A Fondo Jalisco
Image default
Horacio Villaseñor Manzanedo La Aldea

Eliminar el Fondo Metropolitano, es lo mejor para los municipios

Horacio Villaseñor Manzanedo

Contrario a lo que muchos creen, eliminar el Fondo Metropolitano es lo mejor que puede pasarles a los municipios conurbados. Creado por el gobierno federal hace 15 años, el Fondo Metropolitano, solo hizo que los ayuntamientos de municipios conurbados no entendieran que su metropolización era un fenómeno más que exigía mayor efectividad de sus administraciones, que además de solucionar los problemas públicos propios de su orden, los municipales, ahora tenían también que, eventualmente, estudiar la conveniencia de asociarse o coordinarse, entre ellos, en asuntos comunes de su competencia, lo que además, les ocasionó que se volvieran unos parásitos y mantenidos del gobierno federal. Mejorar la gestión y el desarrollo sustentable de las zonas metropolitana era y es otro reto más, en el ámbito de sus competencias, para los gobiernos municipales, ahora además deberían aprovechar la facultad que la constitución les da para ahorrar recursos organizándose asociada o coordinadamente en temas comunes, esto es que pueden ingeniárselas para potabilizar el agua, tratar las aguas servidas o eliminar los residuos sólidos juntos, optimizando recursos, ahorrando, y mejorando los servicios que obligadamente deben proporcionar. Así pues, con el pretexto y la distracción del Fondo Metropolitano, los ayuntamientos se hicieron los desentendidos y todos culparon de todos los problemas metropolitanos a la falta o insuficiencia de ese recurso federal que en realidad fue creado como un extra, un apoyo o un subsidio para los municipios. Bonita cosa, solo sirvió para que las inútiles administraciones públicas municipales tiraran el dinero regalando mochilas, despensas, uniformes, gastos tontos y electoreros, abandonando la solución de problemas importantes como los servicios de agua, drenaje, parques, limpieza, alumbrado, pavimentos, panteones, rastros, policía y tránsito, etc. Por ignorancia y ante la evidente incapacidad para dirigir un gobierno municipal, los presidentes politiqueros siguen creyendo la tontería de que es una ventaja pertenecer formalmente a una zona metropolitana porque les permite acceder a dinero del Fondo Metropolitano, como zánganos profesionales, cuando en realidad, no contar con independencia pecuniaria, es idiota. El otro error metropolitano fue crear un Área integrada con diez municipios que en principio no tienen problemas comunes y que no se entienda que los problemas metropolitanos municipales no son todos los problemas de una metrópoli donde hay de manera concurrente asuntos de orden estatal y federal, de allí que el Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del Área Metropolitana de Guadalajara (IMEPLAN), en siete años de vida no ha solucionado nada, no ha servido para nada en temas municipales importantes y, desorientado, no ha habido ni habrá resultado favorable alguno para la mayoría de la gente, desde allí. La buena noticia es que por lo menos un candidato, Juan Carlos Villarreal, candidato a Presidente Municipal de Tonalá por el partido político Hagamos, ha manifestado saber que coordinar no es ceder atribuciones, darle el poder de decisión sobre las cosas que afectan a Tonalá a una instancia que los tonaltecas ni conocen ni eligieron esa vía para solucionar sus problemas y ha propuesto recuperar todas las atribuciones municipales para poder hacerse responsable de sus soluciones, proponiendo que la coordinación metropolitana debe ser, en principio, solo entre los cuatro municipios que sí están conurbados y que sí tienen problemas institucionales comunes, Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá. Propone el desarrollo del Primer Libro Blanco Intermunicipal en México, un espacio inteligente institucional en el que la sociedad económica y civil, junto con los científicos, consultores y gobiernos decidan y consensen el futuro deseable para la Zona Metropolitana de Guadalajara en materia de desarrollo territorial, movilidad y, en sí los grandes problemas medioambientales. Enhorabuena, al menos se ve, en esta elección, una inteligencia y sensatez entre tanto candidato ignorante, ambicioso e hipócrita. ¡Bravo!    

Temas relacionados

Con tanto tonto, jamás habrá valor público

Horacio Villaseñor

Opinión•Guadalajara en 2022, no mejorará nada

Horacio Villaseñor

Opinión• El “rollo” de la reconstrucción del tejido social, desde el gobierno, es eso, puro rollo

Horacio Villaseñor

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies