Connect with us
Avatar

Publicado

el

Óscar Ábrego*

Pablo Lemus es un hombre al que respeto. Hay que reconocer que ha tenido un importante crecimiento, en especial como político, aunque insista en afirmar en que no es tal. De igual forma debemos apreciar la habilidad –es un gran vendedor de sí mismo- que ha demostrado para colarse entre los nombres que se perfilan como protagonistas del próximo proceso electoral.

Sin embargo, de unas semanas a la fecha, Lemus Navarro comenzó a develar algunas debilidades dignas de atención; si bien es cierto que se mantiene con un significativo nivel de posicionamiento en los sondeos de opinión, la verdad es que él mismo empezó a dar muestras de desesperación y vulnerabilidad.

Una de ellas, quizás la más evidente, es que no encuentra su lugar; su velada -pero paradójicamente notoria- insistencia en querer aparecer en la boleta como candidato a la presidencia municipal de Guadalajara, lo hace ver mal. En el primer círculo de la corte alfarista, está decidido que quien lleva mano en esa encomienda es Ismael del Toro, como el propio Pablo lo ha mencionado. No obstante ello, todas las señales que envía a la opinión pública dicen lo contrario.    

Sobre lo anterior, conviene plantear una pregunta. ¿Por qué el alcalde de Zapopan, con cinco años al frente de la administración, quiere dar el brinco a la capital tapatía sin contar siquiera con el trabajo y las estructuras territoriales que impone una aspiración de esa naturaleza? La respuesta que encuentro, por supuesto, además de la legítima ambición de mantenerse en el poder, es que él y su equipo consideran que las encuestas son argumento suficiente para justificar dicha pretensión, lo que es, a todas luces, un auténtico despropósito.

Otra debilidad es la que se refiere a la arrogancia. En distintos círculos miran en Lemus a un funcionario sobrado, que en el camino perdió la frescura que lo diferenciaba de la pedante aristocracia naranja. Ya resulta imposible creerle cuando asegura que le da igual tener hueso en el futuro o regresarse a la iniciativa privada. De hecho, cercanos a su primer cuadro de colaboradores, sostienen que parte de la estrategia mediática del ex presidente de la Coparmex, consiste en inculcar en el imaginario colectivo dos ideas: una, que es un ciudadano que gobierna de modo eficiente; y la otra, que es un tipo sencillo. De la primera, hay resultados positivos. Respecto de la segunda, no ha logrado permear, ya que a los oídos de bastantes, incluidos no pocos periodistas, se le escucha impostado y carente de franqueza.  

Pero existe una que debería preocuparle en extremo, y es la relativa a lo que trasciende en las esferas empresariales, industriales y de comercio. En lo personal soy enemigo de los rumores, pero cuando son tan consistentes, y más viniendo de hombres y mujeres de alto reconocimiento ético en el mundo de los negocios, lo menos que merecen es consideración. Y es que en diversas mesas y oficinas ejecutivas, hay un tema constante en torno al actual gobierno de Zapopan: la corrupción.

Es muy posible que pronto, de confirmarse estos comentarios, que brote de los drenajes del palacio municipal todo el mugrero del que se habla. Gente de las confianzas de Pablo estaría involucrada en moches, extorciones y negociazos al margen de la ley.  

Casi para concluir, no está por demás resaltar que una cosa es lo que difunden sus publicistas y otra la que se vive en las colonias y comunidades zapopanas. Como ejemplo, basta con decir que he venido sosteniendo encuentros con líderes vecinales de los distritos 4 y 6 y los reclamos sobre el abandono por parte de las autoridades son estridentes.

A pesar de todo, en más de un sentido Jesús Pablo Lemus Navarro es una grata revelación. Soy de los que cree que su presencia le viene bien a la clase política jalisciense. Por eso verlo sentado en una curul local o federal no sería una sorpresa.
*Óscar Ábrego es empresario, consultor y analista político 

 

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Campañas

Favio Castellanos va por Morena en el distrito XI de Guadalajara

Avatar

Publicado

el

A unos días de que inició el registro de aspirantes a los diferentes cargos de elección popular dentro de Morena, quien sigue punteando para ganar la encuesta de la candidatura a la diputación del Distrito Once Federal en Guadalajara es Favio Castellanos Polanco

El joven tapatío ha venido operando desde hace tiempo el fortalecimiento de la estructura del partido en el estado de Jalisco conformando comités de defensa del voto y tomando protesta a quienes encabezan las mesas directivas integradas por 10 miembros cada uno y donde, por cierto, ahora sí, el distrito once de Guadalajara es el que lleva un gran avance.

Recordemos que recientemente, Favio Castellanos Polanco realizó un evento masivo en donde reunió 600 liderazgos de la capital tapatía en un salón de reconocido hotel de la zona centro de Guadalajara y contó con la presencia y el espaldarazo de Manuel Espino Barrientos vía su organismo civil denominado Ruta Cinco.

Por lo visto Favio Castellanos no se confía o no echa campanas al vuelo rumbo al 2021 y prefiere apuntalar el posicionamiento de su partido y no sólo fortalecerlo en este 2021, Favio apuesta a consolidar la estructura rumbo al 2024.

Morena y sus militantes están a punto de decidir quiénes los representarán. Favio será muy probablemente el candidato de ese partido en el Distrito XI: ahí vive, ahí ha vivido siempre y eso es básico para cumplirle, en este caso a la gente de Guadalajara y a la 4T que va a hacer la postulación.

Continuar Leyendo

Gobierno

Regalo envenenado del PAN Jalisco a Enrique Alfaro: piden Día del Covid y se alinean muchos para insultos

Avatar

Publicado

el

Un super regalo envenenado hizo hoy la diputada de Acción Nacional a Movimiento Ciudadano y al gobernador Enrique Alfaro. Esto equivale a aquella mega mentada de madre que los jaliscienses le regresaron al gobernador de entonces, Emilio González Márquez.

Leamos Mural en su portal web hoy jueves 21 de enero: “Para reconocer al Gobernador Enrique Alfaro (sic) y el trabajo del personal de salud, la diputada del PAN, Irma Verónica González, propuso al Congreso de Jalisco dedicar un día al año al coronavirus; la iniciativa ya fue aprobada en Comisión de Educación, falta aval del Pleno.

“Según la asambleísta, se debe tener un día para conmemorar y reconocer el esfuerzo y trabajo de quienes se desempeñan en el área de la salud y han atendido a pacientes con coronavirus.

“Se declara el día 13 de marzo de cada año como ‘Día Estatal de la Lucha contra el SARS-CoV-2”, indica el proyecto legislativo que se perfila a ser aprobado por el Congreso local”.

Bueno, sería mejor que lo hicieran el domingo 6 de junio, porque los que vamos a ir a votar en las urnas podemos agradecerle al gobernador que con sus discursos ya Jalisco es el segundo lugar nacional en contagios y en muertos. Y saliendo de las casillas podemos ir a regalar flores, dulces buenos, y un saludo al personal médico. Para separar lo bueno de lo peor.

Mientras, que bien por la diputada.

Continuar Leyendo

Gabriel Torres Espinoza

Biden: la derrota de la estridencia

Avatar

Publicado

el

Gabriel Torres Espinoza*

Con independencia de lo inusual que fue la Ceremonia de Investidura del Presidente 46º de EE.UU., Joe Biden, destaca que su discurso inaugural y primeras acciones fueron cargadas de simbolismos y significados que resultan tanto alentadores como orientadores.

Biden hizo especial énfasis en la “unidad” de los norteamericanos, y señaló: “Tenemos que terminar con esta guerra civil que contrapone a republicanos y demócratas, a conservadores contra liberales”. Frente a los sectarismos políticos azuzados desde el poder; la respuesta es la conciliación entre la divergencia. Para el clima de polarización y crispación social; palabras que llaman a la unidad, sin dejar de reconocer la pluralidad en ella. Se trata de un importantísimo mensaje de mesura, desde el epicentro de la democracia norteamericana, ante los extremismos políticos-ideológicos, que ganaron adeptos en todo el Mundo, por la insurgencia de liderazgos que llegaron por medios democráticos al poder, pero que a la postre se convirtieron en los principales disidentes de ella.

En cuanto a la pandemia, fueron evidentes los contrastes. La constante de Trump fue la minimización del virus, para darle la ‘espalda’ al consejo de los científicos; el desprecio por la evidencia científica, se retrataba ‘de cuerpo entero’ en su desdén por el uso del cubrebocas; sin contar la trágica frivolidad, que fue indemne ante la tragedia que evidenciaban los indicadores que situaban a EE. UU. como el país con el mayor número de víctimas en el planeta -tanto de infectados como de muertos-.

Por el contrario, en su mensaje inaugural, Biden, con palabras de solidaridad ofreció un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia. Recientemente anunció un Plan de Rescate a la economía estadounidense, reconociendo una doble crisis derivada de la pandemia: la sanitaria y la económica. Ante “el fracaso estrepitoso” en el programa de vacunación de Trump, se ha planteado un reto titánico, pero viable con voluntad política: vacunar a 100 millones de personas en sus primeros 100 días de gobierno. Por otro lado, él y su equipo usan siempre el cubrebocas, y exhorta reiteradamente a la población utilizarlo. Además, EU se reincorporará a la OMS. De forma que se restablece el diálogo con los científicos y la autoridad de la ciencia.

El Presidente, ‘mato dos pájaros con un solo tiro’, en estas decisiones cargadas de significados 1) revalidó la importancia en la integración y la cooperación internacional, y 2) refrendó su compromiso de combate al calentamiento climático, con el regreso al Acuerdo de París.

La ‘respuesta’ de Biden ante el ‘supremacismo’ racial y la misoginia, fue la alineación del gabinete más plural -en términos étnicos y de género- en la historia de EE. UU. y su decisión de incluir, a Kamala Harris, como su compañera de fórmula. La xenofobia, fomentada por su predecesor, ha sido puesta en ‘jaque mate’ con el anuncio de una reforma migratoria “radical” que otorgará la ciudadanía a migrantes indocumentados y crecerá el número de refugiados. Finalmente, en su primer mensaje, destacó el llamado a la defensa de la verdad en la vida pública, de cara a las “mentiras que se dicen para conseguir poder”. Otro duro revés para las fake news, y nuevos bríos para la libertad de prensa.

Continuar Leyendo
Advertisement
Advertisement





Tendencia