Connect with us
Avatar

Publicado

el

La epidemia del coronavirus ha sido muy buen pretexto para que los políticos que nos gobiernan se olviden de la enorme responsabilidad que tienen de regresar la paz y tranquilidad a nuestras calles, plazas, parques, colonias y ciudades. Es la violencia criminal 14 veces más letal en Jalisco que el mismo COVID-19.

Es una epidemia sumamente letal que pese a las promesas que han hecho estos políticos que nos gobiernan cuando eran candidatos y buscaban el voto ciudadano, no han cumplido y difícilmente cumplirán. 

Los números fríos así nos lo indican: Durante los cuatro primeros meses de este año son cerca de 800 homicidios registrados en la entidad con un promedio mensual de 222 (227 en enero, 195 en febrero y 245 en marzo). En Jalisco tenemos una letalidad de 34 homicidios por cada 100 mil habitantes. En el país el primer lugar lo tiene Colima con 104.9, Baja California con 83, Chihuahua con 69.3, Guanajuato con 61.2, Morelos 53.5 y Yucatán es el más bajo con 1.5.

¿Qué tan efectivas han sido las estrategias que ha emprendido el gobierno de Jalisco que encabeza Enrique Alfaro para acotar y disminuir la ola criminal que golpea a la entidad desde que fue muerto por el Ejército y la Marina, Nacho Coronel en Lomas del Valle hace diez años?

Veamos qué nos dicen los números: en 2018, último año del gobierno priista que encabezó Aristóteles Sandoval se registraron 2,418 homicidios. En 2019, primer año de gobierno de Alfaro se registraron 2,672 asesinatos y la violencia criminal no la pueden frenar. Este domingo 10 de mayo se dio a conocer el hallazgo de cuando menos 25 cuerpos de personas en una fosa que estaba al interior de una finca en El Salto, además se localizaron cinco bolsas donde hay más restos humanos.

El pasado 15 de febrero el diario Mural dio a conocer de la localización de más de 500 indicios en cinco fosas clandestinas, localizadas en Lagos de Moreno, Jocotepec, en Tlajomulco, Zapopan y Tonalá. 

¡QUÉ COMPITAN QUIÉN ES MEJOR!

Hemos visto que en el tema de la epidemia de Coronavirus el Gobernador de Jalisco se ha aplicado al cien y qué bueno que así haya sido, logrando hasta el momento buenos resultados al evitar que la enfermedad tan contagiosa se saliera de control. Para ello Enrique Alfaro ha encabezado el grupo multifactorial que se ha creado, donde no sólo se ha visto el tema sanitario, sino también el económico. De la misma forma ha elaborado numerosos videos en el que presume los resultados, lo que le sale en forma muy natural, diciendo que han hecho el trabajo mejor que los de México, mejor que López Gatell…

ALFARO DEBE ENCABEZAR GABINETE DE SEGURIDAD

Como me gustaría que esa enjundia y pasión que le imprime nuestro gobernador al tema del coronavirus, lo haga por igual con el tema de la violencia e inseguridad, que también arme los videos y compare los buenos resultados con otros estados, que presuma que aquí se enfrenta con valor y responsabilidad a los grupos criminales y que esa tasa de letalidad de 34 homicidios por cada 100 mil habitantes en dos años la bajen a la mitad y al final del sexenio estemos presumiendo tasas como las de Yucatán que son del 1.5 homicidios por cada 100 mil habitantes.

El Gobernador debe encabezar al Gabinete de Seguridad, auxiliado por el doctor Macedonio Tamez, Alfaro debe estar a la cabeza como jefe máximo de todos los integrantes del mismo, como jefe del Fiscal General, haciendo un seguimiento puntual a las estrategias. Y asumir este rol está más que justificado si consideramos que si COVID19 le ha quitado la vida a cerca de 50 personas en estos tres meses en Jalisco, la violencia criminal suma entre enero y este 10 de mayo cerca de 800 vidas, muchísimo más que este virus tan contagioso, pero no tal letal como el de esta epidemia violenta.

Por tratarse de una epidemia que roba tantas vidas, bien valdría la pena que Alfaro con su inteligencia, carácter, de hombre echado para adelante, pues que de la madre de todas las batallas por Jalisco para recuperar la paz y tranquilidad de los jaliscienses.

De su gestión han transcurrido ya 17 meses, estamos en el 18, tengamos presente que el tiempo transcurre muy veloz, que no se olvide que el principal problema de los jaliscienses se llama inseguridad y violencia, el tema de la epidemia del Coronavirus va a pasar, pero el de este flagelo que tanto lastima a las familias jaliscienses allí está y seguirá presente, tan solo los desaparecidos son cientos cada mes y cientos son las familias que les da tristeza, dolor y mucho llanto. 

Ojalá el Gobernador reflexione sobre este planteamiento que aquí presento y se involucre al cien para enfrentar la epidemia más letal que sufre Jalisco y si logra bajar los índices de letalidad y con su liderazgo derrotamos a la violencia criminal, yo seré el primero en aplaudírselo. 

¡Qué alegría nos daría que Jalisco con sus estrategias y programas lograra bajar la letalidad de homicidios como lo tiene Yucatán, 1.5 por cada 100 mil habitantes! Y entonces allí sí valdría compararnos con otros estados y presumir que Jalisco es muy chingón.

Las opiniones expresadas por los columnistas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Expedientes Afondo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gabriel Ibarra Bourjac

Los Hombres del Poder- La decisión de Alfaro en el IPEJAL

Avatar

Publicado

el

Gabriel Ibarra Bourjac*

Un dilema como Gobernador de Jalisco enfrenta Enrique Alfaro, que es tener que tomar decisiones sobre el presente y futuro del Instituto de Pensiones del Estado, del que dependen 150 mil familias jaliscienses y que tiene un impacto en cerca de medio millón de personas, considerando los familiares de los pensionados, jubilados y trabajadores en activo.

El tema tiene que ver con el trabajo que viene realizando la actual directiva del instituto, encabezada por su Director General Iván Argüelles al que a juzgar por la situación que viven los 38 mil pensionados en materia de servicios médicos deficientes y desabasto de medicinas.

Todo parece indicar que existe un desorden administrativo que puede generar una crisis en Pensiones del Estado a corto plazo si no se toman las medidas que la situación exige, toda vez que su actual director general parece que no puede con la operación de este organismo.

AQUEL COMPROMISO DE ALFARO

En la edición de hoy de nuestro semanario se recuerda aquel compromiso que asumió el Gobernador Enrique Alfaro el 27 de julio del 2019 de que arreglaría Pensiones para que funcione bien. El Gobernador así lo dijo: “Por primera vez, vamos a lograr que lo que está sucediendo en Pensiones y lo que va a suceder, va a ser un asunto que vamos a platicar de frente con los trabajadores, no se van a tomar las decisiones nada más en un pequeño comité a espaldas de quienes aportan con su trabajo”.

Y fue ese día en el que el Gobernador Alfaro anunció la creación del Comité de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Cuentas del IPEJAL, mismo que oficialmente se integraría el 21 de octubre de 2019, o sea ha transcurrido poco más de un año de su instalación y que tendría como función la transparencia y rendición de cuentas a los trabajadores, conforme así lo determinó el propio Alfaro.

Este Comité de Vigilancia está integrado por los representantes de cuatro federaciones, la asociación de pensionados y jubilados, al igual que una representación del Gobierno.

Se dijo que el Comité de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Cuentas tendría acceso a toda la información, que ya no se ocultaría para que los trabajadores tengan las puertas abiertas y las cuentas abiertas de ese fondo de decenas de miles de millones de pesos que es de los trabajadores.

La dirigente de la Federación Democrática de los Trabajadores de Jalisco, Martha Elia Naranjo sería la primer presidenta del Comité de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Cuentas al ser electa por un periodo de tres años. Ha pasado un año y la frustración se apodera de este Comité cuando aquel compromiso del Gobernador Alfaro de transparentar la información de IPEJAL no se ha hecho realidad, ya que los diversos representantes de Comisiones de este Comité lo que han encontrado son candados que les impiden tener acceso a esta información.

La información que fueron solicitando a las diversas direcciones y departamentos de IPEJAL se las han dado a cuenta gotas, incompleta y escueta, conforme lo denuncia Matha Elia Naranjo en entrevista que se publica en esta edición de Conciencia. “Cuando nosotros tomamos esta responsabilidad por sentido común lo que quisimos hacer es saber dónde estábamos parados, poder tener un diagnóstico un poco más claro y más certero”.

El asunto es que la gente de Ivan Argüelles no soltó prenda, como si se tratara información de seguridad nacional, en tanto los problemas de la dependencia en vez de resolverse tienden a agudizarse, como sucede con el tema del abastecimiento de medicamentos, que a más de 20 meses de estar al frente del instituto no lo han podido resolver y la culpa se la están dirigiendo al Comité de Adquisiciones, integrado por representantes de los organismos privados que se convierten en juez y parte, lo cual si se quiere combatir la corrupción de fondo habría que sacar a los empresarios de estos comités de compra, quienes tienen la oportunidad y condiciones para servirse.

LA PREOCUPACIÓN DEL GOBERNADOR

La presidenta del Comité de Vigilancia aunque se resiste a señalarlo expresamente, señala entre líneas que la mala administración que enfrenta Ipejal es por falta de voluntad de su Director General y tal vez también de capacidad ya que le falta preparación, además de carecer de sensibilidad.

El tema ha llegado al Gobernador Alfaro, quien seguramente está preocupado por lo que está pasando en el IPEJAL y ha dejado en manos del Secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra, revisar el problema que se vive con Iván Argüelles y que no sorprenda que el Ejecutivo tenga que hacer movimientos para evitar que Pensiones del Estado se convierta en un problema financiero de mayor proporción, derivado del error de haber puesto al frente de Pensiones a un político en lugar de un financiero administrador.

Creo que el Gobernador Alfaro no valoró en su momento la importancia de IPEJAL, ni lo complejo que es administrar un organismo de esta magnitud que ofrece servicios a 150 mil personas con sus familias. Las decisiones que tome tendrán que ser rápidas antes de que la máquina se desviele y le reviente a él dicho problema, porque finalmente los perfiles él los palomea.

Continuar Leyendo

Gabriel Ibarra Bourjac

Los hombres del poder- ¿Jalisco en armas contra Amlo?

Avatar

Publicado

el

Momentos políticos muy complicados vive el gobernador Enrique Alfaro, producto de ese pleito que trae con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que ahora ya es abierto, sin disimulo y que es de pronósticos reservados, es un pleito desigual, el medir fuerzas entre el gobernador de un Estado y el Presidente de México.

El gobernador Alfaro tiene la obsesión de ser Presidente de México, como obsesión ha sido la famosa “Refundación de Jalisco”, que en diez y ocho meses de gobierno no ha mostrado cambio alguno en la forma de gobernar, ha sido aliado de la oligarquía dominante, principalmente de los desarrolladores y se ha confrontado con organizaciones ciudadanas que se han sentido lastimadas por sus decisiones equivocadas, que más que obedecer a una convicción democrática, nacen de los arrebatos de sentirse poderoso, del porque quiero y porque puedo lo impongo.

En el tema de la seguridad y de enfrentar con inteligencia a los grupos criminales, hemos visto los resultados desastrosos, basta recordar los miles de desaparecidos que se registraron durante el primer año de gobierno, dos mil seres humanos que ya no regresaron a sus casas. Un Estado incapaz de darle seguridad a sus ciudadanos.

Hoy el gobernador Alfaro está inmerso en la crisis mayor de su gobierno y derivada de la falta de tacto e inteligencia para operar su proyecto político con miras al 2024 al rodearse de un grupo de ambiciosos que lo han llevado demasiado temprano a una confrontación con el Presidente de la República a quien lo han desestimado. No están midiendo su fuerza.

Apenas han transcurrido 18 meses de su gobierno, ni una tercera parte y Alfaro ya abrió fuego contra el Presidente López Obrador, cuando lo acusó de estar detrás de la manifestación violenta del 4 de junio en el Centro Histórico de Guadalajara que generó daños y destrozos a diversos inmuebles, incluyendo el Palacio de Gobierno.

Esa acusación directa sin prueba alguna generó el malestar del tabasqueño, acusando a Alfaro de irresponsable, ya que sin sustento alguno hizo una aseveración muy delicada y que como consecuencia, generó la irritación de Andrés Manuel López Obrador y que seguramente tendrá un costo para el gobierno de Alfaro y para el Estado.

LIDERAR A OPOSICIÓN ANTI-AMLO

¿Qué puede pasar con esta confrontación? ¿Le dará simpatía nacional a Alfaro para convertirse en el líder de oposición que hasta el momento no ha surgido en el país ante ese poder que ha concentrado López Obrador que tiene el control de la Cámara de Diputados? ¿Se lanzará abiertamente el político jalisciense para enfrentar sin ningún freno al Presidente, atendiendo el malestar de un buen número de mexicanos que están inconformes con su gobierno y que quieren su destitución, como lo demandaron en la manifestación de los carros del pasado sábado aquí en Guadalajara en la que portaban leyendas a favor de Alfaro y en contra del político tabasqueño?

¿Hay riesgo de que el gobernador Alfaro no concluya su gobierno? ¿Lo pueden destituir en estos tiempos, como lo llegaron a hacer otros presidentes con gobernadores incómodos con o sin razón?

Carlos Salinas se echó a diez y ocho gobernadores, nada más. Si Alfaro le da motivos a López Obrador, ¿lo destituiría? ¿Qué reacción habría en Jalisco? ¿Se levantaría en armas? ¿Se separaría del Pacto Federal como algunas voces lo han pedido, naciendo la República Independiente de Jalisco?

AQUEL ANÁLISIS DE JAVIER MEDINA

El pasado año, precisamente en estas páginas de Conciencia el periodista Javier Medina Loera al ver los desplantes y mensajes de Alfaro hacia el Gobierno Federal, advirtió que éste era un juego muy peligroso y se fue precisamente a lo que nos dice la historia sobre el destino que han tenido la confrontación de gobernadores con el Presidente.

Le doy voz a Javier:

A juzgar por antecedentes históricos, las fricciones que han tenido desde las últimas campañas electorales los nuevos gobernantes de México y de Jalisco, Andrés Manuel López Obrador y Enrique Alfaro Ramírez, respectivamente, no auguran nada bueno para esta Entidad.
Recordemos que desde su creación, hace ya casi 200 años, Jalisco ha destacado en el panorama nacional no sólo por sus valiosos recursos humanos, económicos, naturales y culturales, sino también porque ha contado con políticos capaces de llevar buenas relaciones con el poder central.

BUENOS ENTENDIMIENTOS

La inmensa mayoría de los gobernantes jaliscienses desarrollaron en sus respectivas administraciones positivos entendimientos con jefes de la Nación de diferentes bandos (federalistas, centralistas, liberales, revolucionarios y conservadores), con lo que Jalisco obtuvo paso a paso importantes ventajas.
Claro está que entre los muchos gobernantes que colaboraron con el poder central hubo algunos que por diversas razones rompieron su amistad con los presidentes de la República en turno, lo cual resultó finalmente contraproducente para Jalisco tanto en lo político como en lo económico y social.

EL CASO DE IGNACIO VALLARTA

Entre los gobernadores “rebeldes” destaca en el siglo 19 el licenciado Ignacio Luis Vallarta, quien por sus aspiraciones presidenciales, que no eran bien vistas por el entonces presidente Sebastián Lerdo de Tejada, se enemistó con él, y Jalisco no tardó en sufrir las consecuencias.
Entre las obras de beneficio social que fueron suspendidas como resultado de aquel pleito figura la carretera Guadalajara-Colotlán, en la cual el gobernador Vallarta tenía especial interés porque pasaría por El Teúl, tierra de sus ancestros.

Vallarta había logrado incluso que el Congreso de la Unión aprobara un presupuesto de 40,000 pesos para iniciar dicha obra, pero a raíz del conflicto con el presidente, jamás llegaron esos recursos. Tan importante vía tuvo que esperar más de 100 años para ser terminada en tiempos del gobernador Enrique Álvarez del Castillo, gran amigo, por cierto, de otro presidente, Miguel de la Madrid Hurtado.

EL CASO DE ZUNO

Otro caso de “rebeldía” fue, ya entrado el siglo 20, el del gobernador José Guadalupe Zuno, quien habiendo llevado estrecha amistad con el presidente Álvaro Obregón, éste fue asesinado, sucediéndole en el cargo el general Plutarco Elías Calles, quien decidió quitarse de enfrente a Zuno.
Éste supo que Calles intentaba controlar el Congreso de Jalisco para desaparecer los poderes locales, pero adelantándose a tal proyecto pidió licencia y valiéndose del control político que tenía en el propio Congreso, nombró al sustituto que deseaba, “para salvar –dijo-el honor del Estado”.

Habrá que ver como termina este match. El Gobernador Alfaro sabemos que es muy valiente y echado para adelante, pero debe tener espacio para la fría reflexión y entender que la prudencia es también de gente inteligente y utilizarla puede evitarle costos y daños de los que después se podría arrepentir.

Continuar Leyendo

Destacada

Los Hombres del Poder- El callejón sin salida

Avatar

Publicado

el

Por Gabriel Ibarra Bourjac*

El sueño obsesivo de Enrique Alfaro es ser Presidente de México a cualquier costo. Hay quienes consideran que esto es una locura, sin embargo, su proyecto avanza sin que los obstáculos en el camino lo hagan desistir. Y si para jugar la aventura se requiere un salto al precipicio, Alfaro parece estar dispuesto a ir hasta el fin del mundo.

¿O cómo explicar ese señalamiento que le hizo en forma directa al Presidente de México, acusándolo de estar detrás de las manifestación violenta que el pasado jueves se registró en el Centro Histórico de Guadalajara, con incendios de vehículos, invasión y destrozos del edificio de Palacio de Gobierno, amen de la confrontación entre participantes y los cuerpos de seguridad que fueron completamente rebasados al ser tomados fuera de base?

Alfaro se atrevió a hacer una acusación muy delicada sin tener elementos que lo sustentaran, como producto de un arrebato más que lo distingue. Esta forma de hacer el reclamo, hay que decirlo, le sacó raja política, ya que fue bien visto fuera de Guadalajara, principalmente por aquellos que no comulgan con el gobierno de la 4T o que se decepcionaron de López Obrador.

Alfaro con esa audacia que lo distingue, aunque hay quienes le dan otra lectura -lo ven como un acto suicida- políticamente hablando, logró que lo consideren como el político que tiene los tamaños para confrontar a López Obrador. Luego saldría el historiador Enrique Krauze alimentándole el ego al político jalisciense al señalarlo que es el nuevo Mariano Otero, recordando las luchas en pro del federalismo que éste librara, aunque luego aparecería una factura por un millón de pesos que pagó el Gobierno del Estado a la revista Letras Libres del cual es presidente Krauze. O sea una gacetilla por un millón de pesos.

ALFARO DEBE GOBERNAR

El caso del asesinato del joven albañil Giovanni López que sucedió en Ixtlahuacán de los Membrillos el 4 de mayo pasado y que como tantos homicidios que se registran en Jalisco y en México, se pretendía manipular para evitar castigo a los causantes de la muerte de Giovanni, pero gracias a un video que se subió a las redes y que se hizo viral, se conoció la realidad, exhibiendo la complicidad que se había fraguado entre la Fiscalía del Estado con los autores para tapar el crimen.

Y todo empezó por un cubrebocas que tanto Giovanni como su hermano Christian no traían cuando estaban platicando fuera de su casa, como suele suceder en los pueblos, por lo que la policía al pasar y verlos les llamó la atención. Se generó la discusión y fue detenido el hoy fallecido. Dicen que en los pequeños detalles se aparece el diablo. Y es que cuando desde las alturas dictas una disposición, como lo hizo el Ejecutivo de hacer obligatorio la portación del cubrebocas como medida de prevención ante el peligro de contagio del coronavirus, facultando a los presidentes municipales la aplicación de la medida, y éstos a la vez le dan la orden a los policías, pues los gendarmes simplemente lo acatan, sin tener la debida preparación para hacer dicha tarea.

No es la primera vez que se ha reprimido a ciudadanos por no portarlos. Un caso muy sonado se dio en el municipio de Tala, donde se detuvo a un ciudadano por no portar el cubrebocas al salir de su casa en busca de comida. Esta forma de utilizar a la policía sin criterio provocó que el laureado cineasta jalisciense Guillermo del Toro, subiera un video condenando el hecho y exigiéndole al gobernador que pusiera un freno a estas agresiones que corresponden más a un estado totalitario que a uno democrático y de libertades.

LAS CONSECUENCIAS

Parece que los gobernantes de hoy no entienden que la sociedad cambió y como les da su voto, también los bota, cuando no les funciona. Algunos políticos de hoy se creen hechos a mano y sienten que el poder es eterno. Se suben al ladrillo y les gana la soberbia ante una alta carencia de humildad y autocrítica. Se sienten como elegidos de Dios, iluminados, y hasta lo presumen que tienen una misión divina.

Este nuevo choque entre el Gobernador y el Presidente tendrá sus costos. Seguramente Jalisco pagará las consecuencias. Es el costo que se tiene que pagar cuando el gobernador utiliza la plataforma y los recursos del gobierno estatal para trascender a nivel nacional.

El juego del gobernador ha escalado otros niveles y es muy temprano aun para estar buscando la Presidencia de México, que bien puede ser un deseo legítimo, pero todo debe ser en su momento, se ve que el gobernador Alfaro tiene prisa, esperemos que su futuro no se vea truncado por su imprudencia.

LOS CALLEJONES SIN SALIDA

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo Monreal, le envió a Alfaro un mensaje sereno pero muy claro cuando le dice: “el servidor público que ocupa posiciones de alto nivel tiene que actuar con tres características: con serenidad, con responsabilidad y con prudencia. Por esa razón le recomendaría que no se profundicen las diferencias, que no se genere mayor confrontación, que no se alimente mayor polarización, por esto puede conducir y provocar mayor encono y división ciudadana”.

Y esto que le expresa y recomienda Monreal a Alfaro, el jalisciense debe de hacer la reflexión: “De manera franca, sincera le reitero mi sugerencia respetuosa, buscar caminos de entendimiento, racional, inteligentes, de colaboración, de apoyo recíproco, alejados de callejones sin salidas, no hacer caso a las voces que le aconsejan este camino sin retorno. Debe hacerlo por Jalisco, no lo merecen las jaliscienses y los jaliscienses”.

Continuar Leyendo
Advertisement
Advertisement





Tendencia