A Fondo Jalisco
Image default
La Aldea Mariana Navarro Opinión

Viajera del tiempo- Redes sociales, videojuegos, y tecnologías disruptivas para el turismo virtual


Por Mariana Navarro

La computadora personal, el teléfono móvil y la rueda tienen algo en común: los tres son ejemplos de tecnologías disruptivas. Un concepto cada vez más en boga dada la rapidez con la que se suceden las innovaciones en diferentes áreas del conocimiento humano, incluyendo el turismo.

Tecnología disruptiva es cualquier tecnología o innovación que deja obsoleta la tecnología anterior. Se usa el término disruptivo porque produce una ruptura brusca, en ocasiones causando cambios profundos en nuestro modo de vida.

En resumen, las tecnologías disruptivas tienen el poder de cambiar la forma en que trabajamos, vivimos, pensamos, nos comportamos y por supuesto viajamos.

El turismo ha evolucionado desde sus inicios hasta la actualidad.

Hay principalmente tres factores que han generado cambios en el sistema turístico. Primero, un cambio en la visión social del mundo y del comportamiento del ser humano en su entorno, factor que está más que todo relacionado con lo sociológico y lo natural. Segundo, la evolución de los medios de transporte y gracias también a las nuevas tecnologías. Tercero, el surgimiento de nuevos medios de comunicación y de la tecnología como motor de cambio.

En el sector de los viajes, la pandemia también es una oportunidad para empresarios visionarios que ven un área de disrupción para soluciones innovadoras.

INTERNET Y SU PENETRACIÓN

Internet es un fenómeno que, desde hace años, revolucionó la realidad hasta el momento conocida. Según la empresa SKYWORTH, Para el 2023 se estima que el internet de las cosas tendrá la siguiente proyección: Se calculan 5,300 millones de usuarios de internet, habrá triple capacidad de velocidad en los dispositivos wifi, se prevé que la 5G será trece veces más veloz que la velocidad actual, además que se estima que en los próximos años las redes sociales jugarán un papel predominante en el turismo.

Esta red ha permitido  mejorar la comunicación, convirtiéndose en el principal canal elegido por millones de usuarios,  debido a que derribó todas las barreras con lo que respecta a diferencias de tiempo, culturas y espacios geográficos.

Fue inevitable que su influencia no llegara al turismo con una cultura turística a punto de ser lidereada por la ciencia y la tecnología.

Asociar la idea de cultura y las prácticas relacionadas con las nuevas tecnologías, particularmente con Internet, es una estrategia válida.

Así lo demuestran visionarios del mundo, un ejemplo aquí más adelante.

SOLUCIONES CREATIVAS EN ISLANDIA Y NORUEGA:  VÍA VIDEOJUEGO TURÍSTICO

Las oficinas turismo de las Islas Féroe innovaron durante la pandemia para promocionar el lugar. La solución fue inspirarse en los video juegos.

Pusieron al servicio guías turísticos reales, los cuales se “prestan” a que los usuarios a distancia los controlen como si fueran personajes de video juegos. A través de una cámara pequeña puesta en un casco en la cabeza del guía, equipados como una cámara de acciones, se exploran las ISLAS FÉROE, por medio de un software personas de todo el mundo los dirigen a través del smartphone.

Si pulsas a la izquierda, a la derecha, de frente, incluso saltar, el guía de turistas deberá hacerlo a través de la mano tecnológica a distancia, del usuario virtual a través de INSTAGRAM LIVE Y FACEBOOK LIVE.

Todo esto implica surrealismo y futurismo turístico.

EL TURISMO TECNOLÓGICO VIRTUAL DEL SIGLO XX TUVO UN ORIGEN Y SIGUE CRECIENDO EN EL SIGLO XXI

La historia de la aplicación de herramientas tecnológicas en turismo, data del siglo XX, desde 1950 cuando las compañías aéreas, crearon el Sistema de Reservación Com (crs, por sus siglas en inglés). Estos sistemas fueron inicialmente empleados en las agencias de viajes, en las que se podía acceder a través de una terminal, a todos los lugares y todos los usuarios.

En 1985, se conectaron a través de unos 300 módems, un grupo de personas que lanzaron el proyecto “QuantumLink” en un espacio virtual llamado “Hábitat”, con el fin de interactuar entre ellos en un espacio animado con destinos turísticos virtuales, donde las personas podrían conocer diferentes partes del mundo sin salir de casa e interactuar con personas en la red para compartir experiencias.

En el siglo XXI   son las redes sociales imperdibles en el mundo turístico, Facebook (2004) este mismo año Flickr para compartir fotografías y Trivago para comparar precios de hoteles.

Youtube en (2005), Twitter en (2006), Mi Nube en (2007), que es la comunidad de viajeros más grande del mundo en español. Luego entra Foursquare (2009), que es una red de geolocalización y, en los últimos años recientes, Google+, Pinterest e Instagram (2011) que siguen complementando el mapa del social media en el mundo del turismo.

CONCLUYENDO

El turismo considerado tradicional y el turismo disruptivo están inevitablemente condenados a entenderse.

Lo que es evidente, analizados estos ejemplos, es que la tecnología aplicada al turismo ha venido, como suele decirse, para quedarse y para reforzar el turismo, más aún cuando pase esta crisis sanitaria.

La tecnología disruptiva transforma los sectores y más en un momento como el actual, que se revela como auténtica aliada para que empresas y profesionales turísticos , afronten los retos que se les presentan de cara al futuro  por la pandemia.

Temas relacionados

Viajera del Tiempo • El olvido, la verdadera muerte

Mariana Navarro

Viajera del Tiempo•De no querer el mono y celebrar la Candelaria

Mariana Navarro

Viajera del tiempo•648 palabras

Mariana Navarro

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies