!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Por Gabriel Ibarra Bourjac 

Jalisco hasta el pasado fin de semana, estaba en el segundo lugar con más casos de dengue en el país, el primero encabezado por Veracruz. Aceptando sin conceder que el cambio climático sea el principal causante de esta crisis sanitaria de dengue, ¿cómo fue que el cambio climático se ensañó con Jalisco? ¿Por qué Jalisco, por qué no Tabasco, Chiapas o la Zona Metropolitana de la Ciudad de México donde se asientan más de 20 millones de habitantes?

La historia se repite. Hace diez años Jalisco vivió una crisis sanitaria provocada por el mal manejo del dengue que hizo la Secretaría de Salud y por lo visto, el ser humano es el que se tropieza una o más veces con la misma piedra y no aprende de las lecciones de la historia.

La soberbia de los políticos es un elemento siempre presente que nubla la inteligencia y limita la toma de decisiones que permita atender el interés comunitario. Ayer y hoy es la misma historia. Los graves errores lleva a que sea la sociedad la que pague los platos rotos de compromisos inconfesables que llegan a tejer los hombres del poder. 

Allá por 2009 teníamos al frente del gobierno de Jalisco a Emilio González Márquez y de la Secretaría de Salud al doctor Alfonso Gutiérrez Carranza, quien recibió esta responsabilidad más que producto de su experiencia y biografía, por la amistad con el entonces jefe máximo de las instituciones de Jalisco, de quien se dijo, fungió de chofer durante la campaña electoral por el Estado.

Los malos políticos suelen tomar así las decisiones. No toman en cuenta la meritocracia y experiencia en la integración de un equipo de gobierno, no llegan los mejores, lo que explica la baja calidad de esos gobiernos. 

LA MALA EXPERIENCIA DEL GOBIERNO EMILISTA

No es la primera ocasión que el dengue nos pega en Jalisco. Emilio improvisó en salud y así les fue a los jaliscienses. Cuando la crisis del dengue se vivía con mayor intensidad en la que la epidemia se había salido de control, se apuntaba a la falta de pericia del entonces titular de la Secretaría de Salud y al hecho de que hubieran dado de baja a los médicos con experiencia que estaban al frente de diversos programas sanitarios y de áreas que requieren conocimiento para que se pueda proteger a la gente con programas preventivos institucionales que llevan a cabo de acuerdo a las temporadas del año, cuyas condiciones climáticas son propicias para que se generen cierto tipo de enfermedades.

Con el nuevo gobierno que encabeza el ingeniero Enrique Alfaro llega al frente de la Secretaría de Salud el doctor Fernando Petersen Aranguren, quien estuvo al frente de los Servicios Médicos en Guadalajara cuando el hoy gobernador fue presidente municipal. Dicen los que saben que el apoyo de este funcionario es el primo de ambos, Miguel Alfaro Aranguren, ex presidente de la Canaco Guadalajara.

¿Qué responsabilidad tienen las actuales autoridades de la Secretaría de Salud en esta crisis que golpea a decenas de miles de familias de Jalisco? La versión que ofrece el gobernador es el cambio climático el causante de esta epidemia y la falta de cuidados de los ciudadanos, lo que carece de sustento científico, por más que insista el político en convencernos de que ellos no tienen nada que ver.

El gobernador escribió en su página de Twitter: “Lee esta nota. El cambio climático es más grave de lo que pensamos y sí, un factor determinante para que el dengue sea una epidemia en Jalisco y Latinoamérica. No es pretexto, estamos trabajando a tope y pedimos tu ayuda para salir juntos de esta”.

INVESTIGACIÓN A FONDO

Una investigación a fondo tendrá que realizarse para ver qué fue lo que realmente sucedió en la Secretaría de Salud y que desembocó en una grave crisis sanitaria que tiene a la población de Jalisco envuelta en el pánico con los hospitales públicos y privados colapsados con tantos casos de personas que padecen el dengue.

El propio secretario de Salud, Fernando Aranguren, aceptó en una mesa de análisis de Canal 44 TV, que 250 personas que hacían campañas de prevención del dengue en la Secretaría de Salud (los que fumigan) no fueron recontratados en 2019 por falta de fondos federales. ¿Qué pasó con este tema? ¿Por qué no le autorizaron a la Secretaría de Salud recursos para hacer estas acciones preventivas? ¿Y esos más de 100 millones que asegura el gobernador se han destinado para hacer las labores de prevención, el doble de lo que destinó el anterior gobierno, cómo se distribuyeron? ¿Quién dice la verdad, Petersen o Alfaro?

Hay otro aspecto que se ha denunciado: que en la Secretaría de Salud hay un ahorro de 1,350 millones de pesos. Lo denuncia el regidor de Morena de Tlaquepaque, Alberto Maldonado. ¿Es veraz esta información? 

MENSAJE DESAFORTUNADO

Por otro lado, es una tristeza la forma como el gobernador de Jalisco abordó el tema. Muy desafortunada intervención. Qué impertinencia y falto de sensibilidad dirigir un mensaje en esos términos, en ese tono, como si se estuviera enfrentando a sus enemigos políticos, cuando se trata del delicado tema de salud que golpea a decenas de miles de jaliscienses -o tal vez ya cientos de miles-, regañando a la gente y justificando que la causa es el cambio climático. Nada abonó el titular del Poder Ejecutivo para ubicarse cerca de los ciudadanos que esperarían a un líder con sensibilidad, pertinente, cálido, que acepte la magnitud del problema y encabece las acciones para enfrentar la crisis en vez de culpar a otros de la tragedia que vive Jalisco.

Después de que pase esta crisis el gobernador está obligado a hacer una revisión a fondo de los problemas que trae dentro de su equipo de gobierno que lo están llevando al precipicio con esos mensajes beligerantes de descalificación que lo distinguen y que no solo lo alejan de los ciudadanos, sino que lo confrontan. Las respuestas negativas y airadas que ha recibido en sus redes de parte de los ciudadanos que antes lo arropaban y apoyaban que son miles, son el mejor termómetro de que el gobierno se encuentra muy extraviado. ¿Qué alguien le explique qué pasó con sus redes? ¿Por qué la gente se le volteó?

¿Qué va a pasar en el sector salud de Jalisco, después de que se supere la crisis sanitaria? ¿Cuál es la lección que nos queda y el aprendizaje para sociedad y gobernantes? ¿Se abrirá a una investigación? ¿Rodarán cabezas o se protegerá la indolencia e incapacidad, aferrados que es el cambio climático el que conspira contra Jalisco, culpable de que haya decenas de miles de enfermos y de las muertes que esto está ocasionado?

Por favor…con la salud no se juega.

E-mail: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Seguir leyendo...
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gobierno

Columna, A decir Verdad: Manuel Bartlett, el fracaso en la lucha contra la corrupción

Avatar

Publicado

el

Por: Rubén Iñiguez

Mientras la corrupción se manifiesta en la figura de Manuel Bartlett, dueño de una fortuna señalada en 800 millones de pesos y con alrededor de 223 bienes raíces en la CDMX, “Bienes Raíces Bartlett” como firma comercial y un desempeño pésimo al mando de la Comisión Federal de Electricidad, el hombre del apagón para que se cayera el sistema electoral y permitiera que Carlos Salinas de Gortari le ganara a Cuauhtémoc Cárdenas, sigue muy campante en el gabinete de AMLO aunque por demás es contradictorio al emblema de la 4T y la austeridad republicana.

La ambición personal lo hizo incómodo y por ello dejó al PRI y al PRD y se acercó a banderas como la de los recursos energéticos del país, en ese entonces pertenecía a la mafia del poder, pero al incorporarse a MORENA  dejó de ser un traidor neoliberal. El detalle es que dichas banderas era para enriquecer pero sus arcas personales y no las del país.  

Ya causó un daño costoso a México con su intransigencia por los ductos de gas que motivaron la intervención de Estados Unidos y Canadá y la rectificación del presidente de la república que inexplicablemente lo sigue amparando.

Por su parte, los ecologistas lo acusan de regresar a la era del carbón, que además le compra al Senador Armando Guadiana de Morena por cerca de 2 mil millones de pesos – negocio redondo. La contaminación no le importa y pareciera que otro tipo de alternativas renovables como el viento, han entrado en desuso porque no favorecen al nuevo zar de la CFE. 

Barlett decidió dar los contratos de los medidores de luz, a IUSA empresa relacionada con el hermano de Carlos Salinas de Gortari (Raúl), como presidente B de la empresa de Alejo Peralta, una operación que nadie discute ni la Secretaría de la Función Pública, ni ninguna instancia dedicada a investigar actos de posible corrupción, una operación de más de mil millones de pesos a excepción de los organismos ciudadanos que luchan contra corrupción.

Bartlett ha llegado al extremo del cinismo al responder con un “Chu, Chu” cuando le preguntan sobre sus multiples propiedades, diciendo: “el Tren Maya va,” en una absoluta y muy rentable adhesión a su bolsillo, que se sigue llenando al estar cerca del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se suponía iba a barrer la corrupción desde arriba, pero cuando se trata del jeque de la CFE, simplemente se hace “de la vista gorda”. La lucha contra la corrupción tiene que esperar,  cuando se tiene que cuestionar a los cercanos.

 Los críticos de izquierda, muchos de ellos de Morena, advirtieron a Andrés Manuel, de la clase de sujeto que es Manuel Bartlett, varias veces expuesto por el periodista Carlos Loret de Mola, tal vez fue una de las causas de su despido en Televisa. 

En tanto sus bienes descansan en nombre de su concubina Julia Abdala  y de su hijo León Manuel. Para investigar esto, la Secretaría de Función Pública, designó a la Fiscalía Especializada en combate a la Corrupción para que analizara todas las acusaciones en contra del titular de la CFE, sin embargo la titular de dicho organismo fiscalizador recae en la figura de María de la Luz Mijangos Borja, quien es esposa de Jaime Cárdenas Gracia del PT, uno de los colaboradores más cercanos a Barlett desde 1992. Dudo en verdad que esta investigación avance.

Nunca se llegó antes a estos extremos de impunidad. El dinosaurio príista, por guardar las formas políticas, aplicaba como sanción la remoción, el exilio, las embajadas, el cambio de puesto a colocaciones de menor jerarquía, eran el resultado de la acusación seria ante la opinión pública. A veces era necesaria la destitución, si esta era conveniente o remotamente se montaba una investigación lenta, lentísima. Y si no estaba en gracia política, el señalado podía caer como ejemplo de la lucha contra la corrupción.

Pero ahora, el Presidente parece no escuchar otra voz más que la suya, y para él Barlett, es el funcionario ejemplar, pues lo exoneró de todos sus pecados. Por lo que el encargado de la energía eléctrica del país, al sentirse impune, se torna cínico, prepotente, sin dar cuentas de sus actividades ni ante el Presidente, mucho menos ante los medios de comunicación. 

Habría que hacer una reflexión seria de las cosas, si este personaje fue capaz de robarse un proceso electoral, además de ser uno de los principales sospechosos de la eliminación de Manuel Buendía, el periodista que era una piedra en el zapato, para el entonces Secretario de Gobernación, entonces no creo que tenga mayor empacho en seguir enriqueciendo sus arcas a costillas de la 4T y la austeridad republicana. 

Bartlett, es un dinosaurio perfecto, camuflado con los colores de Morena, y capaz de seguir llenándose de millones los bolsillos, sigue impune y la esperanza del cambio, será para otra oportunidad, no en este gobierno. La fuerza que tenía el discurso de campaña de AMLO en contra de la corrupción, se desvanece con personajes como Bartlett en su gabinete federal.

Sígueme en twitter: @rubengdl 

Seguir leyendo...

Gobierno

¿Benditas redes sociales?

Avatar

Publicado

el

Análisis

Gabriel Torres Espinoza
Las redes sociales digitales son las herramientas tecnológicas emergentes más importantes en las democraciascontemporáneas. Su importancia y capacidad de transformación hace difícil su entera comprensión para los estudiosos de la renovación democrática de los poderes públicos. Sin embargo, ¿los órganos jurisdiccionales de México han establecido algún criterio para regular la libertad de expresión en redes sociales digitales o Internet?
El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en su jurisprudencia Jurisprudencia 19/2016, TEPJF señala que “las redes sociales son un medio que posibilita un ejercicio más democrático, abierto, plural y expansivo de la libertad de expresión, lo que provoca que la postura que se adopte en torno a cualquier medida que pueda impactarlas, deba estar orientada, en principio, a salvaguardar la libre y genuina interacción entre los usuarios, como parte de su derecho humano a la libertad de expresión, para lo cual, resulta indispensable remover potenciales limitaciones sobre el involucramiento cívico y político de la ciudadanía a través de internet”.
De forma que sobre las redes sociales no sólo ocurre una discusión virtual, también descansa una ‘constelación’ de derechos y libertades de especial relevancia para la vida democrática de un país: libertad de expresión, acceso a la información [búsqueda, recepción y difusión], derecho de réplica [ante un perfil institucional-gubernamental, medio de comunicación o funcionario público], además del acceso a plataformas de las tecnologías de la información y comunicación. La Corte Interamericana de Derecho Humanos, en su Informe de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (2013), ha señalado al respecto: “Si bien el ejercicio de la libertad de expresión en Internet goza de la misma protección que cuando se ejerce a través de otros medios, las condiciones de legitimidad de las limitaciones de derecho a la libertad de expresión requieren atender a características propias y especiales de la Red”.
En el marco jurídico mexicano no existe norma alguna que regule los actos de plataformas digitales, llámense redes sociales digitales [Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, etc.]; motores de búsqueda [Yahoo, Google, Bing, Internet Explorer, Mozilla, Opera o Safari]; blogs; sitios de contenido informativo; o audiovisual [Youtube, Vimeo, Flickr o Tumblr], etc. Ahora bien, ¿sería conveniente legislar al respecto? Hasta hoy, la relación entre la red social digital y el usuario, es una relación jurídica considerada entre particulares, básicamente porque al formar parte de una red social, el usuario acepta los términos y condiciones para crear su cuenta de usuario. Admite las “cláusulas”. Pero es verdad que esta relación entre ‘particulares’ puede también afectar y restringir los derechos a expresarse libremente, a informarse, así como los de réplica y acceso a plataformas de las tecnologías de la información y la comunicación, con lo que se puede vulnerar la situación jurídica de los ciudadanos. Una circunstancia que pronto tendremos que abordar, ante el avance de la participación política digital, en las ‘benditas redes sociales’…

Seguir leyendo...

Gabriel Ibarra Bourjac

Columna Los hombres del poder: Los desaparecidos en Jalisco

Avatar

Publicado

el

por Gabriel Ibarra Bourjac
Una de las grandes decisiones que ha tomado Enrique Alfaro como gobernador es encarar el tema de los desaparecidos y hablar cara a cara con los familiares de las víctimas, escuchando su dolor, sus llantos, su impotencia, toda esa rabia que provoca que te hayan arrebatado a un ser querido, sin que el Estado como gobierno haya tenido o tenga la capacidad de protegerte.
Como bien lo expresa el cardenal Francisco Robles Ortega, “una sociedad violenta que ve la muerte como solución a sus conflictos termina por deshumanizarse (…) La violencia que está caracterizando nuestras relaciones sociales no corresponde a la voluntad de Dios”, expresó el pastor espiritual de los católicos en el marco de la celebración de la llevada a la Virgen a su Santuario de Zapopan.
¿De qué tamaño es la tragedia de los desaparecidos en Jalisco? El gobernador Enrique Alfaro hace unos días abordó esta herida abierta que tiene nuestra sociedad en el país, pero que se acentúa y agudiza en Jalisco, que tristemente es la entidad líder a nivel nacional. Las cifras varían, pero en lo que si están de acuerdo es que no son ni uno, ni dos, ni diez, ni cien, sino que son miles. Tan sólo en este año de 2019 que aún no concluye se han sustraído de sus hogares a poco más de 4 mil personas y son cifras que el propio gobernador proporcionó en ese evento que hacemos referencia: “se han hablado de muchas cifras, pero la verdad es que el tamaño del problema es que nos faltan 7 mil 117 personas. Esa es la realidad oficial. No puedo hablar de cifras negras, serán seguramente más pero éstas son las denuncias que tenemos y que podemos poner a disposición de los jaliscienses”.
Hay discrepancia en cifras. El ‪Centro de Justicia para‬ la Paz y el Desarrollo (CEPAD), parafraseando a nuestro Presidente López Obrador, tiene otras cifras muy diferente a las del Gobernador Alfaro. La investigadora Anna Karolina Chimiak, que forma parte de este organismo, advierte que la cifra de desaparecidos que presentó Alfaro no coincide con la información que se entrega vía Transparencia ni con la que se publica en el Sistema de Información sobre Víctimas de Desaparecidos (Sisovid).
El Gobernador Alfaro en el evento que se realizó precisamente hace una semana con familiares de víctimas, afirmó que existían 8 mil 173 desaparecidos en Jalisco, desde 1965 a la fecha. Pero CEPAD considera que hasta junio pasado la cifra llegó a 9 mil 162 personas desaparecidas y nada más con cálculos a partir del 2005.
SIETE DESAPARECIDOS DIARIOS
Lo que está tremendo es que cada día desaparecen un promedio de 7 personas en la entidad. En ese encuentro del Gobernador con familiares de víctimas dio a conocer que en los últimos diez meses de este año se han reportado ante su administración 4,104 desapariciones, cada mes son 410 personas, de las cuales 1,951 están pendientes de localizar, 2,153 personas fueron localizadas, de las cuales 1,920 fueron con vida y 233 sin vida.
Para tener más claro la magnitud de este crimen de lesa humanidad en la que el Estado ha mostrado su total inoperancia ante los grupos criminales que lo generan al convertirse en dueño de las vidas, recordemos que la dictadura militar en Chile durante el periodo de 1973 a 1990 en el que permaneció la Junta Militar al frente del gobierno del país andino fueron 3,065 los muertos y desaparecidos, lo que llevó a que se hiciera una campaña mundial de varios años para que se castigara a quienes lo hicieron.
Y aquí en menos de un año son 1,951 personas que no se han localizado y hay 233 sin vida que encontraron, o sea, qué descomposición tan enorme vivimos, es peor que la ley de la selva, un caos que debería llevar una alerta mundial…siete desaparecidos diarios.
LA ESTRATEGIA DE ALFARO
Para el gobernador es enorme el reto que enfrenta y lo acepta desde que reconoce el número de desaparecidos durante su gobierno, porque contra su costumbre de echarle la culpa a otros gobiernos, reconoce que en estos últimos diez meses son miles las personas que son buscadas por sus familiares y que corresponden a su administración.
Es un buen principio, que le ponga atención al problema. Ha hablado de trabajar en una Estrategia Integral para la Atención a Víctimas de Desaparecidos, que considera a corto plazo 3 leyes para atender el problema:
1. Ley para Personas Desaparecidas.
2. Ley para Declaración Especial de Ausencia por desaparición de personas.
3. Ley de Atención a Víctimas.
Habrá que revisar qué sigue de dar a conocer este “Estrategia Integral”, que por lo visto tendrá carácter transversal, esperemos que le de seguimiento y no lo deje en manos de sus asesores que han mostrado los pobres alcances que tienen para construir. Claro que el tema está muy complejo, ya que estamos en una especie de Ciudad Gótica, donde los malosos son los que mandan y los gobernantes prácticamente están borrados para que protejan nuestras vidas, conforme a la utopía que dio vida al Estado moderno y razón por la que le pegamos impuestos y le cedemos parte de nuestra libertad.
Rogamos a Dios que Alfaro se mete en este tema y esté al lado de las víctimas en los hechos más que en el discurso. De entrada es mi primera petición. Lo demás, ya lo abordaremos, porque el tema tenemos que empujarlo.

Seguir leyendo...

Tendencia