A Fondo Jalisco
Image default
Comicios 2021 Horacio Villaseñor Manzanedo

Las propuestas de candidatos ¡puras pen…tonterías!

Horacio Villaseñor Manzanedo*

¿En dónde dice que le toca, a los gobiernos municipales, atender la educación, el empleo y la salud, o hacer una ciudad de las y los niños? ¡en ningún lado! Son tan tontos y tan miserables, los candidatos, que se la pasan proponiendo programas bandera en temas que, constitucionalmente, no les toca atender, que nunca podrán realizar o que solo sirven para vacilar a la gente y obtener, eventualmente, votos. En realidad, la inseguridad; las altas tasas de delitos; el deterioro del patrimonio de la gente por los inexistentes o muy malos servicios públicos; las obsoletas redes de agua y drenaje; la falta de agua potable; el intermitente o nulo servicio de limpia domiciliaria, de los camellones o parques y jardines; el pésimo servicio de vialidad y tránsito; el cochinero en los tiraderos de basura, pomposamente llamados rellenos sanitarios, los desagradables y sucios mercados, panteones, unidades deportivas y rastros municipales, en realidad no son el problema mayor, el verdadero problema es lo que genera tanta desgracia, es el gobierno municipal inepto que por cierto mantenemos con nuestros impuestos, nos cuesta mucho, le pagamos para que solucione las deficiencias institucionales, los problemas públicos que por ley debe resolver, pero que, en el mejor de los casos, por incapacidad directiva e ignorancia, cuando gobiernan, terminan haciendo lo mismo que hicieron los anteriores gobiernos, puras ocurrencias demagógicas que solo sirven para perder el tiempo, tirar el dinero y tenernos sobreviviendo en ciudades y municipios, peligrosos, desagradables, desastrosos, con gobiernos caros que no gobiernan que solo sirven para alimentar la soberbia y los egos de la facción ganadora en la elección y llenar sus bolsas de dinero no ganado moralmente. Los candidatos que ya gobernaron ya demostraron ser lo mismo que los anteriores, unos inútiles y observando las propuestas de los que aún no gobiernan, queda claro que sus incapacidades solo les dan para hacer lo mismo, nada importante. Las entidades públicas deberían ser ejemplo de un manejo escrupuloso de los fondos, asegurarse de dejar finanzas sanas, sólidas y firmes, en lugar de administraciones endeudadas. Los municipios debieron sanear sus finanzas y conseguir la solvencia y credibilidad social, inexistente hoy día. Implementar políticas públicas que les permitiera aumentar su nivel de inversiones y de autofinanciamiento mediante el ahorro corriente y la disminución de la deuda heredada. Debieron diseñar una reforma financiera con base en un manejo racional y eficiente de los recursos disponibles; lograr un equilibrio económico y financiero y posibilitar la independencia económica para poder satisfacer adecuadamente la demanda de los servicios públicos municipales, especialmente la demanda de los habitantes de menores recursos. Los ayuntamientos debieron reestructurar sus dependencias para asegurar contar con recursos suficientes provenientes de sus dos fuentes de ingresos: los directos a través de impuestos, derechos, productos y aprovechamientos, y las participaciones de los gobiernos federal y estatal. Debieron hacer un esfuerzo intenso y ampliar la base de los contribuyentes tratando de que todos cumplieran con sus obligaciones fiscales. Ajustar y actualizar las cuotas y tarifas de los diferentes derechos, productos y aprovechamientos. La importancia de los ingresos directos debió mantenerse e inclusive aumentarse para no depender de las participaciones de otros órdenes de gobierno. Un error más, recurrir a empréstitos para solventar programas de gasto e inversiones. Al contrario, en lugar de solicitar créditos debieron pagar por anticipado algunas de las deudas que se tenían, reduciendo el endeudamiento conteniendo el gasto corriente y de personal. Lo único que hay que proponer es poner a funcionar la función pública, que hoy no funciona. Sin embargo, para todo esto se necesita lo que más falta, inteligencia institucional, más escasa que el dinero. Por ello las propuestas de los candidatos, han sido, son y serán puras pen…tonterías. Ni hablar.  

Temas relacionados

Con tanto tonto, jamás habrá valor público

Horacio Villaseñor

Opinión•Guadalajara en 2022, no mejorará nada

Horacio Villaseñor

Opinión• El “rollo” de la reconstrucción del tejido social, desde el gobierno, es eso, puro rollo

Horacio Villaseñor

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies