!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Análisis:

El mayor desafío de México y de Jalisco, es la inseguridad. En el año 2019 registramos la mayor escalada de violencia. Ni la alternancia federal, ni la ocurrida en Jalisco lograron contener las cifras que denotan que la violencia -en todas sus modalidades- crecen ante la debilidad de nuestro Estado de Derecho, de la precaria administración y procuración de justicia y de la corrupción de las fuerzas policiales y del aparato judicial. La erosión de las garantías de integridad física para los mexicanos representa el mayor reto para el gobierno de México y para el de Jalisco. Sin seguridad, el Estado parece suplantado paulatinamente por las nuevas reglas impuestas por el crimen, ese sí, bien organizado. Un problema de muchas aristas que no ofrece salidas sencillas. Además de complejo, el reto de atender la inseguridad supone medidas de mediano y largo plazo, difíciles de evaluar en los tiempos cortos que con toda justificación reclama la población a inicios de este año 2020.

El empleo y la economía serán otro de los desafíos para este año. Los signos de recesión mundial indican que se aproximan tiempos de de vacas flacas. Compete a los gobiernos tomar las medidas necesarias para reducir los efectos de la desaceleración económica y la pérdida paulatina del empleo. La salud de la población es otro foco de alerta para Jalisco. Las alarmantes cifras con que cerró nuestro estado el año 2019, especialmente de cara a la epidemia subestimada del Dengue, son evidencia de que tanto el gobierno, como todos los componentes del Sector Salud, deben considerar medidas mas acertadas de prevención. Agréguese que las principales averiguaciones sobre corrupción en Jalisco corresponden al ejercicio presupuestal en la Secretaría de Salud, donde parece que la negligencia, las compras de material caduco y a sobre precio, la designación de funcionarios sin experiencia y bajo perfil, y la corrupción, fueron la regla y no la excepción.

Otro desafío para Jalisco, es el del ordenamiento el territorio. En este rubro la autoridad municipal y estatal en Jalisco ha sido superada. Es cierto, la facultad compartida de ordenar el territorio y el desarrollo urbano de jure’ les pertenece al estado y los municipios. No obstante -en la práctica-, el Tribunal de Justicia Administrativa es quien la ejerce de facto esta atribución, por la vía judicializable, para otorgar permisos y licencias de construcción que violentan los ordenamientos en la materia, y entregan la ciudad a los voraces intereses inmobiliarios’ por la vía de la afirmativa ficta. Anteriormente, parecía que lo que limitaba la acción de la justicia, era la inmunidad constitucional para funcionarios electos popularmente e integrantes del Poder Judicial, dispuesto en nuestra Constitución de Jalisco. El fuero’ desapareció, pero en su lugar se observa ahora una impunidad metaconstitucional. Al inicio de este 2020, cabe preguntar: ¿qué acciones prevé el Gobierno del Estado para sancionar penalmente a los magistrados corruptos que lucran con el derecho a la ciudad? ¿Cómo se revertirá el desarrollo no sustentable del territorio en Jalisco, a la luz de los cambios arbitrarios de usos de suelo, de los incumplimientos de las normas y de la complicidad de las autoridades ambientales’ con constructores y desarrolladores corruptos?. Al menos, durante la última década, lo que se ha promovido en Jalisco en materia de ordenamiento del territorio, es la legalización de lo ilegal, la tala indiscriminada del bosque y la montaña, la habitabilidad de lo que se debiera derrumbar, los desarrollos inmobiliarios en detrimento de las reservas naturales y áreas protegidas, la complicidad de las autoridades con quiénes construyen al margen de la norma, sin licitación, a sobre precio y bajo el sistema de complicidades.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Maestro en Filosofía por la UNIVA. Actualmente es Director General de Canal 44 y Canal 31.2 de la Universidad de Guadalajara (UdeG); Institución en donde además ha ocupado los siguientes cargos: Vicerrector General Ejecutivo, Rector del Centro Universitario de la Ciénaga, Director General de Medios UdeG y fundador de la Licenciatura en Periodismo. Es Presidente del Consejo Consultivo de Notimex y Vocal Propietario ante la Junta de Gobierno de la agencia de noticias del Estado mexicano. Y recientemente fue nombrado director de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas, ATEI. Twitter: Gabriel_TorresE

Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Torres Espinoza

Análisis- 1 de junio: rebrote mortal

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza 

En Jalisco se observa ya un importante incremento de la movilidad social, lo que es muestra de que la confusión respecto de la fase cero –programada para el 18 de mayoprovocó el reinició actividades en un gran número de empresas, sin mayores protocolos. 

Los resultados ya se hacen sentir: ayer, 128 muertes acumuladas y 1,355 contagios acumulados en JaliscoIncluso, se superan ya los 2000 casos si se consideran los detectados por el Sistema Radar, los reportados por la Secretaría de Salud Federal, más los casos de los hospitales privados y los asintomáticos.

La Organización Mundial de la Salud alertó a todo el Planeta por ello: “levantar cuarentenas de forma anticipada puede llevar a un rebrote mortal”.
La OMS ha pedido a los países atender tres importantes rubros ANTES de reactivar actividades: “1. Epidemiología: ¿Está controlada la epidemia? No, en Jalisco estamos justo en la fase de mayor crecimiento de contagios.  2. Sistema de salud: ¿Tiene capacidad el sistema de salud para hacer frente a un predecible crecimiento de contagios tras el inicio de actividadesNo. Si sobrepasamos el crecimiento actual, que nos permite en este momento encarar con éxito la pandemia, no habrá personal médico especializado (especialmente), ni camas de hospital para hacer frente a una crisis mayor. 3. Vigilancia de la salud pública: ¿Tiene capacidad el sistema de vigilancia de la salud pública para detectar y gestionar los casos y sus contactos, e identificar un rebrote de casos? No.
Las empresas 
que abrirán el 1 de junio, no han hecho aún las pruebas suficientes, ni se están aplicando más pruebas de las habituales para detectar enfermos de Covid-19 en Jalisco.

Al 27 de mayo, Jalisco registra la 4ta tasa de incidencia de casos confirmados de Covid-19 más baja a nivel nacional.
Pero también la tasa de letalidad de 9.44%.

Aunque Jalisco tiene capacidad para realizar 650 test diarios, resultan insuficientes en razón de una ‘cifra negra’ de contagios, al menos, ocho veces mayor a la confirmada. Por otro lado, nuestra entidad apenas cuenta con un total de 800 ventiladores. 

Si tan sólo el 0.01% de la población jalisciense necesitara de ventiladores, se requerirían un total de 837 ventiladores, en razón de que la población jalisciense asciende a ocho millones 368 mil 602 habitantes (IIEG: 2020). Y ¿cómo estamos en ‘camas de hospital’? Nuestra entidad apenas cuenta con 4,204 camas en el sector público (MURAL: 10/May/20). Nuevamente, si tan solo el 0.1% de la población jalisciense requiriera de una cama de hospital con motivo de la pandemia, ¡se necesitarían 8 mil 369, es decir, prácticamente el doble de las que actualmente se disponen! Por último, es importante señalar que los países europeos que han emprendido una ‘desescalada’ gradual de su confinamiento, lo hicieron cuando la tendencia en la incidencia de contagios fue a la baja (lo que se entiende como controlar la pandemia). Debe advertirse que, de acuerdo a los datos oficiales, en Jalisco y México, la tendencia en este momento es DE MAYOR CRECIMIENTO DE CONTAGIOS.
De forma que, por los datos que se han registrado del 18 al 27 de mayo, se puede advertir que, actualmente NO es conveniente aún una reactivación económica y productiva en Jaliscopara este 1 de junio.

 

Seguir leyendo...

Destacada

Análisis- De la disciplina, a la sumisión parlamentaria

Avatar

Publicado

el


Por Gabriel Torres Espinoza

El 22 de mayo, el Congreso aprobó la iniciativa de decreto por la que se autoriza al Titular del Poder Ejecutivo del Estado un plan de inversión pública productiva integral para la reactivación económica y fomento del empleo en el estado, durante los ejercicios fiscales 2020 y 2021.

El plan para la contratación de deuda pública por seis mil 200 millones de pesos, únicamente detalla asignaciones presupuestales por un monto de tres mil 600 millones de pesos a proyectos específicos en tres rubros [infraestructura económicainfraestructura social’ infraestructura de reactivación económica], pero no especifica el destino de los dos mil 600 millones de pesos restantes. Lo paradójico del caso es que la totalidad de estas obras que sí se encuentran especificadas en el decreto para la contratación de deuda pública, mismas que ascienden a un monto total de tres mil 600 millones de pesos, ya se encontraban contempladas en el gasto originalmente asignado en la ejecución de obras de infraestructura contenidas en el Programa Operativo Anual de Inversión Pública, las cuales son exactamente las mismas que en su momento fueron eliminadas en la iniciativa de reforma al Presupuesto de Egresos 2020. Es decir, ¡son las obras públicas que el Ejecutivo Estatal CANCELÓ en la iniciativa de reforma del Presupuesto de Egresos 2020 por un monto de tres mil 520 millones de pesos, pero que resucita’ con la contratación de deuda pública! 

Así las cosas¿cuáausteridad” en el gasto público 2020, si las reducciones presupuestales por tres mil 520 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos 2020, se reactivan con la contratación de deuda pública? Se eliminó obra pública contemplada en el Presupuesto de Egresos 2020, para posteriormente financiar exactamente la misma obra pública cancelada a través de endeudamiento público, lo que le saldrá mucho más caro a los jaliscienses en razón de los intereses derivados de ella. 

De forma que es insostenible que esta obra pública aprobada en el Presupuesto de Egresos 2020pensadas para un contexto social y económico en Jalisco SIN PANDEMIA, resultan ser exactamente las más oportunas para la contención de la pandemia por el virus del Covid-19 (¿cómo, por qué?). Lo que realmente ocurrió, es que aprovecharon la circunstancia del Covid-19, para endeudar más a Jalisco con el objetivo de obtener dinero y aplicarlo discrecionalmente, de cara a las elecciones de 2021. Esa es la verdad, esa sí… mezquina.

Un endeudamiento por la pandemia, debió contemplar una importante inversión en camas de hospital, camas de terapia intensiva, ventiladores y la ampliación o creación de nuevos hospitales. Sin embargo, eso no se propuso. Por el contrario, de los seis mil 200 millones de pesos contratados de deuda pública, únicamente se destinarán 144 millones 400 mil pesos para infraestructura para prestación de servicios de atención médicaen diversas municipalidades del estado. Esto es, ¡apenas el 2.32% del monto total del endeudamiento solicitado!Pero esto, a los diputados de Jalisco, no les importa en absoluto. Lo suyo ahora es la práctica antidemocrática de aprobar exactamente lo que les indique el Poder Ejecutivo.

Seguir leyendo...

Gabriel Torres Espinoza

Más endeudados, ¿más desarrollados?

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza*

Se propone aumentar en un 75% el monto de las obligaciones financieras que Jalisco heredó del anterior gobierno, al sumar 13 mil 050 millones de pesos más a la deuda, respecto de la contraída al inicio de esta gestión –que ascendió a los 17 mil 444 millones de pesos–. Buscan seis mil 200 millones de pesos más. Cierto, países con mayores indicadores de desarrollo también advierten un mayor nivel de endeudamiento. Pero ¡cuidado!, no los más endeudados son precisamente los más desarrollados. Se pueden nombrarejemplos de países que aplican con éxito el financiamiento adquirido, y consiguen importantes indicadores de desarrollo. El Top 10 de los países con mayor nivel de deuda pública per cápita lo componen en orden descendente: Japón (79.7 mil euros); Singapur (62.4 mil ); Estados Unidos (55.5 mil ); Irlanda (41.6 mil ); Bélgica (40.7 mil ); Italia (39,9 mil ); Francia (35.5 mil ); Canadá (35.2 mil ); Reino Unido (33.3 mil ); y Austria (31.6 mil ).

Pero… por ejemplo, Brasil y Argentina registran un nivel de deuda respecto de su PIB superior al 85%, con porcentajes de 87.8 y 86% respectivamente, y no acusan un desarrollo proporcional a su deuda. Todo lo contrarioSin embargo,Canadá registra un nivel del 90% de deuda con respecto de su PIB, con un alto nivel de desarrollo. Entonces, ¿qué pasa? La diferencia es: i) una élite política incompetente, que improvisa y aplica mal el endeudamiento adquirido, con lo que propicia un fallido manejo económico de la deuda; y ii)gobernantes corruptos [hacen negocio con lo obtenido] yservidores públicos sin perfil profesional honradez,precisamente encargados de aplicar el recurso [que se encuentran omnipresentes en sus entes ejecutivos, de fiscalización, juzgados y tribunales]

Eendeudamiento, manejado con transparencia, sobre proyectos y objetivos determinados, es un factor para auspiciar desarrollo y crecimiento económico, al financiarloPero la realidad es que en Latinoamérica no ocurre así. Aquíse defiende o justifica la deuda al referir los ejemplos de éxito (ninguno latinoamericano), pero se ignora la realidad de lo que ocurre en México. Se afirma que “la deuda siempre auspicia el desarrollo”. No obstante, en la región, la realidad del endeudamiento público adquiere otro ‘rostro’,perfectamente documentado a la luz de su devenir histórico: financia la corrupción; compromete a futuras generacionescon proyectos deliberadamente herrados, innecesarios,improvisados, truncos o cómplices. No se traduce en indicadores de desarrollo o bienestar, ni forma parte de un plan de desarrollo o de objetivos que sean puntualmente explicados

De forma que la deuda será avalada por la mayoría del Congreso de Jalisco (¿podría ser de otra manera con la mayoría de ‘legisladores’ subyugados?). Aprovecharán lascircunstancias (de la pandemia) para sorprenderotra vezcon la complicidad de las cúpulas empresariales tristemente acríticas. Paradójicamente no sólo no se alentará el desarrollo; en realidad lo inhibiránBásicamente porque esta deuda no responde a planes u objetivos, sino al oportunismointeresado en aprobar un financiamiento quesinceramente,no se sabe exactamente en qué y cómo se aplicará. Más aún,a quién y cómo le corresponderá pagarlo.

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia