Connect with us
Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza*

Las leyes nacionales y locales del Sistema Nacional y los sistemas estatales anticorrupción, fueron discutidas y aprobadas en los poderes legislativos. La Comisión de Selección, para el nombramiento de los integrantes del Comité de Participación Social (CPS) del Sistema Anticorrupción del Estado de Jalisco, constituida por ‘ciudadanas y ciudadanos comprometidos con la vida pública de nuestra Entidad’, fue una decisión única del Congreso del Estado de Jalisco. Esta Comisión de Selección -de la cuál es responsable el Congreso del Estado de Jalisco-, fue la que eligió, mediante convocatoria y proceso público, a quienes hoy forman parte del Comité de Participación Social (CPS).

Si existen nuevas reglas, y la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial prevé más transparencia en el proceso para designar funcionarios en el Poder Judicial del Estado de Jalisco, fue una reforma iniciada, presumida y aprobada -ojo- por esta legislatura local. Los términos de la convocatoria para la elección de cargos en el Consejo de la Judicatura, también fue decisión exclusiva de legisladores locales. La convocatoria estableció las etapas a seguir, las evaluaciones, y demandó la participación del CPS. También, de las universidades. De forma que el poder soberano de Jalisco decidió un conjunto de nuevas leyes y reglas, mediante una convocatoria en la que ellos admitieron, que, en efecto, ¡limitarían su margen de discrecionalidad! ¿Acaso no lo advirtieron?

Nadie les impuso nada, ni los obligó a ‘vestirse de luces’ con este intrincado Sistema Anticorrupción. Dicho de otra manera, este entramado barroco está ahí, porque es creación, diseño y legislación, en ejercicio total de la ‘soberanía’ del Congreso ¿Entonces? ¿De dónde viene toda esa molestia y reclamos infundados al CPS? A más de dos años, el CPS apenas comienza a ejercer la tarea para la que fueron designados, con los perfiles que indirectamente eligieron, a través de la Comisión de Selección, nombrada por ¡diputadas y diputados! ¿Fue un mal cálculo?

Entonces, ¿qué consecuencia esperaba el Poder Legislativo, si ellos mismos violaron la Constitución, la Ley Orgánica del Poder Judicial y la Convocatoria que aprobaron, con las reglas que –sólo ellos- establecieron para la designación de los funcionarios en el Poder Judicial? Acaso la convocatoria que hicieron pública, ¿no requería reunir un perfil y acreditar ciertos procesos de evaluación? ¿No pusieron atención? Cierto, “el Congreso de Jalisco es el máximo órgano de representación jalisciense, facultado para designar los cargos públicos que constitucionalmente le fueron otorgados como poder público soberano”. Pero debe hacerlo en el marco de la ley, y con las reglas de su convocatoria aprobada. Tampoco puede ser anárquico. De forma que, ante el fracaso, la evidencia, el costo social y político que significa estos yerros -sólo atribuibles a los ‘genios’ que operan desde el Congreso-, ahora se alienta una campaña (otra vez, sumamente ineficaz) contra un miembro del CPS, con información maniquea de su vida privada, extraía y difundida ilegalmente, para que alguien pague ahora ‘los platos rotos’ de los traspiés de esta tristemente célebre legislatura; a la que, evidentemente, se la hace ‘bolas el engrudo’.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Maestro en Filosofía por la UNIVA. Actualmente es Director General de Canal 44 y Canal 31.2 de la Universidad de Guadalajara (UdeG); Institución en donde además ha ocupado los siguientes cargos: Vicerrector General Ejecutivo, Rector del Centro Universitario de la Ciénaga, Director General de Medios UdeG y fundador de la Licenciatura en Periodismo. Es Presidente del Consejo Consultivo de Notimex y Vocal Propietario ante la Junta de Gobierno de la agencia de noticias del Estado mexicano. Y recientemente fue nombrado director de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas, ATEI. Twitter: Gabriel_TorresE

Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Torres Espinoza

Regreso a clases presenciales: ¡criminal!

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza*

Son tres las C’s que propagan exponencialmente el Coronavirus: 1) Closed spaces [espacios cerrados, con poca ventilación]; 2) Crowded places [lugares con mucha gente]; y 3) Close contact [contacto cercano, como conversaciones cara a cara]. ¿Por qué? Porque esto da lugar a lo que se conoce como ‘eventos de supercontagio’ o ‘eventos de superdispersión’ en donde una sola persona asintomática o pre-sintomática es capaz de contagiar a decenas de personas, a través de las gotículas que expulsa cuando habla, tose o estornuda. A principios de marzo, una sola persona contagió a otras 52 durante un coro en el estado de Washington en EE.UU. Además, los filtros sanitarios en escuelas [toma de temperatura] son, en los hechos, infructuosos. ¿Por qué? Porque son los sectores etarios más jóvenes los que experimentan una evolución asintomática de la enfermedad (95% no presentan fiebre); y, en caso de que presenten síntomas, el Covid-19 tiene la característica de adquirir capacidad de contagio en etapas pre-sintomáticas.

Ahora se sabe también que, además de la comorbilidad de enfermedades crónicas, existe otro factor que agrava la evolución de la enfermedad: la ‘carga viral’ a la que una persona expone, y que se determina tanto por la gravedad de un paciente sintomático con la que se mantiene contacto (familiares y personal médico), como por el tiempo de exposición que se está frente a un enfermo asintomático o pre-sintomático (ojo: escuelas y centros de ocio). Es por esta razón que, incluso personas con condición física de alto rendimiento, enferman gravemente: la pentatleta mexicana, Mariana Arceo, seleccionada nacional para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, es un revelador ejemplo.

Además, eso de “la responsabilidad individual”, es un engaño. ¿Por qué? Porque esta genera daños colaterales: el contagiado de coronavirus que hizo uso de su (ir)responsabilidad individual, se convirtió en un asintomático con capacidad de contagio [contagió al menos a dos personas, según el R0 del Covid-19]; o bien, en un pre-sintomático con capacidad de contagio [el contagio colateral pudo ser mayor a la media de R0 del coronavirus, para contagiar a varias decenas]. Incluso, sobre carga al único sector social capaz de afrontar este enemigo invisible, el personal médico (¡que no ha parado desde marzo y también tienen familia!). Se fatiga la eficiencia de la atención hospitalaria, incrementan el desgaste físico-mental del personal de salud y, en muchos casos, también los contagian. Entonces, esto es, ¿“responsabilidad”?

Europa relajó las medidas de distanciamiento social con motivo de la pandemia, debido a la apertura de centros nocturnos, bares, cantinas y ¡regreso a clases!. Hoy paga la equivocación con una ‘segunda ola’ de una incidencia de contagios que se advierten más altos que los registrados durante la ‘primera ola’. Además, la Secretaría de Salud de México alertó a las entidades federativas de NO iniciar clases presenciales, a menos de que su semáforo epidemiológico se encuentre en verde. En Jalisco el semáforo es aún naranja y la tasa de incidencia de casos activos es de 20.02 (en Chiapas y Campeche la tasa es de 1.18 y 7.58). Con 3 mil 28 muertos por Covid en Jalisco, un regreso próximo a clases presenciales sería… ¡criminal!

Continuar Leyendo

Gabriel Torres Espinoza

México Libre: divide y vencerás

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza*

México Libre, una organización creada por el ex presidente de México, Felipe Calderón (2006-2012) y Margarita Zavala, no obtuvo el registro como partido político por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) debido a que “el 8.2% de sus ingresos no tenía claro el origen”. El Consejo General del INE le negó́ a la organización el registro como partido político con una votación final fue de 7 consejeros a favor y 4 consejeros en contra, de acuerdo con los datos que compartió́ el INE a través de su Twitter oficial. “En virtud de que hay un 8.2% del ingreso en el que el INE no tiene claro su origen, decidí́ votar en contra del registro de la organización México Libre como partido político nacional”, escribió́ el Lorenzo Córdova.

La negativa de su registro aún no es definitiva: la decisión puede impugnarse ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, una medida que estará́ llevando a cabo México Libre, según ha anunciado Margarita Zavala. Le legalidad de la decisión del INE será revisada por un órgano jurisdiccional especializado. No obstante, todo esto retrata de cuerpo entero la escasa convicción democrática de los actores políticos principales en este episodio: cuando las decisiones de un órgano constitucional autónomo como el INE, les benefician, representan el paradigma de una institución democrática, autónoma, independiente y profesional; pero cuando las decisiones de esta misma Institución los perjudican, “al diablo con las instituciones”. El INE es el mismo que le reconoció́ a López Obrador su triunfo electoral de 2018 y el que convalidó el triunfo electoral de 2006 de Felipe Calderón. No obstante, tanto López Obrador como Felipe Calderón, cuando no se han visto favorecidos con las resoluciones de este organismo, lo desacreditan. En democracia es fundamental tanto la aceptabilidad de la derrota, como el acato de los fallos de la autoridad electoral, administrativa (INE) o jurisdiccional (TEPJF).

Por otro lado, mucho se ha dicho que esta decisión representa una malísima noticia para la Oposición. Pero tal vez sería todo lo contrario. La función de la oposición política no se encuentra reducida o circunscrita a un partido político: Kumamoto, como diputado independiente, tuvo un papel muy destacado, que llegó a sacudir al sistema de partidos a nivel estatal con su iniciativa #SinVotoNoHayDinero; y López Obrador, sin ser funcionario, fue el líder de Oposición más importante en el país por 12 años. El interés de Felipe Calderón de constituir un partido político es, antes bien, de hacerse de las prerrogativas que tiene un partido político [financiamiento, impunidad (de facto: quizá́ en el corto y mediano plazo nunca veremos a un dirigente nacional de un partido político procesado por actos de corrupción) y candidaturas] y asegurarle una mejor plataforma a Margarita Zavala para que sea candidata a la presidenta de la República. Un asunto más de interés familiar, que de incidencia en la vida política democrática. Pero no debe perderse de vista que, si México Libre logra el registro en tribunales, habrá una opción más para dividir el voto de la oposición al gobierno. Un factor que juega a favor de Morena: divide y vencerás.

Continuar Leyendo

Gabriel Torres Espinoza

Pablo Lemus, ¿a dónde?

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza*

En entrevista para El Informador (11/Septiembre/2020), en el programa los ‘Sótanos del Joder’, Pablo Lemus mencionó que el Gobernador lo invitó directa y personalmente a encabezar la lista plurinominal de diputados locales por MC y coordinar la fracción parlamentaria (¿y la división de poderes?). Expresó: “eso claro que me interesa, me interesa darme a conocer en todos los municipios de Jalisco, hacer campaña en todo el estado (…) porque yo sí quiero ser gobernador (…) no me late el papel de ser diputado, pero sí me late el papel de moverme por todo Jalisco” (https://www.facebook.com/115103408384/videos/386604825659338). Pero no necesita ser diputado local para ‘moverse’ en todo el estado y construir un proyecto político estatal. López Obrador, sin ser servidor público, recorrió los 2,446 municipios del país, en al menos dos ocasiones, antes de ganar la presidencia de la República.

De acuerdo con la encuesta ‘100 alcaldes de México’, de Mitofsky, publicada el 12 de julio de 2020, Lemus Navarro ocupa el lugar número 11° como alcalde mejor evaluado del país, con una aprobación del 62.7 por ciento [el mejor evaluado, de Tampico, Tamaulipas, registra una aprobación de 70.2 por ciento]. Tal vez por su gestión, por la insistencia de marcar independencia política respecto del primer núcleo de MC, y como consecuencia, de hacer valer su derecho a disentir, el presidente municipal de Zapopan se sabe con personalidad propia y activos políticos suficientes para presentarse como candidato competitivo a un cargo de elección popular. Pero, ¿cuál?  

En mayo de 2019, Lemus terminó su relación institucional con Indatcom, por lo que él calificó como ‘errores sistemáticos y dolosos’ en que incurría esta empresa al administrar las redes sociales de Zapopan. En julio de 2019, rechazó públicamente la propuesta inicial de la Policía Metropolitana, y se opuso también a destinarle “recursos humanos, financieros y administrativos”. Durante el tercer trimestre de 2019, se negó sistemáticamente otorgar los permisos de habitabilidad para la venta de las Villas Panamericanas, y se comprometió a que mientras él sea presidente, no se autorizarán esos permisos.

Son, precisamente los legisladores, los servidores públicos peor evaluados del país en términos de confianza (INEGI, ENCIG: 2020). De forma que, ir al Congreso, y asumir una disciplina espartana (como ahora ocurre), no parece ser una acertada fórmula para cultivar el capital político derivado de su gestión como presidente.

Para el Poder Ejecutivo, las decisiones en el Legislativo son de mayor relevancia que las que ocurrieron en un municipio metropolitano. Ahí se crean, reforman y abrogan leyes para todos los jaliscienses. Se aprueba presupuesto, cuentas públicas y se designan cargos para el poder Judicial, para los órganos constitucionalmente autónomos, entre otras cosas. Si como coordinador de diputados, Lemus ejerciera la misma autonomía política que en Zapopan, con su estilo de diferir, podría terminar en un abierto enfrentamiento y aislado del resto de los legisladores de MC. Por el contrario, si fuese un legislador disciplinado (gris), su futuro dependería del primer círculo del gobernador, al que no pertenece, y en el que no conserva aliados. Tómalo o déjalo, el “dilema de Hobson”.

Continuar Leyendo
Advertisement


Tendencia