!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Por Gabriel Ibarra Bourjac
¿Quién nos salvará? ¿Quién nos salvará de esta crisis sanitaria? ¿Será el Estado o será el Mercado? ¿Serán los políticos o los empresarios o será la sociedad la que con su temple sacará adelante al mundo?

La crisis que vivimos con el coronavirus nos muestra la pequeñez del ser humano y lo falible que somos, frente a la soberbia de creernos por momentos semidioses convertidos en adictos y adoradores al becerro de oro, desoyendo las consejas bíblicas, de lo permisivo que ello implica cuando somos esclavos de lo material, atrapados en ese mundo hedonista, donde los valores espirituales son abandonados por los placeres terrenales de lo inmediato.

Aquí el mercado Dios ha colapsado frente a un invisible virus, como si se tratara de una ficha de dominó mundial que le pegó en el punto más débil para que la economía de los países más poderosos sufran también un colapso, sin tener defensas para enfrentar al enemigo.

LAS INTERROGANTES

¿Qué hay detrás de la crisis global de la epidemia del coronavirus? ¿Es el concepto moderno de las guerras en los tiempos de la globalización y del alto desarrollo tecnológico? ¿Es una guerra entre las potencias y los dueños del mundo? ¿Es la guerra bacteriológica que viene a reposicionar los poderes en este desorden mundial?

En medio de esta crisis, vemos cómo se registra la politización tanto a nivel global, como local, desde la descalificación que hace el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando le dice a su director general Tedros Adhanom Ghebreyesus que no hizo la tarea por estar cuidando los intereses de China. En lo local también advertimos cómo nuestros políticos autóctonos no desaprovechan la oportunidad para armar agendas mediáticas de promoción política como lo ha aprovechado el gobernador Enrique Alfaro con el tema de citar a una convocatoria urgente de una Convención Nacional Hacendaria.

CAPITALISMO AL DESNUDO

Leía un excelente artículo del politólogo colombiano Iván Garzón Vallejo publicado en El Espectador de Colombia (https://www.elespectador.com/opinion/el-fin-del-liberalismo-columna-913974 ) en el que describe cómo la crisis que ha generado el coronavirus ha dejado desnudo tanto al capitalismo como al liberalismo político occidental ante la manifiesta incapacidad de los gobiernos con todo y sus organizaciones globales y regionales para enfrentar a esta pandemia que han sido completamente barridos.

De igual forma, el Washington Post, uno de los dos diarios más influyentes de Estados Unidos, en uno de sus editoriales presenta una crítica muy dura al capitalismo salvaje, ese que ve al mercado como el gran Dios y que de democrático y justo no tiene nada, en el que los hombres del dinero, convertidos en dueños del mundo occidental están movidos por la avaricia de acumular riqueza y más riqueza y que nos ha llevado a que el 80% del capital mundial esté concentrado en el 1% de la población.

Y eso nos ha conducido a que los sistemas de salud pública de Europa, Norteamérica y América Latina estén colapsados. El propio Estados Unidos ha vivido un manifiesto retroceso cuando el Presidente Donald Trump dio marcha atrás al sistema de salud social que había instrumentado el gobierno del Presidente Barak Obama, producto de la reforma de 2010 que apuntaron a expandir la cobertura médica al pueblo, con la contención de costos y mejorar la calidad de atención.

EL GOLPE A LA GLOBALIZACIÓN

La crisis sanitaria del coronavirus mundial viene también a desnudar al modelo global de gobierno que nos han impuesto los dueños del mundo que vinieron a construir el nuevo orden mundial (diría desorden mundial) con los acuerdos cupulares y que tanto han satanizado a lo local, a los Estados-Nación, con una falsa nueva agenda, cuando el sálvese quien pueda muestra la hipocresía del discurso de los pregoneros del nuevo mundo, que muy lejos está de ser equitativo, justo y solidario, cuando se ve la crudeza, como en la Italia, heredera de aquel imperio que dominó el mundo por más de mil años, donde se mueren los ancianos sin atención médica, cuando el sistema de salud es incapaz de darles oportunidad de seguir viviendo, porque el sistema desmanteló los servicios públicos de salud, obedeciendo al Dios Mercado.

¿Quién nos salvará? ¿Quién entrará al rescate? Está claro que esto pasará y tal vez sea un tema de meses, pero el punto toral es que como civilización estamos muy mal. Los valores del mercado no deben seguir imponiéndose, son criminales, tenemos que regresar a lo local -no a los nacionalismos fanáticos-, con la libertad emprendedora, pero sin que nos impongan modelos supra nacionales de gobierno, generados en los laboratorios del poder como forma de dominar el mundo a través del dinero y el control de los mercados.

Tenemos qué repensar el mundo, analizando y discutiendo ese modelo de control occidental impuesto por los grandes capitales donde lo prioritario no es lo público y lo social dejó de ser prioritario, al dejar al Dios Mercado que imponga su ley con el control de las masas.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Ibarra Bourjac

Los Hombres del Poder- Viene lo peor de la epidemia COVID

Avatar

Publicado

el

Gabriel Ibarra Bourjac* 

Pues resulta que el país está en semáforo rojo, a excepción de Zacatecas el resto de las 31 entidades federativas del país están en situación crítica de alerta, incluyendo Jalisco. Finalmente el propósito de regresar a la llamada “nueva normalidad” este próximo lunes como lo había anunciado el gobernador Enrique Alfaro no será posible, el confinamiento se prolonga por quince días más, y seguramente vendrán otros quince días cuando se venza el plazo.

La verdad, lo vuelvo a repetir, nadie sabe a ciencia cierta la evolución del comportamiento del contagio del coronavirus, porque depende de una serie de variables que tienen mucho que ver con la movilidad de la gente y las acciones que instrumenten las autoridades . Recordemos que el gobernador Alfaro hace más de 70 días le pidió a los jaliscienses cinco días de sacrificio para evitar estar encerrados meses y evitar la expansión del virus.

Jalisco se adelantó, tomó una serie de medidas de prevención y logró, a diferencia de otras entidades, que la llamada curva no se acelerara y de esta forma no se saturaran los hospitales, se equipara con más camas y ventiladores para poder atender a los casos graves uy críticos afectados por coronavirus. Por fortuna, el virus hasta el último de abril había estado acotado, bajo control.

CAMBIA EL PANORAMA DE JALISCO

Sin embargo, eso no implica que Jalisco esté blindado para frenar la epidemia. Hoy el panorama no es halagüeño y ya no caben las declaraciones radiantes de optimismo, ni las comparaciones de que somos muy fregones, como le gusta hacerlo a nuestro gobernador. Hasta el sábado 30 de mayo el número de personas contagiadas llegaba ya a 2,542 casos (considerando los del Sistema de Salud Federal (1,660), con los del laboratorio de la UdeG y los privados. La noche de este sábado se añadieron 222 nuevos casos y anoche 100 más sólo del sistema federal.

En ese escenario se pretendía hacer la reapertura de actividades para gradualmente regresar a la “nueva normalidad”. No se hizo porque, primero, el Gobierno Federal bajo la dirección del controvertido subsecretario de Salud, Hugo López Gatell determinó que 31 entidades del país estaba con semáforo nacional en color rojo. Vendría el video del gobernador Alfaro en el que de nuevo volvió a hacer su berrinche y despotricar contra López Gatell y declarar que Jalisco tendría su propio semáforo.

Sin embargo, la mesa de Salud de Jalisco, donde está el doctor Fernando Petersen, secretario de Salud junto con los médicos y científicos de la Universidad de Guadalajara al igual que el gobierno federal, estuvieron de acuerdo que no había condiciones para reiniciar actividades y de nuevo, para atrás los fielders. Y es que si vemos las estadísticas, los últimos quince días las cifras se fueron hasta la luna, tanto de contagiados como de personas fallecidas por COVID. 

Dicen los que saben que esto fue resultado del relajamiento que la gente empezó a tener con el puente del 5 de mayo y el festejo del Día de la Madre. Y así el 30 de abril de tener registrados 28 fallecimientos, la cifra se quintuplicó en 30 días al multiplicarse de 28 a 139 muertes el 30 de mayo, esto es 4.9 veces más y de 387 contagiados confirmados a los 2542, o sea, 6.5 veces más.

En ese contexto, efectivamente, era terrible romper el aislamiento, porque entonces, se estaba invitando a que el escenario catastrófico se hiciera presente, pasando Jalisco de la gloria al infierno, con número que ya no se podrían presumir.

LOS ESCENARIOS

Los escenarios que han hecho los expertos del grupo de expertos de la Universidad de Guadalajara son espeluznantes y para no creer, escenarios dantescos que se pueden generar en Jalisco, si no se logra el aislamiento arriba de cuando menos el 60%, como se había tenido hasta a finales de abril.

Si el porcentaje de aislamiento disminuye un -20% para el 20 de julio -como ha sido en estas últimas semanas- se tendrían 253 mil 594 personas contagiadas con 15, 211 fallecimientos. Si el aislamiento disminuye -10% un segundo escenario sería que el pico máximo de la curva se tendría el 7 de agosto con 163 mil 828 casos con 9,830 defunciones; y tendríamos un tercer escenario con la curva aplanada el 6 de septiembre estaríamos saliendo con 94 mil 502 casos y 5,670 defunciones.

Los tres escenarios son muy tétricos y los daños serían muy altos en pérdida de vidas, entre 5,670, 9,830 y 15 mil 211. 

A Dios rogando con el mazo dando para que estos escenarios no se configuren, vamos a ver cómo funcionan las estrategias con el semáforo rojo, de cómo se extreman las medidas de prevención y como responden los ciudadanos ante esta alerta roja que se ha marcado en la que no caben protagonismos y se debe hablar con la verdad, a lo que no son muy proclives nuestros políticos tan enredosos y que luego se quejan que los malinterpretamos, cuando se sienten ellos los inteligentes.

En fin, hagamos caso y ¡quedémonos en casa! Protejamos a nuestros seres queridos más vulnerables, porque aún estamos por vivir lo peor de la epidemia, tanto en Jalisco como en México.

Seguir leyendo...

Destacada

Los Hombres del Poder- El fracaso de la política en Jalisco

Avatar

Publicado

el

Por Gabriel Ibarra Bourjac*

Me queda claro que el mundo, México y Jalisco viven una situación extraordinaria por el tema de la pandemia de COVID19 y que obliga al gobierno y a todo mundo a hacer replanteamientos en nuestra forma de actuar, de convivir y en especial en cuanto a nuestra actividad económica, ya que las medidas de aislamiento a todos nos ha pegado, a unos más o menos que a otros.

En cuanto a nuestros gobernantes, su responsabilidad es tomar las mejores decisiones, en este caso, lo prioritario es salvaguardar la salud de la colectividad.

Obvio que para lograrlo se requieren recursos, presupuesto, dinero y la salud debe ser la prioridad, lo cual obliga a que nuestros gobernantes procedan a hacer ajustes en el gasto que manejan ya que lo que era importante en octubre o noviembre de 2019, desde marzo esto cambió y requiere reorientar el presupuesto.

El Gobierno de Jalisco que encabeza el ingeniero Enrique Alfaro se adelantó a lo que veía venir con la epidemia y tomó una serie de medidas, permitiendo que la curva en Jalisco se aplane, que los casos de contagio se presenten a menor velocidad que otras regiones del país, por lo cual tuvo la necesidad de hacer uso de recursos para poder instrumentar las medidas que consideró que eran necesarias.

Sin embargo, es la forma como ha manejado los recursos lo que se le critica. Prefirió la opacidad por la transparencia y rendición de cuentas. Primero hizo uso de un crédito de corto plazo para cubrir necesidades y apoyar a micros y pequeños negocios con un préstamo quirografario de 1000 millones de pesos, después pidió otros 600 millones de pesos, y después más.

Al parecer abrió un hoyo en las finanzas estatales, dicen los que saben que traen en el baile 5 mil millones de pesos, lo que lo llevó a pedir un nuevo crédito de 6,200 millones de pesos que desconocemos cuál será su destino, porque la información que tenemos es difusa, poco clara, que habla de la forma desaseada como éste crédito fue aprobado, como un cheque en blanco, que se puede gastar como se quiera, haciéndose modificaciones al presupuesto que pareciera un soberano desorden, sin ton ni son y que fue aprobado a ojos cerrados por la aplanadora que significa la alianza entre MC y el PAN.

El tener que comprar votos y fracturar partidos para sacar adelante una votación quedará registrado en la historia política de Jalisco como un capítulo vergonzante. Dicen que la política es el arte de comer sapos, tragar culebras y al mismo tiempo sonreír, pues fue prácticamente lo que obligaron a hacer al diputado Ricardo Rodríguez, presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, a quien le tocó defender la deuda y el dictamen.

EL DESASEO

En mi vida como periodista jamás había visto tamaño desaseo en el otorgamiento de un crédito y en las facultades que se otorga al ejecutivo. El objetivo de todo esto fue darle recursos al Gobernador. Y en esta trama participaron una diversidad de actores que se le acomodaron para hacer lo que éste quisiera: Por un lado, una Comisión de Reactivación Económica de Jalisco, formada por los dirigentes de las cúpulas empresariales entregadas completamente al gobierno estatal, con los sindicatos, academia y una tercera parte de burócratas del Estado. El vocero de esta mesa es el ex presidente de Coparmex, Mauro Garza Marín, nombrado secretario técnico y que le correspondió legitimar el préstamo y seguramente dentro de ese juego de complicidades entre políticos y empresarios, será recompensado por el poder político al que le sirve con alguna candidatura importante, al tiempo veremos el porqué de ese entusiasmo que le imprimió este dirigente patronal que se ha postrado ante el poder. Ojalá nos equivoquemos, pero hay un olor raro que nos llega.

Otro espacio del desaseo político se dio en la cooptación de votos para lograr la mayoría calificada en el Congreso del Estado. Y allí se metieron hasta la cocina, convenciendo a la diputada de Morena, Patricia Meza, no sólo de dar su anuencia al crédito, sino hasta cambiarse de camiseta. Si bien dos de los tres votos de Grupo Universidad rechazaron el crédito, cómo convencieron al diputado perredista Gerardo Quirino Velázquez de quemarse apoyando la deuda, ¿fue un acuerdo previo entre las partes para proteger la imagen de la Universidad de Guadalajara, deslindándose públicamente de quedar marcado de ser cómplice de esta deuda histórica que impone Enrique Alfaro con la complicidad de los legisladores del PAN?

La zanahoria del presupuesto estatal para los ayuntamientos fue utilizada al decirles a los alcaldes opositores -los pocos que quedan- que presionaran a sus diputados para que dieran el voto favorable, para así asegurarles que estuvieran en el programa de obra pública e infraestructura del Gobierno del Estado. Fue una coacción total. 

De igual forma se vio también la operación de la maquinaria del poder, llevando a los medios de comunicación a plegarse para apoyar al crédito, como lo muestran las portadas de varios medios que callaron o minimizaron el tema, con una muy buena operación. Varios espacios de los pocos periodistas críticos que quedamos también se están cerrando, lo cual muestra el talante autoritario de un gobierno que viene por todo, una señal ominosa y que lamentablemente las empresas ceden a cambio de conservar la pauta publicitaria que reciben del Gobierno del Estado.

Hemos presenciado un espectáculo de la política completamente alejado del discurso y narrativa que los adlátares de Movimiento Ciudadano que ventilan en el Congreso de la Unión, criticándole al Presidente López Obrador la forma autoritaria de ejercer el poder, cuando aquí en Jalisco es una copia de ese autoritarismo que impone su fuerza, sin mediar argumentos, ‘porque soy el poder y porque lo puedo imponer’.

Así es como se está haciendo la política en Jalisco. Pareciera que el reloj no sólo se detuvo, sino que se atrasó 40 años en la historia. ¡Qué pena!.
@bourjak 

Seguir leyendo...

Gabriel Ibarra Bourjac

Los Hombres del Poder: La epidemia más mortal que el coronavirus

Avatar

Publicado

el

La epidemia del coronavirus ha sido muy buen pretexto para que los políticos que nos gobiernan se olviden de la enorme responsabilidad que tienen de regresar la paz y tranquilidad a nuestras calles, plazas, parques, colonias y ciudades. Es la violencia criminal 14 veces más letal en Jalisco que el mismo COVID-19.

Es una epidemia sumamente letal que pese a las promesas que han hecho estos políticos que nos gobiernan cuando eran candidatos y buscaban el voto ciudadano, no han cumplido y difícilmente cumplirán. 

Los números fríos así nos lo indican: Durante los cuatro primeros meses de este año son cerca de 800 homicidios registrados en la entidad con un promedio mensual de 222 (227 en enero, 195 en febrero y 245 en marzo). En Jalisco tenemos una letalidad de 34 homicidios por cada 100 mil habitantes. En el país el primer lugar lo tiene Colima con 104.9, Baja California con 83, Chihuahua con 69.3, Guanajuato con 61.2, Morelos 53.5 y Yucatán es el más bajo con 1.5.

¿Qué tan efectivas han sido las estrategias que ha emprendido el gobierno de Jalisco que encabeza Enrique Alfaro para acotar y disminuir la ola criminal que golpea a la entidad desde que fue muerto por el Ejército y la Marina, Nacho Coronel en Lomas del Valle hace diez años?

Veamos qué nos dicen los números: en 2018, último año del gobierno priista que encabezó Aristóteles Sandoval se registraron 2,418 homicidios. En 2019, primer año de gobierno de Alfaro se registraron 2,672 asesinatos y la violencia criminal no la pueden frenar. Este domingo 10 de mayo se dio a conocer el hallazgo de cuando menos 25 cuerpos de personas en una fosa que estaba al interior de una finca en El Salto, además se localizaron cinco bolsas donde hay más restos humanos.

El pasado 15 de febrero el diario Mural dio a conocer de la localización de más de 500 indicios en cinco fosas clandestinas, localizadas en Lagos de Moreno, Jocotepec, en Tlajomulco, Zapopan y Tonalá. 

¡QUÉ COMPITAN QUIÉN ES MEJOR!

Hemos visto que en el tema de la epidemia de Coronavirus el Gobernador de Jalisco se ha aplicado al cien y qué bueno que así haya sido, logrando hasta el momento buenos resultados al evitar que la enfermedad tan contagiosa se saliera de control. Para ello Enrique Alfaro ha encabezado el grupo multifactorial que se ha creado, donde no sólo se ha visto el tema sanitario, sino también el económico. De la misma forma ha elaborado numerosos videos en el que presume los resultados, lo que le sale en forma muy natural, diciendo que han hecho el trabajo mejor que los de México, mejor que López Gatell…

ALFARO DEBE ENCABEZAR GABINETE DE SEGURIDAD

Como me gustaría que esa enjundia y pasión que le imprime nuestro gobernador al tema del coronavirus, lo haga por igual con el tema de la violencia e inseguridad, que también arme los videos y compare los buenos resultados con otros estados, que presuma que aquí se enfrenta con valor y responsabilidad a los grupos criminales y que esa tasa de letalidad de 34 homicidios por cada 100 mil habitantes en dos años la bajen a la mitad y al final del sexenio estemos presumiendo tasas como las de Yucatán que son del 1.5 homicidios por cada 100 mil habitantes.

El Gobernador debe encabezar al Gabinete de Seguridad, auxiliado por el doctor Macedonio Tamez, Alfaro debe estar a la cabeza como jefe máximo de todos los integrantes del mismo, como jefe del Fiscal General, haciendo un seguimiento puntual a las estrategias. Y asumir este rol está más que justificado si consideramos que si COVID19 le ha quitado la vida a cerca de 50 personas en estos tres meses en Jalisco, la violencia criminal suma entre enero y este 10 de mayo cerca de 800 vidas, muchísimo más que este virus tan contagioso, pero no tal letal como el de esta epidemia violenta.

Por tratarse de una epidemia que roba tantas vidas, bien valdría la pena que Alfaro con su inteligencia, carácter, de hombre echado para adelante, pues que de la madre de todas las batallas por Jalisco para recuperar la paz y tranquilidad de los jaliscienses.

De su gestión han transcurrido ya 17 meses, estamos en el 18, tengamos presente que el tiempo transcurre muy veloz, que no se olvide que el principal problema de los jaliscienses se llama inseguridad y violencia, el tema de la epidemia del Coronavirus va a pasar, pero el de este flagelo que tanto lastima a las familias jaliscienses allí está y seguirá presente, tan solo los desaparecidos son cientos cada mes y cientos son las familias que les da tristeza, dolor y mucho llanto. 

Ojalá el Gobernador reflexione sobre este planteamiento que aquí presento y se involucre al cien para enfrentar la epidemia más letal que sufre Jalisco y si logra bajar los índices de letalidad y con su liderazgo derrotamos a la violencia criminal, yo seré el primero en aplaudírselo. 

¡Qué alegría nos daría que Jalisco con sus estrategias y programas lograra bajar la letalidad de homicidios como lo tiene Yucatán, 1.5 por cada 100 mil habitantes! Y entonces allí sí valdría compararnos con otros estados y presumir que Jalisco es muy chingón.

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia