!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Tiempo Nuevo

Es significativo de la corrupción mexicana, en proceso de ser atacada según se nos insiste con necesaria reiteración, que haya hecho partícipes a las universidades públicas.

También con las privadas, algunas de las cuales hacen fila, a veces exitosa con el Gobierno federal actual para ser copartícipes de una serie frecuentemente muy costosa de tareas para “coadyuvar” al éxito del actual Gobierno.

En el caso de las universidades públicas, uno de los esquemas ha sido que se presten como intermediarias generadoras de facturas de realización de trabajos y obras inexistentes a cambio de favores en la promoción de individuos o a cambio del más vulgar “moche”.

Respecto del tema de la corrupción en universidades públicas, algunas de las cuales no se atreven siquiera a enfrentar su propia delincuencia interna al mismo tiempo que emiten discursos sobre ética universitaria, la Auditoría Superior de la Federación ha dejado un amplio rastro que vale la pena recordar.

Es importante hacerlo porque el 22 de febrero pasado, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dio a conocer que decidió bloquear cuentas bancarias de una universidad estatal “por un posible acto de lavado de dinero”.

De acuerdo a lo que reporta nuestro diario hoy, entre los movimientos detonadores del bloqueo se encuentra el hallazgo de depósitos y transferencias internacionales provenientes de más de 22 países, entre los cuales sobresalen España, Reino Unido y Suiza.

En otras palabras, además de la corrupción habitual ya conocida y señalada por la ASF para algunas universidades estatales, ahora surge el tema del lavado de dinero, cuyo detalle está obligado a compartir la autoridad hacendaria e investigadora judicial en algún momento.

La liberalidad perniciosa con la cual se han conducido algunos grupos políticos en las instancias autónomas de las universidades está relacionada con márgenes de corrupción que los universitarios, alumnos, profesores, administrativos y autoridades tienen razón en repudiar al externo de sus casas de estudio… de la misma forma que tendrían autoridad y razón de repudiar en casa.

Las escuelas particulares, debe insistirse, también han participado de algunos cochupos millonarios. Esperemos conocer algunos esquemas de operación de algunos centros académicos que actuaron como encubridores y simuladores respecto de ciertas políticas públicas del gobierno de Enrique Peña Nieto.

De los atropellos ocurridos en contra de la más básica ética administrativa tendremos noticias.

Y de las universidades que ya han estado en la mira por corrupción, según el estándar identificado para el caso por la propia ASF, están las universidades autónomas de Zacatecas, Morelos, Estado de México, Nuevo León, Del Carmen, Chiapas Metropolitana, así como las politécnicas de Francisco I. Madero, de Chiapas, y la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Lo que no se puede enseñar en las universidades, públicas y privadas, es corrupción. Vamos aclarando el escenario por el bien de todos y para verificar los detalles de las observaciones de la ASF en los que destaca la operación opaca de fondos de jubilación, adquisición de materiales inexistentes, construcción de obras ausentes, fallas en trabajos y hasta en comprobación de gastos.

@guerrerochipres

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Seguir leyendo...
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

Columna Tiempo Nuevo: Vidas juveniles truncadas

Avatar

Publicado

el

Salvador Guerrero Chiprés
El lunes 18 de noviembre, Erick, de 15 años de edad, cambió su destino después de asesinar a una persona.
No cambió el destino del sistema que generó las probabilidades de su acto; tampoco generó potencialidades para que su decisión atropellada y criminal deje de repetirse.
‪A las diez de la mañana se acercó a las máquinas de cobro que hay en el estacionamiento de Plaza Universidad e intentó quitarle la ganancia al encargado. Éste se resistió. Erick disparó y lo mató. El joven fue localizado al interior de la plaza.‬
Cinco días atrás, Javier y Alejandro, de 13 y 16 años, respectivamente, asesinaron a un hombre en una taquería de la colonia Del Valle. Al parecer se trató del cobro por dinero que debía como apostador.
No es la primera vez en la que alguien, sin la mayoría de edad, se sumerge en el mundo del crimen.
No ha pasado una década de su detencióny aún persiste el recuerdo de Edgar Jiménez Lugo, El Ponchis, el niño sicario, cuyo primer homicidio fue perpetrado a los once años para el Cártel del Pacífico Sur.
Pese a que parezcan constituirse como meras notas rojas, e incluso con datos que intentan una visión más integral, las razones para la integración de un menor en el crimen tienen muchos elementos y lecturas.
El consumo de alcohol, la marginación, la violencia en el hogar, el alejamiento de los padres y el reclutamiento de las células criminales son las mayores causas.
Los sectores con menor oportunidad social son atractivos para la delincuencia organizada. Ahí se encuentra a sus integrantes más vulnerables.
Según información del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX, en los últimos cuatro años el narcomenudeo se lleva el segundo puesto entre los delitos con más menores de edad involucrados (714). El primero es el robo y los siguientes son portación de arma y homicidio.
En muchos casos, los jóvenes son utilizados para transportar droga o sólo prevenir ante la presencia policíaca.
El espejismo y la realidad de que las oportunidades no se encuentran en el hogar y de que se hallarán de manos de los reclutadores de los capos, que saben cómo comprarlos, está en el centro de todo diagnóstico.
La señal es clara: nuestros jóvenes necesitan un mayor impulso. En un lustro un niño puede perder toda oportunidad de desarrollo, inocencia, y adquirir la experiencia que quizá no tendría una persona promedio en toda una vida: ser parte de algo relevante, sentido de poder, diversión, exceso, droga, muerte.
Podemos contrastar historias: el domingo pasado, en el extremo opuesto de esta narrativa, Bryan González anotó un gol contra la selección de Brasil; al final México perdió, pero en la Sub-17 hay once menores con una historia de éxito en la que no importan los marcadores.
El deporte y la cultura son el mayor salvavidas ante la seducción y la “oportunidad de una vida diferente” ofrecidas por el narco.
Que tan disponible es la oportunidad para escapar al reclutamiento de la tentación criminal o de la presión abierta de los organismos delictivos es una opción que todos debemos construir.
@guerrerochipres

Seguir leyendo...

Nacional

Columna Tiempo Nuevo: El varón violentado

Avatar

Publicado

el

Salvador Guerrero Chiprés
Reconocer las nuevas realidades nacionales pasa por identificar las antiguas y, entre ellas, advertir que los varones son también víctimas de violencia familiar.
En un entorno ciudadano y público crecientemente incluyente, es una oportunidad cívica y política, es decir un espacio para la actuación y la educación que construye a nuestra comunidad nacional, identificar que los hombres son, con mucho mayor frecuencia de la que pudiera pensarse, víctimas de aquella violencia proveniente de quienes no solamente son víctimas sino también victimarias.
Los varones padecen la violencia familiar en sus dimensiones física y psicológica. La actitud de los agentes del Ministerio Público, en el escaso número de ocasiones en que existe disposición a denunciar, es doblemente inhibitoria de la acción jurídica de hombres respecto de mujeres. La burla es frecuente en ese pequeño número de incidencia que busca la apertura de una carpeta de investigación.
En este Día Internacional del Hombre, son útiles algunos datos para avanzar en esa conciencia de la diversidad de origen de las violencias que desborda comprensiones convencionales de género omisas de la visibilización de la violencia femenina contra el varón.
Hombres de entre 46 a 55 años, que se han atrevido a denunciar o reportar su condición de debilidad e incipiente empoderamiento, han sido quienes más se han comunicado, por ejemplo ante el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México, para denunciar maltrato, con el 36% del total. Después de ese segmento, el grupo de quienes tienen entre 31 a 40 años representan el 27%.
En 45 de cada cien casos, se señala que quien ejerce la violencia es la pareja, el porcentaje restante se divide en familiares (incluidos los de la pareja), hijos y padrastro.
En la totalidad de los casos se reporta violencia física y en el 54% ésta va acompañada de psicológica. Así es, se incluyen insultos constantes y denigración por parte de la victimaria y existen casos de violencia patrimonial.
En una época en que tenemos la oportunidad, no menor, de crear un debate extendido y trascendente sobre las condiciones de género y su ubicación en el contexto de las maneras en que se está reconstituyendo un nuevo modelo de familia diversa, asumir que existe la violencia femenina contra los varones es una vertiente que debe ser recuperada.
El propio sistema sociopolítico, con sus pagos explícitos e implícitos de violencia sistemática machista y patriarcal, podría estar en condiciones de revisar el modo en que los hombres son también sujetos de una violencia que no tiene como origen un género exclusivo.
Conforme se estabilizan los componentes de las agendas progresistas de nuestro país y del mundo, podríamos aprovechar para repensar cuál es el lugar que podríamos asignar a la violencia contra los hombres, que forma parte de este “patriarcal machismo”

Seguir leyendo...

Nacional

Columna Tiempo Nuevo: Los policías federales que ya no son

Avatar

Publicado

el


Salvador Guerrero Chiprés
@guerrerochipres
La desaparición de la Policía Federal mantiene sus secuelas. ‪Este martes‬ se renovó la confrontación de sus ex integrantes con la autoridad a unos días de que el gobierno capitalino diera a conocer su protocolo de atención de bloqueos y manifestaciones.
Con la terminación de la vida de ese cuerpo policial acabaron las prerrogativas económicas muy superiores que tenían sus integrantes -respecto de las que tendrán los elementos incorporados a la nómina de la Secretaría de la Defensa Nacional-, trasladados por acuerdo político y legal a la Guardia Nacional.
Es en ese fin de ciclo donde se localiza la irritación de integrantes de un cuerpo policial que hacía posible recibir tres o cuatro veces más de su salario neto mensual por ser comisionados fuera de la ciudad durante largos periodos.
Apostaron a la permanencia de esa situación y miles de ellos se endeudaron con un nivel de vida insostenible sin aquel ingreso.
Las manifestaciones de encono que ayer generaron una situación intolerable para los viajantes al aeropuerto, además de 32 lesionados, son parte de los ajustes indispensables en la estrategia de la fuerza política dominante para enfrentar el desafío de la inseguridad en todo el país: hace más accesible su costo, neutraliza inercias tanto como cancela derechos previos que impedían su dinamización y, sobre todo, crea una símbolo y una promesa de que el gobierno cuenta con un instrumento ante los problemas de la inseguridad apoyándose en los créditos y méritos reales del Ejército Mexicano.
Entre los afectados directos del cambio institucional asociado al fin de la PF y al nacimiento de la Guardia Nacional y entre los malquerientes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, suman una significativa cantidad de voces cuyas opiniones inevitablemente están asociados a los intereses laborales de los primeros y la visión político ideológica de los segundos.
Actualmente, quienes defienden la respetabilidad de la PF prácticamente son el mismo segmento de la población que votó contra AMLO y que, con todo derecho por otro lado, ha convertido ese tema y el gran asunto de la seguridad, en el espacio de reorganización de sus capacidades críticas frente al Estado con base, ciertamente, en que el problema es al mismo tiempo real y subjetivo, de datos y de percepción, de realidades y opiniones.
Los más críticos del gobierno de AMLO, más ahora que antes, encuentran en la PF virtudes con los mismos ojos que ven únicamente deficiencias en la Guardia Nacional.
Son los puntos de vista de una oposición que, legítimamente, ve en la seguridad el principal problema del país como ocurre, por cierto en este caso, con el resto de la opinión pública nacional.
Para el jefe de la policía de la capital nacional, Omar García Harfuch, la tensión personal entre haber sido integrante de la PF y ser responsable de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se resolvió aplicando el protocolo: básicamente con un periodo breve de abierta disposición al diálogo y de una segunda etapa de la inevitabilidad del uso de la fuerza.

Seguir leyendo...

Tendencia