Junta de Gobierno de la agencia de noticias del Estado mexicano. Y recientemente fue nombrado director de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas, ATEI. Twitter: Gabriel_TorresE

Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Torres Espinoza

Es tiempo de las legisladoras

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza

Siete de los trece partidos que aparecieron en la boleta electoral, lograron representación en el Congreso del Estado. El PAN logra cinco diputados (uno de mayoría y cuatro de representación proporcional). El PRI consigue cinco diputados de representación proporcional. El Partido Verde Ecologista de México, un diputado de representación proporcional. Movimiento Ciudadano 16 diputados, todos por el principio de mayoría relativa. Morena gana tres distritos de mayoría y obtiene cinco diputados de representación proporcional. Hagamos, dos diputados proporcionales. Futuro, un escaño proporcional. Así se integrará el Congreso del Estado de Jalisco, con sus 38 curules.

Por primera ocasión, la representación política de la soberanía del pueblo de Jalisco, el Congreso del Estado, se compondrá de 24 mujeres, por penas 14 hombres. Las leyes tendientes a equilibrar lo que históricamente estuvo en favor de los varones que participan en política, finalmente logró su cometido. Esta será una legislatura constituida preponderantemente por mujeres. Se esperaría que los temas concernientes a los derechos de las mujeres avancen de forma mucho más decidida, debido a una mayoría amplia de legisladoras que integrarán el Congreso del Estado de Jalisco.

México registra una cuasi exacta paridad en la representación de sus órganos legislativos. No obstante, resulta inexplicable que apenas el 25% de los coordinadores parlamentarios de la Cámara de Diputados sean mujeres; y el 28.6% en el Senado. Incluso, un solo partido político nacional, de entre los 10 existentes, es presidido en este momento por una mujer. Sin mecanismos compensatorios, como las cuotas de género, hubiera sido imposible la prevalencia de estas distorsiones que han relegado históricamente la participación política de las mujeres.

ONU Mujeres (2020) destaca que el país que registra un mayor número de mujeres como titulares de los ministerios y/o secretarías del Ejecutivo, es España, con un 66.7%. Le sigue Finlandia, en un 2do sitio, con un 61.1%. México, se ubicaría en el lugar nº 17, con un 47.3%. Pero debe advertirse que apenas el 6.4% de los Jefes de Estado y/o de Gobierno, en el orbe, son mujeres. En México, apenas 2 mujeres son titulares del Ejecutivo en una entidad federativa, es decir, el 6.2%, para prácticamente homologar esta perniciosa tendencia global.

El feminismo representa hoy el movimiento de avance democrático más importante del siglo XXI. Es, incluso, el mayor avance en términos de igualdad y justicia social, respecto de lo que en su momento representó, por ejemplo, el movimiento obrero. La desigualdad, en México ha mostrado rostro de mujer. Avanzar en derechos democráticos, implica también, avanzar en derechos de la mujer. La integración del Congreso del Estado es una oportunidad extraordinaria para reivindicar esas agendas relegadas. Esta configuración pondrá a prueba la habilidad de las legisladoras de Jalisco para construir los acuerdos necesarios para resarcir, desde la perspectiva de las leyes, esas desigualdades. Su primer desafío será superar las barreras de la afiliación partidista, para atender una asignatura pendiente que va más allá de los colores y la militancia política.

Continuar Leyendo

Gabriel Torres Espinoza

Con Alfaro, sin Alfaro o a pesar de Alfaro

Publicado

el

Cierto, la zona metropolitana de Guadalajara la empujó al triunfo la campaña ‘paraguas’ de Lemus. Pero el triunfo en los 16 distritos de mayoría, con apenas el 32.5% de la votación para el partido en el gobierno, es una maniobraatribuible a Enrique Alfaro y su partido Movimiento Ciudadano. MC no ganó la mayoría absoluta del Congreso, pues con la victoria alcanzada en 16 distritos llegó al 42 porciento de las diputaciones del Poder Legislativo, lo cual lo deja sin acceso a la representación proporcional, debido a que ningún partido puede estar sobre representado en más de ocho puntos porcentuales.

De forma que al igual que en la pasada legislatura, la alianza ‘de facto’, comprada en cada ‘tiro por viaje’ con el PAN, le asegura al gobernador de Jalisco la mayoría absoluta en el Congreso, misma que solo se alcanza en alianza con el PAN o con Morena. Ésta última se antoja muy difícil. Pero como el gobernador sabe usar la chequera, no sorprendería que los cuatro diputados que le faltan, los pueda conseguir cooptando legisladores de Morena o incluso algunos al PAN.Ejemplos ya lo ilustran. Así completaría, como el presidente López Obrador, la mayoría absoluta que no le dieron las urnas.

También se advierte que, por primera vez, MC saca adelante la cita con las urnas, sin Enrique Alfaro en la boleta, ni abiertamente en campaña. Esta vez el proselitismo lo hicieron otros actores, que cobraron relevancia para institucionalizar al partido Movimiento Ciudadano, sin la participación directa del líder indiscutible que lo hizo crecer en Jalisco. Finalmente consolidaron el partido, más allá del ‘alfarismo’. La institucionalización de Movimiento Ciudadano es una característica muy importante que resultó como consecuencia de una serie de factores de coyuntura que aderezaron estas elecciones. La victoria en Nuevo León le da otra perspectiva a un partido que se mantiene regional, pero que ha rebasado los límites de su presencia en el territorio nacional.

La consolidación de una nueva fuerza dentro de MC en Jalisco, que lidera indiscutiblemente Pablo Lemus, le da otra faceta a un ‘movimiento’ que hasta hace poco se definía solocomo ‘alfarismo’. Hoy Movimiento Ciudadano tiene explicación, además, en otros referentes políticos que gustan de marcar límites a su independencia: Pablo Lemus y Juan José Frangie. El ‘Grupo Coparmex’ será una poderosa facción dentro de MC, que alimenta su propia agenda,disputará y representa muchísimos intereses. Además,empresarios que les son afines, también ganaron en distritos locales y federales. Pablo Lemus conquistó ya el derecho de estar en la boleta electoral para gobernador en 2024. Será con Alfaro, sin Alfaro o a pesar de Alfaro. Parece ahora un candidato natural de MC; pero en caso contrario, sería un grupo muy interesante para cualquier otro partido que busque rentabilidad electoral.

De esta elección no han surgido liderazgos que equilibren al ‘grupo Coparmex’ dentro de Movimiento Ciudadano. Alfaro dispone de tres años para construirlos, o para pavimentar el camino de Lemus rumbo a la candidatura de 2024. Los gobiernos y presupuestos de Guadalajara y Zapopan, bajo la tutela de la misma expresión política, coloca en aprietos al núcleo duro del ‘alfarismo’, cara al futuro.

Continuar Leyendo

Destacada

Gana MC, sin Alfaro en la boleta

Publicado

el


Gabriel Torres Espinoza

Efectivamente, no sólo se celebró la elección más grande de la historia democrática de nuestro país, tanto por el número de cargos de elección popular en disputa [21 mil 383 cargos en total: 15 gubernaturas, 500 diputaciones federales, mil 063 diputaciones locales y mil 926 de entre alcaldías (incluyendo regidurías) y juntas municipales] como por la magnitud del listado nominal [93 millones 328 mil 771 mil electores]. Fue también la elección federal más violenta, desde que aconteció la alternancia político-partidaria, en el Ejecutivo Federal, en el año 2000.

De acuerdo con Integralia Consultores, entre septiembre de 2020 y abril de 2021, fueron 143 los aspirantes a cargos de elección asesinados: 120 hombres y 23 mujeres. Por otro lado, ya en tiempo de campañas, de acuerdo con la consultora Etellekt, fueron 91 los candidatos asesinados y 910 los que sufrieron algún tipo de violencia [amenazas, secuestros, ataques, golpes, etc.]. De forma que esta ‘fiesta democrática’ estuvo caracterizada, antes bien, por sus trágicos claroscuros.

Por otro lado, resultaría venturoso que, para nuestra menospreciada o infravalorada democracia [sólo el 38% de los mexicanos dice “apoyar a la democracia”, de acuerdo con el Latinobarómetro 2018], la participación electoral haya sido amplia y robusta. Al momento de escribir estas líneas, aún no se tiene un cálculo oficial de ella, no obstante, sería una muy buena noticia que, la actual jornada, se encontrara cercana al promedio de participación ciudadana registrada en las últimas cinco elecciones intermedias federales [1991, 1997, 2003, 2009 y 2015], que ha sido del 51.29 por ciento. Desde luego, estaría por verse si termina por superar la participación electoral de 2015 que fue del 47.07 por ciento —por cierto, la más alta de entre las elecciones federales intermedias de 2003 a 2015—. Por supuesto, lo más importante es que se siga fortaleciendo, a través del sufragio, el valor cívico de la ciudadanía, el aprecio por nuestra democracia y/o la confiabilidad de nuestro sistema electoral.

Para destacar está que se superó la tendencia de que todos los gobernadores, después de la alternancia en Jalisco, perdían la mayoría del Congreso en las elecciones intermedias. A partir de los resultados preliminares, parece ser que Movimiento Ciudadano, SIN Alfaro en la boleta, logró sostener una mayoría de diputados en el Congreso del estado. El asunto no es nada menor. Se explica por una campaña bien organizada y ejecutada. Cierto, con un partido y un gobierno con mucho desgaste, pero con una oposición dividida, desorganizada y con su principal rival en Jalisco, Morena, en franca guerra interna. La derrota de Morena en Jalisco es sólo atribuible a ellos mismos, a su incapacidad para cerrar filas a su interior y al conflicto que inició de baja intensidad y terminó abierto entre Lomelí y Uribe. Lograron el resultado que cultivaron con la sordidez de su comportamiento. Renuentes siempre a la unidad interna, ya se disputaban una gubernatura, sin  haber ganado antes las elecciones municipales. No podría resultar otra cosa del desastre de campaña que protagonizaron. La tierra es de quien la trabaja.

Continuar Leyendo
Advertisement
Advertisement





Tendencia