A Fondo Jalisco
Image default
Derechos Humanos Latitud

Puerto Vallarta: niñas en la fiesta del lobo

Opinión

Pamela Vázquez* y Tunuary Chávez*

*Unidad de Análisis y Contexto de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco 

Cuarenta mujeres jóvenes, en su mayoría adolescentes, fueron rescatadas el pasado sábado 16 de junio en Puerto Vallarta por un operativo llevado a cabo por la SEIDO y la Policía Federal (Grupo Milenio), las niñas eran víctimas de trata, y unas horas después podrían serlo de desaparición.

En este caso resaltan tres cosas: la primera, es la alta demanda por el turismo sexual infantil; la estrategia de captación basada en la red social Whatts App en donde, de acuerdo a la OSC Colectivo Mujeres Ayudando a Mujeres, invitaban a las jóvenes a asistir a una fiesta; y la tercera, las características físicas similares de las víctimas.

Este caso es sólo la punta del iceberg, el fenómeno de la trata de personas es flexible y cambiante con las necesidades de la demanda del mercado, aunado al contexto de impunidad y corrupción que se vive en el puerto, el estado y el país que hacen posible este fenómeno criminal que se aprovecha de la inocencia de la víctima.

Esta ciudad costera tiene el tercer lugar de en trata de mujeres en Latinoamérica; México es el productor del 60% de la pornografía infantil en el mundo (Fundación Camino a Casa A.C, 2016) y el 71% de las víctimas de trata a nivel mundial son mujeres y niñas (ONUDC, 2016).

La trata de personas, en particular de mujeres, es una de las causas de desaparición, nueve de cada diez mujeres desparecidas posiblemente están siendo víctimas de explotación sexual en algún lugar de México o de otro país.

Estos fenómenos se correlacionan en la edad y características físicas de las víctimas. En el caso de las mujeres, en este sentido, la Unidad de Análisis y Contexto de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco ha documentado dicha relación. En el estudio Niños, Niñas y Adolescentes Desaparecidos (2018), expone que el fenómeno demujeres víctimas de desaparición en la Zona Metropolitana, Puerto Vallarta y Lagos de Moreno tiene una media de 26 años, una moda de 16 y una mediana de 24. Es decir, la mayor cantidad de mujeres desaparecidas en esta región son adolescentes menores de edad.

De acuerdo con la Oficina de Drogas y Crimen de las Naciones Unidas, en su diagnóstico sobre trata de personas en México, el rango de edad de las víctimas oscila entre los 13 y 24 años, siendo las edades de 16 y 17 años los de mayor número de casos (2014, pg. 64)., es decir, el de mayor riesgo

Se agudiza cada vez mas el fenómeno criminal de trata y desparición de mujeres, niñas y adolescentes ,esto a pesar de la existencia de la Alerta de Violencia de Género en el municipio de Puerto Vallarta desde el 2016; la creación un Área de Investigación sobre la Trata de Personas; la Dirección General de Atención a Delitos contra la Indemnidad Sexual y la Integridad de las Personas; una Fiscalía Especializada en Desaparición de Personas, así como la Unidad de Investigación contra Delitos de Trata de Personas, Mujeres, Menores y Delitos Sexuales.

El fenómeno de trata de personas se moviliza por zonas geoestratégicas (RGPED, 2018), la huella de las rutas de personas extraviadas y desaparecidas son también rutas de flujo de drogas, personas, armas de fuego, minerales, maderas preciosas, órganos humanos y otras “mercancías” del crimen organizado, siendo los puertos y salidas al mar puntos importantes para la economía ilegal (Ver mapa de tasa de incidencia de desaparición en el Estado de Jalisco).

En este sentido, la “Recomendación General sobre el derecho a la protección de todas las personas contra la desaparición forzada y desaparición cometida por particulares” emitida por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, publicada el 21 de marzo de 2018, especifica la importancia de la activación de alertas municipales y regionales, detonando mecanismos multilaterales de prevención, atención y defensa, focalizado en el mercado de la trata de menores y el turismo sexual en Puerto Vallarta y todo el Estado de Jalisco.

Indigna en lo profundo a la sociedad que las mujeres sean tratadas como mercancías vivas registradas en un mercado donde incluso son tatuadas a fuego en la ingle, como lo hacía Keith Raniere, detenido en Puerto Vallarta en marzo de 2018, fundador de Nxivm, secta acusada de tráfico sexual, conspiración para trabajo sexual y forzado en contra de mujeres. Se trata de una red internacional que opera en México Estados Unidos y Canadá vinculada a personajes como Emiliano Salinas (hijo de Carlos Salinas de Gortari) y Victoria Fox (hija de Vicente Fox) (El Universal, 27 de marzo de 2018).

Puerto Vallarta sigue siendo la fiesta del Lobo, el mercado sexual que representa la génesis de uno de los dolores más agudos y permanentes de las víctimas directas y sus familiares que buscan a sus hijas con el deseo de encontrarlas, escarban fosas clandestinas arriesgando su vida, visitan cada semana el servicio médico forense, publican en redes sociales, distribuyen fotos, hacen marchas, ferias para generar fondos para continuar buscando, todo con la esperanza de encontrar a sus hijas con vida y salvarla de esa fiesta de lobos.

Temas relacionados

Mujeres y hombres del poder • ¿Qué tipo de ombudsman requiere Jalisco?

Gabriel Ibarra Bourjac

Emite la CEDHJ Informe especial sobre la situación actual de las cuencas hidrológicas en Jalisco

Staff A Fondo

Autoridades adeudan a los jaliscienses en derechos humanos: Hortensia Noroña

Staff A Fondo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies