!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Los estamos viendo:

El pasado viernes 13 rindió su primer informe de Gobierno en reelección María Elena Limón, presidenta municipal de Tlaquepaque y todo el acto estuvo lleno de signos fáciles de entender. Para empezar, nada en el Centro Cultural El Refugio era naranja como decidió el gobernador Enrique Alfaro en el 2018 -cuando ganó la gubernatura del Estado y ciudadanizó a su modo el gobierno de Jalisco-. Nada fue naranja, como también decidió María Elena Limón desde que organizó su concurrido examen de rendición de cuentas.
La presidenta municipal ha madurado políticamente. De aquella ocasión -2016- en que se deshizo de Esteban Garaiz el jefe de gabinete que le enjaretó Enrique Alfaro, hasta este día, María Elena Limón es otra. Bueno, hasta apareció vestida de verde y no de naranja.
Pasemos al Informe.
Todo lo hicieron y protagonizaron las mujeres. La escolta, la cantante del himno nacional, ‪las dos‬ regidoras que integraron la comisión especial para introducir al recinto al Gobernador Enrique Alfaro y al Presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Ricardo Suro Esteves También la voz fuera de cuadro que grabó el vídeo-informe de María Elena Limón y la inmensa mayoría de las entrevistadas o proyectadas en ese producto comunicativo.
Las lonas, y el fondo escenario del Informe eran entre rosa y rojo, incluido el rojo óxido que emplea Morena en su escudo y membrete.
Esto no quiere decir nada definitivo aún. Frente a las agresiones, vejaciones y menosprecios que recibe Limón de los dos misóginos que desde el Gobierno de Jalisco y a nombre del gobernador “tratan” con ella, Limón responde un día antes del Informe subiendo a sus perfiles de redes sociales una foto donde está acompañada por el ex presidente de Tlajomulco, ex coordinador de campaña de Alfaro, Alberto Uribe, hoy en Morena, muy cercano a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores.
Nada ha trascendido de los pasos que dará Limón en el futuro inmediato. Creo que ni ella lo tiene decidido, pero sí contemplado y hay que decirlo: ella y Alfaro ganan Tlaquepaque en el 2021; pero también ella y Andrés Manuel López Obrador ganan el municipio si no se deja ayudar el gobernador. Entonces ella tiene la decisión: o juega con Movimiento Ciudadano o juega contra Movimiento Ciudadano.
Por ello tras lo que vio, oyó, olió en ese informe, cuando se iba, Alfaro decidió despedirse personalmente de Alberto Maldonado el regidor ex priista, quien contendió en 2018 bajo las siglas de Morena por Tlaquepaque. Esa breve conferencia parecía una cita invitación… con futuro.
Intuir las razones por las que las mujeres no caben en Movimiento Ciudadano es fácil: Enrique Alfaro sí creó una especie de club de Tobi en el que jamás entrará una mujer. Ni las quieren ni les abren la puerta.
Y las mujeres en la política no son objeto decorativo, ni están mudas. Por eso apueste usted que María Elena Limón va a ser candidata a algo en el 2021 y saber por qué partido lo hará es cosa de días.
Apueste usted que la candidata a presidenta de Tlaquepaque 2021 será mujer, y del equipo de María Elena Limón. Apueste usted que las candidatas a diputadas locales también serán mujeres.
Y yo creo que Limón se va… se va… de Movimiento Ciudadano. Todo gracias al jefe de gabinete del Gobierno de Jalisco Hugo Luna que es el encargado de afrentarla en las reuniones estatales y de Juan E. Ibarra el secretario de Gobierno que no dice nada.
Está claro que los políticos contemporáneos de Jalisco están formados en la improvisación, en el caos, en el desorden, y en el riesgo. Toman lo que creen que les conviene, y desechan lo que creen que no. Si lo quiere más claro: los gobernantes no entienden los dilemas de la acción colectiva, y siguen a ultranza lo que su apetito les dice, y no lo que la razón les indica.
Enrique Alfaro fue el líder del proyecto político que llegó a la gubernatura, pero quienes le acompañaron tienen vida propia y son personas, no objetos. Por eso se van… se van… se fueron.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Seguir leyendo...
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacada

El mundo es pequeño y Pablo Lemus lo es mucho más

Avatar

Publicado

el

Como va:

Al presidente municipal de Zapopan Pablito Lemus -Emilio González así les llama a estos, en diminutivo- la política nada más no se le da. Ni tiene sensibilidad -esta grosería o insulto en la jerga política lo lanzó el dirigente sindical Juan Pelayo, no yo- ni su pechito es bodeguita. Todo lo suelta y la política así no es: salió como Carlos Ahumada, el empresario -también- que videogrababa sus conversaciones y las filtraba.
Ya nadie quiere ni quiso hablar con él. En el argot político Pablo Lemus es asi. En los corrillos políticos dicen que no es de los que vaya a la guerra porque no conoce -su genética no le ayuda- lealtades; no entiende disciplina si no es de la cúpula empresarial; piensa como dinosaurio -“aquí yo mando” cuando solo es mandatario- no cree en las razones de gobierno y como el empresario -oh que la…- Vicente Fox suelta toda la sopa de lo que hizo o dejó de hacer si le conviene. Basta recordar el “comes y te vas” que le soltó groseramente a Fidel Castro.
Ya delató a la lideresa sindical de un gremio burócrata pero lo hizo hasta que lo emplazó a huelga y hoy nos levantamos con la noticia de que asustó al secretario del Trabajo Marco Valerio. Lo hizo darle otra violadita a la ley al fijar fecha larguísima para un emplazamiento. Todo, para que pablito no diga como letanía que es víctima de presiones para que haga o deje de hacer.
Es su notoria pequeñez. Se espanta de presiones si todo gobernante las recibe a diario.
Ya de por sí es muy chaparrito y con sus perpetuos lamentos y quejas se achica más. Ya cansó hasta a su tutor pero es una mascotita dócil que le da rentita y aún lo dirige.

Seguir leyendo...

Destacada

Retorna Arturo Zamora a Zapopan; Pablo Lemus suma primer amigo

Avatar

Publicado

el

Como va:

El presidente municipal de Zapopan Pablo Lemus Navarro, ya sumó su primer amigo en política luego de estar apestado en MC y en el alfarismo, movimiento político al que combate un día sí y otro también: a Arturo Zamora, ex alcalde, ex secretario de Gobierno, ex secretario de la CNOP, ex senador, ex, ex ex.
Piensa mal y acertarás dice el refrán y el ex senador Zamora, el amigo de ambos Raúl Padilla López, permitió que la Facultad de Derecho le entregara al priista un reconocimiento.
Usted acertó: Raúl Padilla no está dispuesto a perder lo que ha ganado en Zapopan con su muchachito Lemus y ahora junto con este ya empieza el sondeo para resguardar la salida de Lemus y retener la plaza.
Solo que no les da.
Veamos Cúpula de hoy: “DESPUÉS DE 10 años de vida política en la CDMX, Arturo Zamora regresó a casa… y actividades no le faltaron.
“COMO EX UNIVERSITARIO (sic), y junto con ex directores y maestros jubilados, ayer recibió un reconocimiento en la Facultad de Derecho de la UdeG (sic).
“TAMBIÉN VOLVIÓ al municipio que gobernó; en el MAZ (Museo de Arte de Zapopan), presentó un libro de derecho municipal junto con el alcalde Pablo Lemus.
“CERRÓ EL DÍA en los portales del Palacio de Guadalajara, donde la Asociación de Libreros de Guadalajara lo distinguió como bibliófilo del año.
“CON UNA AGENDA así: ¿buscará Zamora recuperar todo lo que no hizo en una década fuera de su terruño, o acaso se prepara para aterrizar de nuevo (sic) su carrera política en Jalisco? Es pregunta, no predestape (sic)”.

Bueno, es notoria la alianza. Lemus ya se subió a la combi de Raúl Padilla, a ver para cuanto les da. El proyecto destapado ayer es Arturo Zamora. A ver para qué les alcanza.

Seguir leyendo...

Destacada

Se cae Pablo Lemus; sale Raúl Padilla López a su ‘rescate’ y Diego Petersen ‘lo promueve’

Avatar

Publicado

el

Como va:

Los Petersen son como los viejos decían que eran o son los gringos: no dan paso sin huarache, y hoy Diego Petersen, el de la familia que lo tiene todo, periodistas, expertos financieros en perjuicio de las arcas públicas, secretarios de salud municipales y estatales para dar y prestar, secretarios de administración que se avientan todo al cabo que el gobernador en turno, -en turno, no el que viene- lo protege de todo. Hoy, Diego Petersen, el periodista de tan completa familia y capo del cartel anticorrupción de Jalisco, mafia que no ve ninguna acción perjudicial para el erario, defiende desde su columna en El Informador al impresentable Pablo Lemus Navarro, aún presidente de Zapopan.
Petersen defiende -jaja- a su manera a Lemus, lo encarece (¡), quiere hacer creer que en Morena lo están analizando pese a que sabe que en ese partido no les gustó nadita cómo se les fue a ofrecer en plan traidorzuelo, y hasta lo mete -queriendo asustar con el petate del muerto- a la contienda electoral próxima como independiente o con el capital -uy asústenme- de Hagamos, la Agrupación Política con sustento “ciudadano” que creó Raúl Padilla previendo el derrumbe de los partidos y concretamente del PRD, que era la franquicia que le permitía postular candidatos.
Leamos esta columna de Petersen que no tiene desperdicio por lo surreal y los excesos con los que según él defiende y promueve a Pablo Lemus, al que los Petersen le dan la suave por si fuera el siguiente gobernador y también se integran a la familia feliz del sexenio como lo vienen haciendo en cada administración estatal: “Tras la elección de 2018 la situación de Lemus cambió radicalmente, y su postura frente al grupo también. Contrario a lo que sucedió en Guadalajara donde MC redujo su margen de votación, Lemus lo incrementó -sic- en Zapopan lo que, al menos en su propia lectura, le dio una legitimidad mayor para enfrentar al compacto grupo alfarista, pero sobre todo para jugar sus -sic- propias canicas. Ya con Alfaro en Casa Jalisco, Lemus ha ido tomando distancia de las decisiones del gobernador, pero sobre todo mandando el mensaje que él tiene juego político -sic- propio. Los dos casos más sonados han sido el de la Policía Metropolitana hace unos meses y recientemente el de las Villas Panamericanas, pero en el ínter ha habido muchos pequeños jaloneos -sic-, si no con el gobernador, sí con su equipo.
“Las preguntas obligadas son si Lemus tiene vida política más allá de MC y si MC podría aguantar una escisión de cara al 2021. Se ha especulado mucho que el hoy alcalde de Zapopan podría escindirse de MC y meses antes de la elección del 21 dejar la presidencia de Zapopan en manos de Juan José Frangie para ir a buscar la alcaldía de Guadalajara. Legalmente es posible, la pregunta es si políticamente es viable. Las opciones de Lemus serían dos: buscar la candidatura de Guadalajara por Morena -sic-, lo que ideológicamente suena poco menos que contradictorio, pero en eso de los principios que son tan firmes como intercambiables todos terminan pareciéndose, o buscar un candidatura independiente -sic- con el apoyo de algunas organizaciones, como el grupo Universidad a través de su nueva organización política Hagamos (que en los corrillos dicen que el nombre completo es Hagamos… lo que diga el licenciado)”…

Bueno, pues queda claro que por Movimiento Ciudadano a Pablo Lemus no lo dejarán llegar, y aunque ya rebasó a Ismael del Toro en las encuestas, tampoco sería por Morena, partido que encabeza las preferencias en el 2021, porque simplemente Pablo Lemus no es confiable para cumplir acuerdos con nadie, por lo que el munícipe tendría que optar por la vía independiente, apoyado y manipulado por Raúl Padilla López, como quedó demostrado que es quien mueve a su antojo, los hilos en la ex Villa Maicera.
Ni Raúl Padilla lo llevará a la presidencia de Guadalajara, ni Diego Petersen venderán el blof de que hay que negociar con él para mantener la unidad. Enrique Alfaro ya lo dejó afuera, y si Pablo Lemus se quiere subir a su combi lo hará en la cajuela. No hay rescate de Raúl y no hay promoción de Petersen para Lemus que como dicen en el beisbol sobre un jonrón, se va… se va… se va… y…

@ivangarme

Seguir leyendo...

Tendencia