Connect with us
Avatar

Publicado

el

Tiempo Nuevo

Éste fue un año de cambios extraordinarios. El sacudimiento político de este nuevo tiempo podrá conducirnos a mejorar tendencias si existen formas apropiadas de interlocución y participación de la ciudadanía con las autoridades de los tres Poderes.

La inseguridad que percibimos o hemos registrado en nuestras casas habitación nos presenta una situación que deberá mejorar contundentemente y pronto. De un lado, los números indican que frente a 2012, a nivel nacional, el robo a casa habitación ha disminuido de un sexenio a otro. De otro lado, los datos no resuelven nuestra percepción de seguridad deteriorada en algunas ciudades y entidades del país. Debe reconocerse que se interrumpió la tendencia al alza en el registro de la afectación a nuestros bienes dentro de nuestras casas entre 2012 y este decembrino 2018.

Sin embargo, casos como el de la capital nacional nos indican que entre 2015 y 2018, de diciembre a diciembre, los robos a casa habitación se habrán elevado al terminar el año cerca de 40%. ¿Mejoramos o empeoramos en este delito específico? Eso no nos tranquiliza en la medida en que la sensación de vulnerabilidad permanece y es relevante nuestra expectativa de protección en todo el país. “Cuando han entrado a tu casa quieres lavar la ropa que tocaron y lavar toda la casa, toda tu ropa, toda la que sacaron y dejaron en el suelo o simplemente tocaron para llevarse lo que es de valor”, es una expresión común de quienes hemos sido víctimas de robo a casa habitación.

Las bandas cada vez mejor organizadas dedicadas a la sustracción de bienes han demostrado su capacidad de evolucionar con el estímulo que recibieron de formas de operación de comunidades delincuenciales provenientes de algunos países del sur del continente. Otros estímulos al crecimiento o permanencia de este y otros delitos son la corrupción sobre la cual se construye la complicidad, la impunidad, la pendiente adaptación del sistema de seguridad y procuración de justicia a nuevas modalidades y, fundamentalmente, la capacidad de construir comunidad que nos defienda ante la amenaza. Los agrupamientos locales de autores de robo a casa habitación, en asociación con aquéllos de origen foráneo, y ahora con independencia de los mismos, representan un reto para la seguridad y nuestra sensación de indefensión.

Para ilustrar el comportamiento de este delito, recordemos que hasta octubre de 2018 se habían cometido a nivel nacional 65 mil 870 robos a casa habitación a nivel nacional. Esta cifra es 29% menor a la que se alcanzó en el mismo mes de 2012, año en que ocurrieron nueve mil 806 incidentes de este tipo. Ciertamente se modificó de manera positiva, según estos datos, la tendencia previa. Uno de cada 10 incidentes ocurre con presencia de las víctimas y con daño a su integridad. Cinco entidades registran la mayor incidencia de robo a casa habitación en 2018: Ciudad de México, Estado de México, Baja California, Jalisco y finalmente Querétaro. El próximo año recuperar nuestra casa de la incertidumbre de la inseguridad será recuperar parte del territorio nacional.

@guerrerochipres

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

La paz, menester local y global

Avatar

Publicado

el


Salvador Guerrero Chiprés*

En Guerra y Paz, Tolstoi escribe que “hay que creer en la posibilidad de la felicidad para ser feliz”. Podemos recordarlo para sujetar nuestra inclinación, orillada por la pandemia, presionada por la matizada inseguridad y acentuada por la incertidumbre económica, al interés colectivo de la esperanza de recuperación de progreso.

Permitir opciones de futuro y cómo las construimos debería ser la agenda de los partidos en este proceso electoral sordamente iniciado. Hace 39 años la Asamblea General de la ONU instauró el 21 de septiembre como Día Internacional de la Paz en un llamado para que los países estrecharan lazos y reforzaran principios básicos como convivencia, orden y armonía. El mensaje es interno e internacional.

¿Ha tenido este día algún resultado tangible para la sociedad global? Afirmativamente puede demostrarse que la celebración ha sido acompañada de esfuerzos enormes, sin que todos ellos hayan sido exitosos.

En cada entidad —y específicamente en la CDMX—, la sociedad civil junto a líderes de opinión, empresarios y autoridades suman esfuerzos para definir a las ciudades como urbes de soluciones post COVID. Destaca que en la capital nacional se modelen y apliquen políticas públicas sociales e innovación pública en el gobierno de Claudia Sheinbaum: el tema es también la recuperación de la paz.

En estos casi dos años como jefa de Gobierno, Sheinbaum y su equipo han presentado a las políticas sociales, la movilidad, la lucha contra la corrupción la disminución de la impunidad y la operación anticrimen apoyada en inteligencia policial, como parte de la recuperación de la paz.

Pese a las reacciones violentas de algunos grupos delictivos, todos los cuales han sido combatidos en lo que va de este año, con la detención de más de 150 de sus integrantes, la sociedad y las autoridades se mantienen en el énfasis de cultura de la legalidad, en promoción cívica de la lucha contra la impunidad y el arribo a sentencias que formalicen la ejemplaridad en el castigo a culpables de los delitos.

En la CDMX, la preocupación por temas relacionados con la paz y la convivencia social ha llevado a la creación de programas como el de embajadores sociales y deportivos del Consejo Ciudadano. Éste apela por un modelo de convergencia ciudadana, empresarial y deportiva para la prevención del delito, el fomento a la cultura cívica y la resolución de conflictos.

Contribuye a ello el detalle del informe de Sheinbaum, con base en los datos que las propias organizaciones de la sociedad civil conocen, especialmente los relativos a homicidios dolosos, por ejemplo, en los que destaca la disminución de 50 por ciento en los delitos de alto impacto. Falta todavía, y ha empezado un trabajo con resultados medibles, para contener la vulnerabilidad familiar y de género. La paz no debe ser una elección, así como lo es la guerra. La paz es necesidad y conveniencia de todos al permitir una vida productiva y libre.

@guerrerochipres

Continuar Leyendo

Nacional

CDMX: ¿distinción o confirmación de la 4T?

Avatar

Publicado

el

El reconocimiento que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador a la gestión de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum es importante sobre todo para la clase política.

Para los capitalinos, lo que importa es valorar a partir de resultados locales, con información sólida y una perspectiva basada en contrastes precisos.

Y es ahí donde es más firme el resultado de algunos aspectos robustos de la política pública, como también en materia de percepción.

En el fundamental tema de la seguridad, desde hace al menos siete meses se advertía la que ahora es una tendencia consolidada en la disminución de homicidios dolosos en casi 50%: había alrededor de 6.3 diarios en diciembre de 2018 y la semana pasada se habían registrado, como desde enero de este 2019, antes de la pandemia, 3.3.

En gestión del Covid incluso un segmento de la prensa, que solía situar en el mismo sitio y en su juicio crítico, informado o no, al titular del ejecutivo como a la gobernante, ahora advierte “rebeldía” o “una diferencia” en un estilo de Gobierno que en Sheinbaum implica sensibilidad social y disciplina en ese y los demás temas.

La jefa de Gobierno es muestra de éxito de la 4T y aunque se quiera presentar un deslinde de ambos políticos, esa misma intención valida la inevitabilidad de reconocer un buen estilo de Gobierno.

Destacan también el abordaje de obra pública que en el titular Jesús Esteva Medina, tiene a un maratonista administrador ordenado, cuidadoso y eficaz; sobresaliente el esfuerzo operativo y de inteligencia en la Policía, con Omar García Harfuch, cuyo atentado es indisociable de los más de 100 cateos que han afectado a todas las organizaciones de alta peligrosidad que operan en CDMX, así como el distinguido rol de José Merino, operador de innovación a cargo de la reconfiguración digital de lo público.

Y falta una docena de nombres de personas responsables que permiten tener buenas cuentas en la capital, donde se ha avanzado en materia de agua, en repuesta institucional, así sea debatible para las organizaciones feministas más jóvenes y radicales, a la violencia familiar y de género.

La Ley de Protección Animal propuesta por la diputada Lety Varela y aprobada por el Congreso de la Ciudad para evitar el maltrato animal está relacionada con una de cada veinte llamadas que recibimos en el Consejo Ciudadano sobre una conducta que se correlaciona con inseguridad e impunidad desde los años 70.

La CDMX es una metrópoli de referencia mundial que requerirá demostrar su modelo económico post-Covid.

La reactivación estará incorporada a una narrativa en que se sitúa al Estado desde izquierdas y derechas como corresponsable de la velocidad y profundidad de la misma. Es el gran tema del siguiente año en convivencia con lo electoral.

Pero en lo que respecta a esta transición, aun considerando los enormes desafíos de la capital del país, lo que es percibido, además de registrado fácticamente, es que a la CDMX no le faltan programa, equipo ni liderazgo.

@guerrerochipres

 

 

Continuar Leyendo

Nacional

Sheinbaum: gobernar con sensible disciplina

Avatar

Publicado

el

Salvador Guerrero Chiprés*

Una gestión con base en diagnósticos, disciplinada, socialmente sensible y sistemática ha modelado a la capital nacional como ejemplo de administración ante desafíos mundiales como el COVID-19, seguridad y reactivación económica.

La dificultad de los escenarios no ha impedido una mejora, tanto en estas tres áreas como en la percepción social de acuerdo con opiniones de líderes diversos, salvo evidentemente los integrantes del PAN y sus aliados que profundizarán legítimamente el énfasis de sus discrepancias al iniciarse el periodo electoral.

Es cierto que los riesgos permanecen. En la Ciudad de México ocurre uno de cada seis decesos por la pandemia; a pesar de los golpes a los organismos delictivos, sus disputas no dejan de causar el 60 por ciento de los homicidios dolosos y los esfuerzos de reactivación son iniciales y requieren una considerable articulación que deberá crecer. Con todo ello, en lo fundamental hay determinación y respuesta desde la política pública, la innovación y el ajuste administrativo permanente.

El equipo que encabeza la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, posee y genera calidad y eficacia, también en su relación con algunas áreas del Gobierno Federal a juzgar por los resultados en gestión y la muy significativa percepción.

El Segundo Informe es un documento para revisar y debatir, cómo debe ser con una población políticamente sofisticada, pero también responsable, en su compromiso con los retos de una crisis convergente cuyo fin parece lejano.

Seguridad, procuración de justicia, movilidad, ecología y educación —en donde se incluye internet gratuito bajo el impulso de la ADIP, con el liderazgo de José Merino— y la atención al tema del agua han sido prioridades mantenidas cotidianamente.

Los programas incluidos en el Informe hacen frente a la contingencia y proponen dos áreas de atención prioritarias que son implementar el Modelo Epidemiológico en el Sistema de Salud y generar apoyos económicos para la población y empresas.

La creación de una estrategia ante un escenario de pérdida de empleos y disminución de ingresos es vital en el empeño programático de un gobierno que enfatiza la igualdad y en una condición de desigualdad estructural que nuevamente afecta a los más desafortunados.

La reducción de la inseguridad en la Ciudad de México resulta, por supuesto de menor presencia en la calle, pero también de la mayor operación de inteligencia policial impulsada por Ernestina Godoy, en la Fiscalía General de Justicia con una autonomía que ha generado un proceso interno de depuración, y con el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, cuyo atentado es indisociable de la serie de golpes a los organismos delictivos cuyos cateos han acumulado más de 100 hasta este momento.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México tiene registrada una disminución promedio de al menos 30 por ciento en la mayoría de los delitos de los 21 considerados de alto impacto. Es una buena noticia.

@guerrerochipres

Continuar Leyendo
Advertisement


Tendencia