!Síguenos!
Avatar

Publicado

el

Por Carlos Ramírez

Si se revisan los análisis de los principales expertos en seguridad, la conclusión señala que Genaro García Luna fue atrapado por autoridades judiciales contra las sugerencias de las agencias de inteligencia y seguridad nacional de los EE. UU. y del propio gobierno mexicano.

El principal dato no radica en la información privilegiada que pudiera tener el exjefe de inteligencia, policía y seguridad del Estado sobre la delincuencia mexicana y sus ramificaciones en la clase política y empresarial. En realidad, García Luna tiene una carta guardada: sus datos sobre los mecanismos de inteligencia, seguridad nacional, defensa y narco de los EE. UU. contra México.

Antes de confesar si en realidad el narco le dio dinero, García Luna podría comenzar a filtrar las formas de intervención estadunidense en México en materia de inteligencia, seguridad nacional, defensa y narco.

García Luna fue agente del CISEN, el organismo de espionaje mexicano que fue cooptado por la inteligencia estadunidense, luego fue jefe de la Policía Federal y terminó en el sexenio de Calderón como secretario de Seguridad Pública controlado por los EE. UU.

Bastará que García Luna amenace con revelar la configuración de la oficina de la CIA en México, la forma de elaborar sus reportes, los nombres de los jefes de estación, los entrenamientos del FBI y sobre todo el enfoque de defensa nacional de los EE. UU. sobre México. Además, García Luna tiene datos sobre las operaciones de intervención militar de los EE. UU en México para perseguir narcos y los entrenamientos de militares estadunidenses a fuerzas de seguridad nacionales.

En 1982 agentes federales arrestaron en San Diego al superpolicía político Miguel Nazar Haro, autor de la estrategia de tortura y desaparición de disidentes como oficial y jefe de la Federal de seguridad porque conducía autos robados que él mismo enviaba de México a los EE. UU. Antes que otra cosa ocurriera, la CIA operó presiones para liberarlo. Una sobrina de Nazar, por cierto, era secretaria del jefe de la estación de la CIA en México, de acuerdo con datos del ex jefe de estación Winston Scott.

A pesar de las imágenes de desmoronamiento en sus dos primeras comparecencias en tribunales de los EE. UU., García Luna fue siempre un hombre de estrategias, de negociaciones adversas y superviviente en las luchas palaciegas. Sabe que los datos que puede negociar con los EE. UU. no tienen que ver con Fox, Calderón, Peña Nieto, sino con los jefes de seguridad de oficinas estadunidenses.

Y respecto al dinero recibido, no han convencido los datos de que recibió maletas de dinero en restaurantes públicos y a su favor tiene las dudas de los presuntos corruptores que no han declarado cifras exactas sino aproximaciones. De esas acusaciones no hay pruebas concretas, sino sólo presunciones en voz de testigos protegidos. Es cierto que los jueces estadunidenses pueden darle más valor a la acusación que a las pruebas, pero García Luna podría resistir ese juego judicial obligando a fiscales a presentar pruebas reales de ese dinero.

De ahí que el caso García Luna pudiera desvanecerse pronto en los sótanos del sistema judicial acusatorio de los EE. UU. y el juicio se alargue. El Chapo se asustó con las acusaciones y entregó información a cambio de nada. García Luna tiene la sartén por el mango y falta que pueda manejarlo con destreza para salvarse sin delatar a nadie.

 

Ley de la Omertá

Una de las novelas clásicas de la literatura policiaca estadunidense es Cosecha Roja, de Dashiell Hammett, publicada en 1929, en plena crisis económica por el desplome de la bolsa de Nueva York y crisis de seguridad por la prohibición del alcohol y por tanto el surgimiento de las mafias. La novela ocurre en un pueblo llamado simbólicamente en juego de palabras como Poisonville o pueblo envenenado. A ese lugar llega un detective privado de la famosa agencia La Continental para ser contratado por el director de dos periódicos para deshacerse de mafiosos.

Un grupo de malosos había llegado al pueblo llamados por el cacique local, por cierto padre del director del diario. Pero poco a poco los delincuentes se fueron quedando y tomaron el control del pueblo y no había fuerza que los echara. De modo natural, los delincuentes ya habían corrompido a policías locales.

El microuniverso de la corrupción delictiva en poblaciones pequeñas o grandes es siempre el mismo. Y la única manera de resolver el problema fue el de la violencia para liquidar la violencia. Los delincuentes fueron muertos en lo que se resumió el título: una cosecha sangrienta de cadáveres.

Hay obras de la literatura clásica que debieran ser de cabecera de las autoridades de seguridad porque ayudan a entender la mentalidad criminal de los delincuentes,

Zona Zero

·      Guanajuato se ha convertido en la Tamaulipas del crimen organizado. Las autoridades locales no pueden, pero no colaboran con las autoridades federales para combatir la inseguridad pública que afecta a los ciudadanos y la inseguridad interior que afecta al Estado, a las autoridades locales y que suple la acción del gobierno.

·      Y Nuevo Laredo volvió a incendiarse. Lo que queda claro es que las autoridades carecen de un diagnóstico de las bandas criminales y no tienen fuerzas de seguridad que puedan combatir a los cárteles. En tanto que afectan la seguridad interior y la nacional por la frontera estadunidense, no queda más que movilizar a grupos especiales de las fuerzas armadas para recuperar una parte de la soberanía territorial del Estado nacional que ha sido ocupada por los delincuentes.

·      La extorsión telefónica se ha reactivado. De nueva cuenta se tienen datos de inteligencia que señalan que las bandas son operadas desde reclusorios vía teléfonos celulares. Desde 2008 se anuncio el bloqueo de señal para celulares en reclusorios, pero es sospechoso que las autoridades no puedan vencer a los delincuentes.

El autor es director del Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

seguridadydefensa@gmail.com

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo

Nacido en la ciudad de Oaxaca en 1951, Carlos Ramírez comenzó su vida profesional en el periodismo en 1972. Y desde entonces ha estado ininterrumpidamente en el periodismo mexicano. Además de la práctica periodística, ha sido profesor de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Iberoamericana, además de ser un conferencista cotidiano en universidades de todo el país. Autor de la columna; Indicador Político Twitter: @carlosramirezh Página Web: http://indicadorpolitico.mx

Seguir leyendo...
Advertisement
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arte y Cultura

Presentará José María Muriá ‘De no ser por México’ en Haret, de Tonalá

Avatar

Publicado

el


Tras haber registrado una exitosa inauguración, la Cafetería y restaurante literario y cultural Haret, situada en las orillas de la Barranca de Oblatos en la colonia Nueva Israel del municipio de Tonalá, sigue avanzando en el propósito de impulsar la literatura y las artes en esa zona que tiene una gran historia del municipio que lleva por lema; “Lugar por donde sale el Sol”.
Y dentro de esas actividades tiene programada la presentación del libro titulado; “DE NO SER POR MÉXICO” del reconocido autor e historiador jalisciense Dr. José M. Muriá y con el prólogo del destacado jurista Sergio García Ramírez.
El evento tendrá verificativo el próximo sábado 25 de enero a las 11 de la mañana y la entrada será libre.
Cabe mencionar que al finalizar el evento, el autor firmará libros.
Seguir leyendo...

Gobierno

Columna Tiempo Nuevo: Combatir la extorsión

Avatar

Publicado

el


Salvador Guerrero Chiprés 

Desde la noche del 24 de diciembre de 2019, cinco mercados (en las alcaldías Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Xochimilco) se han incendiado, reabriendo un debate con muchas aristas. No es la primera vez, por ejemplo, que La Merced sufre daños por el fuego y tampoco es la primera vez que se habla de tomas de electricidad sobrecargadas y clandestinas.

Antes de apuntar hacia las células criminales que se dedican a extorsionar en la zona Centro, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, pidió que no se especulara al respecto: tras los peritajes, los trabajos de investigación y criminalística, se descubrió que la causa de los siniestros fueron los cortos circuitos. 

La Fuerza Antisecuestro reveló, a la par, que específicamente en estos casos no hay denuncias de extorsión; en los trabajos de campo tampoco se encontraron testimonios. Sin embargo, el tema ya fue captado por el ojo de la prensa y aunque los incendios tengan otra causa, es probable que los padecimientos de los locatarios, víctimas del crimen, estén sobre la mesa de debate. 

La tragedia muestra un problema, ya viejo, de infraestructura y legalidad. Y toca, lateralmente, la tensión que contrapone y enfrenta al comercio con la delincuencia; por su parte, la Secretaría de Seguridad Ciudadana ha capturado de manera paulatina a ciertas figuras clave del crimen en la capital. 

A grandes rasgos, los extorsionadores actúan con alevosía y se sirven de la presión psicológica, de la manipulación y el miedo para atacar a sus víctimas. Debido al método, el afectado no sólo enfrenta una merma material (y moral a la vez) sino que imposibilita la denuncia, el eslabón inicial para combatir al crimen. 

Bajo amenazas, amedrentado, piensa que si pide ayuda será peor para él, y así integra un proceso que lacera a la sociedad en varios niveles. En este círculo vicioso, los modelos extranjeros y la ventaja histórica respecto a ciertos fenómenos pueden ampliar el umbral de posibilidades de combate a favor de la sociedad y la autoridad. 

En Italia, donde el crimen organizado tuvo una estructura sólida décadas antes de que en México se viera lo mismo, se han delineado estrategias con resultados puntuales. Curiosamente, el tipo de extorsión que afecta a los locatarios es presencial y se le conoce como siciliana. En Italia el fenómeno no se delimita sólo a la noción de que la denuncia es esencial, sino que se ha optado por proteger a los testigos y romper el primer eslabón del círculo.

Dicho acto conforma la triada del modelo de éxito que ha reducido las cifras de extorsión y se ha implementado en Honduras y Colombia, donde también existe cierta ventaja histórica en la materia. 

Los siguientes pasos son la aportación de recursos, por parte de empresarios, para sostener al sector, y la capacitación policíaca. En la ciudad, la estrategia del combate al crimen ha sido replanteada con resultados favorables. Para alcanzar un golpe definitivo quizá sea importante la evaluación de todas las herramientas de las que disponen la autoridad, los ciudadanos y empresarios del tamaño que sean.

@guerrerochipres  

Seguir leyendo...

Gobierno

Columna Tiempo Nuevo: La migración en el espejo

Avatar

Publicado

el

Salvador Guerrero Chiprés

La identidad cultural del México contemporáneo sería impensable sin el antecedente de las miles de personas que recibieron refugio tras el exilio republicano, cuando Lázaro Cárdenas les abrió la puerta entre 1939 y 1942. Dos años antes, en 1937, León Trotsky fue acogido por esta tierra de refugio. Luis Buñuel, personaje incómodo y controvertido, encontró su segundo hogar aquí. A principios de la década del 80, Rigoberta Menchú, ganadora del Premio Nobel de la Paz, también llegó al país.

Considerando este historial, parecía predecible que México asilara a Evo Morales, a pesar de que los acontecimientos se encadenaron en medio de una de las grandes tensiones políticas de la historia reciente de América Latina; incomodidades que también se vieron en otros casos icónicos de exilio.

Esta recapitulación tiene relevancia porque en un escenario xenofóbico e intolerante, cuyas insignias son Donald Trump, Marine Le Pen y Jair Bolsonaro, México se ha mantenido como un punto de excepción. Sin duda, el éxodo de nuestros migrantes nos hace más sensibles a esta problemática.

Los centroamericanos espejean la travesía de quienes, rebasados por la falta de oportunidades, abandonan México en busca del sueño americano. En lugar del Río Bravo, para los centroamericanos está el Suchiate, que bordea Guatemala y México.

Cuando en los discursos diarios del Ejecutivo se plantea que la caravana migrante de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala será tratada con una óptica humanitaria, la realidad es habitada por matices esperables.

Se ha hablado de miles de empleos disponibles en la frontera sur, de albergues y atención médica, pero también es cierto que la mayoría de los mexicanos —y me atrevo a decir que de los habitantes de cualquier país— prefieren que sus fronteras sean resguardadas.

Ya desde la década de los 90’s, el politólogo neoyorquino Samuel Huntington popularizó la noción de la frontera como un espacio de identidad compartida que para existir requiere “defenderse” de la invasión de otras identidades.

Ayer, la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración frenaron al grupo de 800 integrantes de la Caravana 2020 de centroamericanos que avanzaba sobre la carretera federal hacia Tapachula; los interceptaron a la altura del Municipio de Frontera Hidalgo, donde descansaban después de haber caminado más de seis kilómetros. Los indocumentados fueron trasladados a la Estación Migratoria Siglo 21.

¿Es falta de humanidad? ¿Es defensa de la seguridad nacional? ¿Es responsabilidad frente a una obligación para mantener cierto tipo de orden internacional? ¿Se debería permitir la violación flagrante a la ley de quienes en su intento de cruzar la frontera agredieron a elementos de la Guardia Nacional?

El Gobierno de México ha reiterado la posibilidad de entrar de manera ordenada y cumpliendo los requisitos de ley. Lo demás queda en los hechos.

@guerrerochipres

Seguir leyendo...
Advertisement


Tendencia