!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza

Actualmente, debido al azote global de una pandemia sin precedentes en la última centuria, los principales países productores de fármacos y de EPP [Equipos de Protección Personal: cubre bocas, guantes, gafas, caretas, batas, etc.] están experimentando una batalla por su producción y acaparamiento en insumos que determinarán, en buena medida, quién vive y quién fallece a causa del coronavirus. Al menos 69 naciones han prohibido o restringido su exportación, derivado del hecho de que todos los países del Planeta demandan exactamente las mismas herramientas para salvar la vida de sus connacionales. Hoy, más que nunca, el libre comercio ha sido suspendido por aquellos que lo difundieron con especial énfasis durante las últimas siete décadas: E.E.U.U. prohibió la exportación de tapabocas; la Unión Europea hizo lo mismo con relación a los cubre bocas y EPP; el Reino Unido y E.E.U.U. han impedido las exportaciones de hidroxicloroquina, un medicamento originalmente creado para tratar la malaria, y ahora probado por sus posibles efectos benéficos en contra del Covid-19. No obstante, este nacionalismo económico o autarquía comercial aún no ha auspiciado efectos catastróficos porque, irónicamente, China productor del 70 por ciento de los ingredientes activos de los medicamentos para atender a los pacientes de coronavirus y, en general, del 80 por ciento de los antibióticos y componentes de una enorme gama de medicamentos no ha entrado a esta perniciosa dinámica restrictiva. De llegarse a ese punto, estaríamos frente al peor escenario desde la Segunda Gran Guerra: una pandemia altamente mortífera agravada por conflictos bélicos de carácter trasnacional. 

Frente a este particular y desafiante contexto, algunos argumentan a favor de la soberanía farmacéutica, entendida como la capacidad de un país para producir la totalidad de los medicamentos demandados por la población sin recurrir a su importación. Sin embargo, la escasez de materias primas o ingredientes activos en ciertos países y regiones, así como la compleja y tardía instrumentación industrial requerida para tales efectos, hacen inviable esta respuesta, frente a una pandemia que cobra millares de víctimas en periodos de tiempo cada vez mácortos. Por el contrario, lo que se necesita es cooperación y coordinación internacional. De no ser así, experimentaríamos un auténticosálvese quien pueda y como pueda que, en el mejor de los casos, sólo beneficiaría a algunas potencias, para nulificar el derecho humano a la salud en decenas de países. 

Resulta innegable que la única respuesta para hacerle frente al coronavirus es el hallazgo de un medicamento con eficacia probada, o bien, la creación de una vacuna que requerirá, al menos, de 12 a 18 meses. Ahora bien, ante la probable y eventual creación de alguno o ambos, el capitalismo volverá a ser puesto en jaque por el coronavirus: la patente del fármaco, que prevé su producción y comercialización monopólica por 20 años, ¿será capaz de dar atención a una población mundial que supera los siete mil 500 millones de habitantes? Más aún, ¿este tratamiento sólo será accesible para el ‘mejor postor, es decir, los países y estratos sociales más ricos?

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Maestro en Filosofía por la UNIVA. Actualmente es Director General de Canal 44 y Canal 31.2 de la Universidad de Guadalajara (UdeG); Institución en donde además ha ocupado los siguientes cargos: Vicerrector General Ejecutivo, Rector del Centro Universitario de la Ciénaga, Director General de Medios UdeG y fundador de la Licenciatura en Periodismo. Es Presidente del Consejo Consultivo de Notimex y Vocal Propietario ante la Junta de Gobierno de la agencia de noticias del Estado mexicano. Y recientemente fue nombrado director de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas, ATEI. Twitter: Gabriel_TorresE

Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Torres Espinoza

Reinicio ‘gradual’: ¿simulación o autoengaño?

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza* 

El dilema entre “salvar vidas” o “salvar la economía”resulta un falso debate.
En una pandemia, si no se actúa para salvar vidas, la economía colapsa por la cantidad de enfermos, de saturación de hospitales y de caos social que puede ocasionar la ausencia de autoridad para proteger el principal bien que debe salvaguardar el Estado: la integridad física de sus habitantes. Antes bien, las medidas de contención sanitaria son necesarias para proteger la economíajustamente.

Sin vida no hay economía, PIB, inflación, exportaciones ni mercado. Para que funcione la economía es necesaria una fuerza de trabajo y de producción, que enferma o muriendo en medio de una pandemia, termina por desencadenar caos social, malestar extremo, saqueos e inactividad.

Efectivamente, Jalisco no tiene una pandemia desbordada. Hoy no es así porque la tasa de contagios del Covid-19 se ubica entre los últimos tres lugares. Esto derivado de una eficaz y responsable estrategia de respuesta, a pesar de contar con: 1) una población urbana que asciende al 87 por ciento; 2) la segunda zona metropolitana (de Guadalajara) más grande en términos poblacionales en México [sólo superada por la del Valle de México]; y 3) uno de los cuatro estados con mayor número de migrantes en los Estados Unidos –epicentro actual de la pandemia–. 

Pero por sentido común, no se debe reiniciar actividades justamente en el momento en que ocurre el mayor crecimiento de contagios. Eso ya lo advirtieron los expertos, que dejaron de ser escuchados por la autoridad. Pero en efecto existe una presión social de quienes calculan a corto plazo, aunque los costos incluso económicos, sean mayores a mediano y largo plazo (nuevas medidas de confinamiento y cientos o miles de muertos más)Desde el 18 de mayo, Jalisco aumentó su movilidad social, y con ello, una aceleración en los contagios por Covid-19. Del 18 de mayo a hoy, los datos indican que esa fase cero, que cada quien entendió como le dio la gana, llevó a un relajamiento casi generalizado de las medidas de aislamiento y al reinicio, con o sin autorización, de muchas empresas y actividades. Un costo que pagarán, incluso con su vida, aproximadamente 10 de cada 100 enfermos de Covid, por la elevada tasa de letalidad.

La situación privilegiada de Jalisco se explica debido a las estrategias que el gobierno estatal adoptó, para proteger las vidas y con ello la economía de los jaliscienses. De forma que fuimos la primera entidad de la República en suspender clases, eventos masivos, actividades económicas no esenciales y llamar al resguardo domiciliario. También, la primera entidad en implementar una cuarentena generalizada obligatoria, y una de las primeras en exigir el uso del cubrebocas en la vía pública. Esa acción coordinada y razonada en Jaliscole coloca como una de las entidades que mejor ha aplanado la curva de contagios. Incluso, la calificación del gobernador de Jalisco creció entre 15 y 20 puntos porcentuales (hasta raja política dio)Pero nada bueno es para siempre. La sensibilidad duró pocoHoy sereinicia, ‘gradualmente’. Sólo hay que observar hoy las calles, bares, tiendas para entender que lo gradual incitó una avalancha desbordada de confusión, deliberada simulación o autoengaño.

Seguir leyendo...

Gabriel Torres Espinoza

Análisis- 1 de junio: rebrote mortal

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza 

En Jalisco se observa ya un importante incremento de la movilidad social, lo que es muestra de que la confusión respecto de la fase cero –programada para el 18 de mayoprovocó el reinició actividades en un gran número de empresas, sin mayores protocolos. 

Los resultados ya se hacen sentir: ayer, 128 muertes acumuladas y 1,355 contagios acumulados en JaliscoIncluso, se superan ya los 2000 casos si se consideran los detectados por el Sistema Radar, los reportados por la Secretaría de Salud Federal, más los casos de los hospitales privados y los asintomáticos.

La Organización Mundial de la Salud alertó a todo el Planeta por ello: “levantar cuarentenas de forma anticipada puede llevar a un rebrote mortal”.
La OMS ha pedido a los países atender tres importantes rubros ANTES de reactivar actividades: “1. Epidemiología: ¿Está controlada la epidemia? No, en Jalisco estamos justo en la fase de mayor crecimiento de contagios.  2. Sistema de salud: ¿Tiene capacidad el sistema de salud para hacer frente a un predecible crecimiento de contagios tras el inicio de actividadesNo. Si sobrepasamos el crecimiento actual, que nos permite en este momento encarar con éxito la pandemia, no habrá personal médico especializado (especialmente), ni camas de hospital para hacer frente a una crisis mayor. 3. Vigilancia de la salud pública: ¿Tiene capacidad el sistema de vigilancia de la salud pública para detectar y gestionar los casos y sus contactos, e identificar un rebrote de casos? No.
Las empresas 
que abrirán el 1 de junio, no han hecho aún las pruebas suficientes, ni se están aplicando más pruebas de las habituales para detectar enfermos de Covid-19 en Jalisco.

Al 27 de mayo, Jalisco registra la 4ta tasa de incidencia de casos confirmados de Covid-19 más baja a nivel nacional.
Pero también la tasa de letalidad de 9.44%.

Aunque Jalisco tiene capacidad para realizar 650 test diarios, resultan insuficientes en razón de una ‘cifra negra’ de contagios, al menos, ocho veces mayor a la confirmada. Por otro lado, nuestra entidad apenas cuenta con un total de 800 ventiladores. 

Si tan sólo el 0.01% de la población jalisciense necesitara de ventiladores, se requerirían un total de 837 ventiladores, en razón de que la población jalisciense asciende a ocho millones 368 mil 602 habitantes (IIEG: 2020). Y ¿cómo estamos en ‘camas de hospital’? Nuestra entidad apenas cuenta con 4,204 camas en el sector público (MURAL: 10/May/20). Nuevamente, si tan solo el 0.1% de la población jalisciense requiriera de una cama de hospital con motivo de la pandemia, ¡se necesitarían 8 mil 369, es decir, prácticamente el doble de las que actualmente se disponen! Por último, es importante señalar que los países europeos que han emprendido una ‘desescalada’ gradual de su confinamiento, lo hicieron cuando la tendencia en la incidencia de contagios fue a la baja (lo que se entiende como controlar la pandemia). Debe advertirse que, de acuerdo a los datos oficiales, en Jalisco y México, la tendencia en este momento es DE MAYOR CRECIMIENTO DE CONTAGIOS.
De forma que, por los datos que se han registrado del 18 al 27 de mayo, se puede advertir que, actualmente NO es conveniente aún una reactivación económica y productiva en Jaliscopara este 1 de junio.

 

Seguir leyendo...

Destacada

Análisis- De la disciplina, a la sumisión parlamentaria

Avatar

Publicado

el


Por Gabriel Torres Espinoza

El 22 de mayo, el Congreso aprobó la iniciativa de decreto por la que se autoriza al Titular del Poder Ejecutivo del Estado un plan de inversión pública productiva integral para la reactivación económica y fomento del empleo en el estado, durante los ejercicios fiscales 2020 y 2021.

El plan para la contratación de deuda pública por seis mil 200 millones de pesos, únicamente detalla asignaciones presupuestales por un monto de tres mil 600 millones de pesos a proyectos específicos en tres rubros [infraestructura económicainfraestructura social’ infraestructura de reactivación económica], pero no especifica el destino de los dos mil 600 millones de pesos restantes. Lo paradójico del caso es que la totalidad de estas obras que sí se encuentran especificadas en el decreto para la contratación de deuda pública, mismas que ascienden a un monto total de tres mil 600 millones de pesos, ya se encontraban contempladas en el gasto originalmente asignado en la ejecución de obras de infraestructura contenidas en el Programa Operativo Anual de Inversión Pública, las cuales son exactamente las mismas que en su momento fueron eliminadas en la iniciativa de reforma al Presupuesto de Egresos 2020. Es decir, ¡son las obras públicas que el Ejecutivo Estatal CANCELÓ en la iniciativa de reforma del Presupuesto de Egresos 2020 por un monto de tres mil 520 millones de pesos, pero que resucita’ con la contratación de deuda pública! 

Así las cosas¿cuáausteridad” en el gasto público 2020, si las reducciones presupuestales por tres mil 520 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos 2020, se reactivan con la contratación de deuda pública? Se eliminó obra pública contemplada en el Presupuesto de Egresos 2020, para posteriormente financiar exactamente la misma obra pública cancelada a través de endeudamiento público, lo que le saldrá mucho más caro a los jaliscienses en razón de los intereses derivados de ella. 

De forma que es insostenible que esta obra pública aprobada en el Presupuesto de Egresos 2020pensadas para un contexto social y económico en Jalisco SIN PANDEMIA, resultan ser exactamente las más oportunas para la contención de la pandemia por el virus del Covid-19 (¿cómo, por qué?). Lo que realmente ocurrió, es que aprovecharon la circunstancia del Covid-19, para endeudar más a Jalisco con el objetivo de obtener dinero y aplicarlo discrecionalmente, de cara a las elecciones de 2021. Esa es la verdad, esa sí… mezquina.

Un endeudamiento por la pandemia, debió contemplar una importante inversión en camas de hospital, camas de terapia intensiva, ventiladores y la ampliación o creación de nuevos hospitales. Sin embargo, eso no se propuso. Por el contrario, de los seis mil 200 millones de pesos contratados de deuda pública, únicamente se destinarán 144 millones 400 mil pesos para infraestructura para prestación de servicios de atención médicaen diversas municipalidades del estado. Esto es, ¡apenas el 2.32% del monto total del endeudamiento solicitado!Pero esto, a los diputados de Jalisco, no les importa en absoluto. Lo suyo ahora es la práctica antidemocrática de aprobar exactamente lo que les indique el Poder Ejecutivo.

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia