A Fondo Jalisco
Image default
Horacio Villaseñor Manzanedo La Aldea

¿Por qué la administración de AMLO no ha solucionado nada?

Horacio Villaseñor Manzanedo*

Gobernar es cosa seria, es un asunto de legalidad, buenas ideas y capacidad para lograr soluciones públicas, es un asunto de estrategia institucional.
No basta las buenas intenciones, ni la integración del gobierno con gente buena y honesta, gobernar es mucho más complejo que solo eso.
Nadie con un mínimo de inteligencia podría estar en desacuerdo con la idea de que un gobierno debe ser austero, que la práctica de la filosofía moral en el ejercicio de la función pública es importante, que se debe atender primero a los pobres o que el gobierno no es para hacerse rico, ni para poder vivir colmado de atenciones y privilegios, sin embargo, lo fundamental es tener claro para qué sí es, cuál es la razón pura por lo que los gobiernos fueron creados. Su función es solucionar problemas públicos, entendidos como los problemas importantes, relevantes o de mayor impacto social, aquellos que al solucionarse garantizan principalmente la seguridad en todos sus tipos; seguridad nacional, jurídica, pública, civil, social, etc. Solucionar, los problemas públicos, es el valor público que debe crear el gobierno, a través del debido proceso observado por el derecho administrativo. Qué falla entonces; por qué la administración presidida por López Obrador no ha solucionado nada, si su discurso parece bueno. Primero; las buenas ideas para solucionar los problemas públicos, deben ser ideas públicas no personales, ni de facciones y eso, institucionalmente se traduce en lo que entendemos por planeación democrática o planes de desarrollo institucional; en segundo término, todo debe hacerse legítima y legalmente, para que la sociedad no lo cuestione; y, finalmente, se debe tener con qué hacer lo que se desea hacer, tener capacidad, pero no la capacidad para decir bien lo que se debe hacer sino para poder hacerlo. Allí está la falla, allí esta lo que falta, lo que las administraciones públicas necesitan son administradores públicos, entendido por administrador público el que obtiene el resultado esperado. Si no es bueno, no es administrador y, en México, difícilmente se encuentran directivos o administradores capaces porque no hay mercado para ellos, no se requieren porque los gobiernos se integran con otro criterio, se integran con políticos o activistas ganadores que aportaron votos, no por los que saben cómo hacer que la función pública funcione y solucione los graves problemas públicos que la gente sufre día a día, así pues la buena intención de moralizar al gobierno seguirá siendo solo un buen deseo, porque en tanto la función pública no funcione, la corrupción no desaparecerá. En un país donde el gobierno no gobierna, la corrupción es la única manera de que medio soluciones algo, es la única alternativa que la sociedad tiene, entonces en México, la corrupción no es el problema. La flecha está mal dirigida. Ni hablar.  

@horaciovillasen

Horacio Villaseñor* Es Máster en Gobierno y Administración Pública Estatal y Municipal, miembro titular de @redIGLOM y @redGobMet

Temas relacionados

Con tanto tonto, jamás habrá valor público

Horacio Villaseñor

Indicador Político • Sucesión se resolverá entre Ricardo Monreal y AMLO

Carlos Ramírez

Opinión•Guadalajara en 2022, no mejorará nada

Horacio Villaseñor

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies